Siete preguntas y un chiste: Helena Lanza, actriz

0
729

Helena Lanza nació en Madrid y estudió en la Real Escuela Superior de Arte Dramático (RESAD), en la que se licenció en 2013, en la Escuela Superior de Teatro e Cinema IPL de Portugal y en el Laboratorio de Teatro William Layton. En enero estrenará en el Centro Dramático Nacional La ola, escrita por Ignacio García May y dirigida por Marc Montserrat.

 

Helena Lanza nació en Madrid y estudió en la Real Escuela Superior de Arte Dramático (RESAD), en la que se licenció en 2013, en la Escuela Superior de Teatro e Cinema IPL de Portugal y en el Laboratorio de Teatro William Layton. En enero estrenará en el Centro Dramático Nacional La ola, escrita por Ignacio García May y dirigida por Marc Montserrat.


 

1.- De la RESAD al CDN, ¿no? ¿Y eso cómo se  hace?

Una audición abierta para jóvenes actores entre 18 y 27 años para el montaje La ola se realizó previamente en Barcelona, en el Teatre Lliure, con gran éxito. Recibieron más de 2.000 currículum y el casting tuvo diferentes fases. No digo esto para ‘tirarme el pisto’, sino para manifestar la cantidad de jóvenes que nos dedicamos a este oficio y que día a día esperamos una oportunidad así. Actualmente estoy en el período de ensayos y está siendo apasionante a la par que cansado; dedicamos muchas horas, pero la mejor manera de compartir con el público este viaje es trabajar a ese ritmo. Me siento muy orgullosa de formar parte de este montaje.

 

2.- ¿Con cuántos montajes andas ahora liada?

Estoy con Los desvaríos del veraneo, de Goldoni, con la compañía Venezia Teatro, dirigida por José Gómez. También estoy con otros montajes de los que te hablaré después…

 

 

Los desvaríos del veraneo

Los desvaríos del veraneo. Helena es la segunda empezando por la izquierda.

 

3.- ¿Qué diferencias o qué experiencias te da el teatro aficionado, por un lado, y el profesional, por el otro? ¿Cómo lo conjugas?

Actualmente sucede que asociaciones culturales realmente son compañías de teatro compuestas por profesionales que por falta de recursos no pueden montar una compañía. Así pues, en los certámenes de teatro aficionado hay compañías que presentan proyectos no nacidos de actores y actrices amateur, pero como apenas hay certámenes para compañías profesionales, mueven sus obras bajo el amparo de estos  certámenes. Ahora mismo estoy trabajando (por eso te he dicho antes que te respondía ahora), con Creaciones del Sako que es una asociación que llevan Pedro Entrena y Óskar Frendo, amigos y compañeros que han dedicado toda su vida al teatro (Pedro, además, fue compañero de promoción de la RESAD). Con ellos participo en Fuego Fatuo, escrita y dirigida por Pedro Entrena y en El salto de Leúcade, escrita por Alicia Casado. Ambos montajes han recibido premios como el del Certamen de Teatro Aficionado de Mora (Toledo) o el Juan Baño (Murcia), y he sido galardonada como mejor actriz principal. Tengo el  premio en el salón de mi casa.

 

Lo mismo sucede con El valor de las mujeres de Lope de Vega, dirigida por Íñigo Rodríguez y Carlota Gaviño, con la que fuimos premiados en el Festival de Rivas y en el Festival Clásicoff en Nave 73. Podría citar otras obras, pero quiero responder con preguntas: ¿cuál es la diferencia entre estos montajes y un proyecto profesional (en que se encuentran tantas dificultades para llevarlo a cabo…)? ¿Quién pone esa etiqueta, nosotros o los que seleccionan las obras? Gran ejemplo de lucha es La Joven Compañía (Premio Ojo Crítico de Teatro 2014), con la que he tenido el placer de trabajar.

 

4.- ¿Qué opinión te merece la dramaturgia española contemporánea?

Pienso que actualmente tenemos grandes dramaturgos y dramaturgas, como Alberto Conejero, Antonio Rojano, Paco Bezerra, Blanca Doménech, Jordi Casanovas, José Manuel Mora, María Velasco, Sergio Martínez Vila, Lola Blasco o José Padilla (Premio Ojo Crítico de Teatro 2013), entre otros muchos nombres. Con éste último he tenido el placer de trabajar en Los cuatro de Düsseldorf, obra nacida en la  sala El Sol de York, que desgraciadamente ha tenido que cerrar; una pena que en este país se desprecie a la cultura de esta manera.

 

Los cuatro de Düsseldorf

Los cuatro de Düsseldorf. Aquí es la del mono azul.

 

5.- Helena, ¿cómo arreglarías tú lo del 21% de IVA?

Lo primero, que se vaya el PP de una vez. Es un gobierno que maltrata a la cultura, que nos escupe cada día en nuestro trabajo y hace imposible dedicarnos a esto. La idea que ha tenido la compañía Primas de riesgo (compuesta sólo por actrices, algo que me parece grandioso, ya que somos más actrices que actores y en casi todas las obras hay más hombres que mujeres…) sustituyendo una entrada con un 21% de IVA por una revista pornográfica que tiene el 4%, me parece buena.

 

6.- ¿Qué te gustaría hacer tras estas obras? ¿Tienes algún proyecto en marcha?

Me encantaría tener más curro después de La ola, así como encontrar representante y moverme por cine y televisión, que también me apasiona. Estoy abierta a todo lo que me vaya llegando. Me gustaría que saliesen bolos o que nos programen en un teatro en Madrid más de una función, con los proyectos que antes he comentado. Ahora mismo sólo tengo bolos cerrados con Venezia Teatro y Creaciones del Sako.

 

Algo magnífico que te da el CDN es estar dos meses de martes a domingo en un teatro, con contrato y alta en la Seguridad Social. Debemos luchar para que esto ocurra en todos los teatros. He tenido que rechazar proyectos por estar en el CDN, ya que ahora mismo es lo que me da de comer. Sin embargo, me pesa mucho no poder compatibilizar ambas cosas, porque me hubiese gustado participar en esos proyectos. Hay grandes obras en salas alternativas que no te permiten llegar a fin de mes, pero las salas tienen que sobrevivir y pagar el alquiler… la pescadilla que se muerde la cola. Javier Ortiz, con El Sol de York, tuvo la gran idea y el gran coraje de apostar por nuestro oficio, consiguiendo que cada intérprete cobrara por función el mínimo establecido por la Unión de Actores. Ahora esta sala está cerrada… Necesitamos un gobierno que nos apoye. La situación es grave.

 

7.- ¿Con quién no te gustaría trabajar?

Soy maja y soy trabajadora. Tengo un gran sentido del humor. No he tenido ningún problema grave con ningún director como para negarme a volver a currar con él…

 

Vale, vale… Cuéntanos un chiste, Helena…

“Esto van dos y se cae el de en medio”, o su maravillosa variante: “van dos en una moto y se cae el del medio por la ventanilla de atrás”…  Malos los chistes, ¿verdad?

 

 

la señora del fondo


El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.