Matanza en Tucson

7
390

 

“Matanza en Tucson” suena a título de película estadounidense en la que un sádico asesino con una máscara y una sierra eléctrica va descuartizando a jóvenes universitarios en un enorme caserón incomunicado en medio de ninguna parte. A menudo me planteé por qué gustaban tanto ese tipo de argumentos en aquel país, hoy me pregunto si no será porque allí no se ven como simple ficción… En esta ocasión me voy a disfrazar un poco de viejo ermitaño de larga y sucia barba para gritar desde un púlpito improvisado que el final se acerca, avisados quedan.

 

Según las interpretaciones que estoy leyendo y escuchando de los expertos en política exterior, la masacre de Tucson resultante del intento de asesinato de la congresista demócrata Gabrielle Giffords, se debe a la fatal conjunción entre el desequilibro mental del tirador, el calado que tiene cada vez más el discurso delirante del ala más radical de los republicanos y la asombrosa facilidad con la que puedes hacerte de un arma de fuego en los Estados Unidos. Lo del desequilibro supongo que merecería un estudio en profundidad y lo de las armas es simplemente alucinante, pero lo del Tea Party y sus soflamas ultra patrióticas tiene una lectura bastante sencilla según mi parecer.

 

Estamos en el preocupante punto en el que se presenta como graciosa la aparición de personajes como Sarah Palin, es como si pertenecieran a un circo friki divertido pero inofensivo, nada más lejos de la realidad. Las ideas más lesivas de la ultra derecha se están haciendo cada vez más hueco en nuestras sociedades ante la pasividad general. Cuando publican que Berlusconi prostituía a una chica de diecisiete años se sonríe de soslayo y dice “¡menudo personaje!” Cuando la líder -o lideresa- del Partido Popular de Cataluña hizo un “juego” para iPhone en el que se disparaba contra los inmigrantes sin papeles -ahí ponía “Inmigración Ilegal”, porque la dialéctica es muy importante- se pasa por alto como si fuera una consecuencia lógica de la actual crisis económica; cuando Sarkozy expulsó de Francia a miles de gitanos con el único argumento de su procedencia étnica, se atacó a la Secretaria Europea que lo condenaba porque no era correcto comparar aquello con lo ocurrido en la Alemania nazi… en la frontera de Estados Unidos con México hay estadounidenses civiles que patrullan armados a la caza del inmigrante porque les han convencido de que ese es su deber para con su patria. En una “tertulia” de las que se pueden ver actualmente en la plural TDT española, un periodista dijo que este país no tendría la suerte de que le ocurriera lo mismo que a Polonia y el presidente muriera en un accidente de aviación. Nadie hizo el menor comentario, se siguió hablando como si nunca se hubiera dicho semejante bestialidad ¿Qué está pasando? ¿Por qué el odio vuelve a ser un sentimiento legítimo en la vida pública? ¿Qué es lo que ha fallado para que tanta gente tenga completamente interiorizado el hecho de que si el vecino no piensa como él entonces es su enemigo?

 

Que un perturbado asesine es triste, pero difícilmente controlable, vale, que haya quien se alegre por ello no es triste, sino peligroso; pero que exista gente que siembre odio esperando que esos perturbados se activen y terminen cometiendo actos como el de Tucson, es sencillamente demencial… y repugnante. Los ideólogos no pueden esconderse tras la ambigüedad, la apariencia de corrección y los grandes palabros porque saben perfectamente a qué están jugando. Estamos siendo testigos de cómo se calienta a un pueblo para que deje de ser inaceptable la discriminación, para que puedan llegar a justificarse actos de segregación y para que tirar una piedra pase de ser un acto vandálico a una acción necesaria. Luego nos llevaremos las manos a la cabeza y nos preguntaremos cómo pudimos llegar a donde sea que lleguemos, pero eso será después…

 

Me bajo del púlpito improvisado, me afeito, me ducho y os digo: el final no está cerca, el mundo no se acaba, y los nazis volverán a tomar Polonia, pero aún así hemos de tener cuidado, el odio nunca fue la solución a ningún problema, nunca.

 

El Chojin es un artista veterano de la escena Hip Hop en España… destacado por la profunda crítica social que lleva a cabo en sus temas, marcó un hito en el rap español con su disco “Sólo para Adultos” (2001), en el que ponía de manifiesto la madurez de su estilo con grandes dosis de compromiso y temática social, y confirmando la consistencia de su rap para ser acogido por el gran público. El Chojin también destaca en otros ámbitos culturales tales como: El teatro, la literatura, la poesía. Siendo este invitado a ponencias, debates y mesas redondas. En estos momentos se encuentra colaborando con La 2 Noticias dando su punto de vista sobre la actualidad en forma de rap.

7 COMENTARIOS

  1. sigamos educando así de
    sigamos educando así de bien…, llevo oyendo que estamos dando una educación de Nacis desde hace ya bastantes años pero cuando lo digo la gente se rie… Los nazis tenían las masacres cerquita cerquita y la mayoría hacia oidos sordos…(como me recuerda tanto esta sociedad a aquella alemania nazi, pero…como somos los buenos y ningún ciudadano tiene culpa de lo que pasa en el mundo…)

    • Creo que estás exagerando
      Creo que estás exagerando tío, no compares el holocausto nazi con la sociedad actual, que haya injusticias es malo, y hay que cambiarlo, pero no saquemos las cosas de contexto por favor.

  2. Llegados a un punto en el que
    Llegados a un punto en el que el mundo parece funcionar solo, no hay mayor error que la inacción. El enemigo del siglo XXI no es ningún país ni ningún personaje «terrorista», el enemigo es la comodidad. Comodidad que se ve alimentada por la cantidad de cosas que puedes comprar durante tu vida y que luego temes perder pasando a ser esa tu única preocupación, que no te quiten lo que tienes.
    No conocía tu blog, me alegra que lo hagas.Un saludo.

  3. Yo creo que el problema es
    Yo creo que el problema es el egoismo que tienen los paises y sus ciudadanos,no somos solidarios ,ni pensamos en los demas ,solo con que nos pusieramos en la piel del vecino nuestra aptitud ante lassituaciones de injusticia e inhumanas cambiaria.

  4. Cada vez que leo las noticias
    Cada vez que leo las noticias o me entero de algún acontecimiento nuevo en este mundo, me escandalizo. He intentado explicarme el por qué nos estamos volviendo todos locos y siempre llego a la misma conclusión: esto no es nada nuevo, solo que han abierto las ventanas y han aireado la casa. Ahora tenemos en nuestras manos, gracias a Internet, toda la información, con filtro y sin él. Y no sabemos muy bien que hacer con todo ese bombardeo de informaciones. Pero, ¿de qué nos extrañamos? Desde un principio “el hombre ha sido un lobo para el hombre” y esta mezquina competividad es parte de nuestra naturaleza. Si no, ¿por qué llevamos el tren de vida que llevamos y seguimos consumiendo los mismos productos a pesar de que sabemos las vidas y el sufrimiento que cuestan? Nos parece injusto y así tranquilizamos la conciencia, porque está mal que yo viva bien a costa de otros seres humanos que en lo único en lo que se diferencian de mí es en el lugar donde nacieron. Pero caemos en nuestra propia trampa y como no podemos salir, seguimos con nuestras vidas…

  5. Estoy totalmente de acuerdo
    Estoy totalmente de acuerdo contigo Cho, el odio es cada vez más grande TANTO EN LA IZQUIERDA COMO EN LA DERECHA, me entristece ver como se criminaliza a las personas. Recordemos que hace poco un ministro en Murcia fue apalizado, el odio es cada vez máspalpable.
    Tengo 16 años, y realmente odio que las personas se crean en posesión de la verdad absoluta. Conozco a gente de derechas y de izquierdas, y puedo asegurar que la calidad humana de las personas no tiene nada que ver con su ideología, como algunos piensan. He conocido a personas buenas y malas de todas las ideologías políticas.

    Hace tiempo que decidí que una de las metas en mi vida era llegar a ser totalmente tolerante, algo de lo que probablemente esté muy lejos aún.

  6. Que razón lleva esta
    Que razón lleva esta reflexión.. y ese odio proviene de tantas vertientes, tiene tantas vías que actúan como acequias.. que no sabría por donde empezar.

    Recuerdo una vez.. que fui a un debate sobre la pena de muerte, entre varios institutos de mi comunidad autónoma (Cantabria) después de estar 2 horas debatiendo.. algunos con mejores o peores argumentos. La conclusión ganadora.. fue que había que meter a todos en un bunker y matarlos, da igual que haya gente que haya sido juzgada de pena de muerte y haya sido inocente, pero bueno eso es otro tema, lo gracioso es la felicidad con la que alguien mataría a cientos de personas y como es peor el resto le haría gracia y lo aplaudiría…
    Con cosas como estas no me extraña esa facilidad para que todo el mundo tenga un arma (Pero esto no es lo malo), lo malo es que la mayoría que la tienen estarían dispuesta a usarla.

Comments are closed.