NARANJA

0
232

La alteración del paisaje urbano que producen tantos carteles de colores negros y naranjas 

 

Sublime:

La alteración del paisaje urbano que producen tantos carteles de colores negros y naranjas que anuncian que un inmueble “se vende” o «se alquila» en los portales y balcones. Una muestra que desmiente que el color de una crisis económica es el gris.

 

 

Grotesco:

El zumo de los ciudadanos estrujados, naranjas del mercado, que parece inagotable.