Soluciones (Golf) 16-10-2010

4
258

Desde que vine a Burkina Faso el año pasado y empecé a escribir sobre esta dura realidad y qué se podría hacer por intentar cambiarla, por intentar ayudar un poco, cada vez que volvía a España, o bien por email, siempre encontraba algún amigo con alguna idea ingeniosa para aplicar aquí o alguna iniciativa económica que quizás fuera la solución a los males que les aquejan. Este viaje no iba a ser menos.

Todo ello con tanto entusiasmo como sobrada ignorancia sobre la realidad que aquí se vive.

Es verdad que yo he venido con mis propias tercas ideas a aplicar aquí, sin tener ni puta idea de cómo es esto. Y después de 19 meses sigo sin tener ni idea de qué se puede hacer.

 

Aquí todo el mundo habla de la formación como cuestión clave para cambiar el país y yo pensaba (y sigo pensando) que ¡es la economía, estúpidos!

Por ello me empeñé, el año pasado, en intentar poner en marcha un proyecto de escuela destinada a formar emprendedores-empresarios, que creyeran en ellos mismos y sus posibilidades, no en las posibilidades de sacarles pasta a los blancos, las ONGs o los Organismos Internacionales… En esto (y más cosas) coincidía con lo que decía Sankara.

Pero no salió adelante, ni la ONG con la que estaba, ni mi ex empresa creyeron en ello, o en mí, o en el conjunto.

 

Así que dejé eso y seguí escuchando consejos: “tú lo que tienes que hacer es plantar tomates”, ‘pero si ya los plantan y son muy malos’, “pues, por eso, plántalos buenos”, ‘pero si la gente no tiene un Fcfa para comprarlos y se comen los que les da su pequeña huerta y los que los compran es más para hacer la salsa del ’, “ya, pero eso es porque son malos, tú plántalos buenos”.

Y yo acabo asintiendo y evitando la discusión interminable porque no me lleva a ningún lado y el amigo/a en cuestión cree haber dado en el quid con el que acabar los males de África.

Soluciones así, montones.

“Tienes que plantar flores” ‘¿Qué? ¿y a quién se las vendo?’, “Pues las traes a Europa en avión”, ‘Sí, claro, no había caído’

 

El cartel de la escuela de fútbol de mi pueblo. Esto ya está en marcha… El director de la escuela, además de ser el primer adjunto del Alcalde, le llaman ‘Pelé’, porque jugaba de joven al fútbol aceptablemente. No puedo competir…

 

“Una escuela de fútbol, tienes que montar una escuela de fútbol. Sólo con un buen traspaso ya tienes cubierto el presupuesto de la escuela”, ‘No, si no te digo que no, viendo a Eto’o, etc, pero yo no tengo ni idea de fútbol ni sé darle patadas a un balón…’.

Proyectos de turismo solidario, artesanía solidaria, agricultura solidaria… todo, o casi todo, solidario.

 

Un ensayo (error) que hice el año pasado plantando azafrán en unos ataúdes, en el jardín de mi casa. Con buen abono casi llega a salir… ;-))

 

La verdad es que la mejor idea fue la de mi hijo de intentar cultivar azafrán.

Pero no ha funcionado… todavía. Porque seguiré intentándolo.

 

Otra idea buena que tuvo fue hacer patatas fritas (de bolsa) para vender en los supermercados porque se dio cuenta que todas son de importación y aquí las patatas son de las pocas cosas buenas que da la tierra. Eso también intentaré ponerlo en marcha, si los dioses me dan salud (o no me la quitan) y no se me acaba el dinero.

Pero en este viaje a España me he encontrado la mejor propuesta para hacer algo por esta gente: el golf.

Estaba con un grupo de conocidos tomando unos vinos y uno de ellos, muy aficionado al golf, dio con la clave: tengo que montar varios campos de golf por el país porque crearía mucho empleo. Llegué a ironizar que no se utilizaran máquinas corta césped, que lo hicieran a tijera y que podríamos salir en la prensa de todo el mundo y más en la prensa especializada del golf. Y ahí saltó como un resorte, “¿lo ves?, podría venir gente aficionada al golf de todo el mundo; hay muchos que lo harían sólo por la cosa de ser tan especial”.

Y sugirió campañas de publicidad: “18 hoyos cortados a cepillo. Nunca el green fue tan amorosamente tratado”. Y cosas así.

 

Esto podría ser el típico grupo local femenino a punto de empezar un recorrido por el campo, con sus palos al hombro…

 

Yo me reía y le seguía la coña pensando que era una gracia, divertimento de blancos tomando vinos de marca en un restaurante cojonudo solucionando el hambre de los negritos, pero el tipo hablaba completamente en serio.

Incluso ya hablaba de cuántos campos, de montar uno en el Sahel, en las dunas, con montones de ‘bunkers’, de que él podía escribir a la Federación Española de Golf y ver si había fondos de cooperación internacional para montar campos de golf, de escribir a Tiger Woods para que vaya a la inauguración y lavar un poco su maltrecha imagen de mujeriego…

Me di cuenta que no hablaba en broma e intenté cambiar de tema, pero todavía coleó un rato.  Prometió enviarme una bolsa de bolas con el logo de su club de golf y decir allí que se empiecen a recoger palos viejos de golf en vez de tirarlos, para mandarlos a Burkina Faso.

 

Dudando de si usar una azada del 5 o una guadaña del 2, falta de práctica golfística, supongo…

 

No, si lo mismo tiene razón y no es mala idea, pero la verdad, yo no me veo empujando ese troley.

Me sentiría un redivivo de María Antonieta:

“¿qué no tienen balón de fútbol para darle cuatro patadas en la calle?

Pues que jueguen al golf…”

 

 

 

GALERÍA DE RETRATOS DE JAVIER NAVAS


4 COMENTARIOS

  1. Excelente, aporto tres nuevas

    Excelente, aporto tres nuevas ideas ordenadas de peor  a pésima:

    1)Construir pistas de hielo y esquí artificiales tipo xanadú Madrid. Si Jamaica consiguió equipo olímpico de bobsleigh no veo porque van a ser menos.

    2)Letras para grupos de rock. El veterano grupo madrileño Dover saca nuevo disco I Ka Kené, con primer single Dannayá incluyendo un dialecto minoritario de Niger y Burina Faso. Podía compleatrse con cursos de verano para hispanistas africanos o africanistas españoles; estilo Menéndez Pelayo.

    3)Convertir todo el país en un reality show. Hay que negociar la presencia de Belén Esteban, Karmele, Mariñas, Vázquez y the fucking lot.

    ¡Qué razón tienes en que todo el mundo te da ideas para arreglar lo que no conoce! Hace un par de años conocí circunstancialmente a un grupo de argentinos y todo el mundo les decía lo que andaba mal en su país y cómo solucionarlo…excepto yo que modestamente preguntaba pues nunca he estado allá. Debe ser que no conseguimos arreglar lo conocido y nos metemos a manifaceros; dando la vuelta al refrán el público prefiere lo malo por conocer a lo bueno conocido.

    • Hola, Julius!
      La verdad es

      Hola, Julius!

      La verdad es que me parece más posible lo del golf que lo del Xanadú, que el calor en Burkina juega en otra liga….

      La gente lo dice de buen corazón, por más que la ignorancia sea atrevida. La imagen que la gente tiene de esto de África y la miseria es curiosa, por más que escribo y escribo intentando explicar lo que es esto, fracaso absolutamente.

      Otro amigo me decía que quería venir a visitarme pero para hacer cosas, construir escuelas o pozos o dispensarios médicos, o lo que hiciera falta, eso sí en unos 10-15 días que podría venir. Y te cuesta explicar que salvo que seas médico-enfermero, hay poco que poder hacer de trabajos ‘manuales’ y que otra cosa no, pero ‘brazos’ sobran para trabajar, que lo que no hay es dinero. Y que hay gente preparada (hasta cierto punto) para hacer esas cosas, que lo mejor que pueden hacer, si vienen, es gastarse el dinero: hacer turismo solidario.

      Otra amiga me viene con un montón de bolsas de caramelos para los niños y le doy mucho las gracias, pero no sé si podré llevarlas porque ‘pesan’ y si tengo sobrepeso en una maleta tengo que pagar 50 €, o si tengo que llevar una maleta más son 150 €, y no merece la pena, porque los caramelos se pueden comprar allí, incluso más baratos que en España… Más caro el collar que el perro.

      Son estas cosas las que me dejan un poco desorientado de cómo hacer entender lo que allí pasa… no lo consigo. Pero no quiero desanimar a nadie con buen corazón, corazones tan blancos…

      ¡Que tengas un buen día!

  2. Hola! a ti te paso a ver, por
    Hola! a ti te paso a ver, por supuesto, si algún día voy por Burkina Faso pero al del golf no me lo presentes nunca!!!!

    • Va, no te creas, no es mal

      Va, no te creas, no es mal tipo. Y la mente nos juega malas pasadas, a todos.

      Incluso me han escrito 2 amigas diciéndome que mirara en Senegal y en Libia donde están haciendo cosas parecidas, pero ya les he explicado que no es lo mismo. Ni por encantos naturales, como en Senegal, ni por estar nadando en petróleo, como en Libia. Aquí sólo se nada en la miseria más fea…

      Pero es un sitio interesante Burkina Faso, nada estresante. Salvo que tengas que jugar con la Administración, o algún proyecto que sacar adelante. Tengo que encargar una estatua de Job, santo varón en el que mirarse.

      Si vienes algún día, con tu chico, te prometo que haré lo que sea porque quieras volver. O, al menos, que lo digas. Porque todos los que han venido dicen lo mismo: que van a volver. Está por ver.

      Gracias y besos

Comments are closed.