Online y presencial

2
333

Doy e imparto clases de vuelo de mirlo. Hay bastante demanda últimamente. Su uve precisa, larga, marrón y negra y gusaraja interesa a muchos estudiantes. Algunos llegan a las lecciones desde vuelos lejanos. De, por ejemplo, cigüeñas, pigargos, rajibuncos, palomas, gorriones o somormujos.

Los alumnos presenciales van con mascarilla. Solo veo sus ojos, y ellos los míos. Estoy atento al momento en el que beben agua o se suenan la nariz. Completamos sus rostros, tabique, labios, barbas.

Observamos.

Por otra parte, los online no llevan mascarillas gracias a las pantallas (como en las películas antiguas y recientes).

*

Les digo que ha llegado el momento de asomarse a la ventana y poner en práctica lo aprendido, estén donde estén.

Algunos preguntan antes.

–¿Debemos suponer que el gusano huye?

–¿No es posible un vuelo entre el marrón y el negro?

–¿Qué hacemos si mirla?

–¿Habríamos alguna possibilidad?

–¿No es mirlas?

Muchos vuelven después.

Al final de la clase vamos a la fuente del Retiro a beber, lugar donde los pájaros y aves hacen un cuenco de manos con las patas y bocas.


Zona y caída de prácticas iniciales

2 COMENTARIOS

  1. Bello, inocente, surrealista, entrañable texto. Y amenas, depuradas, contenidas, y a veces desternillantes estas magníficas glosas tuyas del revés de lo cotidiano.
    Saludos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí