“¿Qué es el arte?” de Pedro Azara

0
134
Pedro Azara en la grabación de “¿Qué es Arquitectura?”, Barcelona 2008.
Pedro Azara, arquitecto volcado en el estudio de las antiguas civilizaciones, fue mi profesor de Estética en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona (ETSAB), allá en 1990. Cuando fui a la universidad La Sapienza de Roma con una beca Erasmus en 1992-93, le pregunté qué libros me recomendaba leer sobre el Barroco. Recuerdo “Circe y el pavo real. La literatura del barroco en Francia” de Jean Rousset y “La Risa” de Henry Bergson. Sobre todo, “La Risa”.

 

He seguido la investigación de Azara a través de libros imprescindibles como “Castillos en el aire”, y exposiciones que marcaron época como “Las casas del alma” en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona.

 

En 2008 le pedí que participara en el proyecto para infancia “¿Qué es Arquitectura?”. Él escribió un cuento sobre la condición imaginaria de la arquitectura, o mejor dicho, el origen del hogar en la imaginación. Sólo la narración construye el hogar. Vídeo: https://youtu.be/RaZPEQ4VO8A

 

Desde que trabajo con infancia tres preguntas enmarcan mi labor: ¿qué es infancia?, ¿qué es arte? (a veces cambio arte por arquitectura), ¿qué es educación?. Cada momento tiene su respuesta según qué proyecto tengo entre manos, en qué país estoy, qué libros leo.

 

La semana pasada se me ocurrió preguntar a Pedro qué libros clásicos le ayudan a reflexionar sobre qué es el arte. Rápidamente me contestó con una lista de textos. Algunos los he leído, otros no y los buscaré. Por ejemplo “La visión de Dios, o El Icono” de Nicolás de Cusa.

 

Hace unos días repasé “Tochoocho”, el blog de Pedro Azara siempre lleno de reflexiones y material de estudio, y encontré este artículo suyo titulado “¿Qué es el arte?” dedicado a mi persona (https://tochoocho.blogspot.com/2019/08/que-es-el-arte.html). Me sorprendió y quedé agradecido. Aquí lo reproduzco.

 

“¿Qué es el arte?” de Pedro Azara

 

Una reciente pregunta y la lectura de Homero y Hesiodo pueden aportar alguna respuesta a esta sempiterna pregunta, que la contemplación de objetos de otras culturas, algunos enigmáticos a nuestra vista, y ciertas obras contemporáneas, a veces indistinguibles o invisibles, suscita. Las respuestas a veces son vanas: el arte es lo que uno quiere que sea.

 

Se ha dicho, tradicionalmente, que una obra de arte es un símbolo. Originariamente, un símbolo era un objeto que sellaba -y mantenía vivo el recuerdo.- de un acuerdo. Lo certificaba y lo reactualizaba. Dicho objeto se partía cuando el acuerdo entre personas (clanes, tríbus o ciudades, como ocurría en la frontera entre tribus celtas y la república romana en Hispania), quedando cada fragmento en manos de una parte enfrentada. El encaje de cada parte, en caso de un conflicto latente, certificada la existencia de un acuerdo previo que invitaba a rebajar la tensión y evitar la contienda.

 

Si la obra de arte se entiende como un símbolo, aquélla se concibe como el encaje de una forma material y una idea o contenido. La forma lo traduce y manifiesta. toda vez que el encaje es imperfecto -de manera que forma y contenido puedan permanecer separados-, una obra de arte necesita de constantes interpretaciones para tratar de averiguar qué significa: su significado o contenido siempre es ambiguo o incierto: la forma no logra desplegar con precisión toda la riqueza y complejidad de la idea. Las formas sensibles son insensibles a la potencia, la riqueza de las ideas. Éstas no se dejan expresar enteramente.

 

Esta lectura de la obra de arte lleva inevitablemente a la noción de imitación, platónica (la imitación es una reproducción fiel de una forma existente, es una imagen), o aristotélica (la imitación reproduce la manera como se estructuran y articulan las formas, obviamente el parecido exterior o aparente). De ahí, que la imitación haya constituido durante siglos la clave del arte en occidente.

 

Sin embargo, la misma noción griega de símbolo apunta en otra dirección. los textos de Homero y Hesiodo lo corroboran. La obra de arte es un objeto o una acción (que no tiene porque ser mimética).  En tanto que acción, la obra de arte “performativa”, ritualística, teatral, tiene como fin mantener las relaciones entre dos mundos que encajan mal: el divino y el humanó. En tanto que ofrenda, la obra de arte es un don que mantiene las puertas abiertas hacia lo sobrenatural y permite que los hipotéticos beneficios o bienes de aquel recaigan sobre los humanos. La obra de arte sería un medio de conectar mundos separados.

 

En el mundo estrictamente humano, la obra de arte era (es) un objeto, un ente que existe para ser intercambiado y atesorado. Un objeto no necesariamente valioso ni técnicamente laborioso o perfecto. Pero un objeto al que se le concede un valor singular: es un presente. Al igual que ocurre con nuestras fiestas (bautizos, bodas, aniversarios…), presididas por la entrega o el intercambio de regalos, al igual que no se concibe una invitación sin la entrega de un un regalo (personal, si es posible), era imposible que dos familias, clanes, tribus o ciudades se encontraran y firmaran o renovaran las paces sin la presencia, la entrega y la aceptación de regalos. Éstos, a su vez, mantenían vivo el recuerdo del encuentro al que habían dado sentido, permitían rememoran encuentros fructíferos.

 

Una obra de arte es así una creación humana; un objeto o una acción que da sentido a la vida, que la mantiene y la preserva, evitando desencuentros, limando asperezas, logrando el perdón de faltas. Una obra de arte es un mecanismo social. Mantiene -o mejora- la estructura social. Para esto, una obra de arte debe pasar de mano en mano, no pertenece a nadie sino a la colectividad, preservada, entre los encuentros, por una u otra familia o persona que, a poco, la inserta de nuevo entre los contactos necesarios para que los humanos vivamos en paz. Una obra de arte es un mecanismo para apaciguar y lograr que nos sigamos mirando las caras, sin avergonzarnos de nada, ni envalentonarnos. La obra de arte mantiene las formas, y da la medida de lo qué somos.

 

(Para Jorge Raedó, agradeciendo sus comentarios)

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorEl silencio de la guerra: Damasco
Artículo siguienteEn la casa de Robert Graves
Jorge Raedó
Jorge Raedó (Zaragoza, España 1969). Artista y profesor de arte para niños. Vive en Bogotá, Colombia, desde 2015. Osa Menor es su investigación y práctica en educación de arte para la infancia y juventud desde 2008. ... ... ... Ideó y es director artístico de "Ludantia. I Bienal Internacional de Educación en Arquitectura para la Infancia y Juventud". Miembro de la Escuela en Arquitectura Educativa de la Universidad Autónoma de Madrid (España). ... ... ... Project advisor en América Latina del subproyecto A02 "Espacios educativos: conocimiento espacial de los niños y jóvenes" como parte del Collaborative Research Center SFB 1265 “Re-Figuración de espacios" de la Technischen Universität Berlin (Alemania). Project advisor del proyecto "CiudadN-Lab" de la Universidad de La República (Uruguay). Director científico de Anidar (Argentina). Asesor de Red OCARA (Brasil) y Lunárquicos (Colombia). ... ... ... Ideó y dirigió el proyecto Què és Arquitectura? (2008-11). Director educativo de la asociación finlandesa Rakennetaan kaupunki! (julio 2011 - abril 2015). Idea y dirección de Amag! Revista de Arquitectura para Niños (2012-17). ... ... ... Ha creado talleres, encuentros, exposiciones u otras colaboraciones de educación en arquitectura y arte para infancia y juventud con el Museo Reina Sofía (Madrid), Guggenheim Museoa (Bilbao), Macba (Barcelona), Dhub (Barcelona), ACVic (Vic), Istituto degli Innocenti (Florencia), MAXXI (Roma), Kiasma (Helsinki), Museo de Arquitectura de Finlandia (Helsinki), Museo de Diseño (Helsinki), Helsinki Art Museum (Helsinki), Annantalo (Helsinki), Alvar Aalto Museum (Jyväskylä), Etelä-Pohjanmaan maakuntamuseon (Seinäjoki), ArkDes (Estocolmo), Museo de Arquitectura Leopoldo Rother (Bogotá), MAMU – Museos del Banco de la República (Bogotá), SESC Pinherios (São Paulo), Centro Cultural San Martín (Buenos Aires), SUSAS Biennial (Shanghai), Beyond Media (Florencia), X Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo (Santander), Arteden (Trieste), Hatch Festival (Asheville), Ayuntamiento de Zaragoza, Universidad Nacional de Colombia, Teatro Nacional de Colombia, Palau de les Arts (Valencia)... ... ... ... Ha colaborado con jardines de infancia y colegios de Barcelona, Zaragoza, Valencia, Coruña, Arteixo, Helsinki, Seinäjoki, Jyväskyla, Bogotá, Medellín, Lima, São Paulo... ... ... ... Ha dado conferencias o talleres en la Facultad de Educación de la Universidad Autónoma de Madrid, Programa de Doctorado "Arte y Educación" de la Universidad de Barcelona, Universidad Internacional Menéndez Pelayo (Coruña), Máster Universitario en Profesorado de Educación Secundaria de la Universidad Pública de Navarra (Pamplona), Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Vigo, Master de Música y Cursos de Música Electrónica de la Universitat Politècnica de València, Master de Museos: educación y comunicación de la Universidad de Zaragoza, Fundación Monserrate (Bogotá), Universidad Los Andes (Bogotá), Universidad Nacional de Colombia (Bogotá), Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Artes (Lima), Pontificia Universidad Católica de Perú (Lima), Universidad Jorge Tadeo (Cartagena), Universidad Nacional de Colombia (Manizales), Universidad de Helsinki, Escuela Tècnica Superior d´Arquitectura de Barcelona, Institut del Teatre (Barcelona), Istituto Europeo de Design (Barcelona)… ... ... ... Trabajó diez años en el teatro como dramaturgo, director de escena, ayudante de dirección, figurinista, escenógrafo, traductor... en el Teatre Nacional de Catalunya, Teatre Lliure, Institut del Teatre, Teatre Tantarantana, Sala Beckett, Sala Muntaner, Nau Ivanow, Mercat de les Flors, Teatre Escorxador, Festival d´Òpera de Butxaca, Festival Internacional de Titelles i Teatre Visual, Festival Grec, Sitges International Festival, Fira de Tàrrega, Editorial Hiru... (1998-2008). ... ... ... Título Superior en Arte Dramático, especialidad Dirección Escénica y Dramaturgia por el Institut del Teatre – Universidad Autónoma de Barcelona (1995-99). Estudió tres años de Arquitectura en la Escola Tècnica Superior d´Arquitectura de Barcelona y La Sapienza de Roma. Practicó kárate con Kozo Mizoguchi y Yoshi Hirota (1981-91).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí