Memoria sonora

0
264

 

(Imagen cortesía de Fundación Juan March)

 

Ayer hizo 56 años que, bajo el paraguas de la Banca March y “con el propósito de contribuir al conocimiento y solución de problemas que afectan al futuro de la humanidad, al progreso y difusión del saber y, dentro de él, al estudio del hombre y de la sociedad”, Juan March Ordinas creó en Madrid la Fundación Juan March.

 

El 18 de noviembre de 1975, un concierto homenaje a Antonio Machado, con música especialmente compuesta de Carmelo Bernaola, Tomás marco y Luis de Pablo, fue el comienzo del idilio entre la Fundación y la música para convertirse en uno de los altavoces más importantes de la música española contemporánea.

 

En su salón de actos del número 77 de la calle Castelló, se han escuchado las melodías de Federico Mompou, Isaac Albéniz, Joaquín Rodrigo, Manuel de Falla, Jesús Guridi, Barbieri, Gaztambide, Chapí, Joaquín Turina.

 

De su habitualmente extraordinaria programación, cabe destacar ahora un ciclo de cine mudo que empezó el mes pasado y que se alargará hasta el 12 de mayo de 2012. Exposiciones, conciertos, conferencias siguen dando vida al proyecto cultural del banquero.

 

Pero ha querido el destino o la casualidad que vuelva a ser un mes de noviembre cuando la Fundación vuelva a sorprendernos con otra de sus iniciativas poniendo en marcha Clamor; “un portal de conocimiento que aspira a ir incorporando toda la actividad concertística de música española desarrollada en la Fundación Juan March desde su inicio en 1975”. Esto es lo que pone en su web y es cierto.

 

He dedicado toda una mañana a investigar los recovecos de esta memoria sonora que nos ha regalado y que hará las delicias de curiosos, estudiosos y melómanos.

 

Aunque las fórmulas de búsqueda son variadas, el archivo se organiza en torno a tres tipos de conciertos.

 

44 Conciertos Especiales que empezaron en 1975 y que han servido para homenajear la memoria de compositores, celebrar la conmemoración de alguna efeméride o festejar el lanzamiento de alguna publicación.

 

El Aula de (Re)estrenos se puso en marcha en 1986 y ofrece un archivo especialmente interesante para encontrar obras que no se pueden escuchar fácilmente por no existir otra grabación o por haber desaparecido.

 

Entre 1982 y 2000, la Fundación puso en marcha la Tribuna para Jóvenes Compositores con el fin de fomentar la composición musical entre los jóvenes menores de treinta años.

 

Además de la grabación de los conciertos, están las partituras y las grabaciones de las presentaciones y coloquios, en ocasiones, con los propios artistas.

 

No todas las audiciones gozan de una buena calidad. Toses, cámaras de fotos, en ocasiones se suman a la interpretación, pero en mi deambular por el fantástico archivo me he encontrado con agradables sorpresas como un concierto homenaje a Federico Sopeña con obras de Beethoven, Schubert, Brahms, Joaquín Rodrigo, Ernesto Halffter y Joaquín Turina. Algunas composiciones musicales de Federico garcía Lorca como “El café de Chinitas”, “Nana de Sevilla”, “Zorongo”, “Sevillanas del s XVIII” y “Anda Jaleo”, las “Las 10 melodías vascas” de Jesús Guridi o la magnífica “Suite Iberia” de Isaac Albéniz.

 

Y no quiero contar más. Navega por la web de la Fundación Juan March y descubrirás el legado de un alma inquieta que se preocupó por la cultura.

 

@Estivigon

 

Nacido en Madrid en septiembre de 1962. A mí y a mi entorno, cada vez nos cuesta más definir a qué me dedico. Periodista de carrera durante quince años en la editorial GyJ, guionista de cine y teatro, productor de contenidos audiovisuales para museos y centros de interpretación, community manager en BMG Rights España, gestionando la identidad digital de un puñado de artistas, y músico. Aunque esto último me queda un poco grande; me considero un aficionado, pero, para bien y para mal, llevo veinte años metido de lleno en esta vorágine en donde me conocen más como Estivi. Discos grabados, conciertos, giras, noches… y muchos amigos.