Platero y yo

0
552

 

¡Arre, Platero, arre! Ahora que dejamos atrás el centenario, el año 2014 en el que las calles de Moguer han valorado aún con más énfasis a su premio Nóbel, recordamos en la voz de un niño la narración más popular de Juan Ramón Jiménez. La localidad onubense vuelve a llenarse cada Navidad de pequeños que se pasean por el pueblo vestidos del poeta y de niñas que se disfrazan de Zenobia Camprubí para junto a los burros recorrer las calles de un pueblo lleno hoy de fresas en lugar de «uvas, naranjas y granados». Platero y yo, un cuento eterno.

Texto por Patricia Gardeu

Autor: Juan Ramón Jiménez

Siempre, desde que recuerdo, quise ser periodista, así que estudié la licenciatura, másters, y durante varios años ejercí un periodismo “tradicional”. Mucha calle y redacciones que me enseñaron a desenvolverme. Pero la crisis y la necesidad de conciliación, la maternidad, la vida, me llevaron a convertirme en autónoma. Siempre fui una superviviente. Trabajadora, proactiva, curiosa, resolutiva… Y en constante aprendizaje. Sigo siendo periodista, pero casi como forma de vida: una apasionada periodista “buscavidas”.