Tabernas

0
91

No sé si Tezanos habrá dicho lo de los votantes “de las tabernas” porque está abierta la restauración en Madrid. El director del Centro de Investigaciones Sociológicas hablando mal de los votantes. Es como verle salir de su cocina, la de Tezanos, por la puerta de atrás, por donde las basuras, con el mandil sucio, como la campaña. Es una buena imagen de la misma. La puerta de atrás, de noche, a última hora, todos recogiendo y el director del Centro de Investigaciones Sociológicas saliendo al callejón con gesto cansado llamando tabernaria a la gente. Es curioso que en una de las mayores cocinas de España se llame tabernarios a sus comensales. Es el tabernero insultando a sus clientes. Se parece a lo de la ministra de Trabajo manifestándose junto a los sindicatos, que al fin han aparecido, por cierto, como si los hubiera sacado la misma ministra de Trabajo a pasear. Hay algo extraño ahí. Debe de ser la modernidad. Un tabernero que insulta a sus clientes y una ministra de Trabajo que saca a los sindicatos para que se manifiesten en la práctica contra ella misma. Son audacias difíciles de comprender que, sin embargo, otros asimilan y celebran con una facilidad pasmosa. Son también como las sonrisas feministas de Benny Hill del auditorio de Ábalos, a pesar de que siempre que habla parece que va a palpar una nalga. Ese mandil sucio de Tezanos, como colofón a dichas audacias, contiene pronósticos más fiables que sus encuestas.  

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí