Las Vegas de Alcorcón, no way!

0
230

 

¿A qué no saben de qué se habla en los mentideros de la Comunidad de Madrid? Nada más y nada menos que de Las Vegas, la city conocida mundialmente como Sin City, o «la ciudad del pecado», uno de los lugares donde el dinero se consume más rápido en menos tiempo. Azares del destino, fue un aventurero español quien la bautizara en 1829. Pero así como nadie hubiera imaginado la mayor ciudad del entretenimiento en medio de un desierto en Estados Unidos, a muchos nos cuesta visualizar una mini réplica de fantasía y lujuria a pocos kilómetros de la Villa española. ¡En tiempos de crisis apelemos al ingenio!

 

Entonces, imaginemos The Strip, la arteria principal que vincula a los impresionantes hoteles de Las Vegas, junto a la A5 (Autovía de Extremadura), a unos kilómetros del Ikea, por si después del gambling a alguno le apetece ahorrar en un mueblecito funcional. El hotel Bellagio no dispondría de fuente en la entrada pero sí de un McDonald próximo para quienes, después de haber perdido en las maquinitas, le apeteciera un McMenú barato. En vez de una réplica de The Venetian, un NH reclutaría pasillos con outlets, como ya existe en El Parque del Oeste en Alcorcón. Y la famosa pirámide de Nevada se ubicaría en el Opción, antiguo centro comercial de ocio que tuvo que cerrar sus puertas por falta de liquidez. Sí, al más puro estilo americano españolizado: Welcome to Las Vegas de Alcorcón!

 

Las Vegas Sands, el proyecto del multimillonario estadounidense Sheldon Adelson, está en la boca de algunos residentes de Alcorcón y de Vallecas, aunque van a necesitar paciencia porque no es más que una quimera en stand-by. La esperanza se presenta en números: 200.000 puestos de trabajo, tan necesario estos días. La Esperanza, la de Aguirre, que confiesa: «un rayo de luz en momentos de oscuridad». Pero, lamentablemente, este conjunto hotelero, que engrosaría casinos y salas de convenciones, va a necesitar un milagro. En primer lugar, como el que paga, manda, Adelson ya ha solicitado unas cuantas condiciones; una de ellas un préstamo de 25 millones de euros, cambiar el Estatuto de los Trabajadores, dos años de exención de Seguridad Social e impuestos estatales, regionales y municipales, entre muchos otros, dignos de estudio.

 

Cantos de sirenas y un milloneti norteamericano con ganas de invertir en nuestro país a pesar de las últimas estimaciones: otros dos años más de recesión económica en España. No me extraña que hasta al Sol le haya dado por quejarse y nos lance llamaradas en forma de tormentas solares. ¿Sabéis lo que nos dice? «Las Vegas de Alcorcón» no resuelve esta crisis.

 

Fátima Margu nace en la antigua Emérita Augusta (Mérida, Extremadura) un caluroso verano de 1981. Ha trabajado como profesora de Universidad, periodista e investigadora. Aficionada a Internet y eterna alumna con una única vocación: cuestionarse qué está pasando para procurar llegar a la Verdad de las cosas. Alma viajera, siempre con la intención de hacer extraordinario aquello que para muchos pasaría desapercibido porque no se pararon a observar la belleza o el trasfondo que una instantánea puede condensar.