Objetos híbridos

0
595

La movida del Madrid de los 80 le sirvió para foguearse y poner a trabajar su cámara. Su obra poco a poco se fue alejando de la gente para centrarse en objetos cotidianos y en esos ángulos que a veces, por el uso y la rutina de no ver lo que tenemos ante nuestros ojos, no reconocemos. Un inventario poético de la realidad con un toque propio de los ilusionistas. Ahora, Chema Madoz, Premio Nacional de Fotografía en 2000, expone en París, en la galería Esther Woerdehoff, situada en el céntrico barrio de Montparnasse. Fotografías que con su trabajo se convierten en obras híbridas con reminiscencias gráficas de las imágenes publicitarias clásicas de la década de 1930.

Cuándo: hasta el 5 de abril.

Dónde:

Galería Esther Woerdehoff, París.