Marcelo en la III Feria Ibérica de Teatro (V)

0
80

(Puedes leer todos los episodios aquí.)

MARCELO.- ¡Sal de ahí, Tiago!

TIAGO.- ¡Déjame un poquito más, papi!

MARCELO.- ¡Ahí no hay jamón!

TIAGO.- ¿Estás seguro?

MARCELO.- ¡Las programadoras no llevan jamón en los bolsos!

TIAGO.- Entonces, ¿dónde se lo guardan?

MARCELO.- Es que las programadoras no llevan jamón a las ferias.

TIAGO.- Pero, ¿cómo que no?

MARCELO.- ¡Pues no!

TIAGO.- ¿Y los programadores?

MARCELO.- ¡Menos, esos menos!

TIAGO.- ¿Y quién trae el jamón a las ferias?

MARCELO.- No es tan habitual traer jamón a las ferias.

TIAGO.- Es que esta programadora no quería cenar lo que habían puesto de cena y se ha comprado un queso de oveja y un chorizo, y lo ha partido en la mesa y se lo ha cenado, ¡y yo estoy oliendo a jamón y creo que el olor sale de su bolso!

Yo tiraba de la oreja izquierda de Tiago, que estaba metido hasta el fondo en el bolso de la programadora buscando jamón. A ver, es verdad que en la Quinta Pedagógica, donde se cena en la feria de Fundão hay unas botellitas de vino en las mesas y la gente se sirve y deja el vaso a medias y ya habíamos rebañado unos cuanto vasitos, y Tiago no tiene ni un añito, y…

MARCELO.- (Tiro fuerte de él.) ¡Sal de una vez, antes de que nos pillen!

TIAGO.- Vale, papá.

La oreja izquierda de Tiago le medía ya por lo menos medio metro. Nos colocamos en la rama más alta del árbol. Creo que no nos había visto nadie y que la programadora, como ella también llevaba ya unos cuantos vasitos de vino, no se había dado ni cuenta de las travesuras de Tiago.

MARCELO.- Eso no se hace, Tiago.

TIAGO.- Mamá me dijo que eras experto en encontrar el jamón en la Feria Ibérica. Y ya estamos casi al final del segundo día de la feria y no he visto jamón ni nada.

Qué manía con el jamón… Es cierto que yo también lo estaba esperando, y que el año pasado se hizo de rogar, pero, bueno, pensé que llegaría su momento… Aunque, según parece, Tiago está obsesionado con el jamón… En algo se debía notar que es hijo mío…

Afortunadamente nadie nos había visto y ya empezaban ya todos a caminar hacia el espacio multiusos a ver a Peripécia Teatro, una compañía del norte de Portugal, en Vila Real, y su Fardo. Según oí, era un espectáculo ya antiguo, estrenado en 2015, y dirigido entonces por Hernán Gené, y recuperado ahora…


Noelia Dominguez y Sergio Agostinho en los saludos al terminar
Fardo

TIAGO.- Papi, a ti te gusta mucho escuchar lo que dicen los teatreros, ¿verdad?

MARCELO.- Sí, ¿se me nota?

TIAGO.- Mira, es que aquella chica de allí, que se llama Marcia Leite, dice que ella viene del festival Zunzum. El festival está organizado por Zunzum, una asociación cultural de Viseu, y va a celebrar este mes de octubre su undécima edición. Es un festival de teatro para niños, bebés y adultos, con teatro de calle, espectáculos en parques de la ciudad de Viseu… Y, según dice, esta feria es una oportunidad maravillosa para conocer a compañeros, y conocer su programación y propuestas.

MARCELO.- Anda, qué bien te enteras de todo, serías muy buen espía.

TIAGO.- ¿Muy buen qué?

MARCELO.- Espía.

TIAGO.- ¿Qué es eso?

MARCELO.- Es muy largo de explicar.

TIAGO.- Me lo puedes explicar cuando termine la función de Peripécia Teatro. Ah, por cierto, aquella que va por allí está en una compañía que tiene cuatro festivales.

MARCELO.- ¿Quién?

TIAGO.- Esa de allí.

MARCELO.- ¿Y qué festivales son?

TIAGO.- Pues, a ver, ella se llama Benedicte Garrido, viene de la asociación Dorfeu de Águeda, y hacen cuatro festivales anuales. Uno es en mayo y se llama Festival i, para infancia y público familiar. Después, el Festim, Festival Intermunicipal de Músicas del Mundo, y que ha comenzado justamente hoy. Luego, en octubre, uno que se llama O gesto oreludo, que une humor comedia y música. Y, por fin, Ou Tonalidades, que es un circuito de música portuguesa.

MARCELO.- No te pierdes una.

TIAGO.- Es que tengo muy buen oído. Sobre todo desde que me tiras de las orejas…

La oreja de Tiago ya estaba llegando a su sitio… Es lo que tienen las orejas de los murciélagos, que se estiran con facilidad, pero vuelven a su ser muy rápidamente.

TIAGO.- Y este de allí es Rafa y viene de una sala en Badajoz, Offcultura. Es una sala multidisplinar de reciente creación, lleva abierta un año. A diario tienen talleres, y los domingos teatro, y otros días, conciertos… Dice que es una sala que destaca por su funcionalidad, y que puede abarcar muchas disciplinas distintas, porque los tres socios de la sala son distintos, uno de ellos es David Capellán y tiene un estudio de grabación, otro es Vicente Robles y viene del mundo de la música y ha llevado muchos grupos y ha tenido otra sala también en Badajoz, la Sala Aftasí, y junto a este señor, Rafael Molano, que tiene una compañía de teatro infantil con más de veinte años de historia, pues forman los tres un equipo que puede, por lo menos, promover la cultura en Badajoz. Dice que hoy por hoy no hay nada de gestión privada en Badajoz. Y dice también que Badajoz carece de una programación que tenga una continuidad, y que, por ejemplo, no hay una programación de teatro infantil en una ciudad de 150.000 habitantes, lo máximo que hay es desde hace dos años una programación una vez al mes que viene pagada por La Caixa. Afirma muy tajantemente que una ciudad que tiene entre 6.000 o 7.000 niños no se merece que no haya teatro infantil, porque encima se llena.

MARCELO.- Pero, ¿cómo retienes todo esto?

TIAGO.- Dice también que Offcultura, si las cosas van como ellos piensan, puede llegar a ser un referente por lo menos en Extremadura.

Estaba yo pensando que tenía un hijo con una memoria prodigiosa, cuando empezó la función de Fardo, una divertida y tierna obra con muchos fardos de paja en escena y unas bonitas máscaras de madera, interpretada por Noelia Dominguez y Sergio Agostinho. Tiago se rio mucho. Y yo también. Y me quedaba a ratos mirando a los espectadores a ver a quién le gustaba y a quién no, y pensando si las risas del programador o programadora supondrían que la iba a programar en su teatro…

Cuanto terminó Fardo, Tiago me dijo que nos veíamos fuera, y de repente desapareció. No tengo ni idea de a dónde fue. Solo sé que yo me quedé en la puerta escuchando y también oí cosas, que no solo Tiago tiene unos oídos muy desarrollados a pesar de su juventud. Escuché a Ángel Fragua, un actor que estaba también en la ficha artística de Peripécia Teatro como codirector, contar sus proyectos:

Mi compañía tiene mi nombre, Ángel Fragua Creaciones, pero somos tres personas. Empezamos juntos hace cinco años, tenemos cuatro espectáculos, y el quinto se estrenará en octubre. Son bastante diferentes unos de otros. El primero es una mezcla entre contador de historias con standup, y se llama Stand Down. El segundo es Anjo, del inglés Henry Naylor, y lo interpreta Mara Correia. El tercero es Je ne sais quoi, que estuvo aquí en la Feria de Fundão el año pasado. Y tenemos también un infantil, Entre piedras y pedros, en portugués Entre pedras y Pedros, y son dos cuentos populares portugueses. El próximo va a ser París, y habla sobre la vida y obra de Guy de Maupassant y la época en que vivió.

Y escuchando estaba yo cuando llegó Tiago.

TIAGO.- Nada.

MARCELO.- ¿Nada de qué?

TIAGO.- La programadora de antes, que he vuelto a mirar en su bolso.

MARCELO.- ¡Tiago! ¡Te he dicho que eso no se hace!

TIAGO.- Bueno, es que… A ver, que quiero jamón. Y he olido el jamón.. Y si ella no llevaba jamón, algún otro del público llevaba.

MARCELO.- Pero eso no te da derecho a meterte en los bolsos de las señoras…

TIAGO.- ¿Seguro?

MARCELO.- Segurísimo.

TIAGO.- ¿Otra noche más que nos acostamos sin comer jamón?

MARCELO.- ¿Tu madre va a aparecer hoy o tampoco?

TIAGO.- No sé. No la he visto. Pero a mí me gusta quedarme contigo, papi. En el súper se duerme mejor que en casa de mamá.

Continuará.

Marcelo, el murciélago


Los actores de
Fardo le dieron de comulgar paja a los espectadores de las primeras filas.
En concreto a este, le dieron mucha. 

El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí