Pensamiento político

0
378
Alan García meses antes de su suicidio (2019). Foto de LaFM.

El Apra nunca muere, decía la letra de la canción. Sin embargo Alan García se mató. Un balazo antes de que se lo llevaran preso.

*

El cáncer de la política peruana fue García. Machista, racista, astuta y profundamente corrupto. García sabía cómo engañar al peruano, cómo jugar al sistema y vencer. Tal vez esa fue una de las lecciones que le enseñó su maestro, Victor Raúl.

*

Cuando tenía 15 años, alguien me dijo que al Perú le decían Coca Cola: una mitad produce coca, la otra mitad está haciendo la cola.

*

Fujimori le ganó a Vargas Llosa porque, en 1990, a los ojos del peruano común, Japón nos tiraría una soga una vez que el hijo de japoneses se sentara en el trono.

*

En 1990 yo quería que ganara Vargas Llosa. Yo que cinco años atrás había mirado embelesado los balconazos de Alan, yo que a los 8 años me sabía de memoria: Chan Chan testigo de la masacre solo espera la intervención del pueblo aprista que vuelve pronto, que vuelve pronto por la razón. Yo que repetía el disco de: El Apra es el camino, el Apra es el camino.

*

Sendero Luminoso fue la gota que rebalsó el vaso pero la economía peruana en 1985 ya era una mierda. Belaúnde liquidó lo que quedaba de la industria nacional. Raúl Diez Canseco y su pandilla son la demostración de cómo la política beneficia con abundancia a ciertos funcionarios. Con Belaúnde empezó a ser un gran negocio importar en vez de fabricar.

*

La incapacidad de García fue su gran delito. En 1987 ya teníamos una economía en crisis y un país matándose. Alan estaba sobrepasado. Los peruanos no esperaban soluciones sino las elecciones de 1990.

*

Alberto Fujimori dando declaraciones a la prensa en medio de las inundaciones por el Fenómeno del Niño, al norte del Perú. Foto El Comercio.

Es obvio que lo de Fujimori no fue una maravilla pero fue una gran sorpresa comprobar que el Estado podía funcionar. Por eso mucha gente tiene un buen recuerdo de su gobierno. Sí se podía. Es una mentira que el Perú de 1995 era peor que el de 1990. Era muchísimo mejor.

*

¿Cómo lo hizo? Ahí está el problema. Obviamente que hubo muchos problemas: decisiones autoritarias, venganzas, pagos indebidos, sumisión de los medios. Es difícil pero tenemos que hacer un esfuerzo y recordar que en 1995 no estábamos en Magic Kingdom. Seguía siendo el Perú, algunos años después de Alan.

*

No sé cómo volvió Alan, pero lo hizo. Limpio de polvo y paja, recitando de memoria a Calderón de la Barca. Y en ese momento creo que lo peor de García se juntó con lo peor de Fujimori.

*

Keiko Fujimori es una pésima política, bañada en el agua de la corrupción. Tiene pésimo tacto, mala visión y horrible capacidad para las alianzas ¿Cómo pudo superar los horrores de su padre y poner a Becerril o a Galarreta, gente mucho más imbécil –y eso es mucho decir– que Martha Chávez y Luz Salgado?

*

Toda mi familia es fujimorista. Nadie les dio nada, no se beneficiaron de ningún acto de corrupción. Es más, a mi padre los fujimoristas lo despidieron del Banco de la Vivienda, sin ninguna compensación. Pero mi padre es fujimorista. Y mi madre. Mi hermano. Mi hermana. El primo Toño, la prima Ame, que me dicen “caviar” y ya no me hablan (a pesar de que sé que me quieren).

*

Mi madre dice que es fujimorista porque nunca vio a un presidente trabajar tanto por el Perú. Que la gente que estaba en Palacio le ha dicho que Fujimori trabajaba desde muy temprano, que quería solucionar problemas. Dice que habla con los policías destacados en su pueblo, en Arequipa, y que ellos aún recuerdan con cariño esos años del viejo Fujimori.

*

Las carreteras que se hicieron en ese período entre 1992 y 2000, las que pusieron a muchos pueblos en contacto con el resto del Perú, se han ido deteriorando desde que renunció Fujimori (desde Japón, por fax). El tramo entre Tanaka y Chala está lleno de agujeros y el gobierno no hace nada. El ministerio se hace de la vista gorda, alguien se roba la plata.

*

Alejandro Toledo es el asco. Cómo un tipo que despertó tantas esperanzas, pudo abusar así. Fujimori tal vez robó, pero hace no sé cuantos años que está en la cárcel, mientras que Toledo sigue dando vueltas por Estados Unidos, esperando esa extradición que jamás llega. Y el dinero está ahí: las casas, los contratos.

*

¿Cómo seguir echándole la culpa a los Fujimori por los males del Perú, si hasta que se metió el balazo(2019), Alan estuvo moviendo las cuerdas de ese asco que es el poder político peruano? Si ella estuvo en prisión. Si cuando Alberto salió, lo volvieron a meter, al poco rato.

*

¿No será que los principales responsables de lo que pasa en el Perú son quienes lo dirigieron entre 2000 y 2020: Toledo (el ratero), Humala (el pelele), Alan (sobre todo Alan), PPK y Vizcarra (dos símbolos magníficos de la indecencia)?

*

Si después de Toledo, de Alan, de Humala, de PPK y de Vizcarra aún tenemos país, para mí, eso es un milagro.

*

Tal vez ese sea el milagro económico del que habla la derecha.

*

Pedro Castillo, el candidato de izquierda que lidera las encuestas de intención de voto en 2021. Foto de AFP.

A mí Pedro Castillo me parece otro salto al vacío. Disculpen amigos de la izquierda, pero odio saltar al vacío.

*

Caer otra vez en el agua con mierda no es agradable. Tal vez alguien crea entender que estoy sugiriendo que votar por Keiko Fujimori me parece comparable a meterse, voluntariamente, en un agua llena de mierda.

Pues sí.

 

PD: Para mejor comprensión del proceso electoral de 2021 en el Perú, les sugiero este ensayo que acabo de encontrar en las redes, de alguien que sabe mucho más (y escribe un huevo mejor). José Carlos Agüero y Cómo votan los muertos.

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí