Mis 30 discos y 60 canciones de 2021

0
353

Unos días a finales de enero cuando todo parecía venirse abajo. La segunda sesión desde la habitación de tu cuarto a principios de febrero en un Londres inhóspito. Caminar juntos por Upper Street hacia el centro de vacunación un miércoles 17 de marzo. Una mañana de abril soleada por Stoke Newington y Hackney Marshes con parada en Spencer Bakery. Otro sábado de abril soleado de excursión en bicicleta por la ribera del Lea con destino Epping Forest. La parada técnica en una tienda de bicicletas de segunda mano en Walthamstow.

Un Primero de mayo capitalista y cosmopolita en Soho en el que comimos baos y compré el último de Teenage Funclub en Sister Ray. Back in the Day sonando a todo volumen para estrenar los altavoces nuevos. Un cumpleaños lluvioso en Dalston cuando volvieron a aparecer los amigos. Un 28 de mayo vacunado con la mirada atenta del parlamentarismo británico. Un correo electrónico desde Oxford ese mismo viernes mientras cenábamos en The Albion. La despedida de 9 Melville Place unos días después del asesinato del florero. Una paseo nocturno hacia nuestra pizzería favorita de Canonbury.

Las mejores vistas de la playa de Arrifana con Tiago sobre mis hombros. Un desayuno en la terraza del apartamento de la Rua de Santo Amaro. Otro paseo más por el jardín de Estrela y una mesa para cuatro en Sr Vinho entre sonidos melancólicos y bacalhau à bras. Un 17 de junio con Fabián y las canciones que nos salvarán mañana en Libertad 8. Un apartamento en Oliva con la mejor familia del mundo. La emoción de volver a escuchar el estribillo de Kamikazes enamorados en directo. La despedida de Mati en Asturias. Compartir un tercio de Estrella Galicia y enseñarte las patatas bravas del Mesón Burgos. 40 kilómetros por la Senda Costera con parada en el chiringuito de la Playa de San Antolín. Una cena para dos en Bustio, junto al puente de Unquera, y otra en la Bodega del Riojano. Figueira da Foz y la francesinha de Fernando’s en los últimos días de verano.

Volver a Londres en septiembre y pasear por Camden y Highgate en el Open House Day. Volver a The Lexington y a los amigos con la excusa de Oxford. Una mudanza en furgoneta acompañado de la familia. Las primeras semanas de una nueva vida entre papers, trajes y capas. La biblioteca de Lincoln College y el síndrome del impostor. Caminar todos los días por la calle más bonita de Oxford (Lamb and Flag Passage) para llegar a casa. Escuchar a The War on Drugs camino del Departamento en bicicleta una mañana de noviembre. Llegar a la estación de Paddington un viernes a la nueve de la noche casi sin fuerzas. Salir de noche del Departamento el segundo lunes de noviembre y emocionarme con Ted Lasso. Escuchar a Lucy Dacus con la luz de la mesilla encendida. Una paella inesperada en el primer fin de semana de diciembre. Volver a Lisboa para celebrar tus éxitos y sentarnos juntos en una terraza cerca de la Praça das Flores. Madrid y los reencuentros a pesar de ómicron. Las nuevas canciones que me acompañan desde 2021.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí