Supercopa olvidada

0
181

Querido realizador o realizadora de la retransmisión de la Supercopa de España en Arabia Saudí, ciudad de Yeda, lugar de la Ciudad Deportiva del Rey Abdullah:

Le escribo esta carta (ahora que anda lejos de casa y su cabina de mandos) con una nueva propuesta de retransmisión, por si la quiere considerar:

Se la expongo aquí:

Después de observar con detenimiento los últimos partidos de fútbol retransmitidos por televisión he visto que nunca se muestran imágenes de los porteros cuando están en solitario, a la espera de la jugada contra ellos. Sería interesante la existencia de unos minutos en los que pudiéramos contemplar qué miran ellos solos, qué hacen ambos jugadores y sus guantes en esos momentos, sus caras, gestos, movimientos en torno al área grande y chica.

Ahora que usted está muy lejos, en un espacio nuevo y desconocido, quizás pueda llevar a cabo una retransmisión fuera de lugar.

Quizás.

Luego puede volver a mostrar las imágenes normales del partido (esas imágenes de toda la vida) para no levantar sospechas ni preocupar a nadie: el desarrollo del juego, las idas y venidas, los encontronazos, alguna que otra falta, fuera de juego, penalti, gol, etcétera.

Tampoco, maestro o maestra de la realización, sabemos nada del aspecto del balón, por lo que le propongo que nos muestre durante un tiempo el primer plano continuo de la pelota (solo ella, objeto) dando vueltas por todo el campo, o detenida y antes de ser lanzada de nuevo al encuentro por botas desconocidas.

Luego puede volver a mostrar las imágenes normales del partido: el desarrollo del juego, las idas y venidas, los encontronazos, alguna que otra falta, córner, saque de banda, penalti, gol, etc, etc.

También, como le expongo, podría emitir en directo la imagen de aquella cámara que sigue al árbitro en su correteo entre los jugadores. Además, podríamos ver desde casa y por primera vez las soledades de sus dos compañeros con banderín cuando esperan, sus caras, gestos, movimientos en torno a las líneas rectas y blancas.

Esas personas de las que nada sabemos.

O mostrar un primer plano y plano secuencia no preparado de alguien del público, alguna persona comiendo dátiles (del oasis de Al-Ahsa, cosechados en octubre de 2019), moviendo los ojos de un lado al otro, emocionada ante las carreras y las posibilidades de gol, preocupada por la situación de su equipo (el Madrid, Atlético, Barcelona o Valencia), saboreando los frutos de aquellas lejanas, altas y fuertes palmeras.

Ver casi en directo (con pocos segundos de retraso) cómo ven esos ojos entre otros tantos ojos viendo un partido de fútbol retransmitido por usted.

Por último, sería interesante y curioso conocer su rostro, saber quién es usted, saber quién está detrás del control de todas las cámaras que rodean al así denominado y conocido por todos como partido de fútbol retransmitido en directo con unos pocos segundos de retraso (en los que usted, querido/a realizador/a selecciona qué aparecerá y veremos todos a través de la pantalla de la televisión aquí, en España, durante la Supercopa estos días).

Dirija, entonces, una cámara a sus ojos y mírenos antes de que acabe el partido, semifinal o final.

Quisiéramos ver sus ojos.

Luego, si quiere y lo desea, muestre el cielo o la hierba, alguna estrella u hormiga.

Algún, algo fuera de juego.

En una ciudad de Arabia Saudí (frente al Mar Rojo) llamada Yeda, a escasos noventa quilómetros de La Meca:

مكة المكرمة

Gracias.

Y buena suerte.

Y un abrazo.


asumir la locura de su personaje como una forma superior de cordura: tal es la lección: al hacerlo no nos evadimos de la realidad inicua que nos rodea: asentamos al revés los pies en ella: digamos bien alto que

J.G.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí