Qué esperar cuándo abras uno de estos libros…

0
251

Cogí por primera vez un manual de salud durante mi primer embarazo porque, como periodista que soy en cualquier estado, me parecía escasísima la información que me daba el médico en la consulta. Hoy, casi 18 años después después, tres de cada cuatro libros que leo tienen que ver con lo que he dado en llamar “libros con instrucciones para la vida”.

 

Cogí por primera vez un manual de salud durante mi primer embarazo porque, como periodista que soy en cualquier estado, me parecía escasísima la información que me daba el médico en la consulta. Hoy, casi 18 años después, tres de cada cuatro libros que leo tienen que ver con lo que he dado en llamar “libros con instrucciones para la vida”. Esto engloba desde el tema de la gestación (mi primer manual de salud), a los de salud general, enfermedades específicas (diabetes, cáncer, cardiología), nutrición (comer de forma saludable) y otros muchos que lo mezclan todo, incluso la filosofía del saber cómo vivir. Mi familia decía que yo era una “madre de libro” porque buscaba en ellos todos los consejos para serlo: por qué lloraba mi hijo, qué debía comer, qué podía hacer para esto o aquello. Entonces, como ahora, cuando necesito profundizar en algún problema concreto pienso: “alguien ha pasado por esto, lo ha vivido y además lo ha dejado por escrito”. Así pues, buscando respuestas en uno y otro, el tiempo transcurría, mi hijo crecía haciendo lo que le daba la gana y yo lo que podía con él. Y como casi todo en la vida crea hábito sigo leyendo y buscando respuestas o, más bien, instrucciones.

 

Desde entonces el mundo editorial y mis intereses han crecido y se ha especializado. Ahora, en cualquier librería hay secciones enteras sobre salud, ejercicio y estilos de vida que antes no ocupaban más que un par de filas. Algunos de ellos llevan la firma de profesionales reconocidos y otros se han hecho con la fama tras escribir sobre un tema dándole un nuevo enfoque. Muchos son  traducciones de best-sellers estadounidenses y nos remiten a un mundo en ocasiones ajeno, pero no por ello inútil, ya que nos ofrecen una visión sobre tendencias en la alimentación, el ejercicio terapéutico o las disciplinas mentales. Y también, cómo no, hay una gran cantidad que se limita a repetir lo que otros han dicho o a sacarse del sombrero teorías pseudocientíficas para vender en un sector de gran crecimiento editorial. Este es el motivo de este blog, hablar de lo que leo en estos libros, para contaros (parafraseando al clásico What to Expect When You’re Expecting) “qué puedes esperar cuando estás esperando”. Encontrar información que sea útil. A veces, leer el adecuado sirve de gran ayuda, otras basta con comprender mejor un problema y en ocasiones es suficiente ver cómo otras personas que se encontraban en la misma situación se han enfrentado a ello.

 

Voy a escribir sobre los libros que leo de salud y enfermedades, de los relacionados con la infancia, la educación, la nutrición y el ejercicio como elemento preventivo y curativo. Tampoco voy a olvidar los que tienen que ver con el estado anímico y la salud emocional, la piedra angular sobre la que se asienta todo. Aunque los primeros que nos hablaron de la felicidad fueron los santos y los filósofos, hoy, autores como Fernando Savater o José Antonio Marina, que han desarrollado una filosofía asequible y entretenida, también estarán presentes. Y hay algunos buenísimos, muy entretenidos, casi como novelas; otros nos descubren cosas que no olvidaremos y muchos, sobre todo los que preconizan hábitos saludables, nos enfrentan a elecciones que conllevan sacrificios para ganar bienestar. Todos nos harán conocer nuestras debilidades un poco mejor, pero sobre todo nos retarán a descubrir algunas fortalezas con las que no contábamos.

Me llamo Carmen Salmerón Berdejo y soy periodista de salud, nutrición y estilos de vida (cajón de sastre donde cabe más de lo que parece, incluso la felicidad). He trabajado en varios diarios, como "El Sol" y "El país" y en el suplemento "Mujer Hoy" de ABC y diarios de Vocento. Ahora, escribo en varias revistas de salud, (Salud y Corazón, WebConsultas , Gente Saludable...) y donde me llamen, desde la sierra madrileña. Desde aquí veo, a lo lejos, la ciudad en la que crecí y esta distancia física del lugar donde todo bulle me ayuda a pensar buscando otra perspectiva de la vida.   Siempre he echado de menos un libro con instrucciones para la vida. Y aquí hablo de esa búsqueda… de todos los que leo y las cosas interesantes que encuentro. Algunos nos hablan sobre la salud y la nutrición, otros, sobre la felicidad, pero en todos ellos encuentro alguna línea de ese manual nunca escrito que nunca he dejado de buscar.