The Beatles: A hard day’s night (single)

0
171

[Este artículo forma parte de la obra The Beatles: It’s all too much – Una enciclopedia por entregas: disco a disco, tema a tema. Puedes acceder a la introducción, que contiene además el índice completo, pinchando aquí.]

Single. Parlophone R 5160 (mono)
10 de julio de 1964

El 6 de julio de 1964 se estrenó en el London Pavilion de la capital británica la primera de las películas de The Beatles. Asistió la princesa Margarita, hermana de la reina Isabel II. La afluencia de público fue tan masiva que hubo que cortar el tráfico en Piccadilly Circus. Cuatro días después, en el estreno norteño del filme, The Beatles fueron recibidos por 200.000 personas en Liverpool y se celebró una recepción en su honor en el ayuntamiento de la ciudad, desde cuyo balcón saludaron a las masas. El título de la película, cuyo estreno supuso un acontecimiento nacional y mundial, era A hard day’s night. Con el mismo título se publicaron el 10 de julio su banda sonora, en formato LP, y el segundo single que el grupo lanzaba en 1964, este último con la canción que daba nombre al filme como pieza estrella. Una vez más, el nuevo tema supuso un indiscutido éxito internacional para The Beatles. También el álbum vendió masivamente. Además, por si fuera poco, la película triunfó entre el público y fue inesperadamente alabada por la crítica.


Cara A:
A HARD DAY’S NIGHT (Lennon-McCartney)

Cara B:
THINGS WE SAID TODAY (Lennon-McCartney)


Reediciones:

  1. 6 de marzo de 1976. Parlophone R 5160 (mono). Incluido en The singles collection 1962-1970 (22 singles, EMI, sin referencia)
  2. 8 de marzo de 1976. Parlophone R 5160 (mono)
  3. Otoño de 1977. Parlophone R 5160 (mono). Incluido en The Beatles collection (24 singles, World Records, sin referencia)
  4. Octubre de 1978. Parlophone R 5160 (mono). Incluido en The Beatles collection (25 singles, World Records, sin referencia)
  5. 6 de diciembre de 1982. Parlophone R 5160 (mono). Incluido en The Beatles singles collection (26 singles, Parlophone BSCP 1)
  6. 9 de julio de 1984. Parlophone 5160 (mono)
  7. 9 de julio de 1984. Parlophone 5160 (mono). Picture disc single
  8. 3 de abril de 1989. Parlophone 2 03112 3/CD3R 5160 (mono). 3” CD single
  9. 6 de noviembre de 1989. Parlophone 2 03112 3/CD3R 5160 (mono). 3” CD single. Incluido en The Beatles CD singles collection (22 3” CD singles, Parlophone CDBSC 1)
  10. 12 de agosto de 1991. Parlophone TCR 5160 (mono). Cassette single
  11. 12 de agosto de 1991. Parlophone TCR 5160 (mono). Cassette single. Incluido en The Beatles singles collection on cassette (22 cassette singles, Parlophone TCBSCX 1)
  12. 2 de noviembre de 1992. Parlophone 2 03112 2/CDR 5160 (mono). CD single. Incluido en The Beatles CD singles collection (22 CD singles, Parlophone CDBSCP 1)
  13. 22 de noviembre de 2019. Apple 0602547261496 (mono). Incluido en The singles collection (23 singles, Apple 0602547261717)
Reediciones 1-4

Grabación

El single A hard day’s night no tuvo la entidad propia de la que habían gozado varios de los sencillos anteriores de la banda de Liverpool, sino que fue concebido como extracto del álbum publicado de forma simultánea. Sus dos canciones, A hard day’s night y Things we said today, formaban parte, respectivamente, de la banda sonora de la nueva película y de la colección de temas no utilizados en el filme que fue recogida en la cara B del disco de larga duración. Things we said today fue grabada los días 2 y 3 de junio de 1964, en medio de una tanda de sesiones en las que se registraron casi todas las canciones de la cara B del álbum; pero para la grabación de A hard day’s night hubo que improvisar una sesión en pleno rodaje de la película, una vez que se decidió el título definitivo del filme y después de que Lennon compusiera a la carrera una canción que respondía al nombre elegido.

Como había ocurrido con el anterior sencillo de la banda, Lennon y McCartney se repartieron las dos caras del single, aunque esta vez fue John quien consiguió reservarse el lado de honor. El sonido de The Beatles había evolucionado y la banda había conseguido definir definitivamente su propio e inconfundible estilo. En paralelo, John y Paul ganaban en personalidad individual como compositores, aunque ambos siguieran colaborando e influyéndose mutuamente. La pugna por el liderazgo del grupo, todavía velada, se libraría principalmente en este campo. Por ahora, al menos en número de composiciones grabadas, Lennon era el vencedor. Además, la cara A de este single y de los tres siguientes sería suya.

La música de The Beatles había cambiado progresivamente, creciendo en matices, en diversidad instrumental y en originalidad. A estas alturas era evidente que los Fab Four no tenían rival: no había comparación posible entre la producción artística de los cuatro muchachos de Liverpool y la del resto de los artistas que poblaban las listas de éxitos en cualquier lugar del mundo. Únicamente el naciente soul y el movimiento folk estadounidense, con Dylan a la cabeza, demostraban capacidad independiente de evolución. Todo el resto del espectro musical había claudicado ante el nuevo estilo impuesto por The Beatles: cada innovación de la banda inglesa era copiada inmediatamente por decenas de artistas.

Todas las piezas del álbum A hard day’s night, incluidas las dos contenidas en este single e incluso las baladas, merecían la etiqueta de música beat. El álbum tenía la virtud de servir de escaparate para permitir apreciar, con una visión más global, el nuevo giro musical del grupo. El single, por su parte, triunfó por derecho propio: The Beatles no eran solo —aunque también— unos innovadores en la música popular. En esta primera época eran, sobre todo, compositores de efectivísimas piezas como A hard day’s night. Nunca nadie como ellos había logrado combinar calidad, inventiva y comercialidad. Por otra parte, ningún artista anterior o posterior puede atribuirse tantas innovaciones en la música pop como The Beatles.

Reediciones 5-6

Ventas y éxito en listas

  • Reino Unido:
    • Primera entrada:
      • Debut: 18 de julio de 1964
      • Puesto más alto: 1 (25 de julio de 1964, tres semanas)
      • Semanas en listas: 13
    • Segunda entrada:
      • Debut: 21 de julio de 1984
      • Puesto más alto: 52 (28 de julio de 1984, una semana; número 1: Two tribes, Frankie Goes To Hollywood)
      • Semanas en listas: 3

De nuevo, como había sucedido ya con otros cuatro singles a un lado y otro del Atlántico, The Beatles fueron número 1 indiscutido tanto en el Reino Unido como en los Estados Unidos. En la patria del grupo el disco entró en las listas el 18 de julio debutando en el número 3 (la entrada más alta en la lista de Record Retailer hasta la fecha), alcanzó el número 1 el día 25 y se mantuvo en lo más alto durante tres semanas. Permaneció en las listas un total de 13 semanas antes de desaparecer. Esta vez el single no consiguió, como habían hecho los anteriores, superar la marca del millón de ejemplares vendidos, quedándose en 900.000. Teniendo en cuenta que las dos vueltas del sencillo aparecieron el mismo día en el álbum homónimo, y que los fans que adquirieron el LP no tenían ningún motivo para comprar además el single, las cifras siguen siendo estremecedoras. El disco debutó en el número 1 en las listas de New Musical Express (donde se mantuvo durante cuatro semanas), Melody Maker (cuatro semanas), Disc (cuatro semanas), Pop Weekly (cinco semanas), Mersey Beat (cuatro semanas) y en la del programa radiofónico Pick of the pops (cuatro semanas). Los pedidos anticipados del single fueron unos 600.000.

A hard day’s night había sustituido en el primer puesto de la lista de Record Retailer a It’s all over now, el primer número 1 que conseguían The Rolling Stones (aunque los de Londres se quedaron atascados en el número 2 en las listas de New Musical Express, Disc y Pop Weekly por culpa del single de The Beatles), y fue descabalgado de la cumbre por Do wah diddy diddy, de Manfred Mann, el grupo al que habría de incorporarse Klaus Voormann en 1966 como bajista. También era la primera vez que Manfred Mann alcanzaban el primer puesto de las listas, y lo hacían con una canción que había grabado con anterioridad, sin mucho éxito, la formación estadounidense The Exciters.

El 28 de julio de 1984 el single A hard day’s night ocupaba el puesto 52 de las listas británicas gracias a la reedición conmemorativa de su vigésimo aniversario. Había debutado una semana antes en el puesto 54. A la vez que el single alcanzaba su nueva cumbre, la edición del filme en cinta de vídeo se colocaba en el número 2 de la lista de Music Week, y una semana después alcanzaba el número 1. El 28 de mayo de 2021 el single recibió la distinción de disco de plata en el Reino Unido por sus ventas acumuladas desde 2014.

En los Estados Unidos también se publicó un sencillo que contenía A hard day’s night en su cara A (Capitol 5222, 13 de julio de 1964). Por oscuros motivos comerciales, Capitol recurrió a I should have known better para la cara B del sencillo, creando como consecuencia un single distinto. A hard day’s night fue también número 1 en los Estados Unidos.

Y seguimos exprimiendo el limón…

Cuando Brian Epstein negoció el contrato cinematográfico que obligaba a The Beatles a rodar tres películas con United Artists, la productora se reservó el derecho de publicar la banda sonora del primer filme en formato de álbum en los Estados Unidos. Hay quien dice que United Artists estaba interesada en producir las películas con el único objetivo de aprovechar el previsible negocio que generarían los discos asociados. Capitol todavía no había decidido incluir a los de Liverpool en el catálogo de artistas del sello y, meses después de la firma del acuerdo, en plena efervescencia de la beatlemanía estadounidense, se encontró con que no podía capitalizar el éxito de la banda sonora en forma de disco de larga duración.

Pero los singles eran otra historia: nada impedía legalmente a Capitol lanzar al mercado en formato de sencillo las canciones contenidas en el LP de United Artists. Capitol sumó dos más dos y le salieron las siguientes cuentas: aparte de reservarse las nuevas canciones no incluidas en el filme para sus propios álbumes, orquestó el lanzamiento de una batería de sencillos que explotaban casi al límite el catálogo de piezas de la banda sonora de A hard day’s night. Para empezar, publicó el single que nos ocupa con I should have known better en la cara B y solo una semana después, el 20 de julio, saturó el mercado con dos sencillos más: I’ll cry instead (Capitol 5234) —completado con I’m happy just to dance with you— y And I love her (Capitol 5235) —con If I fell en la cara B—. Solo Tell me why se libró del expolio. United Artists conservaba los derechos sobre I’ll cry instead porque originalmente iba a ser incluida en el filme.

Por otro lado, Capitol también podía utilizar las canciones de la banda sonora en sus propios álbumes siempre que no los promocionara con el título de la película. Sin tiempo que perder, la disquera confeccionó el LP Something new (Capitol T 2018/ST 2108, 20 de julio de 1964). El álbum incluía cinco canciones controladas por United Artists que ya habían aparecido en el LP de la banda sonora, publicado cuatro semanas atrás: I’ll cry instead, Tell me why, And I love her, I’m happy just to dance with you e If I fell.

Las ventas mundiales del single superaron los tres millones de ejemplares. El disco alcanzó el número 1 también en Australia, Canadá, España, Irlanda, Noruega, los Países Bajos y Suecia. En Australia el single fue publicado el 10 de julio de 1964 con la referencia Parlophone A8123. Alcanzó la cumbre el 25 de julio de 1964 y la conservó durante seis semanas. Fue descabalgado de la misma por I should have known better, otro sencillo de The Beatles.

Trabajando para otros

En el intervalo transcurrido entre la publicación del anterior sencillo del grupo, Can’t buy me love, y la aparición de este, un single de un dúo llamado Peter and Gordon que contenía en su cara A la canción A world without love (Columbia DB 7225, 28 de febrero de 1964) había obtenido un éxito notable. Fue la primera y única composición de Lennon/McCartney cedida a otros que alcanzó el número 1 tanto en los Estados Unidos como en el Reino Unido.

Reedición 7

Repercusión social

Para la generación que estaba viviendo en directo aquella impresionante cadena de triunfos de The Beatles (a añadir ahora el cinematográfico), los cuatro de Liverpool eran todo un icono. Pero los iconos ofrecen una imagen distorsionada de la realidad. Las verdaderas personalidades de los miembros de la banda quedaron enterradas durante mucho tiempo bajo la imagen que Brian Epstein y la misma voluntad social habían creado sobre ellos. Ni siquiera la película A hard day’s night les mostraba tal cual eran —aunque muchos de los rasgos de sus personalidades individuales estuvieran en ella magníficamente definidos— sino como se esperaba que fueran. The Beatles renegaban de unos estereotipos, los que se habían creado alrededor de las estrellas del pop que les precedieron, y crearon unos nuevos: los de ellos mismos. Acabaron incluso convertidos en personajes de dibujos animados, en una serie producida en los Estados Unidos por la cadena ABC y emitida entre 1965 y 1967.

De todas formas, allá por 1964 había algunos medios para empezar a descubrir la verdadera personalidad de John, Paul, George y Ringo, aunque ninguno definitivo. El recién publicado libro de Lennon In his own write, por ejemplo, mostraba a un John deslumbrante y satírico, capaz de jugar con soltura y brillantez con el idioma inglés (mucho más, desde luego, que en versos como “I wanna be your lover, baby,/I wanna be your man”). Las ruedas de prensa, que con el éxito en los Estados Unidos habían empezado a ser innumerables, decían mucho más de la jovial inteligencia de Ringo o del carácter reservado de George que cualquier redoble o solo de guitarra.

Pero The Beatles eran ante todo un fenómeno musical como no se había conocido otro igual. En apenas año y medio, cuatro jóvenes de clase obrera habían conquistado el mundo entero, inundando las ondas de radio de composiciones propias en un número muy superior al imaginable. Y lo que no sabía nadie —ni siquiera ellos mismos— era que lo mejor, la verdadera demostración de su genialidad, estaba aún por llegar, y que el fenómeno que habían creado desbordaría lo musical hasta convertirse en sociológico y, sobre todo, cultural.

Cara A

A hard day’s night (Lennon-McCartney) 2’34”

  • Versión 1 de 7 de A hard day’s night
    • Variación 1 de 13: primera edición del disco y reediciones 1-7
    • Variación 5 de 13: reediciones 8-12
    • Variación 11 de 13: reedición 13
  • Publicación internacional original:
    • A hard day’s night, LP (EE.UU.), United Artists UAL 6366/UAS 6366, 26 de junio de 1964
  • Publicación británica simultánea:
    • A hard day’s night, LP/cinta abierta, Parlophone PMC 1230/PCS 3058/TA-PMC 1230, 10 de julio de 1964

Grabación: 16 de abril de 1964 (EMI Studios)
Productor: George Martin
Ingeniero de sonido: Norman Smith

GEORGE HARRISON: Guitarra solista y guitarra solista de doce cuerdas
JOHN LENNON: Guitarra rítmica, guitarra acústica y voz principal
PAUL McCARTNEY: Bajo, voz principal y segunda voz
RINGO STARR: Batería y cencerro

GEORGE MARTIN: Piano
NORMAN SMITH: Bongós

A HARD DAY’S NIGHT (Lennon/McCartney)
It’s been a hard day’s night
and I’ve been working like a dog.
It’s been a hard day’s night,
I should be sleeping like a log,
but when I get home to you
I find the things that you do
will make me feel alright.
You know I work all day
to get you money to buy you things
and it’s worth it just to hear you say
you’re gonna give me ev’rything.
So why on earth should I moan,
’cause when I get you alone
you know I feel okay.
When I’m home ev’rything seems to be right.
When I’m home feeling you holding me tight,
tight, yeah.
_It’s been a hard day’s night
and I’ve been working like a dog.
It’s been a hard day’s night,
I should be sleeping like a log,
but when I get home to you
I find the things that you do
will make me feel alright.
Aaw!
So why on earth should I moan,
’cause when I get you alone
you know I feel okay.
When I’m home ev’rything seems to be right.
When I’m home feeling you holding me tight,
tight, yeah.
_Mm, it’s been a hard day’s night
and I’ve been working like a dog.
It’s been a hard day’s night,
I should be sleeping like a log,
but when I get home to you
I find the things that you do
will make me feel alright.
You know I feel alright.
You know I feel alright.
LA NOCHE DE UN DURO DÍA (Lennon/McCartney)
Ha sido la noche de un duro día
y he estado trabajando como un perro.
Ha sido la noche de un duro día,
debería estar durmiendo como un tronco,
pero cuando llego a casa contigo
descubro que las cosas que haces
me hacen sentirme bien.
Sabes que trabajo todo el día
para conseguirte dinero para comprarte cosas
y merece la pena solo por oírte decir
que vas a dármelo todo.
Así pues, ¿por qué infiernos habría de quejarme
si cuando te tengo a solas
sabes que me siento bien?
Cuando estoy en casa todo parece estar en su sitio.
Cuando estoy en casa sintiendo que me abrazas fuerte,
fuerte, sí.
Ha sido la noche de un duro día
y he estado trabajando como un perro.
Ha sido la noche de un duro día,
debería estar durmiendo como un tronco,
pero cuando llego a casa contigo
descubro que las cosas que haces
me hacen sentirme bien.
Así pues, ¿por qué infiernos habría de quejarme
si cuando te tengo a solas
sabes que me siento bien?
Cuando estoy en casa todo parece estar en su sitio.
Cuando estoy en casa sintiendo que me abrazas fuerte,
fuerte, sí.
Mm, ha sido la noche de un duro día
y he estado trabajando como un perro.
Ha sido la noche de un duro día,
debería estar durmiendo como un tronco,
pero cuando llego a casa contigo
descubro que las cosas que haces
me hacen sentirme bien.
Sabes que me siento bien.
Sabes que me siento bien.

El primer acorde de A hard day’s night es una de las introducciones más vibrantes y arrebatadoras escuchadas nunca en un disco pop. Encargada de abrir el single, el álbum y también la película del mismo título, esta misteriosa combinación de notas, que ha traído de cabeza a decenas de musicólogos durante décadas hasta que ha sido finalmente desentrañada, habría sido utilizada por cualquier otro para rematar una canción, nunca para iniciarla. Pero The Beatles pensaban siempre en alternativas originales que en sus manos acababan funcionando. El resto de la canción, obviamente, no desmerecía. Otro éxito imperecedero para The Beatles.

Reediciones 8-9

Composición

A hard day’s night no nació por casualidad ni fue fruto de la inspiración. Por primera vez en toda su historia, Lennon y McCartney se encontraron con una responsabilidad que no conocían: componer una canción por encargo con el título previamente elegido. Estaban filmando una película en la que los protagonistas eran ellos mismos, y necesitaban un tema principal. Casi concluido el rodaje, el largometraje todavía no tenía título. Se barajaba el obvio Beatlemania, junto a otros tales como What little old man?, On the move, Travelling on, Moving on o Let’s go. Harrison propuso It’s a daft, daft, daft, daft, daft world (una parodia del título de la recién estrenada It’s a mad, mad, mad, mad worldEl mundo está loco, loco, loco—) y McCartney Oh, what a lovely wart (otra caricatura, en este caso del título de de la obra teatral de 1963 Oh, what a lovely war!, convertida en película en 1969 —¡Oh, qué guerra tan bonita!—). Ninguna de las propuestas cuajó, pero había que encontrar un título rápidamente.

«Todos habíamos estado lanzando sugerencias para el título. A ninguno de nosotros nos entusiasmaba el plan original de titularla Beatlemania. Queríamos algo un poco más loco. George propuso It’s a daft, daft, daft, daft world [“El mundo está tarado, tarado, tarado, tarado”] y Paul dijo: “Me gusta Oh, what a lovely wart [“Oh, qué verruga tan bonita]”. En algún punto, la idea de Ringo era titularlo simplemente The Beatles in kind of a film [“The Beatles en una especie de película”]. En fin, nos echamos unas risas en torno a otras sugerencias que ciertamente no podían utilizarse y luego lo aparcamos» (John Lennon).

Una vez localizado el tan ansiado título —más adelante se discutirá el origen de la frase— el objetivo estaba claro: había que escribir y grabar una canción que respondiera al mismo y, obviamente, debía ser una composición potente. El éxito de la banda sonora de la película y, por consiguiente, del mismo filme dependían en buena medida de ello.

El tándem compositor del grupo no defraudó. Parecía como si a Lennon y a McCartney las canciones les brotaran de debajo de las piedras. En pocos días estuvo preparado, esta vez por encargo, el nuevo éxito de The Beatles que el mundo estaba esperando.

«Había momentos en los que honestamente pensábamos que nunca nos daría tiempo a escribir todo el material. Pero nos las arreglamos para tener un par [de canciones] terminadas mientras estábamos en París, y tres más fueron completadas en América, mientras estábamos tomando baños de sol en Miami Beach» (John Lennon, 1964).

Tony Barrow plasmó en la contraportada del LP A hard day’s night la que ha quedado como explicación oficial del origen de la frase que da título a la canción, al álbum y a la película:

«Entonces Ringo dio casualmente con el nombre al final de una sesión particularmente laboriosa para el equipo de la película. “It’s been a hard day’s night that was!”, declaró, acurrucándose un instante en el brazo de su silla de lona detrás de la fila de cámaras y técnicos.»

La historia de Barrow es cierta solo en parte. Al parecer, es verdad que Ringo pronunció esta frase (de imposible traducción precisa, por otro lado; estamos ante un inglés absolutamente deformado), y que Richard Lester la captó al vuelo y la eligió inmediatamente como título para el filme, pero la expresión no era novedosa. Todo grupo de personas acaba teniendo maneras propias de hablar, giros o juegos de palabras más o menos cifrados. The Beatles no habían de ser una excepción. Así, Ringo no hacía más que repetir una locución habitual en el lenguaje privado del grupo, aunque ciertamente de su propia cosecha. Lester la oyó, el productor Walter Shenson la oyó también y a ambos les pareció una buena candidata para el título de la película.

«Fui yo quien salió con la frase “a hard day’s night”. Simplemente me salió. Fuimos a hacer un trabajo y estuvimos trabajando todo el día y acabamos trabajando toda la noche. Salí pensando que seguía siendo de día, supongo, y dije “it’s been a hard day…” y miré alrededor y vi que estaba oscuro, así que dije “…’s night!” Así llegamos a A hard day’s night» (Ringo Starr, 1964).

«Una noche, ya tarde, cuando todos estábamos bastante cansados después de un día intenso, alguien dijo: “Hemos tenido un día duro”. Ringo continuó: “¿Un día duro? Mira el reloj. Quieres decir ‘a hard day’s night’, no?” Todos nos miramos y dijimos: “Eso es. Ese es el título que estábamos buscando”» (John Lennon, 1964).

«Estaba yendo a casa en el coche y Dick Lester sugirió el título Hard day’s night por algo que Ringo había dicho. Yo lo había utilizado en In his own write, pero era una expresión improvisada de Ringo. Ya sabes, una de esas construcciones mal hechas. Un “ringismo”, no algo que dijera para hacerse el gracioso… simplemente lo decía. Así que Dick Lester dijo: “Vamos a usar ese título”, y a la mañana siguiente yo traje la canción. Y es que había una pequeña competición entre Paul y yo por quién conseguía la cara A, quién conseguía los singles de éxito. Si te fijas, en los primeros tiempos la mayoría de los singles, en las películas y en todo, eran míos… En el primer período yo domino el grupo» (John Lennon, 1980).

«El título era de Ringo. Casi habíamos terminado de hacer la película y nos encontramos con esta “broma” de la que no habíamos sabido nada hasta entonces, que era ponerle título a la película. Así que estábamos sentados en círculo en los estudios Twickenham celebrando una pequeña sesión de lluvia de ideas; el director Dick Lester, nosotros, Walter Shenson, Bud Ornstein [responsable europeo de producción de United Artists] y algunos otros estábamos sentados en círculo intentando idear algo y dijimos: “Bueno, hay algo que Ringo dijo el otro día”. Ringo hacía estas pequeñas construcciones incorrectas, decía las cosas de manera ligeramente incorrecta, como todo el mundo hace, pero las suyas eran siempre maravillosas, muy líricas, muy Lewis Carroll, adorables. Eran como magia, a pesar de que solo se estuviera equivocando. Y dijo después de un concierto: “Buf, ha sido la noche de un duro día”. John y yo dijimos: “¿Qué? ¿Qué acabas de decir?” “Estoy completamente hecho polvo, tío, ha sido la noche de un duro día.” “¡La noche de un duro día! ¡Puñeteramente brillante! ¿De dónde se las saca? ¡Guau!” Así que aquello salió en aquella sesión de lluvia de ideas, algo que Ringo había dicho, “era la noche de un duro día”» (Paul McCartney, 1997).

«Parte de lo que hay detrás de esta canción procede, por supuesto, de la obra de Eugene O’Neill Long day’s journey into the night [Largo viaje hacia la noche], que se estaba representando en Londres en ese momento. Así que estábamos al tanto de la frase. Una de las cosas buenas de Ringo es que se le ocurrían estos despropósitos lingüísticos» (Paul McCartney, 2021).

Lennon, como él mismo reconoció, había hecho anteriormente suya esta expresión de inglés macarrónico que reflejaba de forma palmaria el origen obrero de los chicos del grupo. El único miembro de la banda que podía presumir de pertenecer a la clase media, Lennon, supo ver antes que nadie la fuerza expresiva del modo de hablar de Ringo, quizá porque era el más hábil a la hora de jugar con el idioma. Efectivamente, esta expresión no apareció originalmente en una canción sino que fue el primer trasvase de la poesía escrita de Lennon a sus composiciones musicales. En su libro In his own write, que había aparecido en el Reino Unido el 23 de marzo de 1964, se puede leer un ácido poema en prosa titulado Sad Michael cuyas primeras líneas rezan:

«There was no reason for Michael to be sad that morning, (the little wretch); everyone liked him, (the scab). He’d had a hard days night that day, for Michael was a Cocky Watchtower (…).»

Dos años después John recurrió de nuevo a un dicho de Starr para titular su canción Tomorrow never knows. En cierta ocasión Paul también atribuyó el título de Eight days a week a una ocurrencia de Ringo aunque en otras declaraciones, probablemente más ajustadas a la realidad, señaló a un chófer ocasional como el inspirador de la expresión.

Walter Shenson, el productor de la película, tiene su propia explicación sobre el origen de A hard day’s night:

«Llamábamos a la película The Beatles movie. No teníamos un título. Nuestros distribuidores nos telefoneaban desde Nueva York pidiéndonos que le encontráramos un título porque no sabían cómo darle publicidad. Yo propuse llamarla The Beatles movie mientras no diéramos con un buen título. Al principio pensé que podía ser el título de una de las seis o siete canciones, pero ni yo, ni Dick Lester, ni The Beatles pensábamos que hubiera un título adecuado. Luego un día, durante el rodaje, comí con John Lennon y me preguntó: “¿Alguna vez has oído a Ringo emplear erróneamente el inglés?” Le dije que me diera un ejemplo y me dijo: “Cuando trabajamos en una sesión de grabación que dura hasta las cuatro o las cinco de la mañana, al día siguiente Ringo va y suelta algo como: ‘It’s been a hard day’s night!’” Me llamó la atención porque era una frase bastante pegadiza. Así que le dije a John: “¿Por qué no titulamos la película A hard day’s night y así nos sacamos de encima todo eso del título?” John dijo: “¿Por qué no?” Entonces preguntamos al resto de The Beatles y a Dick Lester y todos dijeron que estaban de acuerdo.
»Luego caí en la cuenta de que no había ninguna canción que se titulara A hard day’s night y de que un buen productor no lanza una película sin una canción que lleve el título de la misma, de modo que una noche le pedí a John: “¿Podríais, tú y Paul, escribir una canción que se titule A hard day’s night?” Y él exclamó: “¡Pero si ya hemos escrito todas las canciones para la película!” Pero yo insistí en que nos hacía falta. Y entonces preguntó: “¿Tiene que reflejar alguna historia esta canción?” Le respondí que no hacía falta y entonces dijo que haría lo que pudiera. Eran las diez de la noche. A las ocho y media de la mañana siguiente John y Paul me dijeron que fuera a su camerino. En la parte trasera de la cubierta de una caja de cerillas habían escrito la letra de A hard day’s night. Entonces los dos cogieron sus guitarras y tocaron la canción que llegó al número 1. La genialidad de esos dos compositores, que eran capaces de escribir un éxito por encargo, me resultó difícil de creer» (Walter Shenson, 1996).

En realidad John no había escrito la letra de la canción en una caja de fósforos sino en el envés de una tarjeta de cumpleaños enviada por una fan a su hijo Julian —que cumplió un año el 8 de abril—, o al menos hizo en ella la transcripción definitiva. El manuscrito, garabateado a bolígrafo en la tarjeta la noche del 13 de abril de 1964 o reproducido en ella antes del día 16 del mismo mes, se conserva expuesto en el Manuscript Room de la British Library.

Un apretado calendario

En una entrevista concedida por el grupo al periodista australiano Bernice Lumb el 1 de abril de 1964, los miembros de la banda confesaron que el filme todavía carecía de título. Solo dos días después, el 3 de abril, The Beatles participaron en el rodaje del trailer de la película, cuyo título ya es mencionado por Paul.

Walter Shenson, feliz de tener por fin un título definitivo para la película e incapaz de esperar a escuchar la propuesta musical de Lennon y McCartney, filtró a la prensa el nombre del filme horas antes de que John se sentara a escribir la canción, aunque el anuncio oficial no se hizo hasta el 19 de abril. Eso es presión… Por suerte para Shenson, Lennon estaba en un período de máxima creatividad y a la mañana siguiente él y McCartney le presentaron en el camerino el resultado de su trabajo, armados con unas guitarras acústicas:

«John me llamó a las ocho y media a la mañana siguiente y dijo que él y Paul habían borroneado una [canción] en algunos recortes de papel. La grabamos aquella misma noche» (Walter Shenson, 1964).

«La tocaron y la noche siguiente la grabaron. Tenía el ritmo correcto y el arreglo era brillante. Esos chicos eran unos genios» (Walter Shenson, 1996).

La canción era sin duda obra de Lennon, pero McCartney ha reivindicado su parte en el asunto:

«John dijo: “Yo la escribiré”. Y lo hizo, volvió al día siguiente con ella. Creo que no tenía toda la letra. Puede que yo participara en aquel puente. Algo como eso solo habría llevado veinte minutos. Habría sido tiempo más que suficiente para repasarla» (Paul McCartney, 1997).

Y eso que Paul tenía sus dudas respecto a las posibilidades de éxito a la hora de componer de esta manera:

«No era nuestra forma habitual de trabajar, porque no escribíamos canciones por encargo. Normalmente John y yo nos sentábamos y si se nos ocurría algo escribíamos una canción sobre ello. Pero Walter Shenson nos pidió que escribiéramos un tema específicamente para los créditos del principio y del final. Parecía un poco ridículo escribir una canción titulada A hard day’s night, sonaba a coña en su momento, pero después de un rato surgió la idea de afirmar que había sido la noche de un duro día y habíamos estado trabajando todo el día, y vuelves con la chica y todo está bien» (Paul McCartney, 2000).

Creando estilo

La obsesión social en torno a The Beatles era de tal envergadura que su influencia trascendía en muchos sentidos el ámbito musical. Todo lo que los cuatro muchachos hacían o decían acababa incorporándose al acervo popular. Así, incluso el acento de Liverpool empezó a estar de moda y palabras locales como “fab”, “gear” o “groovy” fueron exportadas al resto de Gran Bretaña y a los Estados Unidos. La primera vez que esta reacción social tomó dimensiones verdaderamente sociológicas fue precisamente con el título de su primera película, una frase que había pertenecido en su origen al círculo interno de The Beatles: “A hard day’s night”.

La nueva expresión empezó a ser utilizada de forma viral con cualquier excusa y lo mismo aparecía en titulares de prensa que se empleaba en el lenguaje diario. The Beatles acuñarían varias locuciones más que harían fortuna en el habla popular: “ticket to ride”, “with a little help from my friends”, “magical mystery tour”, “all you need is love”…

El fenómeno no fue exclusivo del mundo anglosajón: en otros países, en los que la traducción del título de la película ni siquiera fue totalmente fiel, la reacción popular fue similar. Así sucedió, por ejemplo, en España, donde el filme recibió el nombre de Qué noche la de aquel día, expresión que ha sido utilizada constantemente desde entonces a propósito de los pretextos más dispares.

Se acabaron los pronombres

Por primera vez en la discografía del grupo, la canción estrella de un single prescindía en su título de los pronombres personales. En las caras B la racha la había roto This boy, incluida en la vuelta de I want to hold your hand.

La letra de la canción, aunque resolvía con coherencia la exigencia de adaptarse a un título preconcebido que pretendía describir el frenético ritmo de trabajo del grupo y el acoso de las fans, no dejaba de ser una sucesión de clichés. Lennon, esta vez en tono positivo, recurrió una vez más a tópicos sobre el trabajo duro, el retorno al hogar, la satisfacción que encuentra la pareja del protagonista en las cosas materiales que él le puede proporcionar gracias a su esfuerzo, el consuelo que él recibe de lo que ella dice o hace… y otros lugares comunes. Una dosis más de machismo provinciano bienintencionado, salpicado con alguna referencia sexual poco disimulada (“las cosas que haces me hacen sentirme bien”, “vas a dármelo todo”…).

John mantenía una buena relación de amistad (y se ha sugerido, sin pruebas, que íntima) con la periodista del Evening Standard Maureen Cleave. La reportera, que entrevistó a Lennon y le acompañó en un taxi hasta el estudio aquel 16 de abril en que se registró la pieza, conoció la composición minutos antes de su grabación y sugirió un pequeño cambio en la letra: el final de la primera estrofa rezaba “I find my tiredness is through/and I feel alright” (“descubro que mi cansancio se desvanece/y me siento bien”), pero Cleave apuntó que la palabra “tiredness”, y todo el verso en realidad, sonaba flojo y poco convincente. Lennon rehizo la línea sobre la marcha siguiendo su consejo. Tres horas después de este cambio de última hora, The Beatles habían terminado de grabar una canción inmortal.

«Juntaron sus cabezas, canturrearon durante tres horas y fue como si la canción se materializara por arte de magia.
»Al final de la sesión de grabación, cuando casi todo el mundo se había marchado, vi la tarjeta abandonada en un atril. Le pregunté a John si me la podía quedar y me dijo que para qué la quería. Le dije que la quería porque yo había sugerido el verso alternativo para la canción. Fin de la historia» (Maureen Cleave).

En el manuscrito original, la letra del puente es distinta. Los versos no utilizados en la grabación aparecen tachados, aunque no hay transcripción de los definitivos: “When I’m home everything’s right from the star./When I’m home I hope you realize with my heart”. También hay una línea suelta que quizá John barajó como un posible verso para el inicio de alguna de las estrofas: “To make me wake all day (?)”.

Hoteles con encanto

El 1 de febrero de 2008, en la North John Street de Liverpool (L2 6RR), a escasos metros de The Cavern, abrió sus puertas el Hard Days Night Hotel. Liverpool era desde hacía un mes la Capital Europea de la Cultura. El nuevo complejo, de cuatro estrellas y 110 habitaciones, recuperaba un antiguo edificio mercantil del s. XIX. A día de hoy sigue ofreciendo alojamiento a los visitantes en un entorno temático que recuerda en todas sus esquinas a los cuatro hijos más famosos de la ciudad. Cuenta con dos suites, la Lennon (decorada con un pequeño piano de cola blanco, que evoca al que John tocaba en el clip de Imagine) y la McCartney (presidida por una armadura auténtica, que recuerda que Paul ostenta el título de Sir). En la planta baja se pueden tomar unas copas en el bar Hari, en el que cuelgan fotografías de The Beatles en la India. Hay incluso una capilla para bodas con el nombre The Two of Us, engalanada con fotografías de los miembros del grupo y sus esposas.

Reediciones 10-11

Arreglos instrumentales y vocales

The Beatles ya no eran cuatro provincianos con ganas de grabar canciones. Habían llegado a un punto en el que cualquier cosa que hicieran resultaba musicalmente novedosa. Este tema, quizá el más representativo de su estilo de esta primera época e influido, como otras composiciones recientes, por los esquemas propios del blues, desarrollaba por fin al máximo las posibilidades del género que los propios Beatles habían popularizado, el Mersey beat. La batería de Ringo, que estuvo particularmente conectado y original en esta ocasión, no dejaba un espacio libre. Geoff Emerick afirmó que Starr atacó su instrumento “con una ferocidad que yo no había visto o escuchado antes”, y lo cierto es que el trabajo del percusionista creó una especie de monolítico “muro de sonido” que otorga entidad propia a la grabación.

The Beatles seguían demostrando que sabían aprovechar las oportunidades que les brindaba el estudio: el grupo, conformado únicamente por cuatro músicos, se hacía cargo del sonido de cuatro guitarras, un bajo, una batería y un cencerro mientras un quinto acompañante interpretaba el piano y un sexto participante percutía los bongós. Ese mismo efecto nunca habría sido reproducible en vivo, aunque The Beatles incluyeron A hard day’s night en su repertorio de conciertos con unos arreglos adaptados al directo.

El elemento más característico de A hard day’s night es su prodigioso acorde inicial, creado en el mismísimo estudio a petición de Richard Lester. El director del filme había acudido a la sesión de grabación y, para desesperación de George Martin, no dejaba de opinar sobre los arreglos de la canción. El paciente y flemático productor, a pesar de su hartazgo, acabó cediendo ante una exigencia que le pareció acertada: la de iniciar la canción con un detalle explosivo.

«Normalmente, las únicas personas que estaban en la sala de control mientras la banda tocaba abajo en el estudio eran George Martin, Norman Smith y aquel que hubiera sido designado como ingeniero asistente (yo mismo, Richard Langham o, en ocasiones, alguien más del personal de EMI). Aquella mañana, sin embargo, se nos unió el director de la película, Dick Lester, cuya presencia definitivamente no era bienvenida. (…)
»Dick no paraba de insistir en que se necesitaba un “bombazo” para el principio del filme, de ahí el atronador acorde de guitarra de John y George que anuncia las primeras notas de la canción. Pero aquello no era suficiente para Dick, que seguía haciendo una sugerencia extravagante tras otra. (“Diles que lo necesito más cinematográfico”, le gritó a George Martin en un momento dado)» (Geoff Emerick, 2006).

«Sabíamos que abriría tanto el filme como el LP de la banda sonora, así que queríamos un comienzo particularmente fuerte y efectivo. El estridente acorde de guitarra era la botadura perfecta» (George Martin, 1988).

«En aquellos días, los inicios y los finales de las canciones eran cosas de las que tendía a encargarme yo. Necesitábamos algo llamativo, una sacudida repentina que iniciara la canción. [John] aporreó el [acorde] correcto por casualidad. Lo supimos cuando lo escuchamos» (George Martin).

Estudiando un acorde

Varios musicólogos y otros expertos de distintas especialidades, incluyendo ingenieros informáticos y matemáticos, han pasado años intentando desentrañar la combinación exacta de notas que componen el acorde inicial de A hard day’s night, así como su valor musical. Se han llegado a firmar artículos científicos sobre el tema, incluido uno titulado “Mathematics, Physics and A hard day’s night”, de Jason I. Brown, profesor de matemáticas en la Universidad de Dalhousie (Canadá) y experto en teoría de grafos, combinatoria y algoritmos combinatorios. La versión en inglés de Wikipedia incluye las propuestas de diferentes expertos y remite a algunas otras páginas web dedicadas en exclusiva a este asunto.

George Harrison desveló parte del misterio en un chat online el 15 de febrero de 2001: él toca un acorde de sol con la cuarta suspendida. Probablemente Paul tocó un re en el bajo. El piano de Martin es parte importante del sonido, John también apoyaba con su guitarra acústica y Ringo acompañaba de fondo en la caja y los platillos. Hay un análisis detallado sobre el sonido de estos dos primeros compases de la canción, disponible en The Beatles Bible.

Otro detalle destacado de la canción es su final, una variación en arpegios del acorde inicial, arpegios que se repiten hasta desaparecer con el fundido. El crítico Stephen Glynn opina que este arreglo resulta particularmente efectivo al final de la película, en la que el pasaje musical ilustra la partida de The Beatles en helicóptero. Según Glynn, los arpegios circulares sirven como “confirmación sonora de que las 36 horas [de locura] que acabamos de ver continuarán, y continuarán, y continuarán”. Una vez más había sido el director del filme quien había sugerido la inclusión del efecto, aunque Lester pensaba en el inicio de la película, no en el final:

«(…) Lester no paraba de insistir en que necesitaba un fundido “de ensueño” para enlazarlo con la primera escena de la película» (Geoff Emerick, 2006).

El solo instrumental vuelve a tener como protagonista a Harrison, que sustituyó su guitarra de doce cuerdas por otra de seis para registrar este pasaje. George Martin le acompañó al piano. La pista fue grabada a mitad de velocidad para facilitar el trabajo de punteo: a Harrison se le había puesto muy cuesta arriba la interpretación de este arreglo recién inventado, hasta el punto que se llegó a barajar la idea de que fuera McCartney quien se hiciera cargo de él. Meses después, la dificultad del solo y la ausencia de Martin y su piano obligaron a incluir el pasaje instrumental de la versión de estudio en uno de los remakes de A hard day’s night grabados para la radio, precisamente el que figura en Live at the BBC. George, eso sí, acabó dominando el solo y lo interpretaba sin mayor problema en los conciertos.

El bajo de Paul no destaca particularmente. A pesar de su posible ayuda de última hora en la composición, McCartney no era el autor principal de la pieza y encontró serias dificultades para inventar sobre la marcha un arreglo convincente. También las pasó canutas para hacerse con la parte vocal que Lennon le había cedido, aunque acabó clavándola en la toma definitiva.

Y es que, por primera vez en una canción de The Beatles, John y Paul se repartían el papel de vocalista principal: Lennon cantaba las estrofas y McCartney se hacía cargo del puente. Y lo hacían a su manera:

«George [Martin] estaba transcribiendo Hard day’s night porque iba a hacer una versión orquestal o porque alguien la quería en partitura, cosa que por supuesto nosotros nunca pedimos. The Beatles nos leíamos unos a otros (…), simplemente nos aprendíamos una canción y si no podíamos recordarla es que no era buena, pasábamos de ella. Así, cuando George estaba puntuando Hard day’s night, dijo: “¿Qué nota es esa, John? ‘It’s been a hard day’s night and I’ve been worki-innnn’. ¿Es una séptima? ¿Work-innnggg? John dijo: “Oh, no, no es esa”. “Bueno, ¿es work-innnggg?” Canta una sexta. John dijo: “No”. George dijo: “¡Bueno, tiene que ser algo a mitad de camino!” John dijo: “Sí, tío, transcribe eso”» (Paul McCartney, 1990).

A hard day’s night era en esencia una composición de Lennon, aunque como venimos diciendo es posible que McCartney ayudara a pulir los últimos detalles. No es pues extraño que John se reservara la pista vocal principal, aunque sí lo es que cediera esta responsabilidad a Paul en el middle eight. John explicó el motivo en 1980:

«La única razón por la que Paul cantaba en A hard day’s night era que yo no podía llegar a las notas. “When I’m home ev’rything seems to be right. When I’m home…”; que es lo que hacíamos de vez en cuando. Uno de nosotros no podía llegar a una nota pero quería un sonido diferente, así que contaba con el otro para hacer la armonía. No era resentimiento, pero había cierta rivalidad entre ambos. Es normal. Era una rivalidad creativa, como entre The Beatles y los Stones. Yo utilizaba esa “rivalidad fraternal”, desde nuestra juventud, para crear una canción. En ese aspecto no se trataba de un sentimiento negativo, un afán de revancha.»

Reedición 12

Grabación

El 16 de abril de 1964, en una sesión celebrada entre las diez de la mañana y la una de la tarde y con un equipo técnico envidiable (George Martin en la producción, Norman Smith como primer ingeniero y Geoff Emerick como segundo), se grabó la última de las canciones de la banda sonora de la primera película de The Beatles, la que le daría título: A hard day’s night. Se atacaron 9 tomas, cinco de las cuales llegaron hasta el final. La última fue la seleccionada como pista base. La base de la pieza había registrado cuatro instrumentos en la primera de las cuatro pistas (Harrison a la guitarra de doce cuerdas, Lennon a la rítmica, McCartney al bajo y Starr a la batería) y a John y Paul cantando al unísono su parte vocal en la segunda. En la tercera se añadieron las voces dobladas, otra guitarra de John —acústica en este caso—, unos bongós que sonaban en las estrofas y un cencerro inserto en el puente. El cencerro lo tocó Ringo pero los bongós se los reservó, esta vez, el ingeniero de estudio Norman Smith, en su segunda y última aparición instrumental en una grabación de The Beatles (tras el añadido de charles en la versión estéreo de Can’t buy me love que nunca confesó):

«Solo toqué una vez en una canción de The Beatles, y fue A hard day’s night. Toqué los bongós. Ringo no se hacía con ellos. Bajé al estudio y le enseñé lo que tenía que hacer pero no conseguía mantener ese ritmo continuo. Así que dije: “De acuerdo, olvídalo, lo haré yo”. Lo sobregrabamos, y dejé a mi operador de cinta arriba para que se encargara del equipo» (Norman Smith, 2006).

En la cuarta pista los dos George, Harrison y Martin, añadieron respectivamente las notas de guitarra y el piano que cierran la canción. Todavía hizo falta incluir en la pista número cuatro el solo instrumental central (de nuevo obra de Harrison y de Martin, otra vez al piano). McCartney aprovechó también para reforzar un fragmento de bajo en el pasaje posterior al solo, sobre el verso “so why on earth should I moan”, y Walter Everett asegura que también se añadió un pasaje de guitarra acústica, sin duda obra de Lennon. ¡Todo ello en tres horas! The Beatles se adaptaban rápido al lujo de grabar con cuatro pistas y aprendían a sacarle partido a las posibilidades que les brindaba el avance técnico:

«Con la gran ventaja de las cuatro pistas podíamos sobregrabar e incluir voces secundarias y solos a posteriori. Llegado el momento en que hicimos A hard day’s night, es seguro que grabábamos la pista básica y hacíamos las voces después. Yo ponía los instrumentos rítmicos invariablemente en una o dos pistas, generalmente en una, así que tenías el bajo trabado con la guitarra» (George Martin, 2000).

Reedición 13

Versiones, variaciones y reediciones

Versiones

  1. La grabación original de estudio, aparecida por primera vez en el Reino Unido en el single A hard day’s night (Parlophone R 5160, 10 de julio de 1964) y en el LP homónimo publicado simultáneamente.
  2. Una remezcla mono de la grabación original de estudio que dura 2’41” como consecuencia de la repetición artificial del penúltimo verso de la pieza, verso que se escucha hasta cuatro veces. Esta remezcla se preparó para alargar la duración de la canción, y ello con el objeto de igualar el minutaje de los programas del álbum estadounidense A hard day’s night en su cuarta edición en formato de cartucho (United Artists U-3006, 1970. Esta versión nunca ha sido publicada en el Reino Unido.
  3. La grabación en vivo registrada en el concierto del 30 de agosto de 1965 en el Hollywood Bowl de Los Ángeles, incluida en The Beatles at the Hollywood Bowl (Parlophone EMTV 4/TC-EMTV 4/8X-EMTV 4, 6 de mayo de 1977).
  4. En 1982, Capitol mezcló y publicó en un single estadounidense un popurrí de canciones de The Beatles titulado The Beatles’ movie medley (Capitol B 5017, 30 de marzo de 1982). Fue concebido como sencillo promocional del álbum recopilatorio Reel music, que recogía canciones selectas aparecidas en los cinco largometrajes del grupo. Parlophone, en principio reacia a publicar el sencillo por respeto a la integridad artística de la obra musical de The Beatles, acabó dando su brazo a torcer cuando comprobó la cantidad de copias importadas que se estaban vendiendo en el Reino Unido y lo editó el 24 de mayo de aquel mismo año (Parlophone R 6055). El medley estaba compuesto íntegramente por canciones de las cinco bandas sonoras de las películas del grupo, todas ellas recogidas en Reel music, y una de las composiciones incluidas en él era A hard day’s night.
  5. La versión emitida en el programa radiofónico Top gear el 16 de julio de 1964, publicada en Live at the BBC (Apple PCSP 726/TCPCSP 726/CDPCSP 726, 30 de noviembre de 1994). Incluye el solo instrumental de la versión de estudio.
  6. La toma 1 de estudio, con arreglos vocales diferentes y un solo protagonizado por la guitarra y carente de piano, incluida en Anthology 1 (Apple PCSP 727/TCPCSP 727/CDPCSP 727, 2 de noviembre de 1995). El acorde inicial y los arpegios finales de guitarra, procedentes de otras tomas, fueron añadidos ex profeso para la inclusión de esta versión de la canción en Anthology 1.
  7. La versión 4, remasterizada y con casi toda la siguiente pista del álbum añadida a esta como un único corte, publicada en la reedición de 2013 de Live at the BBC (Apple 3749153 ,11 de noviembre de 2013).

Variaciones y reediciones de la versión 1

  1. La mezcla monoaural original, utilizada también en las ediciones mono estadounidenses, tanto la del single de Capitol como la del álbum de United Artists.
  • A hard day’s night, single, Parlophone R 5160, 10 de julio de 1964 (primera edición y reediciones 1-7)
  • A hard day’s night, LP/cinta abierta, Parlophone PMC 1230/TA-PMC 1230, 10 de julio de 1964 (primera edición en LP mono y cinta abierta y reedición 5)
  • A collection of Beatles oldies, LP/cinta abierta, Parlophone PMC 7016/TA-PMC 7016, 9 de diciembre de 1966 (primera edición en LP mono y cinta abierta)
  1. La mezcla preparada por United Artists para la versión estereofónica del álbum estadounidense A hard day’s night (United Artists UAS 6366, 26 de junio de 1964). Mezclada a partir de la variación 1, su único efecto estéreo consiste en el desplazamiento del sonido al canal izquierdo durante el puente, cantado por McCartney, y al derecho durante el solo instrumental. Esta variación nunca ha sido publicada en el Reino Unido.
  2. La mezcla estereofónica original, en la que las voces están desplazadas un tanto hacia la derecha del estéreo.
  • A hard day’s night, LP, Parlophone PCS 3058, 10 de julio de 1964 (primera edición en LP estéreo y reediciones 1-4 y 6)
  • A collection of Beatles oldies, LP, Parlophone PCS 7016, 9 de diciembre de 1966 (primera edición en LP estéreo y reediciones 1-5)
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs/cassette/cartucho, Apple PCSP 717/TC2-PCSP 717/8X2-PCSP 717, 19 de abril de 1973 (primera edición y reedición 1)
  • The Beatles box, 8 LPs/8 cassettes, Parlophone/World Records SM 701-708/C70, 3 de noviembre de 1980 (primera edición y reedición 1)
  • Reel music, LP/cassette, Parlophone PCS 7218/TC-PCS 7218, 29 de marzo de 1982
  • 20 greatest hits, LP/cassette, Parlophone PCTC 260/TC-PCTC 260, 18 de octubre de 1982
  • VV.AA.: Tribute to The Cavern, LP, Parlophone CAV 1, 26 de abril de 1984
  • Their greatest hits, cassette, St Michael 1361/5701, noviembre de 1984
  • The history of rock – Volume twenty six, 2 LPs/cassette, Orbis HRL 026/HCR 206, 18 de diciembre de 1984
  1. La mezcla monoaural preparada por George Martin el 9 de junio de 1964 para su inclusión en los créditos finales de la película. Contiene cinco arpegios de guitarra en el final de la canción en vez de los tres originales. Apareció en los Estados Unidos en la reedición de la banda sonora en formato cassette (United Artists K-9006, 1970) y en una edición local en formato cartucho (United Artists U-9006, 1970). Esta variación nunca ha sido publicada en el Reino Unido.
  2. La remasterización de 1987, monoaural y basada en la variación 1.
  • A hard day’s night, single (reediciones 8-12)
  • A hard day’s night, LP (reediciones 7-13)
  1. Una nueva remasterización estéreo hecha en 1993 por Mike Jarratt y basada en la variación 3, en la que las voces están mejor centradas.
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs (reediciones 2-5)
  1. Una nueva remasterización, estereofónica y basada en la variación 3, preparada en 2000 por Peter Mew en los estudios de Abbey Road para el lanzamiento de la recopilación titulada 1.
  • 1, 2 LPs/cassette/CD, Apple 5 29325 1/5 29325 4/5 29325 2, 13 de noviembre de 2000 (primera edición)
  1. La edición estándar a partir de 2009, una remasterización digital en estéreo basada en la variación 3.
  • A hard day’s night, LP (reediciones 14-15 y 17-19)
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs (reediciones 6-7)
  • 1, 2 LPs (reediciones 1-2)
  • The Beatles/1962-1966 / The Beatles/1967-1970, 4 CDs, Apple 5099990991127, 18 de octubre de 2010
  • A hard day’s night (USA version), CD, Apple B0019700-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La remasterización digital de la mezcla monoaural, hecha también en 2009 y basada en la variación 1.
  • A hard day’s night, LP (reedición 16)
  • A hard day’s night (USA version), CD, Apple B0019700-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La mezcla digital definitiva para vinilo, en esencia igual que la variación 8 pero tratada con ecualización propia para adaptarse al formato. Aparecida en 2012.
  • A hard day’s night, LP (reediciones 20-21 y 24)
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs (reediciones 8-9)
  1. Una nueva mezcla mono analógica, preparada en 2014 para la reedición de la discografía del grupo en vinilo en versión monoaural.
  • A hard day’s night, single (reedición 13)
  • A hard day’s night, LP (reediciones 22-23)
  1. Todavía una nueva mezcla, estereofónica, preparada para el relanzamiento en 2015 del recopilatorio 1.
  • 1, 2 LPs (reediciones 3-8)
  • 1+, 2 DVDs+CD/2 Blu-rays+CD, Apple 0602547567727/0602547567819, 6 de noviembre de 2015
  1. Una mezcla más, en esta ocasión en Dolby Atmos o “Spatial audio”, preparada por Giles Martin en 2022 para el streaming en Apple Music del recopilatorio 1.
  • 1, 2 LPs (reedición 9)

Éxito en listas

  • Reino Unido:
    • Primera entrada:
      • Debut: 18 de julio de 1964
      • Puesto más alto: 1 (25 de julio de 1964, tres semanas)
      • Semanas en listas: 13
    • Segunda entrada:
      • Debut: 21 de julio de 1984
      • Puesto más alto: 52 (28 de julio de 1984, una semana; número 1: Two tribes, Frankie Goes To Hollywood)
      • Semanas en listas: 3
  • Estados Unidos:
    • Entrada única:
      • Debut: 18 de julio de 1964
      • Puesto más alto: 1 (1 de agosto de 1964, dos semanas)
      • Semanas en listas: 13

Los resultados en listas del sencillo británico A hard day’s night ya se han comentado en la entrada correspondiente del disco. En los Estados Unidos el single apareció con una variación relevante: la canción elegida para la cara B del disco fue I should have known better. Su pieza estrella, A hard day’s night, debutó en las listas estadounidenses el 18 de julio de 1964 en el puesto 21 y llegó al número 1 el 1 de agosto. Permaneció 13 semanas en las listas, dos de ellas en el primer puesto y doce en el Top 30. Sustituyó en la cumbre del Hot 100 a Rag doll, de The 4 Seasons featuring the “sound” of Frankie Valli, y fue desplazada de la misma por Everybody loves somebody, de Dean Martin. El 25 de agosto de 1964 el sencillo recibió en los Estados Unidos el reconocimiento de un disco de oro por haber vendido un millón de copias.

Repercusión social

A hard day’s night no consiguió solo ser número 1 a ambos lados del Atlántico; también ganó un Grammy —el conocido aunque no tan prestigioso galardón que concede la industria musical estadounidense— en la categoría de mejor interpretación de grupo vocal. La canción fue asimismo finalista en la categoría que premiaba a la mejor canción del año. En este caso el laurel fue para Hello, Dolly!, escrita por Jerry Herman e interpretada por Louis Armstrong and the All Stars. The Beatles ganaron además otro Grammy, el de mejores nuevos artistas de 1964, batiendo a los otros nominados: Petula Clark, Antônio Carlos Jobim, Astrud Gilberto y Morgana King. Los galardones les fueron concedidos en la séptima edición de los premios, celebrada el 13 de abril de 1965. En el año 2000 A hard day’s night recibió el Grammy Hall of Fame.

Esta pieza quedó también finalista en dos apartados de los Ivor Novello Awards británicos: el del número de emisiones radiales, en el que ganó Can’t buy me love, y el de mejor tema de radio, televisión o película, cuyo galardón recibió Not so much of a programme, more a way of life, sintonía del espacio satírico del mismo título emitido por la BBC-TV. El tema había sido compuesto por Caryl Brahms, Ron Grainer y Ned Sherrin.

La canción era una favorita del público: A hard day’s night quedó en sexta posición en las preferencias de los fans en la encuesta organizada en 1965 por The Beatles Monthly Book, mientras que en la promovida en 1976 por el fanzine estadounidense Survey, que ya incluía toda la discografía, quedó en el decimocuarto lugar. La votación propuesta por Radio Luxembourg en 1981, realizada entre el público británico, también consideraba toda la discografía. La canción quedó en el quinto puesto en aquella ocasión.

La lista de Rolling Stone publicada el 9 de diciembre de 2004 otorgó a A hard day’s night en el puesto 153 entre las 500 mejores canciones de todos los tiempos. En la actualización de 2010 la canción cedió un único puesto, pero desapareció del ranking en la profunda revisión de 2021.

Interpretaciones en directo

A hard day’s night fue pieza habitual en los conciertos de The Beatles casi desde su misma composición. Ya en la gira veraniega de 1964, que recorrió los Estados Unidos y Canadá, la canción era el penúltimo número en las actuaciones, seguida solo de Long tall Sally o, en ciertas ocasiones, Twist and shout. En los conciertos británicos e irlandeses de otoño y en las galas de las fiestas navideñas de 1964 a 1965 la canción seguía siendo parte del número de escena. Lo mismo sucedió en las giras del verano de 1965, que llevaron a la banda a recorrer primero Europa y luego los Estados Unidos y Canadá. Tras haber sido suprimida del repertorio al menos en una ocasión durante este último tour, la pieza desapareció del número escénico del grupo. A hard day’s night sonó por última vez el 31 de agosto de 1965 en San Francisco.

Emisiones radiofónicas

The Beatles habían reducido su participación en los programas radiofónicos de la BBC al convertirse en un grupo de fama mundial y embarcarse en nuevos proyectos como los de las películas. De hecho, solo participaron en ocho programas de la emisora en 1964 y ya únicamente en uno en 1965, que además sería el último. Por este motivo A hard day’s night solo acumula dos versiones registradas especialmente para la radio británica. Hubo además cinco emisiones internacionales de nuevos remakes de la canción, todos ellos consecuencia de la utilización de A hard day’s night en diferentes conciertos.

  • Top gear (BBC), grabado el 14 y emitido el 16 de julio de 1964.
  • From us to you, cuarto programa (BBC), grabado el 17 de julio y emitido el 3 de agosto de 1964.
  • On the town, (CKNW, Canadá), concierto en Vancouver emitido en directo el 22 de agosto de 1964.
  • (WIBG, Estados Unidos), concierto en Filadelfia emitido en directo el 2 de septiembre de 1964.
  • (WIFE, Estados Unidos), concierto en Indianapolis emitido en directo el 3 de septiembre de 1964.
  • Musicorama (Europe 1, Francia), grabado en el primer concierto del día en París el 20 de junio de 1965 y emitido el día 27 del mismo mes.
  • Les Beatles (En direct du Palais des Sports) (Europe 1, Francia), segundo concierto del día en París, emitido en directo el 20 de junio de 1965.
  • Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band: A history of the Beatle years 1962-1970, tercer programa (Westwood One, Estados Unidos), noviembre de 1984. El programa emitió la versión de estudio de A hard day’s night precedida por el conteo inicial proveniente de la toma 5.
  • The lost Lennon tapes – 89-50 (Westwood One, Estados Unidos), 4 de diciembre de 1989. El programa emitió la toma 3 de estudio.

Apariciones audiovisuales

Televisión

  • Blackpool night out (ABC Television), emitido en directo el 19 de julio de 1964.
  • Les Beatles (La Deuxième Chaîne de l’ORTF, Francia), grabado en el segundo concierto del día en París el 20 de junio de 1965 y emitido el 31 de octubre siguiente.
  • The Beatles at Shea Stadium (BBC1), grabado en un concierto en Nueva York el 15 de agosto de 1965 y emitido el 1 de marzo de 1966. Buena parte de la interpretación de la canción queda enterrada por la superimposición de declaraciones de Lennon, McCartney, Harrison y Brian Epstein.
  • Get back – Part 1: Days 1-7 (Disney+), estrenado el 25 de noviembre de 2021. Se utilizó un breve extracto de la canción en la introducción del capítulo, que narra la historia del grupo anterior a enero de 1969.

Cine

En la película a la que da título, A hard day’s night ocupa un lógico puesto en el arranque, mientras aparecen los títulos de crédito. La acción de la película empieza a desarrollarse a la vez que suena la canción y el hilo argumental del filme queda definido: The Beatles son perseguidos a la carrera por un grupo de fans adolescentes; la beatlemanía en todo su furor. A hard day’s night vuelve a sonar durante la aparición de los créditos finales.

De película a película

En la versión estadounidense del álbum de la banda sonora de Help!, el segundo largometraje del grupo (Capitol MAS 2386/SMAS 2386, 13 de agosto de 1965), se escucha un remake de la canción. Es una versión instrumental tocada con instrumentos indios por músicos ajenos al grupo. Fue arreglada por Ken Thorne, se titula Another hard day’s night e incorpora pasajes de Can’t buy me love y I should have known better.

En 1983 los estudios de Abbey Road se abrieron al público por primera y, según se anunció entonces, única vez, desde el 18 de julio hasta el 11 de septiembre, ofreciendo una visita guiada y el visionado, en el estudio 2, de una presentación en vídeo de la película documental The Beatles at Abbey Road, en la que se incluyeron por primera vez grabaciones inéditas del grupo. El filme incluía un montaje de tres intentos de registro del acorde inicial de A hard day’s night procedentes de las tomas 2, 3 y 9.

Cuando la mítica sala The Cavern reabrió en Liverpool en 1984, Abbey Road Studios produjo un mediometraje de 45 minutos titulado Cavern beat. La película se proyectaba dos veces al día en el club durante el verano de aquel año. Narrada por Terry Sylvester, antiguo miembro de The Escorts y The Hollies, repasaba la historia del local y de las bandas que dieron en él sus primeros pasos. Utilizaba música de varias de ellas, incluyendo varios temas de The Beatles: Strawberry fields forever, Penny Lane, A hard day’s night, I feel fine, Twist and shout, She loves you, Please please me, Love me do y Some other guy.

Vídeo-clip

La secuencia en la que The Beatles interpretan en vivo A hard day’s night en el programa de la televisión francesa Les Beatles, que recogía el segundo concierto que la banda ofreció en París el 20 de junio de 1965, fue restaurada y utilizada como vídeo-clip de la canción en la versión en DVD y Blu-ray del álbum recopilatorio 1, lanzada en 2015.

Carreras en solitario

Paul McCartney

  • En vivo: Gira “One on one tour”; Estados Unidos, Canadá, Argentina, Alemania, Francia, España, Chequia, Noruega, Dinamarca, Japón, Brasil, México, Australia y Nueva Zelanda, 2016-2017.
  • En vivo: Festival “Pinkpop Festival”, Landgraaf (Países Bajos), 12 de junio de 2016.
  • En vivo: Concierto “Dine and disco for Children in Need”, Chiddingfold (Reino Unido), 25 de junio de 2016.
  • En vivo: Festival “Rock Werchter”, Werchter (Bélgica), 30 de junio de 2016.
  • En vivo: Festival “SummerFest”, Milwaukee (Estados Unidos), 8 de julio de 2016.
  • En vivo: Festival “Desert Trip”, Indio (Estados Unidos), 8 y 15 de octubre de 2016.
  • En vivo: Concierto “Pappy & Harriet’s Pioneertown Palace”, Pioneertown (Estados Unidos), 13 de octubre de 2016.
  • En vivo: Concierto “Secret gig at the Philharmonic Dining Rooms”, Liverpool (Reino Unido), 9 de junio de 2018.
  • En televisión: The late late show with James Corden, CBS (Estados Unidos), 21 de junio de 2018.
  • En vivo: Concierto “Under the staircase”, Londres (Reino Unido), 23 de julio de 2018.
  • En vivo: Concierto “Secret New York concert”, Nueva York (Estados Unidos), 7 de septiembre de 2018. Emitido en streaming en YouTube.
  • En vivo: Gira “Freshen up”; Canadá, Japón, Francia, Dinamarca, Polonia, Austria, Reino Unido, Chile, Argentina, Brasil y Estados Unidos, 2018-2019.
  • En disco/vídeo: Under the staircase, Paul McCartney & Spotify Singles, álbum digital/vídeo-álbum digital, Spotify, sin referencia/sin referencia, 13 de septiembre de 2018 (como A hard day’s night – Recorded at Abbey Road Studios, London).
  • En vivo: Festival “Austin City Limits Music Festival”, Austin (Estados Unidos), 5 y 12 de octubre de 2018.
  • En vivo: Concierto privado, Foxborough (Estados Unidos), 9 de octubre de 2018.

Paul McCartney y A hard day’s night

Tras la separación de The Beatles, y más tras la muerte de Lennon, pareció que A hard day’s night había perdido su oportunidad como número de directo. Pero a McCartney le gusta sorprender y recuperar de cuando en cuando viejos temas de los ’60, incluyendo canciones que interpretaba vocalmente John en su versión original. El impresionante acorde inicial de A hard day’s night abría los conciertos de la gira mundial de Paul de 2016 y 2017. La pieza también fue el número de apertura en el concierto benéfico ofrecido por Paul y su banda el 25 de junio de 2016 y en sus apariciones en festivales aquel mismo año, incluyendo el histórico evento celebrado en el Empire Polo Club de Indio (California) el 7, 8 y 9 de octubre y de nuevo, debido a la alta demanda, el 14, 15 y 16 del mismo mes: el festival “Desert Trip” en el que actuaron The Rolling Stones, Bob Dylan and his Band, Paul McCartney, Neil Young + Promise of the Real, Roger Waters y The Who. Asimismo, A hard day’s night abrió el concierto sorpresa que Paul ofreció en Liverpool el 9 de junio de 2018, recogido parcialmente en The late late show with James Corden, y el celebrado en Abbey Road el 23 de julio siguiente, publicado meses después en forma de álbum digital. También fue el número inicial en el concierto sorpresa celebrado en Grand Central Terminal, en Nueva York, el 7 de septiembre de 2018, y el de la gira “Freshen up” de 2018 y 2019.

«A veces escribes una canción con la idea de que sea un buen inicio para un concierto porque te preguntas: “¿Con qué voy a abrir?” (…) Hoy en día empezamos con A hard day’s night porque tiene ese acorde explosivo. Ciertos temas funcionan solo porque invitan a pasar, y me gusta saber que voy a tocarlos en directo» (Paul McCartney, 2021).

Versiones relevantes

A hard day’s night ha sido una canción muy versionada: en abril de 1968, según Hunter Davies, era la tercera composición más grabada del grupo, con 57 remakes publicados. Nicholas Schaffner le asignó un décimo puesto en su recuento hecho en 1976.

Fue la pieza elegida por los escoceses Deacon Blue para homenajear al beatle desaparecido diez años atrás en el “John Lennon tribute concert” celebrado el 5 de mayo de 1990 en el Pier Head Arena de Liverpool. Asimismo, fue una de las primeras canciones de The Beatles, y el segundo remake de un single del grupo, que se coló en las listas británicas en una versión distinta de la original, interpretada esta vez por el actor y amigo del grupo Peter Sellers, un artista que había grabado con George Martin antes que los propios Beatles. Esta versión, publicada en el single Parlophone R 5393 el 10 de diciembre de 1965, ocupaba el puesto 14 de las listas británicas el 22 de enero de 1966. El remake de Sellers era completamente original: el actor recitaba la letra de la canción imitando el modo de actuar shakesperiano de Sir Laurence Olivier. En la cara B del sencillo se escuchaba una versión de Help! El productor del disco era, una vez más, George Martin.

Estos compositores se merecen un homenaje

Peter Sellers había aparecido en televisión el 16 de diciembre de 1965 caracterizado de Ricardo III e interpretando su original versión de A hard day’s night. Lo hizo en un especial televisivo de la cadena británica Granada, emitido primero en Londres y 24 horas después en el resto del país, titulado The music of Lennon & McCartney. En el programa, concebido para homenajear a los dos compositores, participaron diversos invitados. Fueron, por este orden, The George Martin Orchestra (interpretando I feel fine), Peter and Gordon (A world without love), Lulu (I saw him standing there), Alan Haven y Tony Crombie (A hard day’s night), Fritz Spiegl’s Barock and Roll Ensemble (un medley orquestal de She loves you y I’ll get you), los propios Beatles (Day tripper), Paul McCartney y Marianne Faithfull (Yesterday), el bailarín español Antonio Vargas (que cantó y bailó She loves you en castellano, en versión flamenca), el cantante y actor francés Dick Rivers (que interpretó en su propio idioma Things we said today, con el título Ces mots qu’on oublie un jour), Billy J. Kramer with the Dakotas (Bad to me), Cilla Black (It’s for you), The George Martin Orchestra de nuevo (Ringo’s theme —esto es, la versión orquestal de This boy—), Henry Mancini (que tocó al piano If I fell), Esther Phillips (And I love him), Peter Sellers (A hard day’s night) y The Beatles otra vez (We can work it out).

En octubre de 1993 apareció en el mercado un CD single de Peter Sellers titulado de nuevo A hard day’s night (EMI CDEM 293). Además de la canción que le daba título, incluía los particulares remakes del actor de otros tres temas de The Beatles: Help!, Yes it is y She loves you. El 4 de diciembre de aquel año el disco escalaba hasta el puesto 52 de las listas británicas.

El 13 de febrero de 1966 alcanzaba el número 29 de las listas estadounidenses una sorprendente versión instrumental de A hard day’s night, firmada por Ramsey Lewis Trio. Lewis, compositor y pianista de funk-jazz, volvió a versionar con éxito a The Beatles meses después con un remake de Day tripper.

Cara B

Things we said today (Lennon-McCartney) 2’35”

  • Versión 1 de 4 de Things we said today
    • Variación 1 de 9: primera edición del disco y reediciones 1-7
    • Variación 3 de 9: reediciones 8-12
    • Variación 9 de 9: reedición 13
  • Publicación simultánea:
    • A hard day’s night, LP/cinta abierta, Parlophone PMC 1230/PCS 3058/TA-PMC 1230, 10 de julio de 1964

Grabación: 2 y 3 de junio de 1964 (EMI Studios)
Productor: George Martin
Ingeniero de sonido: Norman Smith

GEORGE HARRISON: Guitarra solista
JOHN LENNON: Guitarra acústica y piano
PAUL McCARTNEY: Bajo, voz principal y segunda voz
RINGO STARR: Batería y pandereta

THINGS WE SAID TODAY (Lennon/McCartney)
You say you will love me if I have to go.
You’ll be thinking of me. Somehow I will know.
Someday when I’m lonely, wishing you weren’t so far away,
then I will remember things we said today.
You say you’ll be mine, girl, till the end of time.
These days such a kind girl seems so hard to find.
Someday when we’re dreaming, deep in love, not a lot to say,
then we will remember things we said today.
Me, I’m just the lucky kind.
Love to hear you say that love is love.
And though we may be blind,
love is here to stay.
And that’s enough to make you mine, girl. Be the only one.
Love me all the time, girl. We’ll go on and on.
Someday when we’re dreaming, deep in love, not a lot to say,
then we will remember things we said today.
Me, I’m just the lucky kind.
Love to hear you say that love is love.
And though we may be blind,
love is here to stay.
And that’s enough to make you mine, girl. Be the only one.
Love me all the time, girl. We’ll go on and on.
Someday when we’re dreaming, deep in love, not a lot to say,
then we will remember things we said today.
COSAS QUE DIJIMOS HOY (Lennon/McCartney)
Dices que me amarás si me tengo que marchar.
Estarás pensando en mí. De alguna forma, lo sabré.
Algún día, cuando esté solo, deseando que no estuvieras tan lejos,
entonces recordaré cosas que dijimos hoy.
Dices que serás mía, nena, hasta el final de los tiempos.
Una chica tan cariñosa resulta muy difícil de encontrar en estos días.
Algún día, cuando estemos soñando, profundamente enamorados, sin mucho que decir,
entonces recordaremos cosas que dijimos hoy.
Soy de los que tienen suerte.
Me encanta oírte decir que el amor es el amor.
Y aunque puede que estemos ciegos,
el amor ha llegado para quedarse.
Y eso es suficiente para hacerte mía, nena. Sé la única.
Ámame todo el tiempo, nena. Seguiremos hasta el final.
Algún día, cuando estemos soñando, profundamente enamorados, sin mucho que decir,
entonces recordaremos cosas que dijimos hoy.
Soy de los que tienen suerte.
Me encanta oírte decir que el amor es el amor.
Y aunque puede que estemos ciegos,
el amor ha llegado para quedarse.
Y eso es suficiente para hacerte mía, nena. Sé la única.
Ámame todo el tiempo, nena. Seguiremos hasta el final.
Algún día, cuando estemos soñando, profundamente enamorados, sin mucho que decir,
entonces recordaremos cosas que dijimos hoy.

Otra garbosa cara B de The Beatles, compuesta en esta ocasión por McCartney. Melódicamente potente, y sustentada en un efectivo dibujo de la guitarra acústica de John y en la propia interpretación vocal de Paul, su autor todavía la recuerda ocasionalmente en sus espectáculos en vivo, comprensiblemente orgulloso de la capacidad que ha demostrado la pieza para envejecer con dignidad. Una pequeña joya no tan oculta.

Composición

La cara B del single A hard day’s night, Things we said today, era una pieza esencialmente compuesta por Paul. Como You can’t do that, escondida en la vuelta del anterior sencillo, tampoco esta canción apareció en el largometraje A hard day’s night y acabó encontrando acomodo en la cara B del álbum de la banda sonora.

En este caso la inclusión de la canción en la película habría resultado imposible: fue compuesta y grabada una vez terminado el rodaje del filme. Paul la escribió en mayo de 1964 mientras disfrutaba de unas vacaciones en las Bahamas en compañía de Ringo y de las novias de ambos, Jane Asher y Maureen Cox. George, John y sus respectivas parejas estaban dando la vuelta al mundo, con escalas en los Países Bajos, la Polinesia Francesa, Hawai y Canadá. La siguiente cita de McCartney incluye una referencia a una composición de la que no hay ninguna noticia adicional:

«Había algo en aquella atmósfera que hacía que me apeteciera mucho escribir nuevas canciones al caer la tarde. Hice un par mientras estaba allí, que grabamos cuando volvimos: The things we said today y Always and only» (Paul McCartney, 1964).

Tras un año de relación con Jane, Paul empezaba a ser plenamente consciente de lo difícil que era coincidir con ella durante períodos más o menos prolongados de tiempo debido a las obligaciones profesionales de uno y otra, dedicados respectivamente a la música y a la interpretación escénica. Paradojas de la vida, las vacaciones al lado de su pareja evocaron precisamente los futuros tiempos de separación e inspiraron a Paul una canción que preveía explícitamente la nostalgia por venir.

«Una de las vacaciones que tuvimos, de nuevo con Ringo y Maureen, fue en un yate en las Bahamas, el Happy Days. Recuerdo haber escrito Things we said today en uno de los camarotes bajo cubierta, una tarde, con mi guitarra acústica. Me marché de la fiesta pero abajo me mareaba un poco; olía a aceite y el barco se balanceaba ligeramente y yo no soy el mejor marinero del mundo, así que escribí un trocito abajo y el resto en la popa, donde no se olía el motor. No sé por qué estaba en marcha el motor, supongo que estábamos en movimiento.
»Escribí Things we said today con la acústica. Desde el principio era un poco nostálgica, una nostalgia futura: recordaremos las cosas que dijimos hoy en algún momento del futuro, así que la canción se proyecta a sí misma en el futuro y resulta nostálgica en relación con el momento actual, un buen ardid. Tiene acordes interesantes. Empieza con do, fa, lo que es perfectamente normal, y luego lo lógico habría sido seguir con fa menor, pero irse a si bemol estuvo muy bien. Era una tonadilla sofisticada» (Paul McCartney, 1997).

Ian MacDonald señala que esas combinaciones de acordes tan poco habituales eran más propias de las composiciones de Lennon que de las de McCartney. No hay duda de que los dos autores principales de la banda bebían ávidamente de influencias externas, pero lo cierto es que, siendo como eran unos compositores geniales, se vigilaban atentamente y aprendían sobre todo el uno del otro.

Como tantas otras pequeñas joyas ocultas en las caras B de los singles de The Beatles, Things we said today no es en absoluto una pieza desdeñable. El mismo John la definió como una “buena canción” en 1980, quizá porque su propia influencia le permitía apreciar mejor la genialidad demostrada por su amigo y rival. Solo tres de los trece cortes del álbum A hard day’s night, el único LP de la banda compuesto íntegramente por canciones de Lennon/McCartney, eran obra de Paul: And I love her, Can’t buy me love y Things we said today; pero si John ganaba en número, Paul no desmerecía en calidad.

«Ese día en particular en el barco empecé con un acorde de la menor. La menor, luego mi menor y a continuación la menor de nuevo, lo cual me aportó un mundo algo rústico y enigmático. Y luego, en el medio, en “me, I’m just the lucky kind”, paso a los acordes mayores y el tema se vuelve esperanzador» (Paul McCartney, 2021).

Curiosamente, McCartney no tenía previsto proponer su nueva composición para el repertorio de The Beatles sino que pretendía cedérsela a otro grupo de Liverpool, The Searchers. Problemas de management hicieron que los intérpretes de canciones como Sweets for my sweet o Needles and pins no llegaran a utilizarla, así que Paul la repescó para grabarla con su propia banda.

Un contrato que podría haber cambiado todo

The Searchers eran uno de los grupos más populares de Liverpool y la banda más exitosa de entre todas las que no cayeron en las benignas redes de Brian Epstein. El manager admiraba al combo e hizo lo posible por conseguir representarles, aunque nunca lo consiguió.

«Si pudiera desandar mis pasos y añadir un solo grupo más de Liverpool a mi lista de artistas discográficos, elegiría tener a The Searchers en mi cartera» (Brian Epstein, 1964).

En mayo de 1964, mientras McCartney componía Things we said today, The Searchers coronaban por tercera vez la lista británica con Don’t throw your love away. Sus dos números 1 anteriores, Sweets for my sweet y Needles and pins, todavía son recordados décadas después. The Searchers también habían logrado un número 2 con la potente Sugar and spice. Lo cierto es que los inicios de su carrera estaban siendo impresionantes y los mismos Beatles admiraban a estos paisanos más que a ningún otro grupo de Liverpool. El problema, no menor, era que la banda dependía de compositores externos para alimentar su repertorio: todos sus singles habían sido protagonizados por remakes de temas ajenos excepto uno, que había sido compuesto por su productor.

En vista de esta dependencia de material ajeno, Epstein, con el visto bueno de McCartney, lanzó a la banda un anzuelo tentador: si The Searchers rompían amarras con su manager Tito Burns y firmaban con él, podrían contar con una composición inédita de Lennon y McCartney titulada Things we said today. The Searchers se mostraron más que dispuestos a llegar a un acuerdo pero Burns no tenía la más mínima intención de dejar marchar al grupo y los miembros de la banda no estaban en condiciones de pagar la cláusula de rescisión acordada por contrato. Fin de la historia… y, pronto también, fin de los éxitos para The Searchers: tras algunos altibajos, el último éxito del grupo, Have you ever loved somebody, alcanzó el puesto 48 en las listas británicas en 1966.

Arreglos instrumentales y vocales

Si la cara A del single A hard day’s night sorprendía por su inesperado acorde inicial, la introducción de guitarra acústica de esta pieza, que protagonizaba la cara B, no era manca tampoco. El arreglo evocaba el sonido habitual de The Shadows, a quienes The Beatles no podían dejar de admirar como instrumentistas aunque los estilos de ambas bandas estuvieran a años luz de distancia. Tal como apunta Jeff Russell en su libro The Beatles – Album file and complete discography (Blandford Press, Poole, 1982, edición revisada en 1989), Things we said today trae a la memoria la pieza de The Shadows Guitar tango (Maine/Liferman), de la que toma prestado un inspirado riff de guitarra acústica. Puede que se tratase de un pequeño homenaje consciente: The Beatles ya habían hecho un guiño explícito a The Shadows en la tempranísima composición Cry for a shadow (Harrison/Lennon), una pieza instrumental grabada en Hamburgo en la que hasta el título evocaba al grupo londinense.

Toda la instrumentación de la canción está al servicio de una interpretación deliberadamente emocional, algo taciturna en las estrofas y más expansiva en un puente cuya letra también abre una cierta válvula de escape. El inteligente acompañamiento de batería de Starr, tenso aunque contenido, apuntala el ambiente sombrío y dramático que McCartney sin duda buscaba.

George Martin intentó mezclar Things we said today eliminando uno de los elementos de la base instrumental original: el productor quería suprimir el piano de John pero el sonido del instrumento se coló por otro de los micrófonos (el que grababa la segunda pista vocal de Paul o el que registraba la pandereta de Ringo) y así, aunque débilmente, se escucha. Paul grabó dos pistas de voz, doblándose a partir del tercer verso. Demostrando su maestría vocal habitual, en la segunda pista McCartney cantaba en algunas secciones las mismas notas que en la pista principal mientras que en otras interpretaba un contrapunto en tonos más altos. Hasta la fecha, ninguno de los miembros de la banda había aprovechado el “double tracking” para crear un acompañamiento armónico, no al menos de forma consciente e intencionada. Otro punto para Paul.

Grabación

La canción vio la luz en la sesión de grabación del 2 de junio de 1964. Things we said today fue registrada en tres tomas. La primera quedó inconclusa, la segunda fue completa y se utilizó como pista básica y en la tercera Paul añadió su segunda pista vocal, John su piano y Ringo la pandereta. Los dos instrumentos adicionales se utilizaron como refuerzo en el puente, que era un pasaje más rockero que las estrofas. En esta sección destaca también el sólido arreglo de bajo, que cambia de ritmo y de línea melódica.

Ese mismo día se grabaron otras dos canciones de la cara B del álbum: Any time at all —a la que solo hubo que añadir pequeños arreglos al día siguiente, y no está documentado que acabaran incluidos en la mezcla final— y When I get home —que quedó completamente terminada—. El 3 de junio, sin Ringo en el estudio (había caído enfermo ese mismo día y hubo de ser sustituido en las primeras fechas de la gira mundial que comenzaba al día siguiente), se añadieron nuevos y desconocidos elementos a la grabación de Things we said today, quizá una segunda guitarra acústica que John C. Winn asegura que se escucha en la grabación.

Versiones, variaciones y reediciones

Versiones

  1. La grabación original de estudio, aparecida por primera vez en el single A hard day’s night (Parlophone R 5160, 10 de julio de 1964) y en el LP homónimo publicado simultáneamente.
  2. La grabación en vivo registrada en el concierto del 23 de agosto de 1964 en el Hollywood Bowl de Los Ángeles, incluida en The Beatles at the Hollywood Bowl (Parlophone EMTV 4/TC-EMTV 4/8X-EMTV 4, 6 de mayo de 1977).
  3. La versión emitida en el programa radiofónico Top gear el 16 de julio de 1964, publicada en Live at the BBC (Apple PCSP 726/TCPCSP 726/CDPCSP 726, 30 de noviembre de 1994).
  4. Una grabación distinta de la versión 3, probablemente recuperada de una fuente diferente y sin conversación superpuesta en la introducción, publicada en la reedición de Live at the BBC (Apple 3749153, 11 de noviembre de 2013).

Variaciones y reediciones de la versión 1

  1. La mezcla monoaural original, utilizada también en las ediciones mono estadounidenses.
  • A hard day’s night, single, Parlophone R 5160, 10 de julio de 1964 (primera edición y reediciones 1-7)
  • A hard day’s night, LP/cinta abierta, Parlophone PMC 1230/TA-PMC 1230, 10 de julio de 1964 (primera edición en LP mono y cinta abierta y reedición 5)
  • Extracts from the album A Hard Day’s Night, EP, Parlophone GEP 8924, 6 de noviembre de 1964 (primera edición y reedición 1)
  1. La mezcla estereofónica original, utilizada también en las ediciones estéreo estadounidenses.
  • A hard day’s night, LP, Parlophone PCS 3058, 10 de julio de 1964 (primera edición en LP estéreo y reediciones 1-4 y 6)
  • The Beatles box, 8 LPs/8 cassettes, Parlophone/World Records SM 701-708/C70, 3 de noviembre de 1980 (primera edición y reedición 1)
  1. La remasterización de 1987, monoaural y basada en la variación 1.
  • A hard day’s night, single (reediciones 8-12)
  • A hard day’s night, LP (reediciones 7-13)
  • Extracts from the album A Hard Day’s Night, EP (reedición 2)
  1. La remasterización de la variación 2, estéreo, para la edición de Something new en CD…
  • Something new, CD, Capitol 07243 875385 2 8, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. … Y la de la variación 1, mono, para lo mismo.
  • Something new, CD, Capitol 07243 875385 2 8, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. La edición estándar a partir de 2009, una remasterización digital en estéreo basada en la variación 2.
  • A hard day’s night, LP (reediciones 14-15 y 17-19)
  • Something new (USA version), CD, Apple B0019701-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La remasterización digital de la mezcla monoaural, hecha también en 2009 y basada en la variación 1.
  • A hard day’s night, LP (reedición 16)
  • Something new (USA version), CD, Apple B0019701-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La mezcla digital definitiva para vinilo, en esencia igual que la variación 6 pero tratada con ecualización propia para adaptarse al formato. Aparecida en 2012.
  • A hard day’s night, LP (reediciones 20-21 y 24)
  1. Una nueva mezcla mono analógica, preparada en 2014 para la reedición de la discografía del grupo en vinilo en versión monoaural.
  • A hard day’s night, single (reedición 13)
  • A hard day’s night, LP (reediciones 22-23)

Interpretaciones en directo

Things we said today solo fue interpretada en directo por The Beatles durante la gira veraniega de 1964, en la que la banda recorrió los Estados Unidos y Canadá, y en el breve tour británico e irlandés de otoño del mismo año. Sonó por última vez en Bristol el 10 de noviembre de 1964. El encargado de cantar el acompañamiento armónico en las interpretaciones en vivo era Harrison. Tal como se escucha en la versión incluida en The Beatles at the Hollywood Bowl, los de Liverpool suprimían los dos últimos versos de la canción cuando interpretaban el tema en el escenario.

Emisiones radiofónicas

  • Top gear (BBC), grabado el 14 y emitido el 16 de julio de 1964.
  • From us to you, cuarto programa (BBC), grabado el 17 de julio y emitido el 3 de agosto de 1964.
  • On the town, (CKNW, Canadá), concierto en Vancouver emitido en directo el 22 de agosto de 1964.
  • (WIBG, Estados Unidos), concierto en Filadelfia emitido en directo el 2 de septiembre de 1964.
  • (WIFE, Estados Unidos), concierto en Indianapolis emitido en directo el 3 de septiembre de 1964.

Apariciones audiovisuales

Televisión

  • Blackpool night out (ABC Television), emitido en directo el 19 de julio de 1964.

Carreras en solitario

Paul McCartney

  • En televisión: Put it there, BBC1 (Reino Unido), 10 de junio de 1989. Publicado en vídeo.
  • En vivo: Gira “The Paul McCartney world tour”; Reino Unido, Noruega, Suecia, Alemania, Francia, Italia, Suiza, España, Países Bajos, Estados Unidos, Canadá, Japón y Brasil, 1989-1990.
  • En disco: Tripping the live fantastic, 3 LPs/2 cassettes/2 CDs, Parlophone PCST 7346/TC PCST 7346/CDPCST 7346, 5 de noviembre de 1990; Tripping the live fantastic – Highlights!, cassette/CD, Parlophone PCSD 114/TC-PCSD 114/CDPCSD 114, 19 de noviembre de 1990.
  • En televisión: From Rio to Liverpool, Channel 4 TV (Reino Unido), 17 de diciembre de 1990. Publicado en LaserDisc en Japón.
  • En disco: Biker like an icon, CD single, Parlophone 8 81042 2, Países Bajos y Alemania, 8 de noviembre de 1993; Off the ground – The complete works, 2 CDs, Parlophone 8 28277 2, Alemania, noviembre de 1993.
  • En radio: Oobu Joobu – Show 13, Westwood One (Estados Unidos), 14 de agosto de 1995.
  • En vivo: Gira “Back in the world tour”; Reino Unido, Italia y Rusia, 2003. La canción no fue un número fijo en esta gira. En el concierto de Liverpool (Reino Unido, 1 de junio de 2003) Things we said today fue interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto con James Taylor “Adopt-A-Minefield”, Los Ángeles (Estados Unidos), 23 de septiembre de 2003.
  • En DVD: Paul McCartney in Red Square, 14 de junio de 2005.
  • En vivo: Concierto de la gira “The US tour”, Denver (Estados Unidos), 1 de noviembre de 2005. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto con Tony Bennett “Adopt-A-Minefield”, Los Ángeles (Estados Unidos), 15 de noviembre de 2005.
  • En vivo: Concierto de la gira “The US tour”, Los Ángeles (Estados Unidos), 29 de noviembre de 2005. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto de la gira “Up and coming tour”, Nashville (Estados Unidos), 26 de julio de 2010. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto de la gira “Up and coming tour”, Buenos Aires (Argentina), 10 de noviembre de 2010. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto de la gira “Up and coming tour”, São Paulo (Brasil), 21 de noviembre de 2010. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Gira “On the run tour”; Canadá, Colombia, Brasil y México, 2011-2012. La canción no fue un número fijo en esta gira. Things we said today también fue interpretada en las pruebas de sonido de diversos conciertos celebrados en los Estados Unidos, Italia, Alemania, Reino Unido, Suecia, Rusia, Bélgica y Canadá.
  • En vivo: Gira “Out there! tour”; Estados Unidos, Austria, Japón y Chile, 2013-2015. En este tour Things we said today era una alternativa ocasional a I’ve just seen a face, I’m looking through you o Hope of deliverance, un tema de la carrera de McCartney en solitario. También fue interpretada en las pruebas de sonido de diversos conciertos celebrados en Brasil, Estados Unidos, Canadá, Japón, Chile, Perú y Francia.
  • En radio: Live at BBC Maida Vale, BBC (Reino Unido), 16 de octubre de 2013.
  • En vivo: Gira “One on one tour”; Estados Unidos, Canadá, Alemania y Japón, 2016-2017. Interpretada ocasionalmente en las pruebas de sonido.
  • En vivo: Concierto “Paul McCartney at The Cavern”, Liverpool (Reino Unido), 26 de julio de 2018.
  • En vivo: Concierto de la gira “Freshen up”, Montreal (Canadá), 20 de septiembre de 2018. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto de la gira “Freshen up”, Tokio (Japón), 31 de octubre de 2018. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto de la gira “Freshen up”, Cracovia (Polonia), 3 de diciembre de 2018. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto de la gira “Freshen up”, Glasgow (Reino Unido), 14 de diciembre de 2018. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto de la gira “Freshen up”, São Paulo (Brasil), 26 de marzo de 2019. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto de la gira “Got back”, Winston-Salem (Estados Unidos), 21 de mayo de 2012. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto de la gira “Got back”, Los Ángeles (Estados Unidos), 25 de mayo de 2012. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto de la gira “Got back”, Knoxville (Estados Unidos), 31 de mayo de 2012. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto de la gira “Got back”, Boston (Estados Unidos), 7 de junio de 2012. Interpretada en la prueba de sonido.

Paul McCartney y Things we said today

Things we said today, compuesta y grabada en 1964 y originalmente una cara B de single, fue recuperada por McCartney 25 años después:

«De repente nos destapamos con Things we said today, que es una vieja canción beatle mía. Es una canción realmente agradable de tocar, es una canción muy simple, dice algo agradable. Cantarla otra vez es como reencontrarse con un viejo amigo» (Paul McCartney, 1989).

Paul presentó la canción con estas palabras en el especial televisivo Put it there, concebido para promocionar su flamante álbum Flowers in the dirt y publicado en vídeo, con 15 minutos más de metraje, al inicio de su gira mundial de 1989 y 1990. Things we said today fue incluida también en el repertorio del tour. Apareció en el triple LP en directo surgido de la gira, Tripping the live fantastic, y también en los formatos cassette y CD de su versión reducida, subtitulada Highlights! Después fue recuperada en el documental From Rio to Liverpool, rodado durante la gira.

Existe una segunda versión discográfica de la canción firmada por McCartney. Se trata del remake acústico de Things we said today interpretado por Paul el 25 de enero de 1991 durante el rodaje del programa de la MTV Unplugged. Esta versión no se incluyó en el espacio televisivo ni en el disco que recogió el concierto, pero acabó siendo utilizada en una extraña edición del CD single Biker like an icon publicada únicamente en los Países Bajos y en Alemania, y también en el doble CD Off the ground – The complete works, una versión especial del álbum de Paul aparecido en 1993 que solo vio la luz en Alemania. En el programa número 13 de la serie radiofónica Oobu Joobu se escuchó una grabación de un ensayo de la pieza.

McCartney todavía recupera esporádicamente la canción en sus actuaciones en vivo, particularmente en las pruebas de sonido, aunque no ha vuelto a utilizarla como número fijo en ninguna gira.

Versiones relevantes

Aunque Things we said today ha sido objeto de numerosas versiones, el único remake que ha obtenido un éxito relativo en listas ha sido el publicado por la cantante estadounidense Jackie DeShannon. Su versión, publicada en single en agosto de 1978 (Amherst AM-737), alcanzó el puesto 35 en una lista especializada compilada por Billboard y denominada “Easy listening”, lista que muy poco después pasó a llamarse “Adult contemporary”.

Otro cover memorable es el que firmó Cliff Richard en noviembre de 1966. Quizá seducido por la semejanza del arreglo instrumental de la canción de The Beatles con el estilo de su habitual banda de acompañamiento, Richard grabó su propia versión de la pieza con el apoyo instrumental y vocal de dos de los Shadows, Hank Marvin y Bruce Welch. Su remake acabó siendo utilizado como tercer corte del EP La la la la la (Columbia SEG 8517), un disco que fue ampliamente ignorado por el público y que no logró entrar en las listas.

Y todavía hay que mencionar una versión más: la del mismísimo Bob Dylan. Su remake aparece como segundo corte del triple álbum The art of McCartney (Arctic Poppy APGATEV1402, 14 de noviembre de 2014), un extenso homenaje de diversos artistas a las composiciones de Paul.

Anexo

A hard day’s night 2’41”

  • Versión 2 de 7 de A hard day’s night
    • Publicación original: A hard day’s night, cartucho (EE.UU.), United Artists U-3006, 1970
  • Publicación británica original de la versión 1:
    • A hard day’s night, single, Parlophone R 5160, 10 de julio de 1964

Grabación: 16 de abril de 1964 (EMI Studios)
Productor: George Martin
Ingeniero de sonido: Norman Smith

GEORGE HARRISON: Guitarra solista y guitarra solista de doce cuerdas
JOHN LENNON: Guitarra rítmica, guitarra acústica y voz principal
PAUL McCARTNEY: Bajo, voz principal y segunda voz
RINGO STARR: Batería y cencerro

GEORGE MARTIN: Piano
NORMAN SMITH: Bongós

A HARD DAY’S NIGHT (Lennon/McCartney)
It’s been a hard day’s night
and I’ve been working like a dog.
It’s been a hard day’s night,
I should be sleeping like a log,
but when I get home to you
I find the things that you do
will make me feel alright.
You know I work all day
to get you money to buy you things
and it’s worth it just to hear you say
you’re gonna give me ev’rything.
So why on earth should I moan,
’cause when I get you alone
you know I feel okay.
When I’m home ev’rything seems to be right.
When I’m home feeling you holding me tight,
tight, yeah.
_It’s been a hard day’s night
and I’ve been working like a dog.
It’s been a hard day’s night,
I should be sleeping like a log,
but when I get home to you
I find the things that you do
will make me feel alright.
Aaw!
So why on earth should I moan,
’cause when I get you alone
you know I feel okay.
When I’m home ev’rything seems to be right.
When I’m home feeling you holding me tight,
tight, yeah.
_Mm, it’s been a hard day’s night
and I’ve been working like a dog.
It’s been a hard day’s night,
I should be sleeping like a log,
but when I get home to you
I find the things that you do
will make me feel alright.
You know I feel alright.
You know I feel alright.
You know I feel alright.
You know I feel alright.
You know I feel alright.
LA NOCHE DE UN DURO DÍA (Lennon/McCartney)
Ha sido la noche de un duro día
y he estado trabajando como un perro.
Ha sido la noche de un duro día,
debería estar durmiendo como un tronco,
pero cuando llego a casa contigo
descubro que las cosas que haces
me hacen sentirme bien.
Sabes que trabajo todo el día
para conseguirte dinero para comprarte cosas
y merece la pena solo por oírte decir
que vas a dármelo todo.
Así pues, ¿por qué infiernos habría de quejarme
si cuando te tengo a solas
sabes que me siento bien?
Cuando estoy en casa todo parece estar en su sitio.
Cuando estoy en casa sintiendo que me abrazas fuerte,
fuerte, sí.
Ha sido la noche de un duro día
y he estado trabajando como un perro.
Ha sido la noche de un duro día,
debería estar durmiendo como un tronco,
pero cuando llego a casa contigo
descubro que las cosas que haces
me hacen sentirme bien.
Así pues, ¿por qué infiernos habría de quejarme
si cuando te tengo a solas
sabes que me siento bien?
Cuando estoy en casa todo parece estar en su sitio.
Cuando estoy en casa sintiendo que me abrazas fuerte,
fuerte, sí.
Mm, ha sido la noche de un duro día
y he estado trabajando como un perro.
Ha sido la noche de un duro día,
debería estar durmiendo como un tronco,
pero cuando llego a casa contigo
descubro que las cosas que haces
me hacen sentirme bien.
Sabes que me siento bien.
Sabes que me siento bien.
Sabes que me siento bien.
Sabes que me siento bien.
Sabes que me siento bien.

Una poco conocida y menos difundida mezcla alternativa de la versión de estudio de A hard day’s night, alargada artificialmente por Capitol para su publicación en un formato minoritario. Una auténtica rareza.

Arreglos instrumentales y vocales

Sin mucha explicación y ninguna publicidad, cuando en 1970 se publicó una cuarta versión del cartucho de la versión estadounidense del álbum A hard day’s night, se utilizó una nueva mezcla que alargaba artificialmente la canción que daba título al disco. Esta mezcla nunca volvió a utilizarse en ningún otro formato. En el cartucho no se incluía información sobre los compositores de las canciones.

Ediciones de la versión 7

  1. Una remezcla mono de la grabación original de estudio que dura 2’41” como consecuencia de la repetición artificial del penúltimo verso de la pieza, verso que se escucha hasta cuatro veces. Esta remezcla se preparó para alargar la duración de la canción, y ello con el objeto de igualar el minutaje de los programas del álbum estadounidense A hard day’s night en su cuarta edición en formato de cartucho (United Artists U-3006, 1970). Como en su edición original en vinilo, el cartucho solo contenía versiones estereofónicas de las piezas orquestales. Esta versión nunca ha sido publicada en el Reino Unido.
Carlos Prieto Dávila, Putxe para muchos, está felizmente casado y tiene dos hijas y un hijo, y también buenas amigas y amigos. Dicho lo importante, el resto: estudió la carrera de Derecho y luego dos postgrados, uno en Migraciones Internacionales y otro en Políticas Públicas, Desarrollo y Pobreza. Actualmente es director de Comillas Solidaria en la Universidad Pontificia Comillas. Su experiencia profesional incluye asimismo el ejercicio de la abogacía en ámbitos de exclusión social (Derecho Penal, Laboral, de Extranjería) y la gestión y evaluación de impacto de proyectos de cooperación internacional. Algo sabe de temas relacionados con su desempeño profesional, pero solo se considera experto en una cosa: The Beatles. Cantó Imagine junto a su amigo Leo en el escenario del mítico Cavern Club de Liverpool. Los dos lo hicieron fatal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí