The Beatles: I want to hold your hand (single)

0
194

[Este artículo forma parte de la obra The Beatles: It’s all too much – Una enciclopedia por entregas: disco a disco, tema a tema. Puedes acceder a la introducción, que contiene además el índice completo, pinchando aquí.]

Single. Parlophone R 5084 (mono)
29 de noviembre de 1963

A finales de 1963, apenas un año después de su debut discográfico, The Beatles habían conquistado por completo el mercado británico y habían comenzado con paso firme el asalto al continente europeo. Quedaba, sin embargo, una tarea pendiente: el abordaje de los Estados Unidos. A priori la misión parecía prácticamente imposible porque ningún artista británico había conseguido triunfar en serio en el país del rock ’n’ roll. El single I want to hold your hand, publicado al otro lado del Atlántico con una cara B distinta, acabó con la maldición de forma expeditiva. Logró el primero de los veinte números 1 de The Beatles en aquel país (6 de los cuales se lograron a lo largo de 1964), supuso el detonante de la explosión de un fenómeno social de dimensiones desmesuradas y fue la cuña que posibilitó la entrada en el mercado estadounidense de otros artistas connacionales de los de Liverpool, generando un movimiento que dio en llamarse “la Invasión Británica”. De paso, The Beatles lograron el tercer número 1 en su propio país y convirtieron el sencillo en el segundo disco más vendido en 1963 en el Reino Unido, solo por detrás de She loves you. En tan solo un año la banda había pasado de ser una sensación local en Liverpool a lograr un indiscutible éxito nacional que inmediatamente se transformó en europeo y finalmente se volvió global.


Cara A:
I WANT TO HOLD YOUR HAND (Lennon-McCartney)

Cara B:
THIS BOY (Lennon-McCartney)


Reediciones:

  1. 6 de marzo de 1976. Parlophone R 5084 (mono). Incluido en The singles collection 1962-1970 (22 singles, EMI, sin referencia)
  2. 8 de marzo de 1976. Parlophone R 5084 (mono)
  3. Otoño de 1977. Parlophone R 5084 (mono). Incluido en The Beatles collection (24 singles, World Records, sin referencia)
  4. Octubre de 1978. Parlophone R 5084 (mono). Incluido en The Beatles collection (25 singles, World Records, sin referencia)
  5. 6 de diciembre de 1982. Parlophone R 5084 (mono). Incluido en The Beatles singles collection (26 singles, Parlophone BSCP 1)
  6. 28 de noviembre de 1983. Parlophone 5084 (mono)
  7. 28 de noviembre de 1983. Parlophone 5084 (mono). Picture disc single
  8. 23 de enero de 1989. Parlophone 2 03110 3/CD3R 5084 (mono). 3” CD single
  9. 6 de noviembre de 1989. Parlophone 2 03110 3/CD3R 5084 (mono). 3” CD single. Incluido en The Beatles CD singles collection (22 3” CD singles, Parlophone CDBSC 1)
  10. 12 de agosto de 1991. Parlophone TCR 5084 (mono). Cassette single
  11. 12 de agosto de 1991. Parlophone TCR 5084 (mono). Cassette single. Incluido en The Beatles singles collection on cassette (22 cassette singles, Parlophone TCBSCX 1)
  12. 2 de noviembre de 1992. Parlophone 2 03110 2/CDR 5084 (mono). CD single. Incluido en The Beatles CD singles collection (22 CD singles, Parlophone CDBSCP 1)
  13. 22 de noviembre de 2019. Apple 0602547261434 (mono). Incluido en The singles collection (23 singles, Apple 0602547261717)
Reediciones 1-4
Reediciones 1-4

Grabación

El 17 de octubre de 1963, casi concluido el trabajo de grabación de With The Beatles, el grupo acudió al estudio para registrar las dos canciones que conformarían su nuevo single, I want to hold your hand y This boy. Aquella sesión en particular supuso un hito en las producciones del grupo: por primera vez, The Beatles tuvieron la oportunidad de trabajar con una mesa de cuatro pistas, lo que les daba mayor libertad en la interpretación y en el perfeccionamiento de sus grabaciones de estudio. Si la canción o los ánimos lo requerían, podían dejar a un lado la costumbre de grabar “en vivo” y perfeccionar la base instrumental antes de atacar la interpretación vocal; o sustituir un instrumento sin necesidad de retocar los otros; o añadir nuevos arreglos a interpretaciones ya registradas, sumando nuevos sonidos. O todo a la vez. George Martin y Norman Smith también vieron cómo se abría un nuevo abanico de posibilidades para sus mezclas en sonido estereofónico y, poco a poco, empezaron a aprovecharlo.

En esta misma sesión del 17 de octubre la banda grabó el contenido de The Beatles’ Christmas record, el primero de una larga lista de discos flexibles de felicitación navideña enviados por correo al club de fans del grupo, que empezaba a ser legión. También se registró una nueva toma de You really got a hold on me que no consiguió mejorar la ya existente y que acabó siendo descartada.

Reediciones 5-6

Ventas y éxito en listas

  • Reino Unido:
    • Primera entrada:
      • Debut: 7 de diciembre de 1963
      • Puesto más alto: 1 (14 de diciembre de 1963, cinco semanas)
      • Semanas en listas: 21
    • Segunda entrada:
      • Debut: 16 de mayo de 1964
      • Puesto más alto: 48 (16 de mayo de 1964, una semana; número 1: Don’t throw your love away, The Searchers)
      • Semanas en listas: 1
    • Tercera entrada:
      • Debut: 26 de noviembre de 1983
      • Puesto más alto: 62 (26 de noviembre de 1983, una semana; número 1: Uptown girl, Billy Joel)
      • Semanas en listas: 2

«Cuando The Beatles empezaron a ser famosos en Gran Bretaña y en otras partes de Europa, pensé que tendrían que probar suerte en los Estados Unidos o, cuando menos, poner a la venta sus discos. No paraban de decirme que Capitol Records, nuestra discográfica en los Estados Unidos, había rechazado a The Beatles. Me sentía aún más frustrado por el hecho de que nuestros homólogos norteamericanos siempre se mostraban ligeramente superiores a nosotros diciendo: “Así es, en realidad en Inglaterra no entendéis de rock ’n’ roll. Nosotros somos el origen del rock ’n’ roll, y si alguien entiende de esta música somos nosotros”. Cada vez que rechazaban un disco, pensaba que debían tener razón. La tercera vez decidí que estaban equivocados y cada vez me mostré más inflexible. Los discos de The Beatles que aparecieron con los sellos discográficos Swan y Vee-Jay fueron alcanzando un éxito cada vez mayor. Y cuando apareció I want to hold your hand, Capitol se dio cuenta de que debía subirse al tren antes de que fuera demasiado tarde. La presión era muy grande, y eso es lo que contribuyó en realidad al enorme éxito de The Beatles en los Estados Unidos: había gente que llevaba cortes de pelo al estilo beatle en la Quinta Avenida y ese tipo de cosas. Era divertido. Era increíble. El descubrimiento de I want to hold your hand fue muy importante, no solo para The Beatles y para mí, sino para toda la industria discográfica y para la economía del Reino Unido» (George Martin).

En realidad, aunque es cierto que George Martin había intentando una y otra vez que Capitol publicara los sucesivos sencillos de The Beatles, fue Brian Epstein quien se encargó de asegurarse la publicación estadounidense de I want to hold your hand, persuadido como estaba del potencial de la canción. Viajó a Nueva York el 5 de noviembre de 1963 y convenció al mismísimo presidente de Capitol Records, Alan Livingston, con una audición del disco y con el argumento de que The Beatles habían grabado el single pensando específicamente en el “sonido americano”. Y era verdad: Lennon y McCartney concibieron I want to hold your hand como una especie de parodia del gospel estadounidense. Fue el propio Epstein quien les insistió en que su próximo éxito debía cocinarse con aquella audiencia en mente. John y Paul obedecieron y se pusieron manos a la obra. Al fin y al cabo, ellos compartían el objetivo que guiaba aquella estrategia: triunfar en los Estados Unidos de América.

Por supuesto una cosa era intentarlo y otra conseguirlo, y los precedentes eran cualquier cosa excepto alentadores. A priori parecía poco menos que misión imposible. Nadie se hacía ilusiones.

«Por suerte no sabíamos cómo era América, solo conocíamos nuestra imagen soñada de ella; si no, probablemente habríamos estado demasiado intimidados» (Paul McCartney, 1987).

Y sin embargo…

«Recuerdo muy bien aquella noche (…) en París, cuando llegó un cable desde Nueva York que simplemente decía: “Beatles número 1 en Lista Discos Cashbox, Nueva York, con I want to hold your hand”. Lisa y llanamente, no podíamos creerlo. Durante años The Beatles, como cualquier otro artista británico, habían mirado las listas americanas con remota envidia. Las listas americanas eran inalcanzables. Solo los artistas estadounidenses conseguían aparecer. Y aun así yo sabía que si The Beatles iban a significar algo en América, y si The Beatles iban a hacer un disco que vendiera en América, ese disco era I want to hold your hand» (Brian Epstein, 1964).

«Una noche, cuando estábamos volviendo al hotel desde el Olympia, Brian recibió un telegrama de Capitol Records desde América. Entró corriendo en la habitación diciendo: “Eh, mirad. ¡Sois número 1 en América!” I want to hold your hand había llegado al número 1.
»Bueno, no puedo describir nuestra reacción. Todos intentamos subirnos a las espaldas del gran Mal [Evans, el roadie] para dar vueltas por la suite del hotel: “¡Arre, arre!” Y así fue la cosa, no nos bajamos en una semana» (Paul McCartney, 2000).

La celebración fue grandiosa. Incluyó una lucha de almohadas en la habitación del hotel, una cena pantagruélica y un paseo por las calles de París de madrugada. The Beatles compartieron su alegría con Neil Aspinall y Mal Evans —sus roadies—, con Brian Epstein, con George Martin y con la asistente y futura esposa del productor, Judy Lockhart-Smith. Martin había viajado a París para dirigir una sesión de grabación en la que el grupo dejó registradas las versiones en alemán de sus dos éxitos más recientes y, de regalo, la cara A de su próximo sencillo, Can’t buy me love.

Avergüénzate, Dave Dexter

El responsable último del rechazo sistemático de los discos de The Beatles por parte de Capitol Records era David Edwin Dexter, Jr., el productor de plantilla encargado de escuchar los discos de EMI facturados fuera de los Estados Unidos y opinar sobre cuáles podían funcionar en el mercado local. En años anteriores había trabajado en el estudio con artistas de la talla de Count Basie, Duke Ellington, Peggy Lee y Frank Sinatra y era un enamorado del jazz. Dexter sabía que los artistas británicos tenían mala entrada en su país y además detestaba la música de rock ’n’ roll en todas sus variantes, incluyendo las grabaciones de Elvis Presley, así que los de Liverpool no tenían ninguna oportunidad mientras la decisión estuviera en sus manos. El propio presidente de la compañía, Alan Livingston, le llegó a preguntar expresamente sobre la conveniencia de publicar los discos de aquel grupo inglés tan exitoso. Dexter contestó: “Son una panda de niñatos peludos. No son nada. Olvídalos”. Brian Epstein tuvo que soportar que el correoso consejero se negara incluso a publicar I want to hold your hand. Harto, tomó un avión a los Estados Unidos y se saltó todo el escalafón, pidiendo audiencia directa con el presidente de la compañía.

Livingston cedió enseguida, consciente del potencial comercial de aquellos “niñatos peludos”. Accedió incluso a poner en marcha una campaña publicitaria sin precedentes, comprometiéndose a invertir 40.000 dólares en promoción a pesar de las reticencias de otro subalterno suyo, Brown Meggs, el director de operaciones comerciales orientales de Capitol Records, que pensaba que la repercusión de la banda en su país sería, en el mejor de los casos, mediana y limitada en el tiempo. Livingston demostró que merecía el puesto que ocupaba.

Brian Epstein también: la cantidad máxima que se había gastado EMI en el Reino Unido para promocionar un lanzamiento de The Beatles había sido el equivalente a 5.000 dólares. Al final, por cierto, no hizo falta consumir todo el dinero comprometido: el éxito del single fue tan explosivo que la campaña promocional acabó resultando innecesaria. El disco se estaba vendiendo solo.

A pesar de su inquina hacia los de Liverpool, Dave Dexter fue el encargado de dirigir la publicación de los discos de The Beatles en los Estados Unidos y el responsable de que la mayoría de las canciones sufrieran procesos de remezcla. Guardó su odio para sí mismo durante años, pero finalmente estalló en el peor momento posible: ya desligado de Capitol y convertido en colaborador habitual de Billboard, escribió un artículo demoledor contra John Lennon en el número especial que la revista dedicó al exbeatle tras su muerte, acaecida en 1980. Tal fue la repercusión del artículo que Billboard sufrió un boicot de anunciantes y la dirección tuvo que pedir disculpas y desligarse públicamente de las opiniones de Dexter. En claro contraste, el mundo del jazz siempre adoró al productor.

I want to hold your hand ha pasado a la Historia como el single que catapultó a The Beatles a lo más alto del estrellato en los Estados Unidos de América. El disco acabó vendiendo 5.000.000 de copias en aquel país y 15.000.000 en todo el mundo, convirtiéndose en el single más exitoso de The Beatles a nivel internacional. Además, de rebote, su éxito despertó entre los estadounidenses una avidez inusitada por todos los discos de la banda, que hasta entonces habían sido religiosamente ignorados. Inmediatamente, los antiguos singles publicados por Vee-Jay, Tollie y Swan Records empezaron a escalar hacia lo más alto de las listas.

Los historiadores discuten sobre el motivo del éxito de The Beatles en los Estados Unidos. Muchos creen que los jóvenes, y la sociedad estadounidense en general, necesitaban una válvula de escape que les hiciera reponerse del asesinato del presidente John F. Kennedy, muerto el 22 de noviembre de 1963, y que The Beatles llegaron en el momento justo y mostrando el talante necesario. También es cierto que Capitol Records había iniciado una potente campaña promocional. Pero no es menos cierto que el disco había comenzado a ser radiado incesantemente en diferentes emisoras de toda aquella inmensa nación antes de que la campaña comenzara, forzando incluso el adelanto de su fecha de publicación.

El primer disc-jockey que pinchó I want to hold your hand en la radio estadounidense fue Carroll James. Lo hizo en una emisora de Washington, la WWDC-AM. Una oyente de quince años de Silver Spring, Maryland, llamada Marsha Albert, había visto un reportaje sobre la beatlemanía emitido por la CBS el 10 de diciembre de 1963 y, extasiada, escribió a la cadena pidiendo que radiaran canciones de la banda británica, preguntándose de paso por qué no había música como la de The Beatles en los Estados Unidos.

«No era tanto lo que había visto, era lo que había oído. Había una escena en la que tocaban un trocito de She loves you y me pareció que era una gran canción. (…) Escribí que creía que The Beatles podrían ser realmente populares aquí, y que si [Carroll James] podía conseguir uno de sus discos sería verdaderamente estupendo» (Marsha Albert, 2004).

Dado que el single todavía no había sido publicado en su país, James encargó una copia del disco a su novia, una azafata británica que trabajaba para la British Overseas Airways Corporation (BOAC). La primera emisión se produjo el 17 de diciembre de 1963 a las cinco de la tarde. James tuvo el detalle de invitar a la joven Marsha al estudio y fue ella misma quien presentó la canción. La reacción popular fue sorprendente: aunque la emisora tenía un público poco acostumbrado al rock ’n’ roll, y a pesar de la petición explícita a los radioyentes para que escribieran expresando su opinión sobre la canción, la centralita de la emisora de radio se bloqueó con las llamadas telefónicas de la entusiasta audiencia. Una hora después, y en vista de la respuesta del público, la WWDC-AM volvió a emitir I want to hold your hand. Enseguida se hicieron copias de la grabación, que empezó a ser radiada también en emisoras de Chicago y San Luis. Mientras tanto, los dependientes de las tiendas de discos de Washington empezaron a hacer frente a la demanda incesante de un single que no tenían en su catálogo.

Premio por ser el primero

The Beatles devolvieron a Carroll James el favor concediéndole una entrevista en exclusiva, emitida en directo por la WWDC-AM desde el Washington Coliseum a las 5:05 de la tarde del 11 de febrero de 1964, horas antes del primer concierto de la banda en suelo estadounidense. James volvió a invitar a Marsha Albert y la joven fan pudo conocer en persona a los Fab Four.

Capitol quedó sorprendida. Había previsto lanzar el single el 13 de enero de 1964, pero el éxito de I want to hold your hand era ya tan evidente que no hubo más remedio que reaccionar. La primera idea fue demandar a las emisoras que radiaban la canción, pero finalmente se optó por hacer justo lo contrario y aprovechar el tirón. Así, en plena campaña navideña Capitol empezó a producir nada menos que un millón de copias del disco, cuando el plan inicial era lanzar 200.000 unidades. La inmensa cantidad de ejemplares que había que facturar y lo precipitado de la decisión fueron los factores determinantes a la hora de optar por contratar cadenas de producción de otras compañías, como Columbia y RCA. La decisión fue la correcta: el disco empezó a vender en grandes cantidades de inmediato.

«Hubo mucha publicidad. Pero toda la publicidad del mundo no vende un producto malo» (Voyle Gilmore, vicepresidente de Capitol, 1968).

Tres días después de la publicación del single, adelantada del 13 de enero de 1964 al 26 de diciembre anterior con la referencia Capitol 5112, el disco, con I saw her standing there en su cara B, había despachado sus primeras 250.000 copias. El 10 de enero superó la barrera del millón. Tres días después, I want to hold your hand se vendía a razón de 10.000 ejemplares por hora solo en la ciudad de Nueva York. El 3 de febrero el single recibió la mención de disco de oro y una semana después los propios Beatles, ya en los Estados Unidos, recogieron la distinción en una ceremonia celebrada en el Plaza Hotel. Son cifras apabullantes, pero en realidad la cosa no había hecho más que empezar: el 28 de marzo las ventas ascendían a 3.400.000 ejemplares y, como se dijo antes, el cómputo final arroja un total de cinco millones de copias distribuidas solo en los Estados Unidos.

La canción estrella del single se colocó en el número 1 del Hot 100 de Billboard antes de que The Beatles hubieran pisado jamás el país, el 1 de febrero de 1964. Una semana antes, el 25 de enero, el tema ya encumbraba la lista de Cashbox. Había debutado en el Hot 100 de Billboard el 18 de enero, en el número 45. Permaneció 15 semanas en dicha lista, siete de ellas en el número 1 y 14 en el Top 30.

Esos escasos precedentes

Desde el 22 de diciembre de 1962 ningún artista británico había conseguido ser número 1 en las listas estadounidenses. En aquella fecha lo habían logrado The Tornados con su composición instrumental Telstar. Previamente, el clarinetista Acker Bilk había coronado el Hot 100 el 26 de mayo de 1962 con Stranger on the shore. En los días previos a la existencia de esta lista, allá por julio de 1952, la cantante y actriz británica Vera Lynn había obtenido un tremendo éxito con su interpretación de Auf Wiederseh’n sweetheart, con la que encumbró todas las listas de la época: la de discos más vendidos (9 semanas), la de discos más solicitados en juke-boxes (4 semanas) y la de discos más emitidos en las ondas (6 semanas).

Una vez que la beatlemanía hizo explosión en los Estados Unidos, se desató la locura: She loves you sustituyó a I want to hold your hand en lo más alto de las listas el 21 de marzo y Can’t buy me love desplazó a esta de la cumbre el 4 de abril. Aquella semana la lista de Billboard presentaba este aspecto en su cabecera : #1 Can’t buy me love, #2 Twist and shout, #3 She loves you, #4 I want to hold your hand, #5 Please please me. En las listas de LPs, Meet The Beatles! e Introducing… The Beatles ocupaban, respectivamente, el primer y el segundo puesto. El 13 de marzo anterior Billboard había anunciado que el 60% de los discos que se estaban vendiendo en los Estados Unidos eran singles de The Beatles.

Menudo tapón…

A lo largo del mes de febrero, el single del grupo The Four Seasons Dawn (Go away) vendió más de un millón de copias y, a pesar de ello, su cara A no pudo pasar del tercer puesto en las listas, bloqueada por I want to hold your hand, que ocupaba el número 1, y She loves you, situada en el número 2. Lesley Gore tampoco pudo escalar más allá del número 2 con el tema estrella de otro single de ventas millonarias, You don’t own me.

Este para mí, el siguiente también para mí…

Antes que The Beatles, solo Elvis Presley se había sucedido a sí mismo en el número 1 de las listas estadounidenses. Ocurrió el 27 de octubre de 1956, cuando el single Love me tender desbancó al sencillo de doble cara A Don’t be cruel/Hound dog, que llevaba la friolera de once semanas en la cumbre. Estos datos corresponden a la lista de discos más vendidos, porque el Hot 100 no existió hasta el 4 de agosto de 1958. The Beatles fueron los primeros en lograr tamaña proeza en el Hot 100.

Hasta el 3 de diciembre de 1994 ningún artista repitió la hazaña. Lo lograron de nuevo entonces Boyz II Men, y desde entonces ha ocurrido en varias ocasiones, en parte gracias a la costumbre de invitar a algunos artistas, particularmente intérpretes de hip-hop, a participar en grabaciones ajenas. Pertenecen a este selecto club, además de los artistas citados, Puff Daddy, Ja Rule, Nelly, OutKast, Usher, T.I., Taylor Swift, The Weeknd, Justin Bieber, Drake, BTS y The Black Eyed Peas. Estos últimos se llevan la palma: tras doce semanas en lo más alto de las listas, su tema Boom boom pow fue sustituido el 11 de julio de 2009 en el número 1 por otra canción de la banda, I gotta feeling, que aguantó otras catorce. En total, veintiséis semanas consecutivas de reinado, la mitad del año 2009. Eso sí, nadie ha encadenado tres números 1 consecutivos excepto The Beatles.

I want to hold your hand fue el primer número 1 de los veinte que The Beatles conseguirían acumular en los Estados Unidos. Los siete primeros (I want to hold your hand, She loves you, Can’t buy me love, Love me do, A hard day’s night, I feel fine y Eight days a week, ya en 1965) los alcanzaron en un período de tiempo inferior a los 12 meses, un récord que nadie ha batido nunca. Además, durante el año natural de 1964 fueron siete los temas compuestos por Lennon y McCartney que coronaron el Hot 100 porque A world without love, interpretada por Peter and Gordon pero firmada por los de Liverpool, también alcanzó el número 1. Tampoco esta marca ha sido igualada.

En total, The Beatles ocuparon sin interrupción el número 1 de la lista estadounidense de singles desde el 1 de febrero hasta el 9 de mayo de 1964, fecha en la que Hello, Dolly!, interpretada por Louis Armstrong and the All Stars, les desplazó del primer puesto. El 11 de abril anterior el Hot 100 parecía una recopilación de éxitos de The Beatles: catorce de las cien canciones de la lista estaban firmadas por ellos. Significativamente, I want to hold your hand había sustituido en el número 1 estadounidense a la canción There! I’ve said it again de Bobby Vinton, una pieza que los mismos Beatles habían considerado como un potencial fracaso en una aparición televisiva en el programa británico Juke box jury, grabado el 30 de noviembre y emitido el 7 de diciembre de 1963. El disco de Bobby Vinton se atascó en el puesto 34 de las listas británicas, así que los de Liverpool no andaban tan desencaminados. En los Estados Unidos, donde el sencillo sí triunfó, The Beatles se dieron al menos el lujo de desbancarlo de la cumbre del Hot 100.

¡Que vuelven los británicos!

The Rolling Stones, The Kinks, Peter and Gordon, The Animals, Manfred Mann, Wayne Fontana and the Mindbenders, The Hollies, Herman’s Hermits, Freddie & the Dreamers, The Dave Clark Five… Son nombres de bandas británicas de las que el público estadounidense no habría oído hablar si The Beatles no hubieran abierto brecha. Una vez metida la cuña liverpuliense, el camino quedó expedito para otras formaciones, agrupadas genéricamente bajo el paraguas de la llamada “Invasión Británica”. Entre 1964 y 1965 el número 1 del Hot 100 fue territorio de artistas británicos durante 52 semanas.

John Lennon, al contrario que McCartney, creía firmemente en las posibilidades de éxito de The Beatles en los Estados Unidos:

«Sabíamos que podíamos dejaros [a los estadounidenses] de una pieza si conseguíamos engancharos. Éramos nuevos.
»Y cuando llegamos [a los Estados Unidos], estabais todos por ahí paseando con unos puñeteros pantalones tipo bermuda, el pelo al estilo de Boston y aparatos dentales. (…) Las jovenzuelas parecían puñeteros caballos de 1940. No había concepto en el vestir ni en ninguna otra cosa. Pensamos: “Qué raza tan fea”; parecían como disgustados. Pensábamos en lo modernos que éramos nosotros [los británicos], aunque naturalmente no lo éramos. Solo lo éramos nosotros cinco, nosotros y los Stones éramos los únicos modernos auténticos; el resto de Inglaterra seguía exactamente igual que siempre» (John Lennon, 1970).

Beatlemanía in the U.S.A.

Robert Zemeckis estrenó en 1978 una película titulada, sintomáticamente, I wanna hold your hand, un filme que reflejaba la locura que se desató en los Estados Unidos en 1964 alrededor de la primera visita del grupo a aquel país. Los protagonistas del largometraje eran Nancy Allen, Bobby di Cicco, Marc McClure, Susan Kendall Newman, Theresa Saldana, Wendy Jo Sperber y Murray the “K”. Este último era un disc-jockey que, en la vida real, jugó un papel importante en la difusión de las actividades del grupo durante su primera visita a los Estados Unidos y que se interpretaba a sí mismo en el filme. Fue la primera persona que reclamó para sí el título de “quinto beatle” que a tantos otros se les ha atribuido después. La película contenía nada menos que 18 canciones originales del grupo. Su productor ejecutivo era un insigne beatlemaníaco: Steven Spielberg.

Estados Unidos no fue el único país en el que I want to hold your hand provocó reacciones desmesuradas. En Australia, donde los singles del grupo habían sido regularmente publicados desde la aparición de Please please me (Parlophone A8080, 21 de febrero de 1963), se produjo también una verdadera conmoción. I want to hold your hand (Parlophone A8103, 12 de diciembre de 1963) llegó al número 1 australiano el 28 de diciembre de 1963 y comenzó entonces un período de 24 semanas en el que The Beatles ocuparon la cumbre de las listas con cinco sencillos consecutivos: tras las siete semanas de reinado de este primer single, le sucedieron Love me, do/I saw her standing there (otras siete semanas), Roll over, Beethoven (dos semanas), All my loving (tres semanas) y Can’t buy me love/You can’t do that (cinco semanas, y en realidad otra más tras un breve interludio de catorce días en los que el número 1 fue para Mary Well con My girl). Hasta 1970, 25 singles o EPs de The Beatles, ocho de ellos tratados como discos de doble cara A, llegarían a lo más alto de las listas australianas. En el Reino Unido el grupo ocupaba cinco puestos en el Top 20 de New Musical Express el 7 de diciembre de 1963 entre singles, álbumes y EPs: #1 I want to hold your hand, #2 She loves you, #11 With the Beatles, #15 el EP Twist and shout, #19 el EP The Beatles’ hits.

La publicación del single en el Reino Unido también supuso un hito: era la primera vez que un artista se sustituía a sí mismo en el número 1 de las listas: como ya se ha dicho, el single She loves you se vio desplazado del puesto de honor por I want to hold your hand.

Autorrelevos británicos

Hasta 1981 ningún otro artista volvió a conseguir sustituirse a sí mismo en la cumbre de las listas británicas. El cantante que lo consiguió no fue otro que John Lennon, recientemente asesinado: Imagine, una canción con nueve años de antigüedad que se aupó a lo más alto de las listas a rebufo de la noticia de la muerte de John, fue sustituida en el número 1 el 7 de febrero de aquel año por Woman, la pieza estrella del segundo sencillo del álbum Double fantasy, publicado pocos meses atrás. El primer single extraído del LP, (Just like) Starting over, también había coronado las listas a finales de 1980, y cinco semanas después del éxito de Woman llegaba al número 1 una nueva versión de una canción de Lennon, Jealous guy, grabada como homenaje por Roxy Music. Para completar el cuadro, Happy Xmas (War is over), cantada por John y Yoko Ono, se había aupado hasta el número 2 mientras Imagine ocupaba la cumbre de las listas.

En 2005 otro artista fallecido consiguió sustituirse a sí mismo en el número 1 británico. El 22 de enero de aquel año una reedición de un single de Elvis Presley, One night/I got stung, sucedió en lo más alto a otra, la de Jailhouse rock.

Lo cierto es que antes de que The Beatles lograran encadenar dos números 1 seguidos unos cuantos artistas habían hecho lo propio, aunque en todos los casos como asistentes musicales del intérprete principal. Así, Ray Conniff and his Orchestra aparecieron acreditados como acompañantes en dos números 1 consecutivos cantados por Johnnie Ray y Guy Mitchell (1957) y lo mismo sucedió con Norrie Paramor and his Orchestra, cuyo nombre apareció en dos éxitos firmados respectivamente por Frank Ifield y por Cliff Richard and the Shadows (1963). Esta banda, The Shadows, también encadenó algunos números 1 propios con otros en los que aparecía como banda de Cliff Richard (1960 y 1963).

The Beatles despidieron 1963 con unos resultados inéditos e irrepetibles en las listas británicas: dos singles, I want to hold your hand y She loves you, ocupaban los números 1 y 2 de las listas; tres EPs, Twist and shout, The Beatles’ hits y The Beatles (No. 1), copaban los puestos 1, 2 y 3 de la lista de discos de duración extendida; y los dos LPs publicados hasta la fecha, With The Beatles y Please please me, se reservaban respectivamente el primer y el segundo puesto de la lista de ventas de álbumes. El público británico había adquirido a lo largo del año la friolera de 7 millones de discos de The Beatles, según aseguró el 17 de enero de 1964 New Musical Express.

Medalla de oro y medalla de plata

Muy pocos artistas han conseguido ocupar simultáneamente los dos primeros puestos de las listas británicas de singles: The Beatles (dos veces, dos semanas cada vez), John Travolta (una semana), John Lennon (dos veces, una semana cada vez), Frankie Goes To Hollywood (dos semanas), Madonna (una semana) y Justin Bieber (tres veces: la primera durante seis semanas, la última de las cuales también ocupaba el número 3; la segunda durante tres semanas y la tercera durante cuatro). Y aparte está el caso de Ed Sheeran, que merece análisis propio.

Los de Liverpool lograron de nuevo ocupar los dos primeros puestos de la lista el 27 de diciembre de 1967, con el single Hello, goodbye en el número 1 y el doble EP Magical Mystery Tour en el 2, un reparto que se mantuvo durante dos semanas. Travolta lo consiguió el 4 de noviembre de 1978, con Summer nights en el número 1 (a dúo con Olivia Newton-John) y Sandy en el 2. Lennon lo logró después de muerto, el 10 de enero de 1981, con Imagine en el número 1 y Happy Xmas (War is over) (a dúo con Yoko Ono) en el 2, y otra vez el 31 del mismo mes, con el mismo número 1 y Woman en el 2; el grupo Frankie Goes To Hollywood lo consiguió durante dos semanas que comenzaron el 7 de julio de 1984, con Two tribes en el primer puesto y Relax en el segundo; y Madonna el 17 de agosto de 1985, con Into the groove en el número 1 y Holiday en el 2.

Solo hay un artista, aparte de Ed Sheeran, que haya conseguido ocupar simultáneamente los puestos 1, 2 y 3 de la lista británica: el canadiense Justin Bieber. El 27 de noviembre de 2015 su tema Sorry estaba en el número 1 y Love yourself en el 2 y la semana siguiente las canciones intercambiaban puestos y se mantenían así durante tres semanas. El 25 de diciembre bajaban al 2 y al 3 para recuperar las dos primeras plazas el 1 de enero de 2016, y el 8 de enero las dos canciones mantenían puestos mientras What do you mean, también de Bieber, se colocaba en tercera posición. Durante las tres semanas que comenzaron el 12 de agosto de 2016 los dos primeros puestos se los repartían el tema de Major Lazer feat. Justin Bieber & MØ Cold water y el de DJ Snake feat. Justin Bieber Let me love you. El 12 de mayo de 2017 comenzó un período de cuatro semanas en las que el número 1 era para Despacito (Remix) (firmada por Luis Fonsi & Daddy Yankee feat. Justin Bieber) y el 2 para I’m the one (de DJ Khaled feat. Justin Bieber, Quavo, Chance the Rapper & Lil Wayne).

Y vamos con Ed Sheeran: el 6 de enero de 2017 aparecieron simultáneamente dos adelantos del álbum ÷, que sería publicado el 3 de marzo siguiente: Castle on the hill y Shape of you. La lista con fecha de 13 de enero de 2017 fue la primera en la que Ed Sheeran ocupó los dos primeros puestos. En realidad hizo mucho más que eso:

  • 13 de enero de 2017: #1 Shape of you, #2 Castle on the hill. Era la primera vez que dos canciones nuevas en la lista ocupaban el número 1 y el número 2. En la lista, de 100 temas, había 8 canciones de Sheeran.
  • 20 de enero de 2017: #1 Shape of you, #2 Castle on the hill. 5 canciones de Ed Sheeran en la lista.
  • 27 de enero de 2017: #1 Shape of you, #2 Castle on the hill. 5 canciones de Ed Sheeran en la lista.
  • 10 de febrero de 2017: #1 Shape of you, #2 Castle on the hill. 4 canciones de Ed Sheeran en la lista.
  • 17 de febrero de 2017: Shape of you mantiene el número 1 pero Castle on the hill cae al 3. 4 canciones de Ed Sheeran en la lista. Parece que se ha roto la racha. Pero…
  • 24 de febrero de 2017: #1 Shape of you, #2 How would you feel (Paean). 5 canciones de Ed Sheeran en la lista, incluyendo Castle on the hill en el número 4.
  • 3 de marzo de 2017: Shape of you sigue imbatible pero Ed Sheeran pierde de nuevo el número 2, aunque aún tiene 5 canciones en la lista. Eso sí, acaba de publicarse el nuevo álbum y puede haber sorpresas.
  • 10 de marzo de 2017: #1 Shape of you, #2 Galway girl, #3 Castle on the hill, #4 Perfect, #5 New man, #6 Happier. 19 canciones de Ed Sheeran en la lista, incluyendo también los puestos 8 al 15. La locura.
  • 17 de marzo de 2017: #1 Shape of you, #2 Galway girl, #3 Castle on the hill. 18 canciones de Ed Sheeran en la lista, incluyendo también los puestos 5 a 10.
  • 24 de marzo de 2017: #1 Shape of you, #2 Galway girl, #3 Castle on the hill. 17 canciones de Ed Sheeran en la lista.
  • 31 de marzo de 2017: #1 Shape of you, #2 Galway girl. 17 canciones de Ed Sheeran en la lista.
  • 7 de abril de 2017: #1 Shape of you, #2 Galway girl. 17 canciones de Ed Sheeran en la lista.

En los Estados Unidos también ha habido artistas que han conseguido ser a la vez número 1 y número 2 en las listas: Elvis Presley, The Bee Gees, Puff Daddy, Ja Rule, Ashanti, Nelly, OutKast, Usher, 50 Cent, Mariah Carey, Akon, T.I., The Black Eyed Peas, Pharrell Williams, Iggy Azalea, The Weeknd, Justin Bieber, Drake, Ariana Grande, DaBaby y BTS. Y además, por supuesto, The Beatles. Pero los de Liverpool son caso aparte.

Efectivamente, el 22 de febrero de 1964 The Beatles comenzaron un período de 10 semanas consecutivas en las que el número 1 y el número 2 de la lista fueron suyos. Por si fuera poco, durante ese período llegaron a reservarse los tres primeros puestos de forma simultánea, después cuatro… y, por fin, el 4 de abril de 1964 The Beatles eran a la vez número 1 con Can’t buy me love, número 2 con Twist and shout, número 3 con She loves you, número 4 con I want to hold your hand y número 5 con Please please me.

Nadie había conseguido igualar la marca hasta el 18 de septiembre de 2021. En aquella fecha, por fin, el rapero estadounidense Drake empató el récord de The Beatles, y cerca estuvo de reventarlo: ocupaba todos los puestos hasta el número 12 excepto el 6 y también el 14, el 16, el 18, el 22, el 24, el 25, el 26, el 27, el 32 y el 35. En total 21 entradas, todas nuevas y todas en el Top 40. Eran las canciones de su recién publicado álbum Certified lover boy. El propio Drake ya había conseguido reservarse los tres primeros puestos de la lista meses atrás, el 20 de marzo de 2021, pero no había sido el primero en reventar la marca de The Beatles: fue Ariana Grande la que lo consiguió, el 23 de febrero de 2019.

I want to hold your hand aguantó 21 semanas en la lista británica de Record Retailer, a contar desde su debut en el número 10 el 7 de diciembre de 1963. Alcanzó el número 1 una semana después y lo conservó durante cinco semanas. Sus ventas finales ascendieron a finales de 1963 a 1.250.000 ejemplares y a 1.500.000 antes del 17 de enero de 1964. Fue el segundo single más vendido de 1963 en el Reino Unido (detrás de She loves you) y mantuvo el puesto de segundo sencillo más vendido en el país en toda su Historia hasta enero de 1978. El 17 de septiembre de 2017 la lista oficial británica acreditó 1.810.829 copias vendidas del single que, con las 47.899 de copias equivalentes por streaming, suman un total de 1.858.728.

Solo un día después de que EMI anunciara la publicación de un nuevo single de The Beatles, el 5 de noviembre de 1963, se habían recibido ya 700.000 solicitudes de compra, que se habían convertido en 940.000 para la fecha de su lanzamiento. Con esta cifra se batía de largo el anterior récord de pedidos anticipados en el Reino Unido, logrado en 1962 por Cliff Richard and the Shadows con The young ones. Igual que en los Estados Unidos, EMI necesitó de los servicios de apoyo de una discográfica rival para cubrir la enorme demanda. En este caso la ayuda llegó de… Decca, la compañía que había rechazado a The Beatles.

El sencillo entró directamente al número 1 el 7 de diciembre de 1963 en la lista de New Musical Express (durante seis semanas), en la de Melody Maker (cinco semanas), en la de Disc (cinco semanas) y en la de Pop Weekly (siete semanas). En la lista del programa radiofónico Pick of the pops, que combinaba las demás, incluida la de Record Retailer en la que el single había debutado en el número 10, I want to hold your hand entró en el número 2 el 7 de diciembre (compartido), alcanzó el número 1 la semana siguiente y lo mantuvo durante cinco semanas, la última de las cuales compartía la cumbre con Glad all over, de The Dave Clark Five.

El 16 de mayo de 1964 I want to hold your hand reentró en las listas británicas en el puesto 48 tras una breve ausencia. El 26 de noviembre de 1983, gracias a la reedición conmemorativa del 20º aniversario, volvió a auparse hasta el puesto 62. Se vendieron unas 5.000 copias del disco con aquella reedición. Desde la publicación en 2014 de la discografía de The Beatles en plataformas digitales, I want to hold your hand ha acumulado ventas individuales suficientes como para ser merecedora de un disco de plata británico, concedido el 27 de diciembre de 2019.

Este se lo merece

En los Estados Unidos de los años ’80 no se estaban reeditando los singles de 20 años atrás, como en el Reino Unido, pero se hizo una excepción en reconocimiento a I want to hold your hand, la canción que abrió brecha para The Beatles en aquel país. El sencillo apareció en el mercado el 13 de febrero de 1984, con el mismo número de referencia que veinte años antes y con una portada casi idéntica a la original… en la que Paul había perdido el cigarrillo que sostenía en la mano. Igual que dos décadas atrás, Capitol se volcó en una campaña publicitaria: 40.000 carteles, 2.500 camisetas y un número igual de chapas. 400 emisoras de radio programaron música del grupo y la revista Life volvió a dedicarle la portada a The Beatles, como en 1964.

I want to hold your hand también logró el número 1 en Australia, los Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega y Alemania Occidental.

The Beatles llevaban un año convirtiendo en oro todo lo que tocaban y más de uno se preguntaba cuándo comenzaría el inevitable declive. Así, cuando I want to hold your hand fue descabalgada del número 1 británico por Glad all over (una canción sin relación con la pieza de Carl Perkins del mismo título que The Beatles habían incorporado a su repertorio escénico), a la prensa le faltó tiempo para pronosticar el fin del éxito de la formación de Liverpool. La canción la firmaba un combo londinense llamado The Dave Clark Five, liderado por su baterista:

«No podíamos soportarlo. Todo el mundo nos estaba diciendo: “Que viene Dave Clark, se acabó para vosotros”. Nos preocupó, pero solo durante un minuto, igual que nos preocupábamos en Liverpool de que Gerry [and the Pacemakers] nos ganara[n] en la encuesta de Mersey Beat» (John Lennon, 1968).

Los pronósticos resultaron ser del todo erróneos. El siguiente single de The Beatles, Can’t buy me love, siguió la misma suerte que los anteriores y su ascenso al número 1 resultó inevitable. Lo mismo ocurriría en años sucesivos con hasta trece sencillos más.

Reedición 7

Repercusión social

El single I want to hold your hand fue candidato al Grammy de disco del año en 1964, pero perdió frente al sencillo The girl from Ipanema, de Stan Getz/João Gilberto featuring Antônio Carlos Jobim. En 1998 la estadounidense National Academy of Recording Arts and Sciences (NARAS) compensó a The Beatles otorgando a I want to hold your hand el premio Grammy Hall of Fame, que se concede a grabaciones históricas o de especial significado de más de 25 años de antigüedad.

El single y la canción que lo preside acumulan varias distinciones destacables: en 1995 I want to hold your hand fue incluida en el catálogo de “las 500 canciones que dieron forma al rock and roll” (catálogo que cuenta con una exhibición permanente que puede visitarse en el museo del Rock and Roll Hall of Fame en Cleveland, Ohio); en 2001 el tema halló un hueco entre las 365 piezas que conformaron la lista de “canciones del siglo”, creada a iniciativa de la industria estadounidense del disco y otras instituciones; el 9 de diciembre de 2004, el número 963 de la revista estadounidense Rolling Stone la aupó hasta el puesto 16 entre las 500 mejores canciones de todos los tiempos (puesto que conservó en la actualización de la lista de 2010 y que mejoró en la de 2021, subiendo hasta el 15); en junio de 2007, la revista británica Mojo concedió al single el segundo puesto en la lista de los 100 discos que cambiaron el mundo, solo por detrás del sencillo Tutti frutti, de Little Richard; en 2008, en el 50º aniversario de la lista Hot 100 de Billboard, la revista tabuló la importancia histórica de todos los éxitos aparecidos en ella a lo largo de los años y concedió a la canción el puesto 39 en esta original meta-lista (y cuando la revista repitió el conteo cinco años después, I want to hold your hand todavía aguantaba en el puesto 44); y en octubre de 2011 la revista estadounidense Time la incluyó en su particular lista de las “All-Time 100 songs”, un elenco en el que eran elegibles las grabaciones posteriores a la fecha de nacimiento de la publicación, 1923. El 19 de septiembre de 2011 Rolling Stone publicó un número especial con las 100 mejores canciones de The Beatles y I want to hold your hand se alzó con la medalla de plata, por detrás de la insuperable A day in the life.

Cara A

I want to hold your hand (Lennon-McCartney) 2’27”

  • Versión 1 de 8 de I want to hold your hand
    • Variación 1 de 17: primera edición del disco y reediciones 1-7
    • Variación 8 de 17: reediciones 8-12
    • Variación 15 de 17: reedición 13

Grabación: 17 de octubre de 1963 (EMI Studios)
Productor: George Martin
Ingeniero de sonido: Norman Smith

GEORGE HARRISON: Guitarra solista, bajo y segunda voz
JOHN LENNON: Guitarra rítmica, palmas y voz principal
PAUL McCARTNEY: Bajo, palmas y voz principal
RINGO STARR: Batería y palmas

I WANT TO HOLD YOUR HAND (Lennon/McCartney)

Oh yeh, I’ll tell you something.
I think you’ll understand.
When I say that something
I wanna hold your hand.
I wanna hold your hand.
I wanna hold your hand.
Oh, please say to me
you’ll [and] let me be your man,
and please say to me
you’ll let me hold your hand.
You’ll [I] let me hold your hand.
I wanna hold your hand.
And when I touch you I feel happy inside.
It’s such a feeling that my love
I can’t hide, I can’t hide, I can’t hide.
Yeh, you got that something.
I think you’ll understand.
When I say that something (something)
I wanna to [I’m not gonna] hold your hand.
I wanna hold your hand.
I wanna hold your hand.
And when I touch you I feel happy inside.
It’s such a feeling that my love
I can’t hide, I can’t hide, I can’t hide
_(oo).
Yeh, you got that something,
I think you understand.
When I feel that something
I wanna hold your hand.
I wanna hold your hand.
I wanna hold your hand.
I wanna hold your hand.

QUIERO TOMARTE DE LA MANO (Lennon/McCartney)

Oh, sí, te diré una cosa.
Creo que la entenderás.
Cuando diga esa cosa
quiero tomarte de la mano.
Quiero tomarte de la mano.
Quiero tomarte de la mano.
Oh, por favor, dime
que [y] me dejarás ser tu hombre,
y, por favor, dime
que me dejarás tomarte de la mano.
Que [yo] me dejarás tomarte de la mano.
Quiero tomarte de la mano.
Y cuando te toco me siento feliz por dentro.
Es un sentimiento tal que, mi amor,
no lo puedo esconder, no lo puedo esconder, no lo puedo esconder.
Sí, tú tienes ese algo,
creo que lo entenderás.
Cuando menciono ese algo (algo)
Quiero [no voy a] tomarte de la mano.
Quiero tomarte de la mano.
Quiero tomarte de la mano.
Y cuando te toco me siento feliz por dentro.
Es un sentimiento tal que, mi amor,
no lo puedo esconder, no lo puedo esconder, no lo puedo esconder.
Sí, tú tienes ese algo.
Creo que lo entiendes.
Cuando siento ese algo
quiero tomarte de la mano.
Quiero tomarte de la mano.
Quiero tomarte de la mano.
Quiero tomarte de la mano.

Muchos factores confluyeron a la hora de convertir a I want to hold your hand en la canción que abrió brecha para The Beatles en los Estados Unidos, pero los principales de entre todos ellos fueron la frescura, la calidad y la comercialidad de la propia composición. La firma Lennon/McCartney se había convertido en una garantía de éxito. Año y medio atrás George Martin había dudado de la aptitud de John y Paul como compositores, pero él mismo fue testigo de la eclosión: había contratado a unos intérpretes con carisma y los vio transformarse de la noche a la mañana en unos autores brillantes.

Reediciones 8-9

Composición

I want to hold your hand fue, una vez más, una composición conjunta de Lennon y McCartney, aunque también fue la última pieza escrita al alimón que ocupó la cara A de un single. Ambos músicos siguieron colaborando estrechamente en el futuro pero, cada vez más, trabajando a partir de una idea desarrollada inicialmente en solitario por alguno de los dos.

John Lennon recordó en 1980 cómo Paul y él compusieron juntos esta última colaboración para un single:

«[Paul y yo] escribimos un montón de material juntos, el uno con el otro, pupila con pupila. Como con I want to hold your hand, recuerdo cuando sacamos el acorde que dio pie a la canción. Estábamos en casa de Jane Asher, abajo en el sótano, tocando el piano a la vez. Y sacamos “oh, you-u-u… got that something…” Y Paul aporrea este acorde y me vuelvo hacia él y digo: “¡Eso es!” Dije: “¡Hazlo otra vez!” En aquellos días, realmente escribíamos absolutamente así; los dos tocando en las narices del otro.»

«“Pupila con pupila” es una descripción muy buena. Así es como era exactamente. I want to hold your hand fue en buena medida co-escrita. Fue nuestro gran número 1; el que eventualmente nos hizo romper en América» (Paul McCartney, 1997).

La canción fue compuesta en una habitación del sótano de la casa de la familia Asher, en el número 57 de Wimpole Street (Marylebone, Westminster, Londres W1G 8YP), un hogar en el que Paul se instalaría pronto de forma permanente invitado por los padres de Jane, su novia, y que fue de hecho su residencia londinense hasta 1966. Margaret Asher, la madre de Jane, era profesora de oboe y de flauta dulce. Entre sus exalumnos ilustres se contaba el mismísimo George Martin, al que había impartido lecciones de oboe años atrás. Paul también aprendió algunos rudimentos de flauta bajo su supervisión. Fue precisamente en la habitación en la que la Sra. Asher ofrecía sus lecciones donde John y Paul escribieron I want to hold your hand, aprovechando el piano que la adornaba. Corría probablemente septiembre de 1963 y The Beatles disfrutaban de unos pocos días de descanso. Gordon Waller, un amigo del hermano de Jane, estaba en la casa de los Asher aquel día y fue invitado a una audición improvisada de la canción, con John al órgano y Paul al piano. Peter Asher aseguró en 2010 que él también andaba por allí. Meses más tarde los nombres de ambos presidían la lista de éxitos británica con una canción compuesta por Paul y firmada por Lennon/McCartney: A world without love, de Peter and Gordon.

«Mi madre tenía una sala de ensayo donde solía ofrecer clases privadas de oboe cuando no estaba enseñando en la Royal Academy, donde era profesora. Solo había un piano, una silla y un sofá. Paul usaba esa habitación para componer de vez en cuando. Una tarde llegó John, mientras yo estaba arriba en mi habitación. Ellos dos estuvieron en el sótano como una hora y luego Paul me hizo bajar para escuchar una canción que acababan de terminar. Bajé las escaleras y me senté en el sofá y ellos se sentaron uno al lado del otro, en el banco del piano. Ahí es cuando tocaron I want to hold your hand como absoluta primicia. Me preguntaron qué me parecía. Yo dije: “Creo que es muy buena” [risas]» (Peter Asher, 2010).

McCartney describió la escena de la composición de forma muy parecida a como lo hizo Lennon, aunque inventó una rocambolesca historia sobre el lugar en el que ambos escribieron la pieza. Probablemente estaba intentando disfrazar la ubicación concreta de la vivienda para que el gran público no fuera capaz de identificar el lugar real, la casa de la familia Asher en la que ya se había instalado cuando narró la escena:

«Veamos, nos habían dicho que teníamos que ponernos a ello. Así que un día encontramos aquella casa mientras estábamos paseando. Sabíamos que necesitábamos que aquella canción funcionara, así que nos metimos en el sótano de aquella casa desocupada y había un viejo piano. En realidad no estaba desocupada, eran habitaciones en alquiler. Encontramos este viejo piano y empezamos a aporrearlo. También había un órgano viejo. Así, estábamos celebrando esta jam informal y empezamos a trastear. De repente sacamos un trocito, el gancho. Así que empezamos a trabajar en ello a partir de ahí. Sacamos nuestros bolígrafos y papel y, simplemente, escribimos la letra. Eventualmente, conseguimos algo así como una canción, así que se la tocamos a nuestro manager de grabación y pareció gustarle. La grabamos al día siguiente» (Paul McCartney, 1964).

Ya en esta temprana época The Beatles estaban abiertos a todo tipo de influencias. Robert Freeman, el fotógrafo que se había encargado de la portada de With The Beatles, era por aquel entonces vecino de John en un edificio hoy demolido situado en el número 13 de Emperor’s Gate (Brompton, Knightsbridge, Londres SW7) e intentaba despertar el interés del beatle por la música experimental y el jazz. No consiguió gran cosa, pero una composición en particular llamó la atención de Lennon:

«Quedó intrigado por un álbum francés contemporáneo de música experimental. Había un tema en el que una frase musical se repetía, como si el disco estuviera rayado. Este efecto se utilizó en I want to hold your hand —por sugerencia mía—: “that my love, I can’t hide, I can’t hide, I can’t hide”» (Robert Freeman).

El equivalente instrumental de ese verso fue el encargado de abrir la canción.

¿En dónde reside el innegable atractivo de I want to hold your hand? Desde luego no en el virtuosismo instrumental o vocal de la ejecución, porque no lo hay. El secreto de la canción es que es una pieza extremadamente agradable de escuchar y que incluye algunas combinaciones de acordes muy originales y sorpresivas que resultan sin embargo del todo naturales al oído. El momento álgido es el final del cuarto verso de las estrofas, cuando el texto llega a la palabra “hand”. Ahí es donde todo cambia: Paul, que hasta ese momento dobla el tono de John, pasa a cantar en armonía, Ringo añade redobles de batería, John interrumpe su guitarra y las palmas desaparecen. Es un clímax jubiloso que tiene su paralelo en el final del puente, precisamente en el pasaje inspirado en el desconocido disco que Robert Freeman hizo escuchar a Lennon. En dicha sección Paul vuelve a recurrir a las notas altas.

La estrofa también incluye un cambio de acorde de lo más particular al final del segundo verso, de sol mayor a si menor. Ese viraje descendente es al que se refieren tanto Lennon como McCartney cuando hablan del acorde que resultó clave en la composición de la canción. Ian MacDonald apunta que el hecho de que Paul fuera su creador demuestra que estaba sentado en la parte izquierda del piano que compartía con John. McCartney era muy aficionado a este tipo de cambios inesperados, y este en particular recuerda al creado para I’ll get you del que Paul se sentía tan orgulloso.

John sentía verdadero aprecio por la canción, un aprecio que no perdió con el paso del tiempo:

«Me gusta I want to hold your hand. La compusimos juntos, es una bella melodía. Podría hacer otra vez I want to hold your hand y Help!, porque me gustan y podría cantarlas» (John Lennon, 1970).

Ah, si alguien hubiera apretado el botón de grabación…

Corría el año 1980. John Lennon trabajaba en The Hit Factory, un famoso estudio de grabación de Nueva York, registrando sus contribuciones para Double fantasy, un álbum en el que Yoko Ono y él se repartían el tiempo por mitad y que, trágicamente, sería su último disco publicado en vida. Lógicamente, había tiempos muertos durante las sesiones.

«Recuerdo que estábamos editando algo y John se aburría, así que se fue al estudio, agarró la guitarra Fender Telecaster B-Bender que le había dado Rick Nielsen [del grupo Cheap Trick], la enchufó, se sentó en el amplificador y se pasó todo el día tocando canciones de The Beatles. Fue grandioso, pasabas a su lado y le oías cantar y tocar I want to hold your hand» (Lee DeCario, ingeniero de sonido).

Como se describe con más detalle en la entrada de She loves you, Lennon se sinceró con el productor Jack Douglas mientras grababa este álbum, confesándole sus intenciones de salir de gira en 1981 y de recuperar temas de su antigua banda, incluyendo I want to hold your hand.

Nostálgicas referencias

John utilizó el título de esta pieza en la melancólica letra de una canción compuesta junto a Phil Spector, Here we go again. El corte apareció, póstumamente, en el álbum Menlove Ave. (Parlophone PCS 7308, 3 de noviembre de 1986). También se publicó otra versión del tema, una grabación casera, en noviembre de 1997, en el disco que acompañó a la primera edición bilingüe sueca del primer libro de Lennon, A Spaniard in the works/En spann jord i maskineriet. Publicado por la editorial Bakhall con el ISBN 91 7742 146 9, el CD lleva la referencia BAKCD9713.

So I say hello again,
and nobody gives a damn,
and nobody wants to hold your hand.

Así que digo hola una vez más,
y a nadie le importa un bledo,
y nadie quiere tomarte de la mano.

La letra de I want to hold your hand fue analizada y hasta exhaustivamente desmenuzada tras el éxito mundial de la canción, y lo cierto es que no levantó pasiones. Era uno de los riesgos que John y Paul asumían al despreciar la importancia de los textos: The Beatles, los chicos malos en Hamburgo y en Liverpool, estaban ofreciendo la imagen de unos perfectos novios para las hijas de cualquier madre británica, que podía imaginárselos sin problemas haciendo manitas con su hija y poco más. Ya lo dijo el fotógrafo francés Alain Dister:

«Podía decirse que si The Beatles querían tomar a una chica de la mano, a The Rolling Stones solo les interesaba meter mano directamente.»

Tom Wolfe, el autor de La hoguera de las vanidades, también lo tenía claro:

«The Beatles quieren tomarte de la mano, The Rolling Stones quieren arrasar tu ciudad.»

Aunque…

«Había un cierto erotismo detrás de todo esto. Si me hubiese oído usar esa palabra cuando tenía diecisiete años habría habido carcajadas, pero el erotismo era una fuerza impulsora detrás de todo lo que hacía. Era algo muy intenso. Y, ya sabes, eso era lo que había detrás de muchas de esas canciones de amor. “Quiero tomarte de la mano”, abro corchetes, [¡y probablemente hacer muchas más cosas!]» (Paul McCartney, 2021).

Parte de la crítica estadounidense, la que se mostró inicialmente reacia a la música del grupo, también aprovechó su primer éxito en aquel país para burlarse de los de Liverpool:

«Quieren tomarte de la mano; ¡un montón de gente querría agarrarles de las narices!» (William Williams, en Radio WNEW, de Nueva York, 1964).

«El cielo sabe que ya les hemos escuchado más que suficiente. Ha resultado imposible poner un boletín del tiempo en la radio o escuchar una señal horaria sin que pusieran I want to hold your hand» (Cynthia Lowery, de Associated Press, 1964).

Aquí tienes mi mano

En los Estados Unidos era relativamente común que algunas canciones de éxito recibieran respuesta en forma de una nueva composición. El caso más famoso es el de Get a job (“Consíguete un trabajo”), de The Silhouettes, que tuvo su contestación en Got a job (“He conseguido un trabajo”), la primera canción que publicaron The Miracles… a la que hay que sumar I found a job de The Heartbeats, I got a job de The Tempos y I got fired de The Mistakes. Era casi inevitable que I want to hold your hand provocara reacciones similares, y pronto aparecieron en las tiendas grabaciones como I’ll let you hold my hand (“Te dejaré tomarme de la mano”), de The Bootles (GNP Crescendo GNP 311x, febrero de 1964) o Yes!!! You can hold my hand (“Sí, puedes tomarme de la mano”), de The Beatlettes (Assault 1893-45 RPM/1894-45 RPM, febrero de 1964).

Me coloco, me coloco, me coloco…

Según cuenta la leyenda, un malentendido en torno a la letra de I want to hold your hand facilitó que cristalizara uno de los encuentros más fructíferos de toda la Historia del pop:

«Dylan trajo la poesía a las letras, así que te encontrabas a John haciendo You’ve got to hide your love away. Nos influyó mucho y nosotros también le influimos un poco, de hecho. Él se había pensado que I want to hold your hand —había oído I want to hold your hand porque fue número 1 en los Estados [Unidos]—… Pensó que en el estribillo… Después del estribillo decía “I can’t hide, I can’t hide, I can’t hide” (“no lo puedo esconder, no lo puedo esconder, no lo puedo esconder”), y él pensó que era “I get high, I get high, I get high” (“me coloco, me coloco, me coloco”)» (Paul McCartney, 1989).

«Bob Dylan había escuchado un disco nuestro en el que decíamos “I can’t hide” y él entendió “I get high”. Vino corriendo y dijo: “Chicos, tengo una hierba fantástica”. ¿Cómo no va a caerte bien un tipo así? Bob creyó que estábamos acostumbrados a las drogas. Pasamos toda la noche fumando y riendo. Cada vez que sonaba nuestro teléfono lo descolgaba Bob, y respondía: “Al habla con Beatlemanía”. Fue realmente cómico» (John Lennon, 1969).

Bob Dylan visitó a la banda el 28 de agosto de 1964 en el hotel neoyorquino en el que se alojaban los Fab Four, de gira por el país, y llevó vino barato y una buena cantidad de marihuana para fumarla con los que él creía que eran compañeros de “viajes”. Era la primera vez que The Beatles se encontraban con Dylan… y una de las primeras que se fumaban un porro. De esta manera, las figuras que habían comenzado a cambiar el panorama musical a principios de los ’60 a un lado y otro del Atlántico, Bob Dylan en los Estados Unidos y The Beatles en el Reino Unido, comenzaron una relación de mutua influencia en lo musical y de amistad en lo personal, especialmente intensa entre el americano y John y George. A Dylan, contra todo pronóstico, la música de The Beatles le había llamado poderosamente la atención:

«Estaban haciendo cosas que nadie más estaba haciendo. Sus acordes eran monstruosos, simplemente monstruosos, y sus armonías lo hacían creíble» (Bob Dylan, 1973).

Las colaboraciones musicales de Dylan y Harrison dieron fruto ya desde el primer álbum de George en solitario, el magnífico triple LP All things must pass (Apple STCH 639, 30 de noviembre de 1970). El álbum se abría con una composición conjunta, I’d have you anytime, y George interpretaba también If not for you, una canción de Dylan. En 1988 George y Bob Dylan fundaron Traveling Wilburys junto a Jeff Lynne, Roy Orbison y Tom Petty.

Reediciones 10-11

Arreglos instrumentales y vocales

I want to hold your hand repetía el patrón de canción beat desarrollado en los anteriores trabajos del grupo. Esta vez, ensayando una técnica que se perfeccionaría posteriormente (Eight days a week), el ritmo seguía una línea ascendente desde el primer acorde de guitarra que abría la canción. El beat era incrementado por las palmas que acompañaban a la interpretación vocal hasta llegar al falsete de la voz de Paul. El puente repetía la misma estructura, esta vez en breves segundos. La grabación en cuatro pistas permitió por primera vez apreciar nítidamente el sonido del bajo de Paul, que complementaba con una perfección asombrosa el ritmo impuesto por la batería de Ringo. Con el tiempo McCartney desarrollaría un estilo completamente distinto, creando unos inusuales acompañamientos melódicos de bajo, pero a estas alturas solía limitarse a crear y ejecutar sólidos aunque previsibles acompañamientos que reforzaban la sección rítmica de la canción.

La guitarra rítmica de John suena particularmente extraña, y no es casualidad. The Beatles estaban trabajando en el estudio con un productor al que le gustaba arriesgar y probar nuevas texturas y con un ingeniero de sonido muy hábil e imaginativo, y los de Liverpool no tardaron en sacar partido a su fortuna. Así, la guitarra de Lennon fue registrada en esta ocasión con una fuerte compresión: la intención era que sonara como un órgano, el instrumento que John utilizó para componer la pieza junto al piano de Paul. El experimento resultó todo un éxito, tanto que algunos oyentes han llegado a asegurar que I want to hold your hand contiene efectivamente una pista de órgano Hammond. El mérito es de Norman Smith, el encargado del sonido y uno de los ingenieros más audaces de la plantilla de EMI.

El arreglo de guitarra que Lennon toca en el puente fue el único elemento que cambió a lo largo de la sesión de grabación: después de interpretar la primera toma con un estilo más rockero, John derivó hacia un arreglo más creativo y menos atronador en forma de arpegios.

La guitarra solista de George cumple un papel relativamente secundario: a falta de solo con el que lucirse, Harrison concibió pequeños dibujos instrumentales que embellecen de forma discreta pero muy distintiva el sonido de la pieza al completo. En todo caso, su trabajo tenía sus secretos admiradores: Norman Smith demostró su particular aprecio por el trabajo de Harrison desde la sala de control, imitando a George cada vez que punteaba su guitarra y luciendo “una sonrisa de oreja a oreja”, según testimonio de Geoff Emerick.

Reedición 12

Grabación

Tanto I want to hold your hand como la canción que la acompañó en la cara B del single en el que apareció por primera vez, This boy, fueron grabadas en una única sesión celebrada el 17 de octubre de 1963, después de que el grupo hubiera dado casi por finalizado el trabajo con With The Beatles. Ambas canciones necesitaron un total de diecisiete tomas para quedar terminadas. En el caso de I want to hold your hand el principal problema fueron las reiteradas confusiones de John con la letra de la canción.

Después de abandonar tras una única toma la idea de recrear You really got a hold on me y optar por dar por bueno el trabajo hecho semanas atrás, tocaba atacar una nueva composición que George Martin no conocía todavía. John Lennon, hinchado como un pavo porque sabía lo que tenía entre manos, invitó al productor a que dejara la sala de control por un rato y se uniera a ellos en el estudio: “Será mejor que bajes y escuches nuestro próximo número 1”. Así lo hizo Martin. Complacido con lo que había oído pero siempre rebosante de ideas, el productor aprovechó para proponer algunas variaciones menores en las armonías vocales y un mínimo cambio de tempo. El grupo, que se estaba ganando de a poco el derecho a disponer del estudio a su antojo, dedicó un buen rato a ensayar la pieza antes de poner en marcha la grabadora. Gracias a ello, el sonido estaba del todo pulido desde la primera toma. En la toma número 2 los músicos probaron a silenciar la instrumentación en el verso “and when I touch you”, pero inmediatamente descartaron la idea. El auténtico director musical de la banda en el estudio de grabación era ya Paul McCartney:

«Recientemente he oído cintas en las que se me oye haciendo el conteo inicial en I wanna hold your hand (sic), que fue nuestro primer número 1 en los Estados Unidos, y estaba siendo bastante mandón: “¡Shhh, shhh! Entrada limpia, venga, todo el mundo. Uno, dos. ¡No, venga, arréglalo!”, y me doy cuenta de que podía poner de los nervios» (Paul McCartney, 1997).

No se conoce la documentación precisa de la grabación de I want to hold your hand. En el libro The complete Beatles recording sessions (Hamlyn, Londres, 1988), Mark Lewisohn apunta que todas las mezclas (una mono y tres estéreo) se hicieron exclusivamente a partir de la toma 17. Es cierto, pero no todo se grabó de forma simultánea: la canción incluye una sobregrabación de un acompañamiento de palmas que los músicos registraron juntos alrededor de un micrófono.

Geoff Emerick, que era el segundo ingeniero en esta sesión, da a entender en su libro de 2006 que todas las voces se grabaron una vez registrada la pista instrumental. Gracias a la disponibilidad de distintas tomas aparecidas en discos piratas y a los comentarios de Mark Lewisohn sabemos que, al menos en algunas tomas, la banda interpretó la pieza en vivo incluyendo las voces, aunque es más que posible que la pista vocal definitiva se grabara a posteriori, quizá eliminando la original: la grabación en cuatro pistas lo permitía. Si es así, esta fue la primera ocasión en la que The Beatles incorporaron una pista principal de voz sobre la base instrumental.

El especialista en The Beatles conocido bajo el pseudónimo de Happy Nat aseguraba en su desaparecida web The Beatles rarity, sin citar la fuente de la que extraía la información pero basado seguramente en el trabajo de John C. Winn, que la primera de las cuatro pistas se utilizó para registrar tres de los instrumentos: la guitarra rítmica de John, el bajo de Paul y la batería de Ringo, grabados de forma simultánea; la segunda para la guitarra solista de Harrison; la tercera para las voces de Lennon y McCartney; y la cuarta para las palmas y un refuerzo de bajo. Era la segunda vez que se añadía una pista adicional del instrumento de Paul: la primera había sido durante la grabación de From me to you. Nuestro bajista no habría podido tocar las palmas acompañando a sus cofrades… pero de hecho lo hizo porque, sorprendentemente, quien aportó las notas añadidas del instrumento fue George: Walter Everett lo asegura en su libro The Beatles as musicians: The Quarry Men through Rubber soul (Oxford University Press, Nueva York, 2001).

Aunque quedaron bien disimulados, una vez más hay errores vocales en la grabación, todos responsabilidad de John. Para ser precisos, es posible que dos de ellos no merezcan propiamente el nombre de error sino de pillería. La primera trastada es del todo inocente: Lennon susurra “something” (“algo”) tras el verso “when I say that something” (“cuando menciono ese algo”). La segunda se trata de una pequeña gamberrada que Lennon sabía que resultaría casi inaudible: canta en una de las ocasiones “I’m not gonna hold your hand” (“no voy a coger tu mano”), quizá dando a entender que al menos él no pensaba precisamente en hacer manitas sino en alguna alternativa más sugerente…

Reedición 13

Versiones, variaciones y reediciones

Versiones

  1. La grabación original de estudio, aparecida por primera vez en el single I want to hold your hand (Parlophone R 5084, 29 de noviembre de 1963).
  2. Una versión cantada en alemán, publicada con el título de Komm, gib mir deine Hand. Junto con la versión también en alemán de She loves you, ambas grabadas en los estudios de EMI cerca de París el 29 de enero de 1964, apareció por primera vez en un single de doble cara A publicado en la República Federal de Alemania, Sie liebt dich/Komm, gib mir deine Hand (Odeon O 22671, 4 de febrero de 1964). Los dos cortes no aparecieron en el mercado británico hasta su inclusión en el LP Rarities, publicado originalmente como decimotercer álbum de la caja recopilatoria The Beatles collection (EMI BC 13, 10 de noviembre de 1978) con la referencia EMI PSL 261.
  3. La versión emitida en el programa televisivo Two of a kind el 18 de abril de 1964, publicada en Anthology 1 (Apple PCSP 727/TCPCSP 727/CDPCSP 727, 2 de noviembre de 1995). En este disco se identifica erróneamente el nombre del citado programa: aunque efectivamente lo conducían Eric Morecambe y Ernie Wise, el espacio no recibió el título de The Morecambe and Wise show hasta 1968.
  4. La versión publicada en el CD Love (Parlophone/Apple 379 8081/0946 3 79808 2 8, 20 de noviembre de 2006), que combina un extracto de la grabación de estudio con la interpretación en vivo registrada en el Hollywood Bowl de Los Ángeles el 23 de agosto de 1964, incluyendo los ensordecedores gritos de las fans. Cada una de las dos interpretaciones aparece simultáneamente en uno de los canales del estéreo. Los últimos segundos de la pista anterior recogen la presentación de The Beatles en el citado concierto, que corrió a cargo del locutor de radio angelino Bob Eubanks.
  5. La versión emitida en el programa radiofónico From us to you el 26 de diciembre de 1963, publicada en On air – Live at the BBC volume 2 (Apple 0602537505067/3749169/sin referencia, 11 de noviembre de 2013).
  6. La versión emitida en el programa radiofónico Saturday club el 21 de diciembre de 1963, publicada en The Beatles bootleg recordings 1963 (Apple, sin referencia, 17 de diciembre de 2013) con el título I want to hold your hand (Live at the BBC for “Saturday club” 21st December, 1963).
  7. La toma 9 de estudio (en realidad un extracto del inicio de la grabación, en el que Paul da instrucciones muy precisas sobre los arreglos de la canción), publicada por primera vez, sin autorización de The Beatles, en Work in progress – Outtakes 1963 (Rock Melon RMMCD110, 24 de noviembre de 2014) con el título I want to hold your hand – Take 9.
  8. La grabación en vivo registrada en el concierto del 23 de agosto de 1964 en el Hollywood Bowl de Los Ángeles, incluida en Live at the Hollywood Bowl (Apple 00602557054972/sin referencia, 9 de septiembre de 2016).

Variaciones y reediciones de la versión 1

  1. La mezcla monoaural original, utilizada también en las ediciones mono de los Estados Unidos.
  • I want to hold your hand, single, Parlophone R 5084, 29 de noviembre de 1963 (primera edición y reediciones 1-7)
  • The Beatles’ million sellers, EP, Parlophone GEP 8946, 6 de diciembre de 1965 (primera edición y reedición 1)
  • A collection of Beatles oldies, LP/cinta abierta, Parlophone PMC 7016/TA-PMC 7016, 9 de diciembre de 1966 (primera edición en LP mono y cinta abierta)
  • VV.AA.: Mersey beat, 2 LPs, Parlophone PCSP 1783293, 31 de octubre de 1983
  1. La mezcla de Capitol en falso estéreo, hecha a partir de la variación 1, incluida en la versión estereofónica del LP estadounidense Meet The Beatles! (Capitol ST 2047, 20 de enero de 1964). Destaca los tonos graves en el canal izquierdo y los agudos en el derecho. Esta variación nunca ha sido publicada en el Reino Unido.
  2. La segunda mezcla estereofónica preparada en el estudio, que fue la primera en ser publicada. I want to hold your hand fue mezclada en estéreo hasta en tres ocasiones distintas: el 21 de octubre de 1963 (el mismo día en que se hizo la mezcla mono definitiva), el 8 de junio de 1965 y el 7 de noviembre de 1966. La primera mezcla era relativamente torpe: agrupaba la guitarra de John, el bajo y la batería en el canal izquierdo, las voces, las palmas y la segunda pista de bajo en el derecho y la guitarra solista de George en el centro. Martin debió darse cuenta de que el resultado era más bien burdo (aunque era comprensible que así fuera: nunca había trabajado con cuatro pistas previamente en una grabación pop) y desechó aquella mezcla. Ni siquiera llegó a enviarla a los Estados Unidos para su publicación en la versión estéreo del álbum Meet The Beatles!, en el que hubo que incluir el falso estéreo de la variación 2, cocinado a toda prisa. La segunda mezcla, realizada por Norman Smith sin el concurso de George Martin, es la que nos ocupa. Es muy parecida a la tercera y más conocida, aunque la guitarra solista, el bajo y las palmas se escuchan a mayor volumen y el sonido de los platillos brilla menos. Fue utilizada en Alemania Occidental [The Beatles’ greatest (Odeon SMO 83 991, 18 de junio de 1965) y The Beatles beat (Odeon STO 73 692, publicado originalmente en mono en abril de 1964 y en estéreo en 1966)], en Australia [The Beatles greatest hits – Volume 1 (Parlophone PCSO-7533, 11 de agosto de 1966)] y en los Países Bajos [Beatles’ greatest (Parlophone Odeon OHMS 3001, 1967)]. Esta variación nunca ha aparecido en el Reino Unido.
  3. La tercera y definitiva mezcla estéreo, que se preparó para la versión estereofónica del álbum recopilatorio A collection of Beatles oldies. Las voces, las palmas y la segunda línea de bajo fueron trasladadas al centro del estéreo y la guitarra solista a la derecha.
  • A collection of Beatles oldies, LP, Parlophone PCS 7016, 9 de diciembre de 1966 (primera edición en LP estéreo y reediciones 1-5)
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs/cassette/cartucho, Apple PCSP 717/TC2-PCSP 717/8X2-PCSP 717 (primera edición y reedición 1)
  • The Beatles box, 8 LPs/8 cassettes, Parlophone/World Records SM 701-708/C70, 3 de noviembre de 1980 (primera edición y reedición 1)
  • 20 greatest hits, LP/cassette, Parlophone PCTC 260/TC-PCTC 260, 18 de octubre de 1982
  • VV.AA.: Savile’s time travels (20 golden hits of 1964), LP/cassette, Music For Pleasure MFP 5620/TC-MFP 5620, 6 de junio de 1983
  • VV.AA.: Tribute to The Cavern, LP, Parlophone CAV 1, 26 de abril de 1984
  • Their greatest hits, cassette, St Michael 1361/5701, noviembre de 1984
  • The history of rock – Volume twenty six, 2 LPs/cassette, Orbis HRL 026/HCR 206, 18 de diciembre de 1984
  1. Un nuevo falso estéreo preparado por Capitol a partir de la variación 1 para su inclusión en la versión estadounidense del doble álbum The Beatles/1962-1966 (Apple SKBO-3403, 2 de abril de 1973). No se entiende bien por qué Capitol preparó esta nueva mezcla: independientemente de que sus responsables no estuvieran satisfechos con el resultado de la variación 2, en 1973 ya estaba disponible una mezcla real en sonido estereofónico. Además, esta variación contiene un error ausente en todas las demás: un fallo vocal de Paul al final de la canción. Esta variación nunca ha aparecido en el Reino Unido.
  2. La primera mezcla estereofónica, preparada el 21 de octubre de 1963. Sin duda por error, esta primera mezcla, que había sido descartada, acabó siendo la utilizada en la reedición australiana del single de 1976 (Parlophone A8103) y en el LP recopilatorio The number ones (Parlophone PLAY-1024, 13 de mayo de 1983), publicado en el mismo país. Esta variación nunca ha aparecido en el Reino Unido.
  3. La remasterización de 1988, estereofónica y basada en la variación 4.
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs (reediciones 2-5)
  • Past masters – Volume one, CD, Parlophone CD-BPM 1, 8 de marzo de 1988 (primera edición y reediciones 1-3)
  • Past masters – Volumes one & two, 2 LPs/2 cassettes, Parlophone BPM 1/TC-BPM 1, 24 de octubre de 1988 (primera edición y reediciones 1-2)
  • VV.AA.: Produced by George Martin – 50 years in recording, 6 CDs, Parlophone 7243 5 32631 2 6, 2 de julio de 2001
  • VV.AA.: Produced by George Martin – Highlights from 50 years in recording, CD, Parlophone 7243 5 32631 2 67243 5 32631 2 6, 6 de noviembre de 2006
  1. Una nueva remasterización, en este caso monoaural y basada en la variación 1, aparecida por primera vez en 1989.
  • I want to hold your hand, single (reediciones 8-12)
  • The Beatles’ million sellers, EP (reedición 2)
  1. Una nueva remasterización, estereofónica y basada en la variación 4, preparada en 2000 por Peter Mew en los estudios de Abbey Road para el lanzamiento de la recopilación titulada 1.
  • 1, 2 LPs/cassette/CD, Apple 5 29325 1/5 29325 4/5 29325 2, 13 de noviembre de 2000 (primera edición)
  1. La remasterización de la variación 2, un falso estéreo, para la edición de Meet The Beatles! en CD…
  • Meet The Beatles!, CD, Capitol 07243 875384 2 9, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. … Y la de la variación 1, mono, para lo mismo.
  • Meet The Beatles!, CD, Capitol 07243 875384 2 9, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. La edición estándar a partir de 2009, una remasterización digital en estéreo basada en la variación 4.
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs (reediciones 6-7)
  • 1, 2 LPs (reediciones 1-2)
  • Past masters, 2 CDs, Apple 5099924380720, 9 de septiembre de 2009 (primera edición y reediciones 1-4)
  • The Beatles/1962-1966 / The Beatles/1967-1970, 4 CDs, Apple 5099990991127, 18 de octubre de 2010
  • Meet The Beatles! (USA version), CD, Apple B0019696-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La remasterización digital de la mezcla monoaural, hecha también en 2009 y basada en la variación 1.
  • Mono masters, 2 CDs, Apple 5099968495824, en The Beatles in mono, 13 CDs, Apple 5099969945120, 9 de septiembre de 2009 (primera edición)
  • Meet The Beatles! (USA version), CD, Apple B0019696-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La mezcla digital definitiva para vinilo, en esencia igual que la variación 11 pero tratada con ecualización propia para adaptarse al formato. Aparecida en 2012.
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs (reediciones 8-9)
  • Past masters, 2 CDs (reediciones 5-7)
  1. Una nueva mezcla mono analógica, preparada en 2014 para la reedición de la discografía del grupo en vinilo en versión monoaural.
  • I want to hold your hand, single (reedición 13)
  • Mono masters, 2 CDs (primera edición en solitario y reedición 1)
  1. Todavía una nueva mezcla, estereofónica, preparada para el relanzamiento en 2015 del recopilatorio 1.
  • 1, 2 LPs (reediciones 3-8)
  • 1+, 2 DVDs+CD/2 Blu-rays+CD, Apple 0602547567727/0602547567819, 6 de noviembre de 2015
  1. Una mezcla más, en esta ocasión en Dolby Atmos o “Spatial audio”, preparada por Giles Martin en 2022 para el streaming en Apple Music del recopilatorio 1.
  • 1, 2 LPs (reedición 9)

Éxito en listas

  • Reino Unido:
    • Primera entrada:
      • Debut: 7 de diciembre de 1963
      • Puesto más alto: 1 (14 de diciembre de 1963, cinco semanas)
      • Semanas en listas: 21
    • Segunda entrada:
      • Debut: 16 de mayo de 1964
      • Puesto más alto: 48 (16 de mayo de 1964, una semana; número 1: Don’t throw your love away, The Searchers)
      • Semanas en listas: 1
    • Tercera entrada:
      • Debut: 26 de noviembre de 1983
      • Puesto más alto: 62 (26 de noviembre de 1983, una semana; número 1: Uptown girl, Billy Joel)
      • Semanas en listas: 2
  • Estados Unidos:
    • Entrada única:
      • Debut: 18 de enero de 1964
      • Puesto más alto: 1 (1 de febrero de 1964, siete semanas)
      • Semanas en listas: 15

Repercusión social

Aunque la canción no aparece en otras listas, I want to hold your hand quedó en el octavo puesto de entre las canciones más apreciadas por el público en la encuesta realizada en 1981 por Radio Luxembourg. Pero la significación social de la canción es sobre todo histórica y está ligada al descubrimiento del grupo por parte del público estadounidense. Así, los galardones y reconocimientos que ha recibido a lo largo de los años (ver entrada “Repercusión social” en el comentario general al disco) tienden a destacar su impacto social por encima de su calidad musical.

Interpretaciones en directo

I want to hold your hand fue incorporada ocasionalmente al repertorio escénico de The Beatles en la gira otoñal que recorrió el Reino Unido e Irlanda en 1963. Se convirtió en número fijo en las navidades de aquel año. A lo largo de 1964 la canción fue un número habitual en los conciertos del grupo, de tal manera que los franceses, los estadounidenses, los daneses, los neerlandeses, los entonces ciudadanos británicos de la colonia de Hong Kong, los australianos, los neozelandeses y los canadienses, además de los británicos, pudieron oírla en vivo. Cuando comenzaron las tres semanas de actuaciones del grupo en el Hammersmith Odeon de Londres en la Navidad de 1964, la canción ya había desaparecido del número de escena. Su última interpretación en vivo tuvo lugar en Bristol el 10 de noviembre de 1964.

Emisiones radiofónicas

  • Saturday club (BBC), grabado el 17 de diciembre de 1963 y emitido el 21 de diciembre de 1963 y el 15 de febrero de 1964. El primer programa incluyó una nueva versión de I want to hold your hand (recuperada el 15 de febrero siguiente junto a nuevas grabaciones) y el medley titulado Chrimble mudley, que contenía un pequeño extracto de la pieza.
  • From us to you, primer programa (BBC), grabado el 18 y emitido el 26 de diciembre de 1963.
  • Musicorama (Europe 1, Francia), grabado probablemente en el segundo concierto del día en París el 16 de enero de 1964 y emitido el día 19 del mismo mes.
  • Beatles show (5DN Radio, Australia), grabado en un concierto en Adelaide el 12 de junio de 1964 y emitido el día 13 del mismo mes.
  • (WIBG, Estados Unidos), concierto en Filadelfia emitido en directo el 2 de septiembre de 1964.
  • (WIFE, Estados Unidos), concierto en Indianapolis emitido en directo el 3 de septiembre de 1964.

Apariciones audiovisuales

Televisión

  • Two of a kind (ATV), grabado el 2 de diciembre de 1963 y emitido el 18 de abril de 1964.
  • It’s The Beatles! (BBC), grabado en un concierto en el Empire Theatre de Liverpool el 7 de diciembre de 1963 y emitido el mismo día.
  • Val Parnell’s Sunday night at the London Palladium (ATV), emitido en directo el 12 de enero de 1964.
  • The Ed Sullivan show (CBS, Estados Unidos), emitido en directo el 9 de febrero de 1964. Parte del programa, incluyendo la interpretación de I want to hold your hand, fue incluida en el vídeo The Beatles: The first U.S. visit (MPI Home Video, 1991), y el show completo fue reproducido en el DVD Ed Sullivan presents The Beatles (Universal Music, 2003).
  • The Ed Sullivan show (CBS, Estados Unidos), grabado el 9 y emitido el 23 de febrero de 1964. El show completo fue reproducido en el DVD Ed Sullivan presents The Beatles (Universal Music, 2003).
  • The Ed Sullivan show (CBS, Estados Unidos), emitido en directo el 16 de febrero de 1964. El show completo fue reproducido en el DVD Ed Sullivan presents The Beatles (Universal Music, 2003).
  • Around The Beatles (Rediffusion), grabado el día 28 de abril y emitido el 6 de mayo de 1964 (como parte de Love me do medley). The Beatles aparecían en el programa haciendo playback sobre nuevas grabaciones de las canciones registradas el 19 de abril de 1964. Las interpretaciones del grupo aparecieron en VHS en 1985 con el título The Beatles live.
  • Get back – Part 1: Days 1-7 (Disney+), estrenado el 25 de noviembre de 2021. Se utilizó un breve extracto de la canción en la introducción del capítulo, que narra la historia del grupo anterior a enero de 1969.

Influyendo a futuras generaciones

Fue viendo la emisión de The Ed Sullivan show del 9 de febrero de 1964 en casa de Cass Elliot —futura cantante de The Mamas & the Papas— cuando John Sebastian y Zal Yanovsky decidieron formar un grupo musical que se acabaría llamando The Lovin’ Spoonful. Billy Joel también decidió dedicarse a la música viendo este programa y así, con solo 14 años, se unió a The Echoes. El joven Bruce Springsteen descubrió con esta canción que se podía seguir haciendo R’n’R en los ’60:

«Recuerdo la primera vez que escuché a The Beatles. Iba conduciendo el coche de mi madre cuando pusieron I want to hold your hand en la radio… En aquella época no había ningún tipo de música rock que me llegara, hasta que surgieron The Beatles. Cuando escuché el disco en el coche recuerdo que dije en voz alta: “Caramba, esto suena a la música de Eddie Cochran, ¿quiénes son estos tíos?”» (Bruce Springsteen).

El mismo efecto tuvieron The Beatles sobre Joe Walsh, futuro miembro de Eagles y amigo, concuñado y habitual colaborador de Ringo Starr años después. Walsh también vivió su particular epifanía viéndolos en televisión:

«Recuerdo que estaba en secundaria, viendo la televisión, cuando vi a The Beatles en Ed Sullivan. Yo asentía con la cabeza y mis padres negaban con la cabeza, y anuncié que eso era lo que yo quería hacer» (Joe Walsh).

Cine

La canción fue incluida en la película The Beatles: Direct from the first American concert in Washington, D.C., proyectada por circuito cerrado en diferentes cines estadounidenses y canadienses los días 14 y 15 de marzo de 1964. El filme recogía el concierto celebrado en Washington el 11 de febrero anterior.

Vídeo-clip

En 1984 EMI armó un vídeo-clip de la pieza para promocionar la reedición del single. El clip contenía imágenes de la época, incluyendo escenas de la actuación en Washington el 11 de febrero de 1964 y de una aparición televisiva grabada el día 23 del mismo mes para el programa de la ITV Big night out en la que The Beatles hacían playback y que fue emitida seis días después. Al principio del clip se incluía un breve pasaje en el que se escuchaban unos segundos de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band. Fue estrenado el 10 de febrero de aquel año en el programa televisivo de la cadena estadounidense NBC Friday night videos.

En 2015 se optó por una solución distinta a la hora de elaborar un vídeo-clip para su inclusión en la versión en DVD y Blu-ray del álbum recopilatorio 1: se restauró completa una escena rodada por The Beatles el 25 de noviembre de 1963 en la que hacían playback sobre la grabación de estudio. La actuación había tenido lugar en los estudios mancunianos de Granada TV y había sido registrada para su inclusión en el programa Late scene extra, emitido dos días después. The Beatles aparecían en un escenario diseñado ad hoc que reproducía a gran tamaño un ejemplar del períodico Daily Echo mientras que el basamento de la batería de Ringo era una descomunal cámara fotográfica. En el mismo escenario rodaron otro playback de This boy, emitido el 20 de diciembre en el programa Scene at 6.30. El 26 de diciembre, en este mismo programa, se volvieron a emitir ambas secuencias.

Versiones relevantes

En abril de 1968 I want to hold your hand había sido objeto de 46 remakes, lo que la colocaba como la quinta canción original de The Beatles más versionada en aquellos días. Uno de esos remakes, una versión instrumental de la canción interpretada por la Boston Pops Orchestra dirigida por Arthur Fiedler (RCA Victor 47-8378, junio de 1964), había alcanzado el puesto 55 en el Hot 100 estadounidense el 1 de agosto de 1964.

El 26 de enero de 1980 una versión de la canción retitulada I wanna hold your hand y firmada por el dúo británico Dollar llegó al número 9 de las listas británicas (Carrere/Acrobat CAR 131, noviembre de 1979). El 5 de febrero de 2011 era un remake firmado por Glee Cast, de la serie televisiva Glee, el que se asomaba durante una semana a las listas británicas gracias a las descargas de Internet, alcanzando el puesto 74. Meses antes, el 23 de octubre de 2010, la misma versión había escalado hasta el número 36 del Hot 100 estadounidense.

Arrasando con todo

La serie televisiva Glee desbarató las listas estadounidenses a partir de 2009 a base de un sencillo truco de mercadotecnia: al final de la emisión de cada capítulo, las canciones interpretadas en el mismo estaban inmediatamente disponibles en forma de descargas legales. Así, justo una semana antes de la aparición del remake de I want to hold your hand en las listas, el 16 de octubre de 2010, entraron en el Hot 100 seis de las canciones incluidas en el capítulo Britney/Brittany, con lo que el denominado Glee Cast (un nombre genérico para el reparto de la serie, cantara quien cantara cada tema) batió una marca de los propios Beatles: los de Liverpool habían colocado 71 canciones en el Hot 100 y el elenco de Glee sumó aquel día 75 entradas acumuladas. A la vez que Glee Cast destronaba a The Beatles, superaba también las cifras de Ray Charles (74 entradas en el Hot 100) y de Aretha Franklin (73). Solo Elvis Presley (109, 150 si se suman sus éxitos anteriores a la existencia de la lista Hot 100) y James Brown (91) seguían aguantando el tirón. Cayeron muy pronto: Glee Cast acabó sumando 207 entradas en el Hot 100. Desde entonces también han superado a The Beatles varios artistas contemporáneos: además de Glee Cast y Elvis Presley, Drake, Lil Wayne, Taylor Swift, Future, Jay-Z, Kanye West, Nicky Minaj, Chris Brown, Jay-Z y Justin Bieber suman más de 100 entradas en la lista.

Cara B

This boy (Lennon-McCartney) 2’16”

  • Versión 1 de 4 de This boy
    • Variación 1 de 12: primera edición del disco y reediciones 1-7
    • Variación 6 de 12: reediciones 8-12
    • Variación 12 de 12: reedición 13

Grabación: 17 de octubre de 1963 (EMI Studios)
Productor: George Martin
Ingeniero de sonido: Norman Smith

GEORGE HARRISON: Guitarra solista, segunda voz y coros
JOHN LENNON: Guitarra acústica y voz principal
PAUL McCARTNEY: Bajo, segunda voz y coros
RINGO STARR: Batería

THIS BOY (Lennon/McCartney)

That boy took my love away.
Oh, he’ll regret it someday-i-ay,
but this boy wants you back again.
That boy isn’t good for you.
Though he may want you too
this boy wants you back again.
Oh, and this boy would be happy just to love you
_(aaah) (aaah),
__but, oh, my-yi-yi-yi,
__that boy won’t be happy
till he’s seen you cry-hi-hi-hi
_(aaah).
This boy wouldn’t mind the pain,
would always feel the same,
if this boy gets you back again.
This boy.
This boy.
This boy.
This boy.

ESTE CHICO (Lennon/McCartney)

Ese chico se llevó mi amor.
Oh, algún día se arrepentirá,
pero este chico quiere que vuelvas de nuevo.
Ese chico no es bueno para ti.
Aunque puede que te quiera también
este chico quiere que vuelvas de nuevo.
Oh, y este chico será feliz solo con amarte,
pero, oh, Dios mío,
ese chico no será feliz
hasta que te haya visto llorar.
Este chico soportaría el dolor,
sentiría siempre lo mismo,
si este chico consigue que vuelvas de nuevo.
Este chico.
Este chico.
Este chico.
Este chico.

Agazapada en la cara B del single publicado a finales de 1963, This boy suponía un nuevo paso adelante. The Beatles ya habían demostrado en disco su habilidad como intérpretes vocales pero no habían compuesto todavía un tema cantado a tres voces. No solo osaron hacerlo, demostrando una vez más su versatilidad como autores y arreglistas, sino que escribieron una magnífica canción y la ejecutaron a la perfección. Más caras B como esta, por favor.

Composición

This boy es una gran composición que además recibió un magnífico tratamiento en el estudio. The Beatles habían incluido en su repertorio piezas similares compuestas por otros artistas, pero ningún número de Lennon y McCartney había demostrado hasta la fecha que también ellos eran capaces de cocinar canciones con arreglos vocales complejos.

«La lenta y triste canción sobre That boy (“Ese chico”) (sic), que figura preeminentemente en los programas Beatle, resulta expresivamente inusual debido a su lúgubre música pero es una de sus piezas más intrigantes desde el punto de vista armónico, con sus cadenas de agrupaciones pandiatónicas, y el sentimiento es aceptable porque es entonado limpia y quebradamente» (William Mann, 1963).

«Una composición notablemente madura, grabada como un ejercicio de tres partes vocales armónicas por John, Paul y George. Esta canción demostró la calidad del equipo compositor Lennon/McCartney, siendo suficientemente buena como para haber sido publicada como una cara A de número 1 por derecho propio. Incluso en un año en el que The Beatles habían publicado 32 nuevas grabaciones, esta solo pudo ser una cara B» (Mark Lewisohn, 1988).

«Durante un tiempo pensé que yo no componía melodías, que Paul las componía y yo solo escribía puro y berreante rock ’n’ roll. Pero por supuesto, cuando pienso en algunas de mis propias canciones —In my life, o algunas de las primeras, This boy—, es evidente que yo componía melodías tan bien como cualquiera» (John Lennon, 1980).

«Simplemente un intento mío de escribir una de esas canciones con tres armonías, estilo Smokey Robinson. La letra no vale nada; es solo un sonido y contrapuntos» (John Lennon, 1980).

«Si escuchas el puente de This boy, era John tratando de hacer de Smokey» (George Harrison, 1987).

Como afirmaba Harrison y como reconoció Lennon en alguna ocasión, John volvió a buscar la inspiración para componer This boy en el trabajo de Smokey Robinson. Una vez más fue una canción de The Miracles la que le sirvió de patrón, en concreto el tema I’ve been good to you (Robinson), cara B del single What’s so good about good-by (Tamla T-54053, 14 de diciembre de 1961) cuya pieza estrella ya había inspirado la composición de Ask me why. El tema, que llegó a alcanzar el puesto 103 en la sublista “Bubblig under” del Hot 100 de Billboard el 21 de abril de 1962, era una balada melancólica de la que Lennon tomó prestados tres elementos inconfundibles: el ritmo, un 6/8 típico del vals; las armonías vocales, basadas en secuencias de acordes circulares de estilo doo-wop; y el característico acompañamiento en tripletes de guitarra rítmica (acústica en el caso de The Beatles). La melodía de ambas canciones, sin embargo, presenta notables diferencias.

Smokey vale para todo

I’ve been good to you volvió a servir de cantera de ideas para otra canción compuesta por John Lennon en 1968, completamente distinta a This boy. El tema en cuestión era Sexy Sadie y, de nuevo, John tomó prestadas dos ideas diferentes de la canción de Smokey Robinson, en este caso una porción de letra y un arreglo vocal.

This boy suele atribuírsele a John, y el mismo Lennon siempre se refirió a ella como una pieza propia, pero McCartney tiene otra versión de los hechos:

«This boy fue otra canción de habitación de hotel, de camas gemelas, una tarde en algún lugar. Habíamos llegado alrededor de la una. Teníamos un par de horas disponibles, así que pensamos: “Bueno, escribamos una”. Igual que en el hotel en el que escribimos She loves you. Es gracioso, recuerdo la habitación y la posición de las camas; John y yo sentados en camas gemelas, el mobiliario de la marca G-Plan, el hotel británico con verde oliva y naranja por todas partes, esa maravillosa combinación: el color del vómito» (Paul McCartney, 1997).

«No éramos rock ’n’ roll todo el rato, podíamos cambiar el paso, lo que siempre resultaba agradable después de tocar tres horas seguidas. La escribimos a dos voces y luego metimos la tercera para que cantara George; nunca habíamos intentado realmente escribir algo así. [Tiene un] puente precioso, John lo cantó estupendamente, luego volvíamos al asunto de las armonías» (Paul McCartney, 1997).

En algunas de las tomas de estudio hechas el 17 de octubre de 1963, la canción contaba con un solo instrumental de guitarra que sustituía al puente. Algunas fuentes afirman, o al menos dan a entender o conjeturan, que la sección vocal del puente fue concebida como elemento sustitutivo del solo y que se compuso en el mismísimo estudio durante el proceso de grabación de la pieza. Parece improbable pero, si así fue, se trató de una auténtica proeza: hablamos de un pasaje particularmente inspirado, un contrapunto perfecto a las estrofas cantadas a tres voces. Parece en todo caso más probable que la canción llegara al estudio contando tanto con puente como con un solo instrumental, como sugiere Joseph Brennan.

John despreció la letra de la canción en 1980, y lo cierto es que el texto no reúne ningún mérito particular. Cabe destacar, sin embargo, que los versos permiten vislumbrar una vez más al Lennon trágico y angustiado de otras ocasiones. Varias de sus canciones de estos primeros tiempos tratan sobre las tensiones que puede provocar un triángulo amoroso y, aunque lo hacen desde diferentes perspectivas, el resultado es siempre una sensación de desazón: en This boy John intenta recuperar a su chica haciendo de menos ante ella al rival que se la ha robado; en You can’t do that evidencia los celos que le produce que su pareja hable con un tercero; en If I fell pide garantías de todo tipo a un nuevo amor para atreverse a abandonar al anterior; en No reply retoma el asunto de los celos, pero esta vez en un escenario en el que su novia ya le ha abandonado; en Yes it is confiesa a su pareja su propia incapacidad para olvidar a su antiguo amor, probablemente fallecido; en You’re going to lose that girl reta a su interlocutor, al que amenaza con robarle a la chica si no la trata como ella merece… Añádanse a la lista las numerosas canciones de desamor sin el concurso de un tercero en discordia: Lennon, quizá sin ser muy consciente de ello, escribía argumentos de tragedia.

Arreglos instrumentales y vocales

Puede que John se inspirara en una canción de Smokey Robinson a la hora de componer This boy, pero Paul tenía otras referencias en la cabeza. El arreglo armónico a tres voces tuvo como modelo, según el bajista, To know him is to love him (Spector), una canción de The Teddy Bears que The Beatles habían incorporado a su repertorio escénico y que puede escucharse en el doble LP Live at the BBC (Apple PCSP 726/TCPCSP 726/CDPCSP 726, 30 de noviembre de 1994) con el título To know her is to love her:

«[This boy era] un monstruo. Fabulosa. Y también nos encantaba cantar a tres voces. Aprendimos eso de “to know know know is to love love love”, esa fue la primera vez que hicimos tres voces. Lo aprendimos en la casa de mi padre en Liverpool» (Paul McCartney, 1988).

«This boy era uno de nuestros temas con un coro de tres voces. Había montones de canciones que los usaban. La armonía es algo natural en la música occidental. Paul afirmaba que su padre nos había enseñado a usarla pero, que yo recuerde, no fue así. Cuando piensas en el rock de los primeros tiempos, siempre ha habido gente como Frankie Lymon and the Teenagers, The Everly Brothers y The Platters. Todo el mundo tenía armonías. A veces cantar a coro era natural: con The Everly Brothers era algo permanente» (George Harrison, 2000).

John cantó en el tono más bajo, Paul en el más alto y George en el medio.

La expresividad de Lennon en las secciones vocales en las que canta en solitario, la combinación de una guitarra acústica —tocada por Lennon— y una eléctrica solista —interpretada por George—, el acompañamiento de Ringo a la batería y el nítido y soberbio bajo de Paul, muy melódico e imaginativo en esta ocasión —¡y por fin perfectamente audible gracias a la grabación en cuatro pistas!—, convirtieron esta canción, como dice Mark Lewisohn, en mucho más que una mera cara B.

Grabación

El 17 de octubre de 1963, en los estudios de Abbey Road, The Beatles necesitaron atacar hasta 15 tomas de This boy para lograr el sonido que andaban buscando. Parece que estas tomas iniciales ya incluían las voces de John, Paul y George, que eligieron cantar todos alrededor del mismo micrófono, como harían más tarde en los conciertos. Sobre la última de las tomas básicas, o más probablemente sobre una edición de las tomas 14 y 15 (ensambladas al final del puente, donde se aprecia un corta y pega particularmente torpe), el grupo añadió dos nuevas tandas de sobregrabaciones, que incluyeron al menos los pasajes de la guitarra solista de George del final de la canción y una segunda pista de la voz de John, que se dobló a sí mismo en el puente.

En la página web de Joseph Brennan The Usenet guide to Beatles recording variations, su autor afirma que el ensamblaje de las tomas 14 y 15 se hizo eliminando, al final de la primera de ellas, el descartado solo instrumental que, según su teoría, se habría seguido interpretando hasta las últimas tomas, y que se ubicaba a continuación del puente. Él mismo reconoce que ese solo tampoco se escucha en la versión alternativa de la pieza publicada en el CD single Free as a bird (Apple CDR 6422, 4 de diciembre de 1995), que recoge un extracto de la toma 12 y la toma 13 completa, y se pregunta si esta versión también sufrió un proceso de edición para su publicación en disco. John C. Winn, por el contrario, asegura que el solo instrumental se descartó a partir de la toma 2.

El arreglo con el que la canción fue grabada incluía un final propio, pero George Martin decidió terminarla con un fundido durante el proceso de mezcla.

Versiones, variaciones y reediciones

Versiones

  1. La grabación original de estudio, aparecida por primera vez en el single I want to hold your hand (Parlophone R 5084, 29 de noviembre de 1963).
  2. La versión emitida en el programa televisivo Two of a kind el 18 de abril de 1964, publicada en Anthology 1 (Apple PCSP 727/TCPCSP 727/CDPCSP 727, 2 de noviembre de 1995).
  3. Una edición de las tomas de estudio 12 y 13 en la que se puede atisbar cómo fue el proceso de grabación y donde se escuchan algunos simpáticos errores, publicada en el CD single Free as a bird (Apple CDR 6422, 4 de diciembre de 1995).
  4. La versión emitida en el programa radiofónico Saturday club el 21 de diciembre de 1963, publicada en On air – Live at the BBC volume 2 (Apple 0602537505067/3749169/sin referencia, 11 de noviembre de 2013).

Variaciones y reediciones de la versión 1

  1. La mezcla monoaural original, utilizada también en las ediciones mono de los Estados Unidos.
  • I want to hold your hand, single, Parlophone R 5084, 29 de noviembre de 1963 (primera edición y reediciones 1-7)
  • Rarities, LP, EMI PSL 261, en The Beatles collection, 14 LPs, EMI BC 13, 10 de noviembre de 1978 (primera edición, primera edición en solitario y reediciones 1-2)
  • The Beatles box, 8 LPs/8 cassettes, Parlophone/World Records SM 701-708/C70, 3 de noviembre de 1980 (primera edición y reedición 1)
  1. La mezcla de Capitol en falso estéreo, hecha a partir de la variación 1, incluida en la versión estereofónica del LP estadounidense Meet The Beatles! (Capitol ST 2047, 20 de enero de 1964). Esta variación nunca ha sido publicada en el Reino Unido.
  2. La elusiva y misteriosa mezcla estereofónica. Elusiva porque no llegó a aparecer nunca en el Reino Unido a pesar de que su publicación se anunció a bombo y platillo en dos ocasiones (ver variación 4) y misteriosa porque se ignora cuándo fue preparada en el estudio, o si existen una o dos mezclas. Hay dos hipótesis y una tercera que combina ambas: la primera, defendida por Joseph Brennan en su página web The Usenet guide to Beatles recording variations, establece que esta mezcla fue cocinada el mismo 21 de octubre de 1963 en que se acometió por primera vez la de I want to hold your hand. Los libros de Mark Lewisohn le contradicen, pero Brennan asegura que el trabajo de catalogación hecho por el ingeniero de sonido John Barrett, que Lewisohn heredó y que le sirvió de base para su obra, documenta la existencia de esta mezcla, y que en las cintas compiladas por Barrett se escucha al inicio de la misma la voz del ingeniero de grabación, Norman Smith, que ya no trabajaba con The Beatles en noviembre de 1966 (la otra fecha posible). Según la explicación alternativa de Lewisohn, la canción fue mezclada en estéreo en una fecha tan tardía como el 10 de noviembre de 1966, después de que alguien dictara por teléfono desde la sede central de EMI a los técnicos de los estudios la lista de canciones que debían incluirse en la recopilación A collection of Beatles oldies y, por error, mencionara This boy en vez de Bad boy. Happy Nat, en la desaparecida The Beatles rarity, creía posible que ambas mezclas existieran, y es muy posible que tenga razón. Si es así, lo más probable es que sea la mezcla de 1963 la que apareció en 1976 en dos singles internacionales: en la reedición canadiense del sencillo All my loving (Capitol 72144) y en la reedición australiana del single I want to hold your hand (Parlophone A8103), dado que este último disco incluía por error la mezcla estéreo de su canción estrella, preparada también el 21 de octubre de 1963. John C. Winn afirma que efectivamente existen las dos mezclas y que la de 1963 apareció en el single australiano (no menciona el canadiense) y fue utilizada como base para la remasterización de 1988 (ver variación 5). Winn asegura que la mezcla de 1966 se ha utilizado, pero solo en la serie televisiva Anthology, no en disco.
  3. Una nueva mezcla en falso estéreo, esta vez británica, preparada en 1977 para la publicación del doble LP Love songs. Resulta incomprensible que EMI ignorara la existencia de una mezcla estéreo por más que esta permaneciera inédita en el Reino Unido. Más incomprensible aún es que, aunque la desconociera, no preparara una auténtica mezcla estereofónica. Para agravar las cosas, este mismo falso estéreo se utilizó, sin duda por error, en el EP de 1981 The Beatles, ¡concebido con la única intención de poner en el mercado mezclas estereofónicas no disponibles hasta entonces! Para rematar, la cassette Only The Beatles… también afirmaba contener la “inédita versión estéreo”… y tampoco era verdad.
  • Love songs, 2 LPs/cassette/cartucho, Parlophone PCSP 721/TC2-PCSP 721/8X2-PCSP 721, 19 de noviembre de 1977
  • The Beatles, EP, Parlophone SGE 1, en The Beatles E.P.s collection, 15 EPs, Parlophone BEP 14, 7 de diciembre de 1981 (primera edición)
  • Only The Beatles…, cassette, Parlophone SMMC 151, 30 de junio de 1986
  1. La remasterización de 1988, estereofónica por fin. Muy probablemente está basada en la mezcla acometida en 1963 y reproduce, por tanto, la variación 3. Quienes defienden esta teoría afirman que en el trabajo de catalogación hecho por John Barrett, este dejó escrito que la mezcla de 1966 nunca se había publicado en disco y que no se conservaba en los archivos (a pesar de que John C. Winn asegura que se recuperó en la serie Anthology).
  • Past masters – Volume one, CD, Parlophone CD-BPM 1, 8 de marzo de 1988 (primera edición y reediciones 1-3)
  • Past masters – Volumes one & two, 2 LPs, Parlophone BPM 1, 24 de octubre de 1988 (primera edición y reediciones 1-2)
  • The Beatles, EP (reedición 1)
  1. Una nueva remasterización, en este caso monoaural y basada en la variación 1, aparecida por primera vez en 1989.
  • I want to hold your hand, single (reediciones 8-12)
  1. La remasterización de la variación 2, un falso estéreo, para la edición de Meet The Beatles! en CD…
  • Meet The Beatles!, CD, Capitol 07243 875384 2 9, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. … Y la de la variación 1, mono, para lo mismo.
  • Meet The Beatles!, CD, Capitol 07243 875384 2 9, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. La edición estándar a partir de 2009, una remasterización digital en estéreo basada en la variación 5.
  • Past masters, 2 CDs, Apple 5099924380720, 9 de septiembre de 2009 (primera edición y reediciones 1-4)
  • Meet The Beatles! (USA version), CD, Apple B0019696-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La remasterización digital de la mezcla monoaural, hecha también en 2009 y basada en la variación 1.
  • Mono masters, 2 CDs, Apple 5099968495824, en The Beatles in mono, 13 CDs, Apple 5099969945120, 9 de septiembre de 2009 (primera edición)
  • Meet The Beatles! (USA version), CD, Apple B0019696-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La mezcla digital definitiva para vinilo, en esencia igual que la variación 9 pero tratada con ecualización propia para adaptarse al formato. Aparecida en 2012.
  • Past masters, 2 CDs (reediciones 5-7)
  1. Una nueva mezcla mono analógica, preparada en 2014 para la reedición de la discografía del grupo en vinilo en versión monoaural.
  • I want to hold your hand, single (reedición 13)
  • Mono masters, 2 CDs (primera edición en solitario y reedición 1)

Éxito en listas

La versión estadounidense del single I want to hold your hand no contó con This boy en la cara B sino con I saw her standing there. This boy fue incluida en el LP Meet The Beatles!, publicado muy poco después. La canción no tuvo pues la oportunidad de acceder a un puesto en las listas, aunque fue recogida en el EP estadounidense Four by The Beatles publicado el 11 de mayo de 1964 (Capitol EAP 2121). Este disco aguantó 3 semanas en el Hot 100. Debutó en la lista de Billboard el 13 de junio y alcanzó un máximo puesto 92 el día 27 de aquel mes. La cortedad de su éxito es más que comprensible: el formato EP era muy poco habitual en los Estados Unidos y desconcertaba a los compradores.

Repercusión social

En la votación que organizó The Beatles Monthly Book en 1965 para averiguar cuáles eran las piezas preferidas por los seguidores del grupo, This boy quedó en quinto lugar en el cómputo total mientras que I want to hold your hand no apareció siquiera entre las diez primeras. No hay duda de que la cara A del single era más comercial, pero la canción contenida en la vuelta dejaba un poso indeleble en el corazón de los oyentes.

Interpretaciones en directo

La primera interpretación en vivo de la canción ocurrió en un concierto ofrecido en Liverpool el 7 de diciembre de 1963. Después, This boy fue incluida en el repertorio de los shows londinenses de la Navidad de 1963, en el de los conciertos de París de enero y febrero de 1964, en el de los shows estadounidenses de febrero de 1964 y en el de la gira mundial de junio. Fue interpretada por última vez el 30 de junio de 1964 en Brisbane (Australia).

Emisiones radiofónicas

  • Saturday club (BBC), grabado el 17 y emitido el 21 de diciembre de 1963.
  • From us to you, segundo programa (BBC), grabado el 28 de febrero y emitido el 30 de marzo de 1964.
  • Musicorama (Europe 1, Francia), grabado probablemente en el segundo concierto del día en París el 16 de enero de 1964 y emitido el día 19 del mismo mes.
  • Beatles show (5DN Radio, Australia), grabado en un concierto en Adelaide el 12 de junio de 1964 y emitido el día 13 del mismo mes.

Apariciones audiovisuales

Televisión

  • Two of a kind (ATV), grabado el 2 de diciembre de 1963 y emitido el 18 de abril de 1964.
  • It’s The Beatles! (BBC), grabado en un concierto en el Empire Theatre de Liverpool el 7 de diciembre de 1963 y emitido el mismo día.
  • Val Parnell’s Sunday night at the London Palladium (ATV), emitido en directo el 12 de enero de 1964.
  • The Ed Sullivan show (CBS, Estados Unidos), emitido en directo el 16 de febrero de 1964. El show completo fue reproducido en el DVD Ed Sullivan presents The Beatles (Universal Music, 2003).

This boy fue interpretada el 17 de junio de 1964 en el concierto que ofreció la banda en Melbourne y que fue registrado por las cámaras del Channel 9 australiano para ser emitido el 1 de julio siguiente bajo el título de The Beatles sing for Shell. Por algún motivo, fue la única canción interpretada aquella noche que no fue incluida en el programa. I want to hold your hand acababa de ser eliminada del repertorio escénico en favor de You can’t do that, así que tampoco pudo ser escuchada.

Cine

El noticiero cinematográfico de Alemania Occidental titulado Zeit unter der Lupe emitió en 1964 un reportaje de un minuto de duración titulado “Tumult und die Beatles”, grabado el 16 de enero de aquel año en el backstage y durante el segundo concierto del día de The Beatles en París. Incluye un breve pasaje de la interpretación de This boy, los últimos 14 segundos de Long tall Sally y la segunda y última interpretación del día de la instrumental From me to you (Reprise), con la que la banda cerraba sus actuaciones.

Como la cara A del single en el que apareció por primera vez, This boy fue incluida en el filme The Beatles: Direct from the first American concert in Washington, D.C., que recogía gran parte del concierto ofrecido por el grupo en Washington el 11 de febrero de 1964. La película fue proyectada por circuito cerrado en salas estadounidenses y canadienses los días 14 y 15 de marzo siguientes.

Versiones relevantes

George Martin convirtió This boy en una pieza orquestada para utilizarla como música incidental en la película A hard day’s night, tal como puede apreciarse en la versión estadounidense del álbum de la banda sonora (United Artists UAL/UAS 6366, 26 de junio de 1964). La escena en la que aparece la composición, una de las mejores del filme, muestra a un apesadumbrado Ringo paseando por la rivera del Támesis. Por tal motivo, la composición fue rebautizada como Ringo’s theme (This boy). Publicada por The George Martin Orchestra el 7 de agosto de 1964 como complemento de un single con otra versión instrumental en su cara A, And I love her, el disco no triunfó en el Reino Unido pero la cara B de su equivalente estadounidense (United Artists UA 745) alcanzó el puesto 53 en el Hot 100 el 12 de septiembre de 1964.

«Había orquestado una versión instrumental de This boy como parte de la música de fondo y la usé en la secuencia en la que Ringo deambula por el río. La titulamos Ringo’s theme, y entró en las listas de los Estados Unidos como música orquestal. Aquello fue una satisfacción para mí. Se grabó y se mezcló con cuatro pistas» (George Martin, 2000).

El artista escocés Justin Osuji, que firmó sus cuatro primeros singles y su álbum de debut como Justin y que más tarde fue conocido como Sonny J Mason, inauguró su carrera discográfica con un CD single que contenía tres canciones, las dos primeras de ellas versiones de This boy, subtituladas Radio edit y Acoustic version. El disco (Virgin STCDT1) escaló hasta el número 34 de las listas británicas el 22 de agosto de 1998.

This boy fue una de las tres canciones que interpretó Sean Lennon, el hijo de John y Yoko Ono, en un concierto colectivo concebido para homenajear a su padre y que fue televisado el 2 de octubre de 2001 por The WB Television Network. El concierto se celebró en el Radio City Music Hall de Nueva York y el espacio televisivo llevó por título Come together: A night for John Lennon’s words and music. Sean cantó el tema acompañado por Rufus Wainwright y Robert Schwartzman.

Carlos Prieto Dávila, Putxe para muchos, está felizmente casado y tiene dos hijas y un hijo, y también buenas amigas y amigos. Dicho lo importante, el resto: estudió la carrera de Derecho y luego dos postgrados, uno en Migraciones Internacionales y otro en Políticas Públicas, Desarrollo y Pobreza. Actualmente es director de Comillas Solidaria en la Universidad Pontificia Comillas. Su experiencia profesional incluye asimismo el ejercicio de la abogacía en ámbitos de exclusión social (Derecho Penal, Laboral, de Extranjería) y la gestión y evaluación de impacto de proyectos de cooperación internacional. Algo sabe de temas relacionados con su desempeño profesional, pero solo se considera experto en una cosa: The Beatles. Cantó Imagine junto a su amigo Leo en el escenario del mítico Cavern Club de Liverpool. Los dos lo hicieron fatal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí