Qué pasa en Irak. Los yihadistas ponen en jaque al Gobierno de Maliki

0
223

El objetivo del ISIS no es conquistar un país, sino establecer un estado islámico en el levante mediterráneo, es decir, desde Israel hasta más o menos Irak.

 

Artículo escrito por Adrian Espallargas


En las últimas semanas Irak ha vuelto a ser noticia. Los telediarios y los periódicos de todo el mundo se llenan con imágenes de yihadistas acompañados de enormes titulares que  alertan de que un grupo de guerrilleros islámicos están tomando el control de Irak.

 

¿Qué ha ocurrido?

 

Una coalición de milicias guerrilleras islámicas, un ejército conocido como ISIS, que en su momento formó parte de Al-Qaeda, se hizo fuerte  combatiendo en Siria contra el régimen de Assad. Ante el estancamiento en Siria, han ido extendiendo su control a otros territorios de Oriente Medio y a mediados de mes tomaron la segunda ciudad iraquí más importante, Mosul,  abundante en petróleo.

 

Esto es importante de entender. El objetivo del ISIS no es conquistar un país, sino establecer un estado islámico en el levante mediterráneo, es decir, desde Israel hasta más o menos Irak. De hecho las siglas ISIS significan Estado Islámico de Irak y Siria. Ellos se consideran como un estado y controlan todo este territorio.


Bp2WnwaCYAIX1Ki

 

Las fuerzas del ISIS –unos 7.000 soldados– consiguieron hacerse con el control de Mosul casi sin resistencia por parte del Ejército iraquí.

 

En las últimas semanas han ido tomando otras ciudades hasta quedarse a pocos kilómetros de Bagdag, poniendo en jaque al Gobierno de Irak, y los yihadistas tienen también bajo su control la refinería de petróleo Baiji, la principal del país.

 

Musulmanes contra musulmanes. Árabes contra árabes. ¿Qué es esto?

 

El mundo musulmán se encuentra dividido en dos grandes ramas: Chías y suníes. El ISIS pertenece a la rama mayoritaria, el sunísmo, al igual que el 90 % de los musulmanes.

 

En Irak la mayoría (65 %) son chías y los suníes son el grupo minoritario (35 %).  Tras la expulsión de Saddam Hussein en 2003, EEUU patrocinó el establecimiento de una república demorcática en Irak.

 

En las elecciones ganó el actual primer ministro Nuri-al Maliki, de la rama chií.   La prensa internacional acusa a Maliki de haber discriminado durante su Gobierno a los suníes, lo que ha permitido el avance del ISIS en Irak ya que en algunas poblaciones han recibido a los yihadistas como libertadores.

 

Por otro lado están los kurdos, que con la nueva repúblicaobtuvieron un estatuto de autonomía en su región que les ha permitido actuar como un semi-estado.

 

Los territorios kurdos se encuentran cerca de Mosul, por lo que tras la espantada de los soldados iraquíes, los kurdos  han aprovechado para hacerse con la vecina región de Kirkuk, rica en petróleo y que consideran que pertenece al kurdistán.

 

Mapa del kurdistán.

 

w87ct8O

 

Para que nos entendamos: Es como si España entrara en guerra con Cataluña y el País Vasco aprovechara la coyuntura para hacerse con el control de Navarra por aquello de que forma parte de Euskal Herria.


Los kurdos son suníes pero no combaten a favor del ISIS.

 

Los kurdos buscan construir un estado kurdo en partes de Irak, Turquía, Siria e Irán. Por su parte, el ISIS quiere construir un califato en la región. Los intereses de ambos grupos pueden chocar, por lo que los kurdos están reforzando su presencia en los territorios conquistados a la espera de lo que pueda pasar.

 

¿Y Estados Unidos qué dice?

 

Bush expulsó a Saddam en 2003 y desde entonces Irak ha sido un territorio muy inestable. Han sido años de combates sectarios, entre el estado y los grupos islamistas, entre los que ya se encontraba el ISIS.

 

El Ejército de EEUU estuvo en Irak dando formación a las tropas iraquíes y llevaron a cabo operaciones militares con el fin de apaciguar la zona. En 2011 Obama decidió retirar las tropas americanas de Irak.

 

Desde la retirada de los efectivos estadounidenses, el país continúo siendo inestable. Los atentados aumentaron hasta que en junio de este año el ISIS ha puesto en jaque al Gobierno con la toma de Mosul.

 

El presidente Obama es el centro de todas las críticas en EEUU por la situación. Se le acusa de una retirada prematura.

 

Irak es uno de los países con las mayores reservas y producción de petróleo del mundo, especialmente en el norte (controlado por el ISIS y kurdos).  Desde el inicio de la crisis en Irak, el precio del barril de brent ha ido escalando día a día y el 23 de junio alcanzó su nivel más elevado de los últimos nueve meses.

 

¿Qué va a pasar?

 

Obama no quiere permitir la creación de un estado islámico en Oriente Medio que pueda servir de base al terrorismo yihadista internacional, uno de los principales argumentos por los que se invadió Afganistán.

 

La inestabilidad en el país puede afectar a otros estados de la región, al igual que ha ocurrido con Siria. Si los kurdos se hacen fuertes puede afectar a Turquía, que lleva años reprimiendoles.

 

Si el Gobierno chíi cae, Irán puede ponerse nervioso dado que es el principal aliado que tiene en la zona. En ese sentido, Teherán ha enviado tropas a Irak para combatir a los yihadistas, una situación que nos deja una

extraña situación en la EEUU e Irán comparten un enemigo común.

 

Así lo ilustra the Economist en su viñeta de esta semana.

 

 

20140621_WWD000_0 (1)

 

No obstante, Irán desaprueba la actuación de EEUU, ya que acusa a los americanos de querer mantener a Irak bajo su «hegemonía». Como se ve en la viñeta, aunque persas y estadounidenses luchen contra el ISIS, ellos también siguen peleados.

 

Por otro lado, el aumentó de los precios del petróleo puede poner más presión en Washington. El petróleo en Siria  no es vital para Occidente, Iraq sí que lo es. La presencia de yihadistas en campos de petróleo aumenta la incertidumbre y dispara los precios.

 

Pero de ninguna manera los americanos quieren enviar tropas al terreno. Cerca de 4.500 soldados estadounidenses han muerto en Irak y la población siente que se han malgastado miles de millones de dólares para nada.

 

Una encuesta del portal YouGov muestra que un 67 % de la población está en contra de enviar a las tropas a combatir de nuevo en Irak. Sin embargo, apoyan el envío de drones y de ataques aéreos.

 

El problema es que el ISIS está a medio camino entre un grupo terrorista disperso y el de un estado, por lo que el uso de ataques aéreos es complicado porque los guerrilleros se cobijan entre la población local.

 

Por el momento, Obama ha aprobado el envío de 300 militares a Irak para asesorar al Gobierno de Maliki. Toda ayuda estará supeditada a que el presidente iraquí adopte una actitud más integradora para con los suníes.

 

Asimismo, el secretario de Estado, John Kerry, se ha reunido con líderes del Gobierno regional kurdo para combatir al ISIS. Hasta el momento, las milicias kurdas han sido claves para evitar el avance de los yihadistas por la zona del kurdistán.

 

Obama anda con pies de plomo. No quiere que una escalada de las tensiones arrastre a EEUU a un conflicto complejo.

 

«Dejamos atrás un  Irak seguro e independiente», dijo el presidente estadounidense en 2011 cuando ordenó la retirada de tropas. Tan sólo han bastado tres años para demostrar que no es así. Ahora le toca a EEUU volver a remangarse.

 

@aspallargas

El Inquirer es un blog de información internacional creado en 2011 por un grupo de estudiantes de periodismo de la Universidad Complutense. Víctor Nauzet, Bárbara Álvarez, Begoña López, Rocío González, Adrián Espallargas, Teresa Vallejo, Alejandra Gómez y Adrián Blanco son el equipo de El Inquirer.   "Los medios te lo cuentan, nosotros lo explicamos" ese es el lema de El Inquirer. El objetivo de la web es explicar de forma clara y concisa el evento de mayor relevancia de la actualidad internacional para que el lector no acabe perdido en el mar de información de internet. En otras palabras, buscamos contextualizar. Para ello utilizamos siempre un formato de preguntas y respuestas con el fin de estructurar la información y que sea de fácil acceso al lector. Es decir, no contar sino explicar qué pasa en nuestro mundo.