Once gráficos para conocer la situación de la población inmigrante en Europa

2
373

Europa vive estos días una crisis humanitaria, no migratoria. Quienes intentan entrar en Europa son refugiados que huyen de la miseria más miserable: la guerra. Pero hemos querido poner el foco en los inmigrantes que por razones económicas se fueron de sus países y viven con nosotros desde hace tiempo. Esos migrantes por razones económicas hemos empezado a ser también nosotros, los ciudadanos comunitarios, no sólo los del este, también los del sur. 

 

Europa vive estos días una crisis humanitaria. Quienes intentan entrar en Europa poniendo en riesgo su vida son refugiados que huyen de la miseria más miserable: la guerra. Pero hemos querido poner el foco en los inmigrantes que por razones económicas huyeron de sus países y viven con nosotros desde hace tiempo. Esos emigrantes, aunque dentro de este club de ricos cada vez más amurallado que es Europa, hemos empezado a ser también nosotros, los ciudadanos comunitarios, no sólo los del este, también los del sur. 

 

Eurostat acaba de publicar el día 27 de agosto un completo informe sobre la situación de los inmigrantes en Europa. Entresacamos unos cuantos gráficos para conocerla.

 

En primer lugar, nos encontramos con el análisis de sus ingresos y condiciones de vida. Como vemos bajo estas líneas, si los europeos nativos en riesgo de pobreza y exclusión social superan levemente el 20%, en el caso de extranjeros este porcentaje supera el 30% y en el caso de los nacidos fuera de la Unión Europea, sobrepasa 40%.

 

En riesgo de pobreza o exclusión social por colectivos de inmigrantes y población nativa

 

 

Este mayor riesgo de pobreza entre los migrantes se debe a que su tasa de empleo es menor que la de la población local. Ello, en general, porque en algunos países, sobre todos los de la antigua órbita soviética, la tasa de empleo de la población foránea es superior a la de la población local.

 

Tasa de empleo de migrantes y nacionales, por país

 

Estas son las dos últimas ilustraciones con las que contamos. Pero tenemos más. Por ejemplo, en cuanto al mercado laboral, también hay información respecto al porcentaje de la población nativa y extranjera que vive en hogares con muy baja intensidad laboral. Así, el 11% de los ciudadanos nativos del país en el que residen viven en hogares de estas características, frente al 13% de los extranjeros y el 17% de los extranjeros nacidos fuera de la Unión Europea.

 

Población que vive en hogares con muy poca intensidad laboral

 

 

Pero es que, además, sabemos que la dinámica de la tasa de actividad está siendo diferente entre los diferentes grupos de nacionales y extranjeros comunitarios y extra comunitarios, como vemos bajo estas líneas, con los segundos experimentando la peor evolución.

 

Evolución de la tasa de actividad por colectivos de inmigrantes y nativos

 

En cuanto a la tasa de paro, la de los ciudadanos extra comunitarios es 10 puntos porcentuales superior a la que sufren los nativos. La tasa de paro para la población total en los 28 países de la Unión Europea de entre 20 y 64 años alcanzaba el 10,8% en 2013. Entre los no comunitarios, en ese año, la tasa de paro era de un 21,5%.

 

Evolución de la tasa de paro según colectivos de nativos e inmigrantes

 

En cuanto a la vivienda, tenemos información sobre la tasa de hacinamiento, muy superior entre los ciudadanos nacidos en el extranjero, sobre todo fuera de la Unión Europea, como vemos en la tabla bajo estas líneas.

 

Tasa de hacinamiento (extranjeros y locales)

 

Pero, ¿cómo se mide el hacinamiento? De acuerdo con Eurostat, se considera que una persona vive en condiciones de hacinamiento si no dispone de un mínimo de habitaciones equivalentes a: una habitación por hogar; una habitación por pareja en el hogar; una habitación por cada persona soltera de 18 y más años; una habitación para cada pareja de personas solteras del mismo género de entre 12 y 17 años; una habitación para cada persona soltera entre 12 y 17 años no incluidas en la categoría anterior; una habitación por cada par de niños de menos de 12 años. La tasa de hacinamiento normalmente está correlacionada con otros indicadores de exclusión social, sobre todo los ingresos, y por eso es mayor entre los migrantes. De esta manera, en 2013, la tasa de hacinamiento en la Unión Europa para la población extranjera de entre 20 y 64 años se encontraba en el 23%, frente al 17% de la población nativa. Además, entre los extranjeros, los no nacidos en algún país de la Unión Europea la tasa era muy superior (27%) que la de los nacidos en la UE (16%).

 

También se analiza el coste de la vivienda. Se considera que éste es excesivo si supone más del 40% de los ingresos disponibles del hogar. En el año 2013, se contabilizaba en alrededor de un hogar entre diez de la Unión Europea los que sufrían este problema. Pero entre los ciudadanos extranjeros, esta cifra es de uno entre 4. Mientras entre los comunitarios el porcentaje de hogares cuya vivienda le supone un coste excesivo era del 21%, en el caso de los ciudadanos no comunitarios, el porcentaje sube hasta el 26%.

 

Excesivo coste de la vivienda

 

En lo que respecta a la educación, entre los que apenas han llegado a completar los estudios primarios, los extranjeros extra-comunitarios son los más abundantes, mientras que entre los que han completado los niveles más elevados, ellos son los menos numerosos.

 

Nivel educativo alcanzado según colectivos de inmigrantes y nativos

 

Aunque hay que añadir esta segunda fotografía: en muchos países, los inmigrantes no comunitarios han llegado a terminar la educación secundaria. Y en otros muchos, el porcentaje de extracomunitarios con estudios terciarios es muy elevado, como por ejemplo en Irlanda, en Luxemburgo y en los antiguos países de la órbita soviética.

 

Nivel educativo alcanzado desagregado por países

 

Además, en todos los casos se está reduciendo la tasa de abandono escolar temprano, como se puede ver en el siguiente gráfico, pese a que entre los extranjeros sigue siendo muy superior al de la población nativa.

 

Tasa de abandono escolar temprano por colectivos sociales

 

Y pasamos del abandono escolar a los «ninis», a las personas de entre 15 y 29 años que ni estudian ni trabajan. De acuerdo con las estadísticas de Eurostat, en 2014, se podía considerar miembro de este colectivo al 15% de los jóvenes de esa edad. En el caso de los jóvenes extranjeros, ese porcentaje alcanzaba el 25%. Lo bueno es que estos porcentajes han comenzado a reducirse.

 

Ninis por colectivos de inmigrantes y nativos

2 COMENTARIOS

  1. Buena entrada, buenos y
    Buena entrada, buenos y elocuentes gráficos. Tal vez sería interesante añadir algunas conclusiones finales, para completar el análisis.

    • Muchas gracias por la

      Muchas gracias por la lectura, el comentario y la sugerencia. Me apunto esta última para siguientes entradas en el blog. 

      Saludos, 

      Cristina

Comments are closed.