¿Qué es la cantométrica?

0
552

 

Alan_Lomax

 

Antes de responder a esta pregunta, vamos a conocer a su inventor.

 

La verdad es que hay gente para todo. Hay a quien le gustan los entresijos, las gallinejas y los sesos. Pues a Alan Lomax le gustaba ir por los pueblos de la Tierra grabando canciones del folclore que se terciase. Vaya, quiero decir que como pasión es un poco rara igual que para mí es raro que haya personas capaces de saborear todo tipo de casquería sin inmutarse.

 

Pues desde los veintidós años, que ya acompañaba a su padre John Lomax a grabar a los esclavos negros de Texas, Luisiana y Misisipi, no hizo otra cosa que poner el micro y darle a la tecla roja de “rec”.

 

Se pateó el mundo recogiendo muestras del folclore con su grabadora y así llegó hasta los rincones más recónditos de Estados Unidos, donde descubrió a intérpretes como Muddy Waters o Woody Guthrie, Italia, Rusia, India, Rumanía, Marruecos o España, donde llegó a registrar casi 1.400 grabaciones de lugares como Val de San Lorenzo en León, Uznayo de Polaciones en Cantabria, Lagartera en Toledo, Arroyo de la Luz en Cáceres, Villanueva de los Infantes en Ciudad Real, Bormujos en Sevilla o Guacín en Málaga. Llegar a estos pueblos entre 1952 y 1953 con el único rastro de la música como guía, tiene mérito. Me lo imagino y pienso en Livingstone entrando en los poblados durante su aventura africana.

 

Cualquier actividad, para que tenga sentido, debe tener un objetivo. El de Lomax era demostrar la conexión entre canción y cultura, así que se inventó la cantométrica. No voy a entrar en profundidades para explicar las complejidades del sistema, pero, mediante la medición de 37 parámetros identificables en el canto, pudo establecer relaciones entre patrones culturales de comportamiento y peculiaridades vocales del folclore.

 

Sacó tiempo para escribir un libro titulado “The land where the blues began” y recibió un Grammy póstumo en 2003 en reconocimiento a su aportación a la música. Murió en 2002 y esta semana se ha publicado íntegro el archivo sonoro del señor Lomax. Más de 17.400 grabaciones sonoras, cerca de 5.000 fotografías de muchos de los lugares que visitó, programas de radio, entrevistas… Un legado que rescata la historia sonora de nuestros antepasados y que nos llega gracias a que existen personas que se dedican a actividades peculiares, como este hombre que decidió que quería grabar el Mundo.

 

@Estivigon

Nacido en Madrid en septiembre de 1962. A mí y a mi entorno, cada vez nos cuesta más definir a qué me dedico. Periodista de carrera durante quince años en la editorial GyJ, guionista de cine y teatro, productor de contenidos audiovisuales para museos y centros de interpretación, community manager en BMG Rights España, gestionando la identidad digital de un puñado de artistas, y músico. Aunque esto último me queda un poco grande; me considero un aficionado, pero, para bien y para mal, llevo veinte años metido de lleno en esta vorágine en donde me conocen más como Estivi. Discos grabados, conciertos, giras, noches… y muchos amigos.