Párate un momento

0
158
Párate un momento, en los dos sentidos: ponte de pie y
detente por unos segundos… ¿Qué eres, qué sientes, de dónde
vienes, tu trayectoria?… Acéptala y asúmela si has contraído algún
compromiso ético… Agradece a “¿la vida?”, todo lo que has vivido,
hecho, sufrido y gozado… “Así fue si así os parece”… Pero suelta ya
la mochila con el pasado que duela y no trates de “recuperar” los
momentos “felices” o falsamente perdidos, desaprovechado o lo que
quieran decir. Ahora, todo “eso” debería de “pesarnos y afectarnos”
como el vuelo de la calandria.
Todo es velis/nolis (lo quieras o no) pasado, pero que se ha
trasmutado, en cierta forma, en lo que eres y sigues siendo en
evolución permanente, aunque no lo sientas, pero es así, no discrimines
lo que te parece “malo” o “bueno”, ya es pasado y sólo puede que
permanezca en algunos “espacios, átomos, rumores,
transformaciones constantes de y en tu mente, sueños etc…” Entre
nosotros, aquí que no nos oye nadie… ¿qué más da? Lo que cuenta
es aquí y ahora… Ayer ya pasó y “mañana” todavía no existe. No es
un imperativo categórico… y recuerda, así como somos y estamos…
podemos y debemos seguir “adonde el corazón nos lleve”. Una vez
más: “nunca pasa nada (que no pudiera pasar) y… si pasa ¿qué
importa?… y “si importa” ¿qué pasa? realmente vital y trascendente.
Sonriamos juntos, vivir es algo que ni habíamos previsto ni ¡nos
habían consultado ni pedido permiso!”
Así… como somos y desde esta realidad “algo fantástica y
jodida no pocas veces…” ¿Qué importa? Llora, canta, mea, quiérete…
pero acéptate como eres y como estás, mientras, si quieres, tratas
de “evolucionar” o “desenrollarte”, quise decir desarrollarte… ¿para
qué y con qué prisa”.
Si necesitas un hombro, un abrazo, largar y desahogarte… aquí
tienes a un veterano, o quizás a alguien más cerca de ti de lo que
piensas. Es preciso querernos, aceptarnos, asumirnos y con el
incuestionable derecho a gritar, a llorar, a jurar en macabeo, o a
saltar… si puedes, porque yo ando con cuidado y, no pocas veces,
con un bastón, pero elegante y marchoso al caminar. Recuerda aquel
dicho del paisano gallego a su hijo cuando partía a la emigración,
exilio, destierro, mudanza… “Meu fillo… tí, a velas vir; baixarte a
tempo e si mesan por riba de tí… fas coma si chovese”. Y algunos
regresaron con sus “haigas” y con sus “truje”… Mirémonos a
nosotros mismos con algo de piedad, compasión, comprensión y
simpatía (de algo de comprensión). La alternativa es… joderse y eso
no es lo mismo que el infinitivo ni que el imperativo. Xa o sabes.
Pero recuerda, si lees estas líneas enviadas por cóndor,
paloma o ventolera, por email, claro… ya sabes en dónde estoy,
mucho más cerca de ti de lo que piensas y esto va tanto en sentido
científico como poético o como quieras. Si tú me dices ¡ven! lo dejo
todo. (Eso cantan o cantaban los ¿Panchos?)
Un abrazo y buen presente. Venga, tan pronto cierre este
trasto, me voy a la cocina y me beberé un vaso de buen vino y
brindaré por todos los tus/otros que vamos siendo, estando y
sonriendo… ¡Qué carajo! Y lo acompañaré con algo.
(Estos días estoy pasando una buena fase, ¡hay que disfrutarla,
sonreír y tirar “pa’lante”!).
José Carlos Gª Fajardo. Emérito U.C.M.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí