Marcelo en la II Feria Ibérica de Teatro (II)

0
278

(Se pueden leer las partes anteriores en este enlace.)

Aquí sigo, en Feria Ibérica de Teatro Fundão, pero sin ver el jamón. Hay muchas compañías de distintas partes de Iberia (así llamaba a la Península Ibérica ayer una actriz un rato antes de cenar… A mí eso de Iberia me suena a continente antiguo, pero bueno…)

Ayer me pude colar en la sala donde hacen un espectáculo para un solo espectador, que se llama Nada, de Javi Tirado, y que se puede ver dentro de una cajita… El espectador se sienta, se pone los cascos y mira por una ranura y ve algo… Qué ve, eso no lo sé, porque no sé si me lees a menudo y recuerdas que soy un murciélago y que veo las funciones colgado cabeza abajo por las patas de algún saliente de la sala, o de una vara… Y en una sala en que hacen un espectáculo para un solo espectador que mira por una ranura, pues es complicado que yo pueda ver algo sin llamar la atención… Así yo lo que veía era cómo Javi Tirado manipulaba resortes que salían de la cajita y que el espectador que miraba debía de estar viendo el resultado, porque se reía, y alguno cuando se quitaba los cascos tenía una sonrisa en los ojos muy bonita (en la boca cualquiera sabe lo que tenía, bajo la mascarilla).

Después de eso me intenté echar una siesta monumental, de esas que me gustan a mí en verano (y en invierno), porque hasta la 18h. no empezaba el siguiente espectáculo, pero me coloqué en un lugar de paso de los teatreros, la salida de su centro de operaciones que se llama Moagem, y claro, fue difícil dormir, porque los teatreros hablan todo el rato, y casi siempre de teatro, y si hablan de teatro yo pongo tanta atención que no me duermo. Pero estuvo bien colocarme ahí, porque me enteré de muchas cosas… Uno de los que mueven el cotarro, o por decirlo más finamente, uno de los creadores de la Feria Ibérica, César Arias, que me sonaba de verle en otras ferias, resumía de un modo conciso este acontecimiento veraniego:

La Feria Ibérica de Fundão supone un estrechamiento de lazos entre dos países que se dan la espalda, que se ignoran históricamente desde hace mucho tiempo. Y ahora, de alguna manera, teniendo una cultura común, teniendo tanto que compartir, la idea es precisamente eso, estrechar lazos. Y que el lema de la Feria, el abrazo ibérico, se consensue a través del camino vertebrado que nos ofrece la cultura y sobre todo las artes escénicas.

Una reflexión muy interesante de lo que es la Feria Ibérica, aunque me quedara yo un poco trastornado con lo del abrazo ibérico, porque en mi duermevela imaginé a alguien abrazando un jamón, y ya sí que me desvelé del todo… Con la cantidad de porquería que tiene un jamón… Y lo rico que está, por cierto… En fin, que de repente por allí pasó un grupo grande que resultó ser una compañía catalana llamada Projecte Ingenu, que hacían un espectáculo a las 21.45h llamado Fui Próspero (o recordando La tempestad), y alguien se les acercó y les dijo varias cosas, que había visto en Madrid ese espectáculo y también Yerma (parece ser que hicieron una Yerma en el Pavón y en el Canal) y entonces al escuchar el nombre de la compañía me acordé de que yo también les había visto, en Almagro Off, con un Hamlet, hace años, un Hamlet con grandes recipientes de agua en el suelo y en que mi prima Rosaura, murciélaga antigua de Almagro que había bebido los restos de una cerveza abandonada en la plaza, se descolgó de la viga desde donde estábamos viendo la función y allí en La Veleta, la sala donde estaban haciendo el Hamlet, empezó a revolotear entre los actores y espectadores que estaban a dos bandas… Un momento memorable. Espectadores asustados, actores y actrices tirando adelante con el Hamlet, y Rosaura borracha en La Veleta… En fin, pero no he venido a Fundão a hablar de mi prima Rosaura…

A las 18h. vimos Sou eu, de la compañía ESTE – Estação Teatral, una compañía de aquí de Fundão, que hizo un tierno espectáculo de clown con muchas sillas, con un clown (Tiago Poiares) y un músico en directo (Gonçalo Baptista) que tocaba muchos intrumentos. Alguien decía que hace un mes Sou eu había estado en Madferia, yo no la vi allí, ¡pero ya la he visto! A la salida, cuando todos se iban a cenar a un entorno paradisíaco y yo les seguía de lejos, escuché cómo Tiago Poiares, el actor del espectáculo, le contaba a alguien esto:

Nosotros vemos aquí en la Feria una importante fuente de relaciones comerciales y artísticas entre Portugal y España, y es bueno para nosotros poder presentar nuestro trabajo en este contexto. Como somos parte de la compañía organizadora de la Feria, la función no entra en concurso, como las otras, pero aún así es una oportunidad para ESTE – Estação Teatral. Y al mismo tiempo que como compañía intentamos empezar a trabajar más en España, abrimos una puerta al diálogo aquí en esta Feria porque tenemos mucho que aprender de vosotros en este campo de las ferias. Y también pensamos que los portugueses tenemos trabajos de calidad para poder presentarlos en España. Estuvimos en Madrid, en Madferia, en los Teatros del Canal, pero las condiciones no fueron ideales, no la pudimos hacer con iluminación… Entraba muy poco público… Al principio este espectáculo era de calle, pero al final de la creación nos dimos cuenta de que puede ser en la calle, pero tiene que ser con iluminación…

Ahí dejé de escuchar porque me entretuve hablando con unos murciélagos portugueses… Y cuando llegué a donde estaban cenando escuché unas cuantas cosas más, pero no os las voy a contar todas juntas ahora… Luego más.

Por cierto, en la cena no había jamón.

Marcelo, el murciélago

 


Entorno paradisíaco de la cena, sin jamón

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorMarcelo en la II Feria Ibérica de Teatro (I)
Artículo siguienteARTE64 La Dama presa
El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí