¿Lo habrá dicho todo Bergman? – “Al otro lado”

0
190

Al otro lado, en el Off de la Latina. Un secreto. Un encierro. Un recuerdo. La falta de contacto con el exterior y la ansiedad por recordar empujan a una familia a tomar medidas desesperadas en una situación donde a libertad es un principio insostenible.

 

Dicen que hay un número x de argumentos posibles. Algunos dicen treinta y seis, otros dicen muchos menos. Y sin embargo, la importancia no reside exactamente en el argumento, porque a veces hay algo que a uno le hace conectar con lo que ve por razones inasibles (¿con cuántas personas he hablado incapaces de reconocer que Blue Jasmine es el Tranvía llamado Deseo de Woody Allen? He perdido la cuenta). 

 

 

Lo que me interesa hallar es la verdadera naturaleza de esa necesidad humana de que nos cuenten, sobre todo lo que no comprendemos de nuestra propia existencia. Pues señoras y señores, para esto apareció el teatro, ¡estamos de enhorabuena! Viva la sublimación, la metáfora, la abstracción poética, el realismo, la fábula… Si nos van a dan un pequeño revolcón para levantarnos más sabios, más tranquilos, más reconocidos, más satisfechos… O más “¿por qué demonios sigo haciendo esto? ¡Voy a terminar con esta situación de una vez por todas!”. Seamos honestos: Hasta Hamlet necesita que se le aparezca el espectro de su padre para ponerse en acción y darse cuenta de que “algo huele a podrido en Dinamarca”. En nuestros días, con tanto espectro apareciendo desde internet, ¡uno ya no ve nada! Es mejor volver a lo analógico, y acercarse al teatro a tener un percutor de carne y hueso que nos sople desde el escenario, que nos lea y nos intuya, para poder sacudirnos las pulgas.

 

 

 

Sin duda comprenderán que reflexione sobre todos estos asuntos cuando veo que hay en cartel una obra sobre las relaciones familiares (ugh!) esa cosa a la que volvemos en estas fechas, cuando nos sentamos codo con codo a la mesa, al menos una vez por año. Eso que posponemos (seamos honestos) sobre todo cuando ya no somos unos niños. Cuando ya no sólo es nuestra familia sino también la del otro (ugh!). Pero ¿qué pasa si le añadimos un ingrediente de suspense? ¿Y qué pasa si este argumento quizá tenga algo importante que decirme? Al otro lado representa una realidad que a día de hoy es rabiosa y actual: un encierro obligado desde el sistema y que dinamita millones de asuntos guardados durante muchos años a medida que se prolonga. ¿Qué pasa si uno no tiene visos de salir? ¿Lo habrá dicho todo Bergman a este respecto? ¿Llevo a mi suegra a ver esto? ¿Por qué voy a ir con mi suegra a ningún lado? ¿Qué pasa si tienes que quedar encerrado con tu madre y tu herman@? No sé ustedes, pero yo… ¡Me voy al teatro!

 

Pelma y Gris

Marlon Producciones

Intérpretes: Ana Astorga, Fátima Domínguez y Pedro Martín

Dramaturgia y dirección: Javier Rastrojo

Off de la Latina

Hasta el 17 de diciembre

Jueves a las 21:30h.

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anterior¡Qué cerca lo tuvo!
Artículo siguienteNovocine en Casa América
El Gallinero
El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.