The Beatles: Please please me (single)

0
1116

[Este artículo forma parte de la obra The Beatles: It’s all too much – Una enciclopedia por entregas: disco a disco, tema a tema. Puedes acceder a la introducción, que contiene además el índice completo, pinchando aquí.]

Single. Parlophone 45-R 4983 (mono)
11 de enero de 1963

A finales de 1962 había empezado a escucharse en el Reino Unido el nombre de una banda hasta entonces desconocida para muchos, The Beatles, pero nadie tiraba cohetes: no eran más que un nuevo grupo, curiosamente proveniente de Liverpool (los artistas que triunfaban eran generalmente de Londres), que había conseguido colocar su primer sencillo en un discreto aunque meritorio puesto de las listas de éxitos. Nada hacía presagiar que el éxito masivo estaba a la vuelta de la esquina. Ni el mismo George Martin las tenía todas consigo, aunque estuviera sorprendido por el triunfo de un disco, Love me do, en el que no tenía puesta originalmente ninguna esperanza. En realidad, solo ellos mismos confiaban en lo que había de suceder:

«Cuando estábamos todos deprimidos, pensando que el grupo no iba a ningún sitio y que teníamos una mierda de contrato y estábamos en un camerino de mierda, yo decía: “¿A dónde vamos, colegas?”, y ellos contestaban: “¡A la cumbre, Johnny!”, fingiendo acentos estadounidenses. Y yo decía: “¿Dónde está eso, colegas?”, y ellos decían: “¡En lo más alto de lo más alto, Johnny!” Y yo decía: “¡Eeeeeso!”, y entonces todos nos animábamos. Ese era nuestro pequeño mantra, el que nos mantuvo. (…) Cuando era un beatle pensaba: “¡Joder, somos el mejor grupo del mundo, maldita sea!” Fue esa convicción la que nos convirtió en lo que fuimos. Solo era cuestión de tiempo que todos los demás se dieran cuenta» (John Lennon, 1980).

Y, efectivamente, los demás se dieron cuenta. En el Reino Unido ocurrió con este single.


Cara A:
PLEASE PLEASE ME (McCartney-Lennon)

Cara B:
ASK ME WHY (McCartney-Lennon)


Reediciones:

  1. 6 de marzo de 1976. Parlophone R 4983 (mono). Incluido en The singles collection 1962-1970 (22 singles, EMI, sin referencia)
  2. 8 de marzo de 1976. Parlophone R 4983 (mono)
  3. Otoño de 1977. Parlophone R 4983 (mono). Incluido en The Beatles collection (24 singles, World Records, sin referencia)
  4. Octubre de 1978. Parlophone R 4983 (mono). Incluido en The Beatles collection (25 singles, World Records, sin referencia)
  5. 6 de diciembre de 1982. Parlophone R 4983 (mono). Incluido en The Beatles singles collection (26 singles, Parlophone BSCP 1)
  6. 10 de enero de 1983. Parlophone R 4983 (mono)
  7. 10 de enero de 1983. Parlophone RP 4983 (mono). Picture disc single
  8. 28 de noviembre de 1988. Parlophone 2 03033 3/CD3R 4983 (mono). 3” CD single
  9. 6 de noviembre de 1989. Parlophone 2 03033 3/CD3R 4983 (mono). 3” CD single. Incluido en The Beatles CD singles collection (22 3” CD singles, Parlophone CDBSC 1)
  10. 12 de agosto de 1991. Parlophone TCR 4983 (mono). Cassette single
  11. 12 de agosto de 1991. Parlophone TCR 4983 (mono). Cassette single. Incluido en The Beatles singles collection on cassette (22 cassette singles, Parlophone TCBSCX 1)
  12. 2 de noviembre de 1992. Parlophone 2 03033 2/CDR 4983 (mono). CD single. Incluido en The Beatles CD singles collection (22 CD singles, Parlophone CDBSCP 1)
  13. 22 de noviembre de 2019. Apple 0602547261397 (mono). Incluido en The singles collection (23 singles, Apple 0602547261717)
Reediciones 1-4

Grabación

George Martin vio en Please please me un motivo para empezar a tener grandes esperanzas en el grupo al que había contratado pocos meses atrás; esperanzas que, por cierto, se vieron confirmadas por las listas de éxitos. Tras las 18 tomas de estudio que se necesitaron para registrar satisfactoriamente la canción, Martin dirigió una rotunda frase a The Beatles: “Caballeros, acaban de producir su primer disco número 1”. Era todo un espaldarazo para la banda y una muestra de la confianza que el productor empezaba a tener en sus pupilos. Tras la duda inicial sobre la capacidad compositora del grupo y después del discreto aunque inesperado éxito de Love me do en las listas, una predicción como esta de un productor experimentado era lo que los chicos necesitaban. Mucho más si, como sucedió, tal predicción estaba destinada a cumplirse.

Ese puntito de mala leche que hace la vida más divertida

Norman Smith, el ingeniero de sonido que trabajaba con The Beatles, también vio claro que Please please me era un trallazo… y decidió divertirse con ello enviando una copia de la grabación a Dick Rowe, el directivo de Decca que había decidido no contratar a la banda tras la audición celebrada el 1 de enero de 1962. Haciendo pasar la cinta por una maqueta de un grupo desconocido a la búsqueda de un contrato, Smith pretendía que Rowe cayera en la trampa de rechazar a los de Liverpool por segunda vez, aunque no consiguió engañar a su colega y rival.

Las dos canciones de este segundo single, y una tercera que permanece inédita, fueron registradas en una sesión de tan solo tres horas de duración (con una hora previa de ensayos, cortesía de EMI) celebrada el 26 de noviembre de 1962. En esta ocasión, y quizá para compensar el evidente protagonismo de McCartney en el primer sencillo, las dos canciones que integraban el disco eran obra de Lennon, que también se hacía cargo de la voz principal en ambas.

Después de las frustrantes experiencias anteriores en el estudio, y con todo el mundo relajado con un primer single que triunfaba en las listas, esta vez…

«Todo fue como la seda. Toda la sesión fue una gozada» (George Martin, 1979).

Los elementos más característicos de las primeras grabaciones de The Beatles eran el sonido de la guitarra solista de George, los originales arreglos de armónica de John y la perfecta conjunción vocal de la que hacían gala los cantantes, especialmente McCartney y Lennon. Pero los futuros Fab Four seguían siendo una banda en proceso de rodaje y no habían terminado de asentar un sonido y un estilo completamente propios. De hecho, en grabaciones poco anteriores a su trabajo con EMI —las realizadas para Decca—, todavía puede escucharse a Paul McCartney cantando rock ’n’ roll con un estilo demasiado deudor del de Elvis Presley. De la misma manera, la canción que da título a este disco, Please please me, necesitó de mucho input externo para desligarse de la influencia estilística de Roy Orbison, el artista que inspiró su composición.

Reediciones 5-6

Ventas y éxito en listas

  • Reino Unido:
    • Primera entrada:
      • Debut: 19 de enero de 1963
      • Puesto más alto: 2 (25 de febrero de 1963, dos semanas, y 18 de marzo de 1963, una semana; números 1 en los respectivos períodos: The wayward wind, Frank Ifield with Norrie Paramor and his Orchestra, y Summer holiday, Cliff Richard and the Shadows and the Norrie Paramor Strings)
      • Semanas en listas: 18

    • Segunda entrada:
      • Debut: 22 de enero de 1983
      • Puesto más alto: 29 (29 de enero de 1983, una semana; número 1: Down Under, Men At Work)
      • Semanas en listas: 4

«Habíamos conseguido entrar en el Top 30 con Love me do y, la verdad, pensábamos que estábamos en la cumbre. Entonces llegó Please please me… ¡y wham! Intentamos hacerla tan básica como fuera posible. Parte del material que habíamos escrito en el pasado era un poco enrevesado, pero con esta pretendíamos ir directos a por la lista de éxitos» (John Lennon, 1963).

¿Fue Please please me número 1 en el Reino Unido? La discusión está abierta porque, aunque el éxito de este disco fue incontestable y logró colocar 300.000 copias en el mercado británico, no está tan claro su puesto en las listas.

La confusión viene motivada por el hecho de que por entonces no existía en el Reino Unido ninguna lista oficial de ventas de discos. Así, para Disc, Melody Maker, New Musical Express, Pop Weekly, la BBC y, lógicamente, el periódico local de Liverpool Mersey Beat, el grupo alcanzó el primer puesto. Pero en la lista que confeccionaba Record Retailer, que es la que a día de hoy se reconoce de forma oficial para contabilizar los puestos en listas de aquellos años, Please please me solo llegó al número 2 y, en su primer envite, fue incapaz de batir a Frank Ifield with Norrie Paramor and his Orchestra, con The wayward wind, y tampoco logró superar más tarde a Summer holiday, de Cliff Richard and the Shadows and the Norrie Paramor Strings. El single había entrado en la lista de Record Retailer el 19 de enero de 1963 en el número 45 (mientras Love me do seguía triunfando) y permaneció en ella 18 semanas. Tras alcanzar el número 2 el 25 de febrero, el disco mantuvo la posición otra semana más, luego cedió un puesto, bajando hasta el número 3, y siete días más tarde recuperó la segunda posición, esta vez por detrás de la mentada Summer holiday. Ifield todavía conseguiría alcanzar la cumbre de las listas en una ocasión más, la cuarta y última para él, con Confessin’ (That I love you), y Richard nunca perdería su particular estatus de icono del pop británico (su decimocuarto y último número 1, The Millennium prayer, llegaría en 1999; Summer holiday era el séptimo que se apuntaba), pero para ambos sus días de auténtica gloria empezaban a quedar atrás. Los culpables de su desgracia no fueron capaces de batirles en esta ocasión, pero nunca volvería a ocurrir algo parecido.

Please please me sí alcanzó el número 1 en al menos una lista internacional: coronó la lista italiana durante una semana desde el 8 de febrero de 1964.

Nuestro primer número 1. ¿Alguien lo duda?

The Beatles lo tenían claro: Please please me había sido su primera llegada a “lo más alto de lo más alto”. En The Beatles’ Christmas record, un flexi-disc enviado en diciembre de 1963 a los miembros de su creciente club de fans como felicitación navideña, John agradeció a los seguidores del grupo el número 1 de su segundo single. Seguramente usaba como referencia la lista de New Musical Express, la más antigua y respetada del Reino Unido.

Please please me llegó al número 1 el 23 de febrero en New Musical Express y también en Disc. El 2 de marzo encumbraba la lista de Melody Maker y la de Pop Weekly. En las cuatro revistas musicales el sencillo mantuvo el deseado puesto durante dos semanas consecutivas, aunque en el caso de New Musical Express tuvo que compartir podio la primera semana con The wayward wind. En la lista elaborada por la BBC para el programa radiofónico Pick of the pops el single de The Beatles alcanzó el número 1 el 23 de febrero y lo mantuvo durante tres semanas, compartiéndolo la última de ellas con Summer holiday. El día 5 de abril de aquel año, en un concierto privado ofrecido a los directivos de EMI, The Beatles recibieron su primer disco de plata, logrado gracias a las ventas del sencillo Please please me y concedido por la revista Disc.

A pesar de todo, el sencillo ha pasado a la Historia como un número 2 en las listas y hasta la propia discografía de The Beatles lo ha tratado como tal, excluyéndolo de dos recopilatorios emblemáticos. El primero fue el álbum 20 greatest hits (Parlophone PCTC 260/TC-PCTC 260, 18 de octubre de 1982), un disco que incluía los 17 números 1 británicos del grupo (lo que supone 19 canciones, ya que dos de ellos habían sido singles de doble cara A) y Love me do como complemento estrella. El segundo, más relevante todavía, es el doble LP titulado simplemente 1 (Apple 529 3251/529 3254/529 3252, 13 de noviembre de 2000), que recoge 27 de las 28 canciones del grupo que encumbraron las listas en el Reino Unido y/o en los Estados Unidos.

Hoy nadie hace casus belli de la exclusión de Please please me del panteón de los éxitos. La razón es bien sencilla: los siguientes 11 singles de The Beatles alcanzaron ininterrumpida e indiscutiblemente el número 1 en las listas británicas y, tras un único pinchazo (un número 2), otros 6 lo conseguirían después. En los Estados Unidos, 22 canciones del grupo procedentes de 20 singles distintos llegaron a lo más alto del Hot 100. Ante un récord tan impresionante, nunca igualado por ningún artista o grupo, entrar en discusión sobre un single más o menos no le preocupa a nadie.

Que veinte años no es nada

Como es sabido, todos los singles de The Beatles fueron reeditados en el Reino Unido a lo largo de los años ’80, cada uno en una fecha próxima a la del vigésimo aniversario de su publicación original. No era la primera vez que EMI concebía una operación de relanzamiento parecida: el 8 de marzo de 1976 había reeditado de golpe todos los sencillos del grupo añadiendo uno nuevo, Yesterday, que ciertamente se había hecho esperar. Tal estrategia tuvo inesperados resultados comerciales: muchos de los antiguos singles del grupo reentraron, simultáneamente y con fuerza, en las listas de éxitos. Pero la operación de los ’80 demostró ser más fructífera aún: la idea de escalonar los lanzamientos facilitó que prácticamente todos los sencillos consiguieran nuevas entradas en listas 20 años después de su primera aparición. Así, Please please me alcanzó el puesto 29 el 29 de enero de 1983 y se mantuvo en listas 4 semanas. Vendió unos 30.000 ejemplares.

Reedición 7

Repercusión social

El éxito inicial de The Beatles en el Reino Unido fue fruto casi exclusivo del esfuerzo y del talento del grupo. Probablemente no ha habido en la Historia del pop ningún manager tan voluntarioso e intuitivo, y sin embargo tan inexperto, como Brian Epstein. No tuvo agente de prensa para su grupo hasta mayo de 1963 y, aunque aprendió rápido y bien, en aquellos primeros meses no era precisamente un perito en la promoción de discos. Los primeros éxitos se lograron a pulso gracias a la calidad de las canciones y a la simpatía natural de los chicos, tanto en persona como sobre el escenario. Experiencia no les faltaba: en Hamburgo habían tocado día tras día durante interminables horas para un público poco receptivo en principio al R’n’R o al R&B y se habían convertido en unos auténticos profesionales del espectáculo.

Los componentes del grupo supieron del puesto alcanzado por el single en las listas británicas mientras participaban en su primera gira por el Reino Unido, que había comenzado el 2 de febrero y acabaría el 3 de marzo de 1963. En ella no eran ni mucho menos las estrellas del cartel. La verdadera atracción —al menos al inicio de la gira— era la artista adolescente Helen Shapiro. The Beatles formaban parte del grupo de cola junto a The Honeys, Danny Williams, Kenny Lynch, The Kestrels y The Red Price Band, con Dave Allen como maestro de ceremonias. Sin embargo, a medida que se sucedían las actuaciones y Please please me iba escalando puestos en las listas, el público de la cantante iba aceptando —y disfrutando— a la nueva sensación. Después de su éxito en la región del Merseyside, The Beatles empezaban a provocar las mismas reacciones en todo el país. Al final de la gira eran tan aplaudidos como la consagrada (aunque de efímera fama) Shapiro.

El de Helen Shapiro no fue el último tour británico en el que The Beatles hubieron de actuar como teloneros. Entre el 9 y el 31 de marzo fueron los terceros de un cartel en el que los cantantes estadounidenses Chris Montez y Tommy Roe eran el atractivo principal. Solo en su tercera gira, que comenzó el 18 de mayo y terminó el 13 de junio, y que contaba con Gerry and the Pacemakers como principal grupo de apoyo, consiguieron encabezar la actuación junto a Roy Orbison. “Apuntad mis palabras, esos chicos serán tremendos en América”, fue la frase del cantante estadounidense al escucharles.

Tú me admiras a mí, yo te admiro a ti… Tendríamos que hacer algo juntos

Roy Orbison fue uno de los músicos de rockabilly que entró en la nómina de Sun Records a mediados de los años ’50. Otros nombres importantes de la conocida como “Class of ’55” fueron Carl Perkins, Johnny Cash, Jerry Lee Lewis y, por supuesto, su majestad Elvis Presley. Al contrario que el resto de sus compañeros, que concentraron sus éxitos artísticos en sus primeros años de fama, Orbison no logró un reconocimiento masivo hasta principios de los ’60 tras dar por fin con el estilo que encajaba mejor con su tremenda voz de barítono. Conocido con el sobrenombre de “el Caruso del rock”, el músico texano dejó para la Historia algunos clásicos incontestables que, las más de las veces, eran baladas de tono épico y temática trágica adornadas con arreglos orquestales: Only the lonely (1960), Running scared y Crying (1961), In dreams (1963) o It’s over y Pretty woman (1964).

La relación profesional y personal entre Roy Orbison y The Beatles habría de ser de largo recorrido. Antes de conocerle, durante 1962, los de Liverpool habían incluido en su propio repertorio escénico la canción de Orbison Dream baby (How long must I dream?) (Walker), cantada por Paul, y se habían inspirado en su personal estilo a la hora de componer Please please me. Lennon volvió a remedar las formas del músico estadounidense al escribir su canción de 1980 (Just like) Starting over, que describió como una pieza del género “Elvis Orbison”. El texano, por su parte, grabaría años después su propio remake de Help! como tributo a John Lennon. En 1988 George Harrison volvió a trabajar con Roy Orbison, esta vez codo con codo: el británico y el estadounidense fueron dos de los miembros fundadores del súper-grupo Traveling Wilburys junto a Bob Dylan, Jeff Lynne y Tom Petty, aunque a Orbison solo le daría tiempo a participar en la grabación del primero de los dos álbumes de la banda antes de su sentido fallecimiento.

El texano no supo que su estilo compositivo había sido la inspiración de Please please me hasta el 1 de junio de 1987 cuando, en la fiesta que se ofreció en los Abbey Road Studios para celebrar el vigésimo aniversario del lanzamiento de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, George Martin se lo comentó:

«Me dijo que sonaba tanto a mí que tuvieron que cambiarla un poco. Es agradable saberlo» (Roy Orbison, 1987).

Yo consigo para tu grupo una aparición televisiva y tú me ofreces el contrato del siglo

The Beatles aparecieron por primera vez en la televisión nacional muy poco después de la publicación del single Please please me. Ocurrió en el programa Thank your lucky stars, de Philip Jones, grabado por la ABC Television el 13 de enero de 1963 y emitido seis días después. Fue la primera de toda una larga serie de actuaciones en aquel programa, y todo un éxito: les vieron seis millones de personas.

Su aparición en este programa de televisión fue concertada antes de la publicación del disco. El editor musical Dick James convenció a Philip Jones para la inclusión de The Beatles en su show gracias a una rápida audición telefónica de Please please me y consiguió con este simple gesto impresionar a Brian Epstein y firmar uno de los contratos más lucrativos de la Historia de la música: el que le convertía en editor de las canciones de The Beatles. Las composiciones incluidas en este segundo single fueron publicadas por Dick James Music Ltd., y el editor estaba tan convencido del éxito de su canción estrella que pidió un préstamo de 10.000 libras que entregó a continuación a Brian Epstein en concepto de anticipo. Inmediatamente se creó un sello propio para la publicación de las composiciones de Lennon/McCartney: Northern Songs Ltd. Esta misma compañía se hizo cargo de la edición de las composiciones de Harrison hasta 1968, con la única excepción de Don’t bother me. Las canciones publicadas en su día por Northern Songs pertenecen en la actualidad a la corporación Sony, que compró parte de los derechos a Michael Jackson y el resto, más tarde, a sus herederos. Jackson había pagado 47 millones y medio de dólares el 10 de agosto de 1985 para hacerse con el control de la empresa.

Los derechos de edición de Love me do y P.S. I love you son gestionados hoy en día por MPL Communications Ltd., una empresa propiedad de McCartney. Son las dos únicas composiciones propias que controla por completo uno de los dos autores originales. Originalmente fueron editadas por Ardmore & Beechwood Ltd., una casa subsidiaria de EMI encargada de esta labor. Brian Epstein no había quedado muy satisfecho con el trabajo de promoción de la empresa y no renovó el acuerdo.

La historia podría haber sido completamente distinta porque en este último punto Epstein estaba equivocado de cabo a rabo. Según ha desvelado Mark Lewisohn en su libro The Beatles – Tune in (Little, Brown, Londres, 2013), la editora no solo se dejó los cuernos promocionando Love me do sino que dos de sus empleados, Kim Bennett y Sid Colman, habían sido decisivos a la hora de conseguir que The Beatles firmaran con Parlophone. George Martin ocultó este extremo a Brian Epstein y, con algo de mano izquierda, consiguió quitarse de en medio a un posible rival en el control de The Beatles, la editorial Ardmore & Beechwood, metiendo él mismo en escena a su amigo Dick James.

Reediciones 8-9

Grabaciones inéditas

En la sesión del 26 de noviembre de 1962, además de grabar Please please me y Ask me why, The Beatles intentaron dejar registro en cinta de otra canción de McCartney/Lennon escrita principalmente por Paul: Tip of my tongue. Era una posible alternativa a Ask me why como cara B y ya la habían propuesto en la sesión del 4 de septiembre, pero a George Martin no le gustaron los arreglos (incluyendo las maracas, tocadas por John) y decidió aparcarla hasta mejor ocasión. El grupo nunca volvió a retomarla. En su lugar, otro artista de Liverpool del cual Brian Epstein también era manager, Tommy Quickly, la publicó en single el 30 de julio de 1963 (Picadilly 7N 35137) con producción de Les Reed. El tema no triunfó, convirtiéndose así en una de poquísimas composiciones de John y Paul cedidas a otros artistas que no consiguió asomarse a las listas. La versión de The Beatles de Tip of my tongue es una de las contadas grabaciones de estudio del grupo que permanece inédita y, dado que EMI no conservó el máster, así será para siempre.

Cara A

Please please me (McCartney-Lennon) 2’01”

  • Versión 1 de 6 de Please please me
    • Variación 1 de 12: primera edición del disco
    • Variación 2 de 12: reediciones 1-7
    • Variación 6 de 12: reediciones 8-12
    • Variación 12 de 12: reedición 13

Grabación: [11 de septiembre y] 26 de noviembre de 1962 (EMI Studios)
Productor: George Martin
Ingeniero de sonido: Norman Smith

GEORGE HARRISON: Guitarra solista y coros
JOHN LENNON: Guitarra acústica, armónica y voz principal
PAUL McCARTNEY: Bajo, segunda voz y coros
RINGO STARR: Batería

PLEASE PLEASE ME (McCartney/Lennon)

Last night I said these words to my girl:
“I know you never even try, girl.*
Come on (come on), come on (come on), come on (come on), come on (come on),
please please me, oh yeah, like I please you.
You don’t need me to show the way, love.
Why do I always have to say, love,
‘come on (come on), come on (come on), come on (come on), come on (come on),
please please me, oh yeah, like I please you’?
I don’t wanna sound complaining but you know there’s always rain in my heart
_(mmm)
(in my heart).
I do all the pleasing with you. It’s so hard to reason with you
_(aaah).
Whoa oh yeah, why do you make me blue?”**
Last night I said these words to my girl:
“I know you never even try, girl.***
Come on (come on), come on (come on), come on (come on), come on (come on),
please please me, oh yeah, like I please you.
Please, oh yeah, like I please you.
Please, oh yeah, like I please you”.

* “I know you [why do you] never even try, girl.
** Oh yeah, why do you make me blue?”
*** “Why do I… [I know you] you never even try, girl.
_En variaciones 3-5 y 7-9

POR FAVOR, COMPLÁCEME (McCartney/Lennon)

Anoche le dije estas palabras a mi chica:
“Sé que nunca lo intentas siquiera, chica.*
Venga, venga, venga, venga, venga, venga, venga, venga,
por favor, compláceme, oh sí, como yo te complazco a ti.
No necesitas que yo te enseñe cómo hacerlo, amor.
¿Por qué siempre tengo que decirte, amor,
‘venga, venga, venga, venga, venga, venga, venga, venga,
por favor, compláceme, oh sí, como yo te complazco a ti’?
No quiero sonar quejumbroso pero sabes que siempre hay lluvia en mi corazón,
en mi corazón.
Yo te complazco a ti en todo. Es muy difícil razonar contigo.
Oh, oh, sí, ¿por qué me entristeces?”**
Anoche le dije estas palabras a mi chica:
“Sé que nunca lo intentas siquiera, chica.***
Venga, venga, venga, venga, venga, venga, venga, venga,
por favor, compláceme, oh sí, como yo te complazco a ti.
Por favor, oh sí, como yo te complazco a ti.
Por favor, oh sí, como yo te complazco a ti”.

* “Sé que [por qué tú] nunca lo intentas siquiera, chica.
** Oh, si, ¿por qué me entristeces?”
*** “Por qué yo… [sé que] nunca lo intentas siquiera, chica.
_En variaciones 3-5 y 7-9

¿Qué era, cómo sonaba, en qué consistía el estilo musical originario de Liverpool conocido como Mersey beat? Escúchese Please please me y se tendrá la respuesta: pop desenfadado y vertiginoso, ritmo contagioso y bailable, arreglos instrumentales heredados del rock ’n’ roll de los ’50 e interpretaciones vocales frenéticas pero armoniosas. Un soplo de aire fresco juvenil convertido en canción, tan transgresor como el R&B que corría por sus venas pero tan aparentemente inocente que encandilaba a todos. Era la nueva sensación, la conmoción que el mundo entero esperaba sin saberlo, condensada en dos minutos de jubilosa locura.

Reediciones 10-11

Composición

John Lennon, autor único del tema, concibió Please please me recordando una vieja pieza del repertorio de Bing Crosby titulada Please, con letra de Leo Robin y música de Ralph Rainger. La canción se estrenó en la película The big broadcastOndas musicales—, de 1932:

«Please please me es una canción completamente mía. Fue mi tentativa de escribir una canción a lo Roy Orbison, ¿qué te parece? La escribí en el dormitorio de mi casa en Menlove Avenue, que era de mi tía. (…) Recuerdo el día, y el edredón rosa que había sobre la cama, y oí a Roy Orbison haciendo Only the lonely o algo así. De ahí es de donde salió. E igualmente siempre me intrigó la letra de “please, lend your little ears to my pleas”, una canción de Bing Crosby. Siempre me intrigó el doble sentido de la palabra “please”. Así que fue una combinación de Bing Crosby y Roy Orbison» (John Lennon, 1980).

«Escribí Please please me yo solo. Se grabó siguiendo la secuencia exacta con la que la escribí» (John Lennon, 1971).

Aunque el doble significado de la palabra “please” fue utilizado de manera inteligente, Lennon no estaba siendo completamente original. El recurso se había empleado ya en Love me do, si bien de forma menos elaborada: en el verso “love, love me do” el primer “love” es un sustantivo mientras que el segundo es un verbo. John también rapiñó la frase principal del tema de Buddy Holly Raining in my heart (Bryant/Bryant) para configurar la metáfora más evocadora del texto de su propia canción.

De casas de barrio a inmuebles propiedad del Patrimonio Nacional

John Lennon se crio y creció en Mendips, la casa de su tía Mimi. La vivienda es un dúplex situado en el número 251 de Menlove Avenue, una vía principal del barrio residencial de Woolton, Liverpool, Merseyside, L25 7SA. Su futuro compañero en labores compositivas, Paul McCartney, residía en el número 20 de Forthlin Road, una pequeña vivienda adosada de dos plantas en el vecino barrio obrero de Allerton, Liverpool, Merseyside, L18 9TN. El National Trust británico adquirió en 1995 la casa de la familia McCartney, la reacondicionó para hacerla parecer un hogar de los años ’60 y la abrió a visitas públicas. El principal valor que se le atribuía era el de haber sido el lugar en el que Lennon y McCartney compusieron una buena parte de sus primeros éxitos.

A pesar de que la tía Mimi no aprobaba la afición de su sobrino por la música y tenía vetados los ensayos del grupo en su casa, algunas canciones de The Beatles, incluyendo Please please me, nacieron en Mendips. Este hecho no estaba tan bien documentado y, consecuentemente, el National Trust no mostró interés en adquirir la casa de la infancia de John. Yoko Ono, la viuda de Lennon, compensó la torpeza de las autoridades comprando ella misma la vivienda y donándola a la institución. Desde 2003 está abierta al público.

El 29 de febrero de 2012 ambas construcciones recibieron un estatus de protección especial por parte del gobierno británico, el llamado “Grade II”, que reconoce su interés histórico.

The Beatles volvieron a Inglaterra de su tercer viaje a Hamburgo el 2 de junio de 1962. Traían en la cartera dos composiciones nuevas de Paul, Love me do y P.S. I love you, y las ensayaron con profusión en The Cavern los días 3 y 4 de aquel mes, junto a muchos otros temas, para su primera sesión de grabación con Parlophone. El día 5 los músicos se desplazaron hasta Londres, el 6 se dejaron caer por primera vez por los estudios de Abbey Road, el 7 volvieron a Liverpool y el sábado 9, por la noche, ofrecieron un concierto en The Cavern para el público de Liverpool que tanto les había añorado durante su ausencia. El club anunció el evento como “Beatles welcome home show” y todos los presentes lo recuerdan como una de las mejores actuaciones de la banda. En este lapso de tiempo, probablemente después del viaje a Londres, Lennon compuso Please please me.

Acabado el concierto del día 9, dos de las mayores fans del combo, las quinceañeras Lindy Ness y Linda “Lou” Steen, acompañaron a John y a Paul a la casa familiar de este último y vivieron un momento único: aquel en el que los dos amigos de la adolescencia remataron los arreglos y trabajaron sobre las progresiones de acordes de Please please me, que Lennon había compuesto completamente por su cuenta. Lindy y Lou se quedaron a dormir… pero no ocurrió nada digno de mención: ninguno de los cuatro tenía intenciones ocultas, la relación se basaba en la pura amistad. Aunque no todo era tan inocente en las mentes de los dos jóvenes músicos. Ni mucho menos.

Si al escuchar Love me do había que hacer algún esfuerzo para adivinar las segundas intenciones del intérprete (y eso dando por supuesto que las hubiera), Lennon facilitó mucho el trabajo en el caso de Please please me. Al final de las estrofas el cantante repite hasta cuatro veces “come on” (“venga”) y los coristas le hacen eco en todas las ocasiones antes de que estalle por fin el explícito ruego sexual: “please please me” (“por favor, compláceme”). Solo algunos inocentes oídos británicos, poco acostumbrados a las alusiones directas al sexo que se escuchaban en las piezas norteamericanas de rock ’n’ roll, podían albergar alguna duda sobre el objetivo y los anhelos que el intérprete pretendía comunicar.

«A John le gustaba el doble significado de la palabra “please”. Sí, “please” es, ya sabes, “por favor”, además de “dar placer”. “Me gustaría que tuvieses relaciones sexuales conmigo. Así que, por favor, ten relaciones sexuales conmigo, te suplico que tengas relaciones sexuales conmigo”. A él le gustaba eso, y a mí me gustaba que le gustase. Era el tipo de cosas que veníamos haciendo el uno con el otro, la clase de cosa en la que coincidíamos. Estábamos sincronizados» (Paul McCartney, 2021).

Todos los chicos son iguales

The Rolling Stones, los chicos malos de la película según la distorsionada visión difundida por la prensa, comenzarían enseguida su carrera artística con una versión de un tema todavía inédito en el Reino Unido titulado, precisamente, Come on. Había sido compuesto por el rocker estadounidense Chuck Berry y los mismísimos Stones tuvieron que suavizar su letra para evitar un veto radiofónico. Demasiado sexo y rock ’n’ roll.

Pero… ¿eran The Beatles los chicos buenos? No está tan claro. Mucha gente piensa que la letra de Please please me hace una referencia poco disimulada al sexo oral. Ian MacDonald, autor del imprescindible Revolution in the head: The Beatles’ records and the Sixties (Fourth Estate, Londres, 1997, segunda edición revisada), afirma que el asunto era tan evidente para los oídos de los responsables de Capitol en los Estados Unidos que este fue uno de los motivos que les llevó a rechazar la publicación del disco. Es posible. Lo que es seguro es que no les convencía la crudeza de la producción, poco adecuada según su opinión para el público blanco estadounidense. Demasiado “negra”. Demasiado sexo y rock ’n’ roll… también en el caso de The Beatles.

El valor de una marca de éxito

A partir de la aparición de este disco y hasta la publicación de She loves you (single, 1963), la mítica firma Lennon/McCartney apareció invertida: McCartney/Lennon (o, propiamente, McCartney-Lennon según la galleta del single). El bueno de Paul, consciente a pesar de todo del valor que ha adquirido con el tiempo el “sello” Lennon/McCartney, no pierde ocasión de recordar que la vuelta al orden originalmente utilizado en Love me do se debió a la insistencia de John, que se salió como casi siempre con la suya consiguiendo recuperar el privilegio de ser citado en primer lugar. McCartney se ha tomado su pequeña revancha en más de una ocasión. La primera vez fue en los créditos de un triple LP grabado en directo con su banda de los ’70, Wings over America (Parlophone PCSP 720, 10 de diciembre de 1976), en los que retomó el orden usado en estos pocos discos para firmar las cinco canciones del repertorio de The Beatles que aparecían en el álbum. John, todavía vivo, no hizo un solo comentario y Paul recuperó el clásico Lennon/McCartney en sucesivas ocasiones. Muchos años después, cuando apareció en los Estados Unidos el doble CD en directo Back in the U.S. (Capitol CDP 7243 5 42318 2 7, 26 de noviembre de 2002), y meses después su versión europea Back in the world (Parlophone 07243 582835 2 5, 17 de marzo de 2003), McCartney volvió a invertir el orden de los apellidos en los créditos. Yoko Ono montó en cólera, lo que no deja de ser curioso dado que Paul había vuelto a las andadas como reacción a una decisión de Yoko: la de eliminar su mención como coautor en la composición de Lennon Give peace a chance. Posteriormente, de nuevo, el bajista reculó:

«Estoy contento con cómo es y ha sido siempre. Lennon y McCartney sigue siendo la marca de rock ’n’ roll a la que me siento orgulloso de pertenecer… en el orden en el que ha sido siempre» (Paul McCartney, 2003).

El pacto original, alcanzado en septiembre de 1962 entre John, Paul y Brian Epstein una vez asegurada la publicación del primer single del grupo, era distinto: McCartney y Lennon acordaron que firmarían conjuntamente todas sus composiciones y que siempre se repartirían los beneficios al 50 por ciento. También convinieron —verbalmente, nunca por escrito— que el autor principal de cada pieza sería citado en primer lugar. Jamás ocurrió: por error, en Love me do apareció en primer lugar el apellido Lennon y de nuevo por error McCartney apareció citado de forma preeminente en el single Please please me. Este orden se mantuvo durante unos meses y finalmente revirtió al ya siempre fijo Lennon/McCartney.

El 2 de noviembre de 2021 apareció en el mercado The lyrics: 1956 to the present (Allen Lane, Londres), una edición de dos tomos en la que se recogen las letras de 154 canciones escritas por McCartney. A pesar de sus palabras de años atrás, Paul volvió a las andadas: los temas escritos o firmados junto a John aparecen acreditados a “Paul McCartney and John Lennon”.

Reedición 12

Arreglos instrumentales y vocales

La mejor prueba de que unos arreglos musicales pueden cambiar de arriba abajo el espíritu de una canción la tenemos en Please please me, a la que The Beatles dieron la vuelta como un calcetín en pocas semanas, convirtiéndola en una bomba en el proceso. Lennon la había concebido como una pieza lenta y ampulosa pero George Martin, que intuyó el potencial de la melodía, fue claro: para transformarla en un éxito había que acelerarla, inventando nuevos arreglos.

Casi todos los elementos que convierten a Please please me en una canción irresistible estaban ausentes en la primera versión de la canción: los pasajes de armónica —inspirados lejanamente por los interpretados por Harry Pitch en I remember you (Mercer/Schertzinger), un éxito reciente de Frank Ifield que Lennon detestaba pero que The Beatles habían incorporado a su repertorio escénico—, el gancho instrumental de guitarra tocado por Harrison y, desde luego, los arreglos vocales. En las estrofas de la versión definitiva John y Paul jugaron una vez más a ser The Everly Brothers —Ian MacDonald señala que los arreglos vocales de Please please me son similares a los de Cathy’s clown (Everly/Everly)— y, al llegar al final de las estrofas y también en el puente, McCartney sumó fuerzas con Harrison para ofrecer los primeros coros que se escuchan en una grabación del grupo. Tanto las respuestas a las llamadas de John, que Paul y George interpretan in crescendo, como la explosión de las tres voces en el verso final de las estrofas resultan irresistibles.

«Probé el truco de quedarme en la nota alta mientras la melodía descendía en cascada desde ahí. Una cadencia. Recuerdo que una profesora de música de Liverpool nos dijo que se lo había enseñado a sus alumnos» (Paul McCartney, 1997).

Justo antes de grabar la versión definitiva de la canción en el estudio, se barajó la posibilidad de añadir una pista de piano para reforzar las tres transiciones de guitarra. Lennon propuso que se hiciera cargo del teclado Roberta “Bobby” Brown, una de las fans de The Cavern, que había viajado hasta Londres invitada por el grupo para ser testigo de excepción de la grabación del segundo single. La buena de Bobby entró en pánico… y nunca sucedió:

«John me estaba enseñando aquellos acordes en el piano, diciendo: “Entonces, Bobby, puedes tocar esto…”, y yo fui y le dije: “Estás loco. No hay forma de que yo lo haga”. Él replicó: “Pero tú sabes tocar el piano”, y yo dije: “Sí, pero tengo que tener una partitura delante”. Así siguió la cosa durante un rato y al final dije lisa y llanamente que no podía hacerlo» (Bobby Brown, 2007).

Grabación

La primera vez que The Beatles grabaron Please please me en el estudio fue en la sesión del 11 de septiembre de 1962, aquella que produjo P.S. I love you y la versión 2 de Love me do. Los de Liverpool tenían intención de publicarla como cara B del primer single.

«Por poco la abandonamos en la cara B de Love me do. Imagínate, un tema que podía llevarnos a la cumbre ahí, escondido. Cambiamos de opinión únicamente porque estábamos muy cansados la noche en que hicimos Love me do. Habíamos estado intentándola unas cuantas veces y, cuando llegamos a la cuestión de la cara B, pretendíamos usar Please please me pero nuestro manager de grabación, George Martin, creía que el arreglo resultaba enrevesado, así que intentamos simplificarlo. Pero estábamos agotados y no parecía que lo fuéramos a conseguir. Somos concienzudos con nuestro trabajo y no nos gusta hacer las cosas deprisa y corriendo. Eventualmente, George Martin sugirió que hiciéramos otra canción y que dejáramos Please please me para algún otro momento y nos pidió que la puliéramos un poco, y nos alegramos de haberlo hecho.
»Durante las siguientes semanas volvimos sobre ella una y otra vez. Cambiamos un poco el tempo, hicimos pequeñas alteraciones en la letra y recuperamos la idea de utilizar la armónica como habíamos hecho en Love me do. Para cuando llegó el momento de la grabación estábamos tan contentos con el resultado que nos moríamos de ganas de grabarla cuanto antes» (John Lennon, 1963).

En realidad, aunque no la habían registrado, The Beatles ya habían propuesto Please please me como posible alternativa en la sesión del 4 de septiembre de 1962. Fue entonces cuando la conoció George Martin:

«Me tocaron Please please me, pero era muy lenta y bastante monótona. Les dije que si doblaban la velocidad podía resultar interesante» (George Martin, 1995).

«En mi primera visita en septiembre repasamos algunas canciones para George Martin. Hicimos incluso Please please me. Lo recuerdo porque mientras la grabábamos yo estaba tocando el bombo con una maraca en una mano y una pandereta en la otra» (Ringo Starr, 2000).

«Estaba tocando el bombo y el charles y tenía una pandereta en una mano y una maraca en la otra, y también estaba tocando los platillos, [como] un insólito leproso espasmódico, intentando tocar todos estos instrumentos a la vez» (Ringo Starr, 1976).

Por aquel entonces…

«era una canción muy lúgubre. Era como un número de Roy Orbison, con voces muy lentas, de blues» (George Martin, 1988).

Al productor le gustaba la canción, pero creía que debía ser acelerada y que le faltaban voces de acompañamiento que la convirtieran en una pieza más dinámica. Así, encargó a la banda que preparara unos nuevos arreglos y Please please me quedó aparcada hasta mejor ocasión. La primera grabación de estudio, registrada el 11 de septiembre, tampoco resultó convincente: The Beatles ya habían mejorado los arreglos siguiendo los consejos de su productor, pero quedaban aristas por limar (Harrison, por ejemplo, no paraba de tocar el riff introductorio a lo largo de toda la pieza, lo que exasperó a Ron Richards, el productor encargado de aquella sesión) y no había tiempo para hacerlo en el estudio.

Cuando se registró la versión final de Please please me George Martin había asumido de manera definitiva la responsabilidad como productor en todas las grabaciones del grupo. Su labor en estas primeras sesiones fue muy importante. Así lo reconoció McCartney:

«En realidad, la contribución de George Martin en Please please me fue realmente grande. Fue la primera vez que demostró en serio que podía ver más allá de lo que le estábamos ofreciendo. Please please me fue concebida originalmente como una cosa tipo Roy Orbison, ya sabes. George Martin dijo: “Bien, aceleraremos el tempo”. Aumentó el tempo y nos dimos cuenta de que quedaba mucho mejor» (Paul McCartney, 1963).

«La cantamos, y George Martin dijo: “¿Podemos cambiarle el tempo?” Nosotros dijimos: “¿Qué es eso?” Él dijo: “Hacedla un poco más rápido. Dejadme intentarlo”. Y lo hizo. Nosotros pensamos: “Oh, así está bien, sí”. En realidad estábamos un poco avergonzados de que él hubiera encontrado un tempo mejor que el nuestro» (Paul McCartney, 2000).

«Es muy Roy Orbison cuando la haces despacio. George Martin la aceleró. Pensó que era demasiado fúnebre y, probablemente, demasiado Orbison. Así que, de forma inteligente, nos aceleró… y añadimos el pequeño riff escalado al inicio, que era muy pegadizo» (Paul McCartney, 1988).

Martin lo recuerda así:

«Primero grabamos Love me do, una buena canción, pero no una gran canción. Yo les dije que estaba bien, pero necesitábamos algo más. Luego me enseñaron una canción muy lenta, muy aburrida. Les sugerí que la hiciesen al menos el doble de rápido y funcionó. La grabamos de esa manera y en pocas semanas llegó al número 1» (George Martin).

«Al principio mi especialidad eran las introducciones y los finales y cualquier pasaje instrumental en el medio. Podía decir, por ejemplo: “Please please me solo dura un minuto y diez segundos, así que tendréis que hacer dos estribillos, y en el segundo estribillo tendremos que hacer esto y aquello”. Ese era el acuerdo» (George Martin, 1979).

«Como he dicho, Love me do era la mejor canción de The Beatles en aquel tiempo, pero no era lo que yo necesitaba para abrir camino. De hecho, tan solo llegó al puesto 17. Todavía estaba How do you do it, que no querían sacar. Les dije: “Si podéis darme una canción tan buena como esa, la grabaremos. Si no, ese va a ser vuestro próximo disco”. Me dijeron: “Danos una semana”. Y volvieron con una canción que previamente yo había rechazado porque la habían tocado a un ritmo muy lento. De hecho, les dije que tenían que acelerarla un poco de arriba abajo para hacerla más vibrante. La canción era Please please me. Alguien mencionó que originalmente estaba inspirada en Roy Orbison. Así que la tocaron de nuevo en el estudio y yo modifiqué un poco el final. Al acabar la sesión quedé boquiabierto, porque en realidad se trataba de un gran disco. Les dije: “Señores, acaban ustedes de producir su éxito número 1”. Y ellos dijeron: “¿Significa eso que no tenemos que hacer How do you do it?” Y yo les dije: “Vale, vale, de acuerdo. En eso os doy la razón”. De modo que lanzamos Please please me y, en efecto, llegó a ser número 1» (George Martin).

Please please me, pretty woman

Paul McCartney parece haber asumido el papel de cronista oficial a la hora de ilustrar el proceso que sufrió Please please me hasta llegar a su estadio final. Su versión de la historia puede conocerse en al menos tres soportes. El primero, de 1986, es el vídeo promocional de su por entonces recién publicado LP Press to play, titulado McCartney y publicado por MPL. El segundo es de 1987: la entrevista que concedió a Mark Lewisohn para el libro The complete Beatles recording sessions, publicado un año después. El tercero, el primer capítulo de la serie televisiva Anthology, de 1995.

En las tres ocasiones, y con su simpatía de relaciones públicas habitual, McCartney interpretó el estribillo de la canción tal y como sonaba al principio, y gracias a las versiones audiovisuales es posible constatar la indudable influencia de Roy Orbison, lo que demuestra que The Beatles estaban todavía en un estadio en el que intentaban desligarse de las influencias externas.

A Martin, definitivamente, le gustaba mucho más Please please me que Love me do:

«Un súper disco, una súper pieza» (George Martin).

Brian Epstein, sin embargo, creía que el mérito de esta canción había que buscarlo más bien en los arreglos:

«(…) Algunas canciones carentes de buenas melodías también llegan a lo más alto de las listas de éxitos. Please, please me (sic) no tenía una gran melodía pero sí un sonido nuevo y excitante, como The House of the Rising Sun, de The Animals» (Brian Epstein, 1964).

De hecho, a Epstein ni siquiera le gustaba el título de la canción: George Harrison admitió que, en vista de la opinión de su manager, el grupo barajaba la posibilidad de cambiarlo. Lo confesó en una entrevista concedida a Disc el 16 de noviembre de 1962, diez días antes de la grabación del tema. Ese mismo día, en una reunión de tres horas con George Martin que cambió definitivamente el rumbo de la carrera del grupo, se decidió descartar sine die How do you do it y apostar por Please please me para el segundo single de The Beatles… sin modificación alguna en su título porque a Martin sí le gustaba. En aquella reunión se tomaron otras dos decisiones importantes: que la cara B sería Ask me why y, sobre todo, que Ringo podría tocar en la grabación. Nunca más volvió a plantearse la posibilidad de sustituirlo. The Beatles también supieron entonces que George Martin había cambiado completamente de parecer respecto a ellos: el inesperado éxito de Love me do le había convencido por fin del potencial de la banda y quería que grabaran un álbum completo. Ocurriría el 11 de febrero de 1963.

En aquellos principios de los ’60 las sesiones de grabación de The Beatles eran absolutamente maratonianas. En solo tres horas, entre las 7 de la tarde y las 10 de la noche, se registraron las 18 tomas que se necesitaron para grabar satisfactoriamente esta canción y las 6 dedicadas a Ask me why, y se intentó sin éxito registrar una versión definitiva de Tip of my tongue. Esta vez se utilizaron dos pistas para la grabación: ya estaba claro que The Beatles publicarían un álbum y los LPs se lanzaban al mercado tanto en mono como en estéreo. Hasta que la banda empezó a utilizar la grabación en cuatro pistas, a finales de 1963, la técnica utilizada fue francamente rudimentaria: voces en una pista, todos los instrumentos en la otra.

Las primeras tomas de Please please me registradas el 26 de noviembre evidenciaron que a la canción se le podían añadir sobre la marcha algunas mejoras que la convertirían definitivamente en irresistible. George Martin propuso entonces un añadido fundamental: los coros del puente, inexistentes al principio de la sesión. En las tomas básicas tampoco se escucha el acompañamiento de armónica, el instrumento que tan efectivo había resultado en Love me do y que a Martin tanto le gustaba, pero en este caso ya estaba decidido incorporarlo una vez concluido el registro de la toma básica. El añadido de la armónica había sido propuesto por el productor en la reunión celebrada diez días atrás y Lennon tuvo tiempo para dar con un sonido impecable y pergeñar unos arreglos con un atractivo fuera de toda duda.

El resultado final fue una gran canción de apenas dos minutos de duración que condensaba en tan breve espacio de tiempo una magnífica interpretación musical y vocal del más genuino beat. Con Please please me se inició el camino estilístico que The Beatles seguirían desarrollando en sus canciones a lo largo de 1963 y que generaría uno de los mayores fenómenos sociológicos que conoció el siglo XX: la beatlemanía.

Después de composiciones más sencillas, como Love me do, The Beatles habían aprendido rápidamente algunos trucos, como acelerar el “beat” en el final de las estrofas llevando al clímax el ya trepidante ritmo inicial de la canción. Las segundas voces de Paul y George, maestros en conjuntarlas en apoyo de las interpretaciones vocales de John, eran soberbias; un preludio de lo que lograrían juntos en grabaciones posteriores en las que ambos llegarían a rozar la perfección, como en el caso de Twist and shout. Paul consiguió por fin sacudirse los nervios que le habían atenazado en ocasiones anteriores y ejecutó una línea de bajo que punteaba de forma precisa el ritmo en algunos pasajes y jugaba al contrapunto en otros. Las guitarras sonaban de muerte (sobre todo la de George, la acústica amplificada de John apenas resulta audible)… y por último Ringo, ya indiscutible como músico en el estudio, bordaba el palpitante ritmo de la canción como habría hecho el mejor, incluido Andy White, y hasta se permitía alguna acertada floritura con su batería.

En enero de 1969, y mientras The Beatles grababan y filmaban su nuevo proyecto, titulado tentativamente Get back, el grupo volvió a ensayar la antigua Please please me, aunque no se llegó a registrar una grabación completa de la canción. El grupo interpretó fragmentos de la pieza los días 23 y 25 de aquel mes. En la improvisación del día 25 fue McCartney quien asumió la sección vocal. Este breve pasaje acabó siendo publicado en 2021.

Reedición 13

Versiones, variaciones y reediciones

Versiones

  1. La grabación original de estudio, publicada por primera vez en el single Please please me (Parlophone 45-R 4983, 11 de enero de 1963). Las mezclas mono y estéreo de esta versión presentan notables diferencias entre sí.
  2. La versión publicada en el triple LP Anthology 1 (Apple PCSP 727/TCPCSP 727/CDPCSP 727, 2 de noviembre de 1995), procedente del primer intento de grabación de la canción en el estudio (11 de septiembre de 1962) o, según algunas hipótesis, de una toma temprana realizada el día de la grabación definitiva (26 de noviembre).
  3. La versión emitida en el programa radiofónico Pop go The Beatles el 13 de agosto de 1963, publicada en On air – Live at the BBC volume 2 (Apple 0602537505067/3749169/sin referencia, 11 de noviembre de 2013). Esta versión, como las dos siguientes y como todas las que grabó la banda para programas radiofónicos, carece de armónica.
  4. La versión emitida en el programa radiofónico Easy beat el 20 de octubre de 1963, publicada en The Beatles bootleg recordings 1963 (Apple, sin referencia, 17 de diciembre de 2013) con el título Please please me (Live at the BBC for “Easy beat” 20th October, 1963).
  5. La versión emitida en el programa radiofónico Here we go el 12 de marzo de 1963, publicada en The Beatles bootleg recordings 1963 (Apple, sin referencia, 17 de diciembre de 2013) con el título Please please me (Live at the BBC for “Here we go” 12th March, 1963).
  6. Una breve improvisación de estudio, abordada al inicio de la toma 10 de Let it be y registrada el 25 de enero de 1969 en el Apple Studio. McCartney canta al piano, recreando sobre la marcha el texto del segundo verso de la canción, y Harrison improvisa una segunda voz basada en Let it be. Esta versión fue publicada en Let it be – Deluxe edition (2 CDs, Apple 0602507138622, 15 de octubre de 2021) y en Let it be – Super deluxe edition (5 CDs+Blu-ray/álbum digital, Apple 0602507138691/sin referencia, 15 de octubre de 2021) con el título Let it be / Please please me / Let it be (Take 10).

Variaciones y reediciones de la versión 1

  1. La mezcla monoaural original, que incluye cinco secciones de armónica grabadas sobre la pista básica.
  • Please please me, single, Parlophone 45-R 4983, 11 de enero de 1963 (primera edición)
  1. Una nueva mezcla mono preparada por George Martin para el álbum Please please me y utilizada en subsiguientes ediciones. Martin no debía estar satisfecho con el trabajo original, aunque no se aprecian diferencias notables entre una y otra mezcla salvo algo más de eco en la segunda. Es posible que el productor quisiera esa reverberación añadida para empatar el sonido de esta canción con el del resto de los temas incluidos en el álbum.
  • Please please me, single (reediciones 1-7)
  • Please please me, LP/cinta abierta, Parlophone PMC 1202/TA-PMC 1202, 22 de marzo de 1963 (primera edición y reedición 6)
  • The Beatles’ hits, EP, Parlophone GEP 8880, 6 de septiembre de 1963 (primera edición y reedición 1)
  1. La mezcla estereofónica preparada para la versión estéreo del álbum Please please me (Parlophone PCS 3042, 26 de abril de 1963). Aunque incluye las mismas secciones de armónica que la mezcla monoaural, estas líneas instrumentales están superpuestas sobre lo que parece ser una toma distinta de la pista básica, muy diferente a la primera. La más innegable de las diferencias entre ambas mezclas es la presencia en la variación que nos ocupa de dos errores vocales, el primero de McCartney en la segunda voz y el siguiente de Lennon, seguido este último de unas risas contenidas pero perceptibles en la interpretación del siguiente verso. En esta mezcla estereofónica el final de la pieza es algo sucio y, en ese mismo pasaje, tanto la armónica (que se escucha peor) como la guitarra dejan de tocar las mismas notas al unísono. La interpretación de bajo acumula varios errores también: a Paul se le escaparon notas durante la sección en la que se canta “come on”, entró tarde en el puente y dejó de tocar por un instante en la coda. Joseph Brennan aventura en su sitio web The Usenet guide to Beatles recording variations la posibilidad de que la documentación correspondiente a la mezcla mono se hubiera extraviado (hoy, ciertamente, no se conserva en los archivos) y que, a la hora de preparar la mezcla estéreo tres meses después, el 25 de febrero de 1963, se eligiera por error una pista básica distinta sobre la que se añadieron las mismas secciones de armónica. Otra posibilidad alternativa que baraja Brennan, citando al experto David Prokopy y aparentemente más acertada, es que la pista adicional que incluía la grabación de la armónica se hubiese perdido y que la mezcla estéreo tuviera que hacerse utilizando por un lado la mezcla monoaural original, que sonaría en el canal derecho en los segmentos en los que se escucha la armónica, y por otro una toma alternativa de la canción, que sería lo que se aprecia de forma continuada en el canal izquierdo, y también en el derecho durante el resto de la canción. Esto explicaría por qué durante los cuatro primeros segmentos de armónica se escucha también el bajo y otros elementos en el canal derecho y también por qué la armónica se escucha a un volumen menor en el quinto y último segmento: se habría mezclado aposta de esta manera para disimular la evidente falta de sincronía en ese pasaje. John C. Winn confirma esta teoría en su libro Way beyond compare: The Beatles’ recorded legacy, volume one, 1957-1965 (Three Rivers Press, Nueva York, 2008) y explica que, dado que las dos tomas básicas utilizadas para la mezcla estéreo no fueron grabadas con el mismo tempo, el ensamblaje tuvo que hacerse sección a sección para minimizar los errores de sincronización. Tal como lo describe Winn, la primera sección acaba en 0’31” e incluye el primer pasaje de armónica; la segunda sección dura hasta 1’16”, incluye los pasajes segundo y tercero de armónica y se escucha el redoble de Ringo en los dos canales del estéreo, cada uno proveniente de una de las tomas básicas; y la tercera sección incluye los dos últimos pasajes de armónica, el último de los cuales presenta graves problemas de sincronía. Lo mismo sucede en este punto con las interpretaciones vocales de John y Paul, provenientes de las dos tomas básicas utilizadas para crear esta mezcla estereofónica.
  • Please please me, LP (reediciones 1-5 y 7)
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs/cassette/cartucho, Apple PCSP 717/TC2-PCSP 717/8X2-PCSP 717, 19 de abril de 1973 (primera edición y reedición 1)
  • The Beatles box, 8 LPs/8 cassettes, Parlophone/World Records SM 701-708/C70, 3 de noviembre de 1980 (primera edición y reedición 1)
  • VV.AA.: 20 fab No 2’s of the 60’s, LP/cassette, Music For Pleasure MFP 41 5658 1/MFP 41 5658 4, 1 de abril de 1984
  1. La nueva mezcla mono de Capitol hecha a partir de la variación 3, incluida en The early Beatles (mono, Capitol T 2309, 22 de marzo de 1965) y en la reedición del single lanzado originalmente por Vee-Jay (Capitol Starline 6063, 11 de octubre de 1965)…
  2. … Y la estéreo, hecha también a partir de la variación 3 y publicada en The early Beatles (estéreo, Capitol ST 2309, 22 de marzo de 1965). Ninguna de estas dos variaciones ha aparecido en el Reino Unido.
  3. La remasterización de 1987, monoaural y basada en la variación 2.
  • Please please me, single (reediciones 8-12)
  • Please please me, LP (reediciones 8-14)
  • The Beatles’ hits, EP (reedición 2)
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs (reediciones 2-5)
  • VV.AA.: Produced by George Martin – 50 years in recording, 6 CDs, Parlophone 7243 5 32631 2 6, 2 de julio de 2001
  • VV.AA.: The Cavern: The most famous club in the world, 3 CDs, EMI TV/Universal 50999 5 07453 2 6, 20 de agosto de 2007
  1. La remasterización de la variación 5, estéreo, para la edición de The early Beatles en CD…
  • The early Beatles, CD, Capitol 00946 3603362 4, en The Capitol albums vol. 2, 4 CDs, Capitol 0946 3 603352 5, 11 de abril de 2006
  1. … Y la de la variación 4, mono, para lo mismo.
  • The early Beatles, CD, Capitol 00946 3603362 4, en The Capitol albums vol. 2, 4 CDs, Capitol 0946 3 603352 5, 11 de abril de 2006
  1. La edición estándar a partir de 2009, una remasterización digital en estéreo basada en la variación 3.
  • Please please me, LP (reediciones 15-16 y 18-20)
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs (reediciones 6-7)
  • The Beatles/1962-1966 / The Beatles/1967-1970, 4 CDs, Apple 5099990991127, 18 de octubre de 2010
  • The early Beatles (USA version), CD, Apple B0019704-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La remasterización digital de la mezcla monoaural, hecha también en 2009 y basada en la variación 2.
  • Please please me, LP (reedición 17)
  • The early Beatles (USA version), CD, Apple B0019704-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La mezcla digital definitiva para vinilo, en esencia igual que la variación 9 pero tratada con ecualización propia para adaptarse al formato. Aparecida en 2012.
  • Please please me, LP (reediciones 21-22 y 25)
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs (reediciones 8-9)
  1. Una nueva mezcla mono analógica, preparada en 2014 para la reedición de la discografía del grupo en vinilo en versión monoaural.
  • Please please me, single (reedición 13)
  • Please please me, LP (reediciones 23-24)

Éxito en listas

  • Reino Unido:
    • Primera entrada:
      • Debut: 19 de enero de 1963
      • Puesto más alto: 2 (25 de febrero de 1963, dos semanas, y 18 de marzo de 1963, una semana; números 1 en los respectivos períodos: The wayward wind, Frank Ifield with Norrie Paramor and his Orchestra, y Summer holiday, Cliff Richard and the Shadows and the Norrie Paramor Strings)
      • Semanas en listas: 18
    • Segunda entrada:
      • Debut: 22 de enero de 1983
      • Puesto más alto: 29 (29 de enero de 1983, una semana; número 1: Down Under, Men At Work)
      • Semanas en listas: 4
  • Estados Unidos:
    • Entrada única:
      • Debut: 1 de febrero de 1964
      • Puesto más alto: 3 (14 de marzo de 1964, dos semanas; números 1 sucesivos: I want to hold your hand, The Beatles, y She loves you, The Beatles)
      • Semanas en listas: 13

Please please me debutó en las listas estadounidenses de Billboard un año después que en el Reino Unido, el 1 de febrero de 1964, tras la explosión de la beatlemanía al otro lado del Atlántico cuyo detonante había sido I want to hold your hand. La canción, publicada por segunda vez como cara A de un single en los Estados Unidos y con From me to you en la otra vuelta del disco, debutó en el puesto 68 del Hot 100 y escaló finalmente hasta el número 3, el mismo que logró en otras dos listas elaboradas en los Estados Unidos, las publicadas por Cashbox y Music Vendor (que pronto cambiaría su nombre a Record World). En la lista de Billboard la canción llegó a su cumbre particular el 14 de marzo, fecha en la que el número 1 era para I want to hold your hand y el 2 para She loves you, puestos que se invirtieron en la lista de la semana siguiente, con Please please me de nuevo en el número 3. Please please me se mantuvo 13 semanas en el Hot 100. El single vendió más de 1.100.000 copias en los Estados Unidos a lo largo de 1964.

Nuestro primer disco en la tierra del R’n’R

Allá en los Estados Unidos el single había sido publicado mucho antes de alcanzar su momento de gloria. Salió a la venta el 7 de febrero de 1963 editado por Vee-Jay Records (Vee-Jay VJ 498) —tras haber sido rechazado por Capitol y, después, por Atlantic—, manteniendo su cara B original, Ask me why. Era el primer disco de The Beatles que se publicaba en aquel país (excepción hecha de My Bonnie) y no tuvo apenas repercusión: vendió 7.310 copias (5.650 según Walter Everett) que hoy valen una fortuna, entre otras cosas porque en los primeros ejemplares que se pusieron a la venta el nombre del grupo aparece, por error, con dos letras T. En 1969, Phil Spector, que a punto estaba en aquellos días de convertirse en productor del último álbum publicado por el grupo antes de su disolución, criticó al público estadounidense por sus prejuicios. Según Spector, el nulo éxito inicial del conjunto británico en el país del R’n’R no fue achacable a la falta de calidad musical de The Beatles sino al espíritu retrógrado de la audiencia. Solo una emisora de radio estadounidense, WLS, apostó en serio por Please please me tras su lanzamiento original, y probablemente lo hizo por la amistad que unía al disc jockey Dick Biondi y al ejecutivo de Vee-Jay Ewart Abner. La emisora radió la canción por primera vez el 8 de febrero de 1963.

«Déjame que te cuente la historia de Please please me. El disco se publicó en el sello Vee-Jay. Era una compañía de discos local, de Chicago. El propietario, Ewart Abner, trajo una copia del disco a WLS. Yo era su director musical en la época y escuché su historia sobre aquel grupo y vi las fotografías en revistas de adolescentes que se había traído de Inglaterra. Pensé: “¿Y si este grupo se vuelve tan popular en los Estados Unidos como lo es en Inglaterra y en Europa?” Así que añadí el disco a la lista» (Art Roberts, director musical de WLS).

El single se reeditó hasta tres veces en los Estados Unidos, en dos ocasiones en el sello Vee-Jay Records y una tercera en Capitol. En todos los casos Ask me why fue sustituida en la cara B por From me to you que, paradójicamente, fue la primera canción de The Beatles que alcanzó de forma indiscutida el número 1 en el Reino Unido. Vee-Jay optó por From me to you como nueva cara B del sencillo para aprovechar el moderado éxito logrado recientemente por Del Shannon en los Estados Unidos con un remake de la canción.

Las fechas en las que aparecieron estas reediciones son: el 3 de enero de 1964 para la segunda edición de Vee-Jay Records (Vee-Jay VJ 581) —que fue la que se colocó en las listas de éxitos, esta vez luciendo una coma en el título de la canción principal en algunas copias—, el 10 de agosto para la reedición de Vee-Jay (Oldies 45 OL-150) —que vendió 26.000 ejemplares adicionales— y el 11 de octubre de 1965 para la edición de Capitol (Capitol Starline 6063).

Repercusión social

Con Please please me The Beatles empezaron a merecer comentarios de la crítica musical tales como el de Keith Fordyce en New Musical Express:

«Un plato realmente deleitable, lleno de vigor y vitalidad.»

Años después la canción conservaba su frescura: el público de Radio Luxembourg concedió a Please please me un decimonoveno puesto en la lista de sus canciones preferidas en la encuesta que promovió en 1981. Ya en los primeros tiempos muchos artistas habían encontrado interesante la canción: según Hunter Davies, en abril de 1968 se habían publicado hasta 28 remakes de Please please me, lo que la convertía en la décima composición del grupo por número de versiones aparecidas hasta entonces.

En el mítico número 963 de la revista estadounidense Rolling Stone, que salió a la venta el 9 de diciembre de 2004, Please please me se ganó el puesto 184 entre las 500 canciones más importantes de todos los tiempos. La lista incluía 23 canciones de The Beatles y tres de las carreras en solitario de otros tantos de sus miembros: John (Imagine, puesto 3 de la lista), Paul (Maybe I’m amazed, puesto 338) y George (My sweet Lord, puesto 454). En la actualización de la lista acometida en 2010 Please please me ocupaba el puesto 186, aunque desapareció del ranking en la profunda revisión publicada en 2021.

El crítico musical Bill Wyman concedió a Please please me un impresionante quinto puesto en su particular clasificación de las canciones de The Beatles, publicada el 7 de junio de 2017 en la web Vulture.

Tú sí que vales, sobrino

Lennon se había criado con su estricta aunque muy querida tía Mimi, quien había convertido en letanía una frase demoledora: “La guitarra está muy bien, John, pero nunca te ganarás la vida con ella”. Cuando se publicó Love me do, Mimi se reafirmó en su opinión (“si crees que vas a hacer una fortuna con eso, te vas a llevar un chasco”), pero meses después dio su brazo a torcer al escuchar la canción estrella del nuevo sencillo, compuesta y cantada esta vez por su sobrino: “Esa se acerca más. Esa debería funcionar”, profetizó. Curiosamente, a Mimi sí le había gustado My Bonnie.

Interpretaciones en directo

The Beatles incorporaron Please please me a su repertorio escénico a finales de 1962, cuando todavía era una pieza inédita en disco, pero solo ocasionalmente. De hecho, es posible que la tocaran en vivo en una única ocasión a lo largo del año: el 15 de diciembre en Birkenhead, en un espectáculo que comenzó a medianoche y que, bajo el título de “Mersey Beat awards night”, sirvió para homenajear a las bandas mejor situadas en la segunda encuesta anual organizada por la publicación.

Tras la aparición del sencillo, la pieza fue incluida en las tres giras británicas que la banda emprendió durante la primera mitad del año 1963: la de febrero y principios de marzo junto a Helen Shapiro (en la que Please please me era una de las seis canciones que el grupo tenía en cartera, de las que escogía cuatro para cada actuación); la de marzo junto a Chris Montez y Tommy Roe; y la de mayo y junio junto a Roy Orbison y Gerry and the Pacemakers. Entre medias The Beatles había ofrecido algunos conciertos en solitario y Jane Asher, futura prometida de McCartney, fue testigo de la interpretación de Please please me el 18 de abril en el concierto ofrecido por el grupo en el Royal Albert Hall de Londres, que fue en parte radiado. Tres días después, The Beatles cantaron la pieza ante 10.000 personas en su primera participación en el concierto que organizaba anualmente la revista New Musical Express para entregar sus premios a los mejores artistas del año. La pieza se mantuvo en el número escénico en los conciertos veraniegos y durante la breve gira sueca celebrada entre el 25 y el 29 de octubre de 1963. Please please me sonó por última vez en el escenario en febrero de 1964. Ocurrió en las actuaciones de la banda en el Washington Coliseum de la capital de los Estados Unidos y en el Carnegie Hall de Nueva York, los días 11 y 12 de aquel mes.

Emisiones radiofónicas

The Beatles interpretaron la canción para la radio incesantemente: nada menos que en doce ocasiones, todas a lo largo de 1963. Solo From me to you batió a Please please me en este apartado. En ninguna de las emisiones radiofónicas se utilizó la armónica que se escucha en la versión de estudio.

Una de las dos breves improvisaciones de Please please me acometidas por la banda en enero de 1969 acabó escuchándose muchos años después en otro programa radiofónico.

  • Here we go (BBC), grabado el 16 y emitido el 25 de enero de 1963.
  • Saturday club (BBC), grabado el 22 y emitido el 26 de enero de 1963.
  • The talent spot (BBC), grabado el 22 y emitido el 29 de enero de 1963.
  • Parade of the pops (BBC), emitido en directo el 20 de febrero de 1963.
  • Here we go (BBC), grabado el 6 y emitido el 12 de marzo de 1963.
  • Saturday club (BBC), emitido en directo el 16 de marzo de 1963.
  • On the scene (BBC), grabado el 21 y emitido el 28 de marzo de 1963.
  • Side by side (BBC), grabado el 1 y emitido el 22 de abril de 1963.
  • Easy beat (BBC), grabado el 3 y emitido el 7 de abril de 1963.
  • Steppin’ out (BBC), grabado el 21 de mayo y emitido el 3 de junio de 1963.
  • Pop go The Beatles, noveno programa (BBC), grabado el 16 de julio y emitido el 13 de agosto de 1963.
  • Easy beat (BBC), grabado el 16 y emitido el 20 de octubre de 1963.
  • Saturday club (BBC), grabado el 17 y emitido el 21 de diciembre de 1963 (como parte de Chrimble mudley).
  • The lost Lennon tapes – 89-26 (Westwood One, Estados Unidos), 19 de junio de 1989 (como Help!/Please please me). Emisión de parte de la improvisación de The Beatles en el Apple Studio el 23 de enero de 1969.

John, hemos encontrado tus cintas

The lost Lennon tapes fue una serie radiofónica de 218 capítulos de una hora de duración, más una premiere de duración especial, difundidos semanalmente por las emisoras pertenecientes a la cadena estadounidense Westwood One entre 1988 y 1992. El presentador de la mayor parte de los episodios fue el periodista Elliot Mintz, viejo amigo de John y de su viuda, Yoko Ono. El programa, que se convirtió en una fuente inagotable de material sonoro para el mercado pirata, nació con la vocación de emitir grabaciones inéditas de Lennon, en solitario o con The Beatles, incluyendo maquetas, grabaciones alternativas de estudio, actuaciones para radio o televisión, ensayos, grabaciones en directo… Lo que resulta increíble es que la serie emitiera decenas de grabaciones de The Beatles para la BBC que no se escuchaban desde los ’60, tomas de estudio nunca publicadas, grabaciones en vivo en Hamburgo que los propios Beatles habían intentado que permanecieran inéditas… todo ello con el beneplácito y la colaboración de la propia Ono. Es muy probable que al menos parte del material emitido fuera extraído de la muy completa colección de discos piratas de The Beatles que Lennon fue reuniendo hasta su muerte en su casa de Nueva York.

Apariciones audiovisuales

Televisión

The Beatles interpretaron Please please me en su primera aparición en la televisión nacional, en el programa Thank your lucky stars de ABC Television, aunque en aquella ocasión hicieron playback. En sus dos primeras apariciones en la cadena televisiva BBC la banda tocó y cantó la pieza en vivo.

  • The 625 show (BBC), grabado el 13 y emitido el 16 de abril de 1963.
  • Pops and Lenny (BBC), emitido en directo el 16 de mayo de 1963. En este programa se ofreció una versión reducida de la canción de apenas 1’05”.
  • The Ed Sullivan show (CBS, Estados Unidos), grabado el 9 y emitido el 23 de febrero de 1964. El show completo fue reproducido en el DVD Ed Sullivan presents The Beatles (Universal Music, 2003).
  • Around The Beatles (Rediffusion), grabado el 28 de abril y emitido el 6 de mayo de 1964 (como parte de Love me do medley). The Beatles aparecían en el programa haciendo playback sobre unas nuevas grabaciones de estudio, registradas expresamente para este especial televisivo el 19 de abril de 1964. Las interpretaciones del grupo aparecieron en VHS en 1985 con el título The Beatles live.
  • Get back – Part 1: Days 1-7 (Disney+), estrenado el 25 de noviembre de 2021. Se utilizó un breve extracto de la canción en la introducción del capítulo, que narra la historia del grupo anterior a enero de 1969.

Cine

Las imágenes grabadas por la CBS en el concierto ofrecido por el grupo en Washington el 11 de febrero de 1964 fueron el material principal de una película titulada The Beatles: Direct from the first American concert in Washington, D.C. El filme incluía el repertorio casi íntegro ejecutado por The Beatles en el concierto (con la única ausencia de Long tall Sally) además de material proveniente de recitales de The Beach Boys y de Lesley Gore. La película se proyectó por circuito cerrado en diferentes salas estadounidenses y canadienses los días 14 y 15 de marzo de aquel mismo año con un éxito notable.

El mítico primer concierto estadounidense

La actuación de The Beatles en Washington el 11 de febrero de 1964 ha trascendido por varios motivos. Obviamente, su importancia histórica radica en el hecho de que se trató del primer concierto estadounidense de la banda. Además, fue registrado de principio a fin de forma profesional por un set de cámaras. Por último, la banda disfrutó aquel concierto de lo lindo y ofreció un espectáculo memorable.

La sección de la película estrenada en 1964 en la que aparecen The Beatles afloró en DVD en 2003 con el título The Beatles in Washington D.C., February 11, 1964 y fue también el regalo que iTunes ofreció como reclamo por la compra de la caja digital The Beatles box set (Apple, sin referencia, 16 de noviembre de 2009). Esta última versión del filme, titulada Live at the Washington Coliseum, 1964, incluía por primera vez la secuencia final del concierto, en la que se ve y se escucha a la banda interpretando Long tall Sally.

Cuando la mítica sala The Cavern reabrió en Liverpool en 1984, Abbey Road Studios produjo un mediometraje de 45 minutos titulado Cavern beat. La película se proyectaba dos veces al día en el club durante el verano de aquel año. Narrada por Terry Sylvester, antiguo miembro de The Escorts y The Hollies, repasaba la historia del local y de las bandas que dieron en él sus primeros pasos. Utilizaba música de varias de ellas, incluyendo varios temas de The Beatles: Strawberry fields forever, Penny Lane, A hard day’s night, I feel fine, Twist and shout, She loves you, Please please me, Love me do y Some other guy.

Vídeo-clip

Parte de las imágenes del concierto ofrecido por The Beatles en Washington el 11 de febrero de 1964, junto con otras provenientes de la misma época, fueron utilizadas por EMI para ensamblar un vídeo-clip de la canción. El filme comercial fue estrenado en marzo de 1983 para promocionar la reedición del single 20 años después de su publicación original. Se montaron tres versiones distintas del clip.

La secuencia en la que The Beatles interpretan en vivo Please please me en el programa televisivo estadounidense The Ed Sullivan show fue restaurada y utilizada como vídeo-clip de la canción en 2015. Aparece en el segundo disco de la versión en DVD y Blu-ray del álbum recopilatorio 1, lanzada con el título 1+ para los formatos con disco extra.

Carreras en solitario

Paul McCartney

  • En vivo: Gira “The US tour”; Estados Unidos y Canadá, 2005.
  • En DVD: The space within US – A concert film, 14 de noviembre de 2006.

Paul McCartney y Please please me

Aunque no había sido su autor principal ni tampoco el cantante original de la canción, Paul incorporó Please please me a su repertorio escénico en la gira norteamericana de 2005. Desde finales de los ’80, y hasta la fecha, McCartney ha mantenido la sana costumbre de regalar a los fans en cada tour piezas procedentes del repertorio de The Beatles que no entran dentro de lo previsible.

Los últimos conciertos de aquella gira fueron filmados y utilizados para un montaje en DVD.

Versiones relevantes

El 10 de agosto de 1974 Please please me ocupaba el puesto 16 de las listas británicas. Esta vez los responsables no eran The Beatles sino el cantante estadounidense David Cassidy, con un single de referencia BELL 1371 que había sido lanzado el 12 de julio y que promocionaba el álbum Cassidy live! El ídolo de adolescentes explicó de esta manera el motivo por el que había decidido versionar la canción:

«The Beatles escribieron la banda sonora de mi juventud.»

Cara B

Ask me why (McCartney-Lennon) 2’27”

  • Versión 1 de 4 de Ask me why
    • Variación 1 de 12: primera edición del disco
    • Variación 2 de 12: reediciones 1-7
    • Variación 6 de 12: reediciones 8-12
    • Variación 12 de 12: reedición 13

Grabación: [6 de junio y] 26 de noviembre de 1962 (EMI Studios)
Productor: George Martin
Ingeniero de sonido: Norman Smith

GEORGE HARRISON: Guitarra solista y coros
JOHN LENNON: Guitarra rítmica y voz principal
PAUL McCARTNEY: Bajo, segunda voz y coros
RINGO STARR: Batería

ASK ME WHY (McCartney/Lennon)

I love you ’cause you tell me things I want to know,
and it’s true that it really only goes to show
that I know that I, I, I, I should never, never, never be blue
_(oo).
Now you’re mine. My happiness still makes me cry,
and in time you’ll understand the reason why.
If I cry it’s not because I’m sad
_(oo),
__but you’re the only love that I’ve ever had.
I can’t believe it’s happened to me.
I can’t conceive of any more misery.
Ask me why. I’ll say I love you and I’m always thinking of you
_(oo).
I love you ’cause you tell me things I want to know,
and it’s true that it really only goes to show
that I know that I, I, I, I should never, never, never be blue
_(oo).
Ask me why. I’ll say I love you and I’m always thinking of you
_(oo).
I can’t believe it’s happened to me.
I can’t conceive of any more misery.
Ask me why. I’ll say I love you and I’m always thinking of you
_(oo).
You.
You.

PREGÚNTAME POR QUÉ (McCartney/Lennon)

Te amo porque me dices cosas que quiero saber,
y lo cierto es que en realidad solo sirve para demostrar
que sé que yo, yo, yo, yo no debo nunca, nunca, nunca estar triste.
Ahora eres mía. Mi felicidad sigue haciéndome llorar,
y dentro de un tiempo entenderás el por qué.
Si lloro no es porque esté triste,
sino que tú eres el único amor que he tenido jamás.
No puedo creer que me haya sucedido a mí.
No puedo concebir ninguna desdicha más.
Pregúntame por qué. Te diré que te amo y que siempre estoy pensando en ti.
Te amo porque me dices cosas que quiero saber,
y lo cierto es que en realidad solo sirve para demostrar
que sé que yo, yo, yo, yo no debo nunca, nunca, nunca estar triste.
Pregúntame por qué. Te diré que te amo y que siempre estoy pensando en ti.
No puedo creer que me haya sucedido a mí.
No puedo concebir ninguna desdicha más.
Pregúntame por qué. Te diré que te amo y que siempre estoy pensando en ti.
En ti.
En ti.

Una simple cara B en su vida discográfica —el complemento del segundo single de los Fab Four, Please please me—, Ask me why fue sin embargo una pieza clave en el repertorio escénico de The Beatles a lo largo de 1962 y sirvió para que Lennon y McCartney apuntalaran su naciente confianza en sí mismos como compositores. Quizá una interpretación más pausada habría ofrecido unos mejores resultados pero, aun así, se puede disfrutar de los cuidados y efectivos arreglos vocales, cortesía también de los dos compositores (con Harrison apoyando en los coros).

Composición

La cara B del single Please please me, Ask me why, era un producto puramente lennoniano, aunque McCartney ha reivindicado con el tiempo su cuota de responsabilidad en el resultado final. Fue escrita, o al menos terminada, a principios de 1962 y constituye quizá la mejor prueba que se puede encontrar en los primeros discos de The Beatles de que el mito que define a John como el rocker y a Paul como el baladista es una simplificación y, por tanto, una falsedad. También es el único tema en el que se detectan en Lennon claras influencias de la música latina, el estilo musical que tanto gustaba a McCartney.

«Era una idea original de John y los dos nos sentamos y la escribimos juntos, simplemente trabajamos sobre ella. Era principalmente de John» (Paul McCartney, 1997).

«Yo la escribí entera… Yo la escribí» (John Lennon, 1971).

Lennon, como el resto del grupo —Harrison en particular—, era un gran admirador de The Miracles, un extraordinario conjunto vocal estadounidense capitaneado por el gran Smokey Robinson. Todavía un compositor novel necesitado de inspiración directa, John no dudó en tomar prestadas algunas ideas de una canción reciente del repertorio de The Miracles titulada What’s so good about good-by (Robinson) para incorporarlas en su propia composición. Lennon se fijó sobre todo en los punteos de guitarra de Marv Taplin, muy similares a los que George toca al inicio de Ask me why, y en el final del estribillo, cantado en falsete. También es posible que John utilizara la palabra “misery” inspirado por el verso “all I’ve known is misery”, presente en la composición de Robinson. El single de The Miracles, publicado en los Estados Unidos el 14 de diciembre de 1961 (Tamla T-54053), apareció en el Reino Unido en marzo de 1962 (con la referencia Fontana H 384 y con el título transcrito como What’s so good about good bye) y lo más probable es que John compusiera o terminara de componer Ask me why inmediatamente después: al parecer The Beatles la tocaron en su tercera visita a Hamburgo, entre abril y mayo de 1962. Hacía casi dos años que Lennon no escribía una pieza propia, desde que ideó One after 909 allá por la primavera de 1960, aunque en el camino había ayudado a George a pergeñar la instrumental Cry for a shadow y se había ganado créditos como coautor de la misma. Así, Ask me why supuso el renacer de Lennon como compositor. Quizá John se vio azuzado por Paul, que también acababa de retomar la creación de canciones con el oscuro tema Pinwheel twist.

No hay duda de que varios de los elementos característicos de Ask me why son de 1962, pero es muy posible que la estructura básica de la canción sea más antigua. Allá por 1960 The Quarry Men registraron en cinta magnetofónica algunos de sus ensayos, y varios de los cortes grabados entonces han visto la luz en el mercado pirata o incluso de forma oficial: el triple álbum Anthology 1 (Apple PCSP 727/TCPCSP 727/CDPCSP 727, 2 de noviembre de 1995) incluye las pistas Hallelujah, I love her so (Charles), You’ll be mine (Lennon/McCartney) y Cayenne (McCartney), registradas en aquellos días. Parece además confirmado que hay algunos temas que no han sido publicados ni siquiera en el mercado pirata, y entre ellos el instrumental de Lennon (o de Lennon/McCartney) Winston’s walk; una tempranísima versión de When I’m sixty-four —que reaparecería, remozada, en 1967 en el álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band—; y una primera encarnación de Ask me why. John C. Winn asegura en su libro Way beyond compare: The Beatles’ recorded legacy, volume one, 1957-1965 (Three Rivers Press, Nueva York, 2008) que estas tres pistas forman parte de una compilación de los ensayos de 1960 preparada en su momento por McCartney para regalársela como agradecimiento al dueño del rudimentario equipo de grabación que utilizó la banda, Charles Hodgson. Según la narración de Winn, el hermano de Charles, Reginald, redescubrió la cinta en noviembre de 1994 y encargó a su hijo Peter que se la devolviera a Paul. El 27 de marzo de 1995 Peter Hodgson entregó la cinta a McCartney en su residencia de Sussex y de esa fuente proceden las grabaciones que aparecieron meses más tarde en Anthology 1.

La letra de Ask me why es una colección de lugares comunes, pero hay quien detecta entre sus manidos versos amorosos ciertos dejes de sinceridad. Ian MacDonald, por ejemplo, considera que Ask me why puede ser una franca declaración de amor de John hacia Cynthia Powell, su novia cuando se compuso la canción y su embarazada esposa cuando se grabó. Si es así, supone un ejemplo muy temprano de una obsesión que Lennon desarrollaría con el tiempo: la de escribir canciones desde un punto de vista exclusivamente subjetivo, implicando sus opiniones y afectos en las letras y huyendo de los textos impersonales y de las creaciones más o menos literarias. Mark Lewisohn también destaca la riqueza de vocabulario de John: incluso en una composición amorosa de letra insustancial, Lennon era capaz de incluir términos cultos como “conceive”.

Arreglos instrumentales y vocales

Musicalmente, Ask me why no era una pieza demasiado original y era inferior, si no en su calidad sí en su comercialidad, a Please please me; pero adelantaba también, sobre todo en el apartado de los arreglos vocales, algunos de los elementos que habían de convertir a The Beatles en la revelación de 1963 y en un fenómeno social, cultural y musical a lo largo de los años posteriores. El tímido uso del falsete, que hizo su aparición en esta grabación, sería experimentado con profusión en los siguientes discos. Las voces de acompañamiento de la pieza, por su parte, confirmaban una vez más que The Beatles eran un conjunto vocalmente impecable: si en P.S. I love you el apoyo vocal de John y George había impresionado al mismísimo George Martin, en esta ocasión eran Paul y George los que complementaban a la perfección la interpretación vocal de John, con McCartney haciéndose cargo tanto de la segunda voz como de los coros y Harrison acompañando en la segunda labor vocal.

Esto no lo había hecho nadie antes. ¿Qué nos inventamos ahora?

La grandeza musical del grupo no se basaba únicamente en sus pequeños o grandes hallazgos musicales. Tanto o más importante que aquellos era su capacidad para descubrir e innovar constantemente. Lo que en un momento dado era un novedoso acierto de The Beatles, que muchos otros cantantes y grupos se apresuraban a imitar, quedaba inmediatamente obsoleto por la nueva dirección musical que ellos mismos imponían. Nunca se quedaban satisfechos con nada, fuera cual fuera el éxito que con ello hubieran obtenido. Esa evolución vertiginosa, desarrollada a lo largo de ocho años de discografía, dio como fruto la más variada y completa colección de canciones que jamás haya existido.

«Siempre queremos hacer algo diferente. Después de Please please me decidimos que debíamos hacer algo distinto para la siguiente canción. Nos habíamos puesto un sombrero divertido, así que nos lo quitamos y buscamos otro que ponernos.
»¿Por qué deberíamos querer volver atrás? Eso sería pereza. Sería como ponerse trajes grises toda la vida.
»Supongo que a todo el mundo le gustaría hacer esto, intentar algo diferente cada vez que hace un trabajo. Nosotros lo hacemos porque es un hobby, eso es todo. Ponemos los pies encima de la mesa y lo disfrutamos todo el tiempo» (Paul McCartney, 1968).

Grabación

Cuando Ask me why fue grabada el 26 de noviembre de 1962 en seis tomas, todas ellas registradas en vivo, la canción ya tenía historia en los estudios. Como se recordará, fue una de las cuatro piezas que The Beatles interpretaron para George Martin el 6 de junio de aquel año como argumento para convencer al productor de que merecían ser contratados. La grabación definitiva no ofreció grandes dificultades y, aunque Harrison había incurrido en algún pequeño error en el punteo de la guitarra, no había tiempo para más o no pareció que el hecho tuviera mayor importancia, así que la sexta toma fue considerada suficientemente satisfactoria. A partir de ella se hicieron las mezclas mono y estéreo. Ask me why se grabó después de registrar Please please me y tras un receso para el té. Dado que el registro de Ask me why se resolvió más rápido de lo previsto, quedó tiempo para probar con un tercer tema como posible alternativa para la cara B del single, Tip of my tongue, que fue finalmente descartado.

Es muy posible que exista una grabación de Ask me why registrada en vivo de forma amateur en el Cavern Club de Liverpool a mediados de 1962. La cinta que supuestamente la incluye recoge un concierto completo o casi completo con Pete Best todavía como batería de The Beatles. Se vendió en Sotheby’s el 29 de agosto de 1985 por 2.310 libras y, aunque la casa de subastas incluyó en la lista de canciones contenida en la cinta el título Tell me why (y no Ask me why), probablemente se trata de un error porque ese tema, compuesto también por Lennon y McCartney, no vio la luz hasta 1964. El comprador de la cinta fue el mismísimo Paul McCartney.

Versiones, variaciones y reediciones

Versiones

  1. La grabación original de estudio, publicada por primera vez en el single Please please me (Parlophone 45-R 4983, 11 de enero de 1963).
  2. La grabación registrada en vivo en el Star-Club de Hamburgo en diciembre de 1962 (posterior, por tanto, a la de estudio), publicada por primera vez, sin autorización de The Beatles, en la edición alemana del doble álbum The Beatles live! At the Star-Club in Hamburg, Germany; 1962 (Bellaphon BLS 5560/BMC 100, 8 de abril de 1977) y poco después en la edición británica (Lingasong LNL 1/LNK 1, 2 de mayo de 1977).
  3. La versión emitida en el programa radiofónico Teenager’s turn – Here we go el 15 de junio de 1962, publicada por primera vez, sin autorización de The Beatles, en el doble CD I saw her standing there… (Rock Melon RMMCD101, 15 de abril de 2013). En esta versión el batería es todavía Pete Best y George Harrison interpreta algunos rellenos con su guitarra solista que fueron eliminados en la grabación de estudio, probablemente a sugerencia de George Martin.
  4. La versión emitida en el programa radiofónico Pop go The Beatles el 24 de septiembre de 1963, publicada en On air – Live at the BBC volume 2 (Apple 0602537505067/3749169/sin referencia, 11 de noviembre de 2013).

Variaciones y reediciones de la versión 1

  1. La mezcla monoaural original.
  • Please please me, single, Parlophone 45-R 4983, 11 de enero de 1963 (primera edición)
  1. Una nueva mezcla mono preparada por George Martin para el álbum Please please me y utilizada en subsiguientes ediciones. Martin no debía estar satisfecho con el trabajo original, aunque no se aprecian diferencias notables entre una y otra mezcla salvo algo más de eco en la segunda. Es posible que el productor quisiera esa reverberación añadida para empatar el sonido de esta canción con el del resto de los temas incluidos en el álbum.
  • Please please me, single (reediciones 1-7)
  • Please please me, LP/cinta abierta, Parlophone PMC 1202/TA-PMC 1202, 22 de marzo de 1963 (primera edición y reedición 6)
  • All my loving, EP, Parlophone GEP 8891, 7 de febrero de 1964 (primera edición y reedición 1)
  1. La mezcla estereofónica preparada para la versión estéreo del álbum Please please me (Parlophone PCS 3042, 26 de abril de 1963).
  • Please please me, LP (reediciones 1-5 y 7)
  1. La nueva mezcla mono de Capitol, hecha a partir de la variación 3 e incluida en The early Beatles (mono, Capitol T 2309, 22 de marzo de 1965)…
  2. … Y la estéreo, también hecha a partir de la variación 3 y publicada en The early Beatles (estéreo, Capitol ST 2309, 22 de marzo de 1965). Ninguna de estas dos variaciones ha aparecido en el Reino Unido.
  3. La remasterización de 1987, monoaural y basada en la variación 2.
  • Please please me, single (reediciones 8-12)
  • Please please me, LP (reediciones 8-14)
  • All my loving, EP (reedición 2)
  1. La remasterización de la variación 5, estéreo, para la edición de The early Beatles en CD…
  • The early Beatles, CD, Capitol 00946 3603362 4, en The Capitol albums vol. 2, 4 CDs, Capitol 0946 3 603352 5, 11 de abril de 2006
  1. … Y la de la variación 4, mono, para lo mismo.
  • The early Beatles, CD, Capitol 00946 3603362 4, en The Capitol albums vol. 2, 4 CDs, Capitol 0946 3 603352 5, 11 de abril de 2006
  1. La edición estándar a partir de 2009, una remasterización digital en estéreo basada en la variación 3.
  • Please please me, LP (reediciones 15-16 y 18-20)
  • The early Beatles (USA version), CD, Apple B0019704-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La remasterización digital de la mezcla monoaural, hecha también en 2009 y basada en la variación 2.
  • Please please me, LP (reedición 17)
  • The early Beatles (USA version), CD, Apple B0019704-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La mezcla digital definitiva para vinilo, en esencia igual que la variación 9 pero tratada con ecualización propia para adaptarse al formato. Aparecida en 2012.
  • Please please me, LP (reediciones 21-22 y 25)
  1. Una nueva mezcla mono analógica, preparada en 2014 para la reedición de la discografía del grupo en vinilo en versión monoaural.
  • Please please me, single (reedición 13)
  • Please please me, LP (reediciones 23-24)

Interpretaciones en directo

El grupo incorporó la canción a su repertorio escénico en 1962, quizá ya desde su tercera visita a Hamburgo, entre abril y mayo de aquel año, y puede que incluso antes: Mark Lewisohn afirma que hay rumores no confirmados de que el tema se tocó en directo en Liverpool en una ocasión a principios de abril. El 11 de junio siguiente, de vuelta en el Reino Unido, The Beatles interpretaron Ask me why en su segunda aparición en la radio y es altamente probable que fuera, desde entonces, un número fijo en su directo. En todo caso, es seguro que ya la tocaban a finales de aquel año ante el público que acudía a sus recitales: como ya se ha dicho, Ask me why es una de las 33 canciones que se registraron en cinta magnetofónica en diciembre de 1962 en los conciertos ofrecidos por el grupo en el Star-Club de Hamburgo. El repertorio de aquella serie de actuaciones, probablemente similar al de otros de la época, solo incluía dos composiciones originales de Lennon y McCartney: la canción que nos ocupa y I saw her standing there, por entonces titulada Seventeen. The Beatles siguieron recurriendo a Ask me why en su directo en algunos de los conciertos ofrecidos en 1963.

Emisiones radiofónicas

  • Teenager’s turn – Here we go (BBC), grabado el 11 y emitido el 15 de junio de 1962 cuando Pete Best era todavía el batería del grupo y registrado, por tanto, antes de la grabación de estudio de la pieza.
  • Here we go (BBC), grabado el 16 y emitido el 25 de enero de 1963. Este programa había pasado de ser un apartado de Teenager’s turn a tener vida propia.
  • The talent spot (BBC), grabado el 22 y emitido el 29 de enero de 1963.
  • Pop go The Beatles, decimoquinto programa (BBC), grabado el 3 y emitido el 24 de septiembre de 1963. En esta versión la banda eliminó el segundo estribillo y el segundo puente, acortando la pieza notablemente.

¡Vamos a salir en la radio!

En las notas incluidas en el pequeño libro que se regalaba con la caja de los CDs de The Beatles publicada en 1988, Mark Lewisohn aseguró que Ask me why fue la primera canción del grupo que fue emitida en la radio. Lewisohn se refería a la participación de la banda en el programa Teenager’s turn – Here we go, en el que se escuchó esta pieza junto a versiones de los temas Bésame mucho (Velázquez/Skylar) y A picture of you (Beveridge/Oakman).

¿Acertaba Lewisohn? No del todo: es verdad que Ask me why fue la primera composición original de Lennon/McCartney en ser radiada, pero tres meses antes, el 8 de marzo, The Beatles habían participado en el mismo programa interpretando tres canciones ajenas. Una de ellas, Please Mister postman (Dobbins/Garrett/Gorman/Brianbert), fue grabada en el estudio un año después y apareció en el segundo LP de la banda, With The Beatles (1963). Las otras dos piezas interpretadas por The Beatles en aquella ocasión fueron Dream baby (How long must I dream?) (Walker) y Memphis, Tennessee (Berry).

Carlos Prieto Dávila, Putxe para muchos, está felizmente casado y tiene dos hijas y un hijo, y también buenas amigas y amigos. Dicho lo importante, el resto: estudió la carrera de Derecho y luego dos postgrados, uno en Migraciones Internacionales y otro en Políticas Públicas, Desarrollo y Pobreza. Actualmente es director de Comillas Solidaria en la Universidad Pontificia Comillas. Su experiencia profesional incluye asimismo el ejercicio de la abogacía en ámbitos de exclusión social (Derecho Penal, Laboral, de Extranjería) y la gestión y evaluación de impacto de proyectos de cooperación internacional. Algo sabe de temas relacionados con su desempeño profesional, pero solo se considera experto en una cosa: The Beatles. Cantó Imagine junto a su amigo Leo en el escenario del mítico Cavern Club de Liverpool. Los dos lo hicieron fatal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí