Mi vida en las sombras: la trampa del pensamiento

0
153
Ivan Capote: No Rear View Mirror (2016)

*

¿Durante cuántas horas al día se puede pensar en lo mismo? ¿En una misma persona? Pues depende de cuántas más personas compitan con esa otra. Así de simple. De ahí que las personas manipuladoras gusten de cercar la mirada, el perímetro de influencias. Si solo estoy yo solo pensarás en mí. Esa es la táctica: el aislamiento.

No es que no vayas a pensar en nada más, sino es que no hay nada más en qué pensar, en nada más que en mí (y en tus recuerdos). La tortura está servida.

 

*

En la primera de las tres nouvelles de Vertedero (Editorial Dieci6, 2021) cuenta Raúl Quirós la historia de un tipo enamorado (y desesperado), que viene a Barcelona, impaciente, en busca de la mujer que ama, que está aquí de paso para un festival. Ella coloniza su pensamiento. Y se pregunta: ¿por qué? Va al psiquiatra, dándose cuenta de que “acudí al psiquiatra porque mi día a día estaba colonizado por tu pensamiento, porque soy un muerto al cual han inyectado una sustancia revivificadora y, al igual que los zombies fílmicos, mis pensamientos son monomaníacos”. Así pues vemos que no solo se produce la cerrazón del pensamiento por presencia, sino también por ausencia (el protagonista desea, pero no tiene ni ha tenido, ningún relación sentimental con la mujer a la que ama; son solo amigos).

 

*

Así pues: ¿qué retiene al pensamiento en sí mismo?

 

*

“Do not, however, make the mistake of thinking that all desire is yearning”

Maggie Nelson

 

*

“tu dulce sonrisa; eso trastorna, desgraciado

de mí, todos mis sentidos: en cuanto te

vi, Lesbia, mi garganta se quedó

sin voz”

Catulo

 

*

Es una verdad universalmente conocida que hay dos formas de vencer al pensamiento: a) estar ocupado todo el día haciendo mil cosas y desentenderse de lo que se piensa (o dicho de otra forma, mecerse en la voluntad física de la supervivencia) o b) no hacer nada, nada en absoluto, dejar la mente en blanco, marcharse de uno mismo hacia el vacío de la Nada.

Esto es lo que todo el mundo sabe (y/o dice), pero la realidad es que difícilmente funciona (lo tengo comprobado).

 

*

Una de las características estructurales de la obsesión es la duda

 

*

“La sensación de extrañeza que acompaña a los pensamientos o actos obsesivos no proviene, pues, de la falta de familiaridad con ellos, puesto que el sujeto los experimenta cada día infinidad de veces, sino de su carácter intrusivo, ajeno a su voluntad […] Extrañeza, por tanto en el sentido de enajenación, de algo que es ajeno oexterno al propio sujeto, sobre lo que carece de control, pero que, paradójicamente,surge de dentro de su propia cabeza.”

PSICOPATOLOGÍAS DE LA LIBERTAD: LA OBSESIÓN O LA CONSTRICCIÓN DE LA ESPONTANEIDAD. Manuel Villegas Besora – REVISTA DE PSICOTERAPIA / Vol. XI – Nº 42-4

 

*

La clave es la duda: por qué, y si… Dudar, al tiempo que nos alimenta, a veces puede llegar a asesinarnos, al dejarnos perdidos en el limbo de una sola Idea.

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí