Ritos y leyendas

2
529

Ritos funerarios en la tierra de los Mossi, en Burkina Faso. Juicios de Dios, que se llevan mucho por estas tierras, dejadas de su mano.

 

Voy a contaros algo sobre historias tradicionales africanas, o de Burkina Faso, ritos, mitos y leyendas tradicionales que a veces acaban terminando en gritos y susurros, llantos y crujir de dientes, como si del infierno en tierra se tratara. Que es lo que acaba siendo.

 

Se ha hablado estos últimos días sobre cuestiones de plena actualidad, ébola, tanto aquí como en España, que me ha parecido que debía volver a mi faceta de cronista del crepúsculo de los tiempos antiguos (Crépuscule des Temps Ancienes, Nazi Boni)Aunque no sean tan antiguos del todo.

 

 

El libro en cuestión, editado por el autor

 

 

Leyendo un libro sobre los ritos funerarios de los Moossi, (etnia mayoritaria en BF), me encuentro con algunos rituales interesantes.

 

Bueno interesantes es una forma de llamarlos sorprendentes o chocantes desde un punto de vista cartesiano del primer, no por ello mejor, mundo.

 

El libro es obra de Maître Titinga Frédéric PACERÉ, uno de los autores más prolíficos entre los escritores burkineses, sobre todo en cuestiones relacionadas con las tradiciones africanas. Lo de Maître quiere decir abogado, porque lo es, aunque esté retirado y se dedica a recuperar y legar el recuerdo de las tradiciones por escrito.

 

Creó y sostiene un museo en Manéga sobre tradiciones, cultura africana, que es de las cosas más interesantes que se deben visitar si a alguien se le va la olla y recala por BF.

 

Cuenta en el libro los ritos funerarios complejos, típicos de la región. Hay una parte que conocía de oídas y que he podido confirmar gracias a este libro. Los libros es lo que contienen: mucha información y, a veces, cultura.

 

Una especie de juicio de los fallecidos en circunstancias poco claras.

 

La verdad es que aquí las circunstancias de las muertes nunca son claras y tienen el vicio mágico de atribuir siempre las muertes a fuerzas exógenas y extrañas. En África, como dice el autor, “una muerte jamás es fortuita”.

 

 

Muchos ‘ateliers’, talleres, de sensibilización contra las acusaciones de brujería, pero todo el mundo cree en ello (empezando por mi entorno más cercano)

 

 

Uno de los problemas de no disponer de sistemas de salud mínimamente científicos es que siempre se echa mano de dos cosas: o bien son los ‘ancestros’ quienes han tomado la vida del occiso, que dirían en las películas con español americano, o bien alguien se ha ocupado de darle matarile.

 

Ya sea asesinato directo, el envenenamiento es lo más socorrido y al alcance de cualquiera, ya sea por encantamiento, el susodicho muere encantado, que no contento, o fifty-fifty, una serpiente que tiene su poco de todo, por ejemplo.

 

Así que lo primero que se hace es sacrificar un pollo delante del cadáver, antes de enterrarle, para que a través del pollo se manifieste el difunto y diga qué es lo que ha pasado. Lo normal, el oráculo del pollo.

 

¿Y qué pasa?

 

Pues que normalmente, ni el pollo, ni el otro pollo, suelen decir esta muerte es mía.

 

Os pego la traducción del interrogatorio de los cadáveres (ambos pollos, o pollo y pollita, si es mujer)

 

(nombre del difunto, p.e. Pepe o Encarna, o nombres más tradicionales de BF)

estás aquí acostado

en esta case (casa, más o menos)

toda la familia está inquieta

y querría comprender.

Te ofrecemos este pollo

que es el ‘pollo de las lágrimas’

y queremos preguntarte

si este sueño eterno

viene de Dios o de tu voluntad.

Es preciso que podamos saberlo

para afeitarte

para lavarte

para llorarte

y que puedas dormir en paz.

Si no ha sido Dios, ni tu voluntad

debes rechazar el pollo

para que lo sepamos.

 

La fórmula me parece muy bonita, dejando de lado el fondo de la cuestión.

 

Normalmente rechaza el pollo, quiere decir que no hace movimiento alguno para atrapar el pollo, como era de esperar, claro.

 

Así que se repite la operación 2 veces más, y a la tercera va la vencida, y los pollos punto en boca y pico y el difunto impasible el ademán, además de imposible hacerlo, ningún ademán.

 

Agotados los pollos y la paciencia, comienza la fase 2 de los encuentros en la 3ª frase. Lo que se llama interrogatorio ritual del cadáver o KOOUM-BOGBO.

 

Cuatro personas lo colocan sobre una natte (esterilla) con los pies por delante (de aquí debe venir la célebre expresión, creo) y lo sacan de la case.

 

Todo el pueblo deberá estar presente y el cadáver, bien llevado por los porteadores, se parará delante de la persona responsable de su muerte.

 

Si porque estuviera avisada, la persona en cuestión, o se oliera el tomate la susodicha, y no tuviera presencia de ánimo de hacer acto de presencia, el cadáver llevaría a los porteadores hasta su case… A ver si te crees, bonita, que te vas a librar así como así, porque la mayoría son mujeres las culpables.

 

Así suele ser en el mundo en general, lo de echarles la culpa de todo, pero a las africanas siempre les toca la china, si me permitís mezclar continentes en este mundo global.

 

El cadáver lleva a los porteadores, son estos los que llevan al cadáver…, hay mucha polémica al respecto, en todo caso forman un equipo para descubrir la verdad, toda la verdad, y nada más que la verdad.

 

Como cuenta Maître Paceré en su libro las consecuencias pueden ser terribles.

 

De ello no se sigue, inmediatamente, una condena a muerte porque la sentencia no es humana, que viene del mundo de los muertos, pero la acusada será excluida del grupo social, etnia, aldea, familia… Así, si no la matan a escondidas, está condenada a abandonar la aldea y vagar por los campos, sola, sin ayuda de nadie, hasta su más que probable muerte.

 

Este interrogatorio ritual, dice Paceré, ha dado lugar a acusaciones graves, arbitrarias y calumniosas, dividiendo las familias y dejando huérfanos, aunque la madre viva.

 

Epidemias, rubeola, varicela, fiebre amarilla, meningitis, otras enfermedades, tuberculosis, SIDA, etc han dado lugar a denuncias de los muertos y expulsiones de las aldeas.

 

Esto que puede parecer ancestral, sigue pasando en BF a día de hoy, aunque esté disminuyendo poco a poco.

 

 

No aparecen demasiadas ‘brujas’, aunque tampoco parece que esté descendiendo el número de las arrecogías, pero como dice al final del texto «estos datos no tienen en cuenta las personas ‘señaladas’ o marginadas viviendo en su comunidad o las presuntamente desaparecidas…»

 

 

Suelo ir una vez al mes a un centro de acogida de sorcières (brujas) que son las mujeres a las que se ha expulsado de las aldeas por estos juicios de muertos. No todas consiguen llegar, que muchas mueren en la brousse (campo) o se suicidan.

 

Descargando algo de comida que les llevamos casi todos los meses

 

En BF hay unos cuantos centros de acogida y nosotros solemos ir a uno de los 2 que hay en la capital, Ouagadougou.

 

Les llevamos comida para ayudarlas un poco (arroz, aceite, caldos, azúcar, sal, pasta, caramelos…). Son centros que dependen del Mº de Acción Social, pero los recursos son escasos.

 

 

Con unos amigos que vinieron a visitarnos

 

Ellas hacen trabajos que venden para contribuir a su mantenimiento y que solemos comprarles también. Y sobre todo se acompañan y arropan entre ellas. No hay mayor pena que llegar a ser anciana y ver que toda tu familia, toda tu aldea, todo lo que era tu vida, te ha abandonado.

 

La visita de otra amiga, con mi mujer, directora de la Biblioteca OLVIDO, la brujita padece lepra

 

 

PS.- Nota colorista. Si el muerto es un Naabá (rey de aldea), se envían ese mismo día del fallecimiento 7 jóvenes mujeres para uso y disfrute otros tantos Naabás con los que se tenga relación amigable. Cortesía de la casa real

 

 

 

Canción de los ’80, Embrujada, por poner una nota de sonido y color, aunque no tenga nada que ver con la realidad de BF

 

 

 

GALERÍA DE RETRATOS DE BIBLIOTECA OLVIDO


2 COMENTARIOS

  1. Hola Félix, he pensado
    Hola Félix, he pensado bastante en tí, si esto del ébola en Africa os hace sentiros amenazados en BF o no, y como siempre al leer tu post me he reido con ganas, qué vitalidad tienes, caray. bueno contéstame si quieres, abrazos

    Anunciata

    • ¡Hola, Anunciata!
      ¡Cuánto

      ¡Hola, Anunciata!

      ¡Cuánto tiempo!

      La culpa es mía, que he estado 3 meses en silencio…

      Lo del ébola no me preocupa lo más mínimo, ni siquiera aquí. Al menos en Burkina Faso no se conoce un solo caso, todavía (oficialmente).

      Lo vuestro es peor, jajaja.

      No sé si leíste lo que escribí sobre ello

      https://www.fronterad.com/?q=bitacoras/felixperez/et-voila-lebola

       

      Te recuerdo que, en algún momento, pensabas en venir a visitarme, jejeje

      No te arrepentirías, yo creo que te gustaría mucho conocer de primera vista todo lo que hacemos por estas tierras y que, desgraciadamente, me temo que no podrá durar mucho tiempo. Un año o dos, como mucho, dependiendo de mis exangües recursos financieros.

      Aunque también podría precipitarse mi partida en función de la crisis política inminente. En un año tendremos lío, o revueltas, o enfrentamientos políticos que podrían llegar a las manos, o los machetes, o las pistolas…

      Y ya se sabe, en una revuelta, se producen saqueos, pillajes, y la Biblioteca es muy golosa para arramplar con todo lo que hay.

      Así que date prisa en venir, ya verás que bien te tratamos.

      En casa, por supuesto, y a cuerpo de reina, jejeje.

      Pero no pago billetes de avión. Lo demás, alojamiento y mesa puesta

      un besazo

Comments are closed.