Retrato maléfico de un beato

0
332

 

 

 

Soldrak era un santo de Internet, que se aparecía a sus acólitos a través de su web cam, en lo que todos consideraban su templo. A tan beatífico ser nunca se le vio en actividad sexual, no más allá de la desnudez de su radiante cuerpo. Soldrak vivía con chicas, tenía novia, y un hermano con toda la belleza prohibida de un sacrilegio. También poseía un gato, que a veces llegaba hasta él todo misterioso y ondulante, para recibir sus largas caricias, sobre el regazo desnudo del muchacho.

 

Preguntole Faba a este joven rapado, germánico, nudista, con chiva y tatuajes, si le importaría ser dibujado por alguien en España. Aquel beato estaba tan seguro de que su comportamiento era tan blanco, que no puso ningún obstáculo; sino más bien al contrario, se sintió halagado, y regaló a toda la concurrencia una de sus maravillosas sonrisas.

 

El retrato de Soldrak es el más expresionista realizado por su autor. No sólo por la nacionalidad alemana de su arcangélico modelo cibernético, sino porque aplicó una técnica nueva de doble soporte, para transmitir su veneración absoluta por la imagen de aquel santo tonsurado.

 

Dibujó sus rasgos y sus ojos con grafito, sobre un viejo papel color carne, muy texturado. Dispuso los colores grasos, (barras de maquillaje teatral), sobre un papel vegetal usado, que traía consigo las cicatrices de unos angulosos pliegues accidentales. Superponiéndolos, se conseguía un efecto más demoniaco que santificado. Soldrak parecía un mandril humano, asomándose desnudo y en cuclillas, a la entrada de su cueva.

 

Más maléfico habría resultado, si hubiese llegado a ser instalado -como estaba previsto- como tapa transparente de una caja de vinos, iluminada por dentro. Aunque hay que señalar, que el núcleo de esta distorsión procedía del programa informático que el joven había activado, para transmitir su imagen en un doble reflejo, que se contraía y expandía en torno a un eje en el centro.

 

Como sabe Faba que este blog tiene visitantes fieles y puntuales en Alemania, se ruega a quien se tropiece con esta entrada; que si conoce a Soldrak, le haga llegar su retrato anunciado hace tres años desde España, y que si esto llegara a suceder, y él lo tiene a bien, nos deje un comentario confirmándolo.

 

 

Retrato maléfico de un beato

28 X 16 cms.

Técnica mixta. Barra de maquillaje sobre papel vegetal usado,

y lápiz de grafito sobre papel rugoso.

Gabriel Faba. 2008.