Que viene el Botox

0
320

 

Los usos de la toxina botulínica comienzan a ser ya populares y casi todo el mundo sabe que esta sustancia es utilizada por miles de cosmetólogos por el mundo para devolver la juventud a las miradas y los rostros, anulando pliegues y arrugas delatoras.

 

Es importante decir que la toxina botulínica es el veneno más potente que haya existido o del que hayamos tenido noticia  jamás sobre el planeta Tierra.

 

Cantidades de sólo gramos podrían exterminar un país entero y por eso se la considera una auténtica arma de guerra biológica. Lo peor de todo es que es relativamente fácil producirla, porque la bacteria que la origina, Clostridium botulinum, es un anaerobio común en el suelo y sus necesidades de cultivo se limitan a un medio sin oxígeno (anaerobio).

 

Los productores autorizados de Botox, o sea el preparado antiarrugas (que también tiene más usos, como por ejemplo controlar espasmos musculares y dolencias neurológicas diversas) son relativamente pocos. Sin embargo, a través de Internet o por medio de traficantes se mueven en el mundo decenas de miles de viales falsos y millones de euros de facturación y beneficios relacionados.

 

En unos casos el Botox falso carece de efecto, pero en otros contiene toxina botulínica auténtica fabricada en laboratorios clandestinos. Una dosis errónea o una vía equivocada pueden matar a un individuo previamente sano. Esto sí que sería morir de la manera más tonta.

 

JMH