The Beatles: The Beatles’ Christmas record (flexi-disc)

0
88

[Este artículo forma parte de la obra The Beatles: It’s all too much – Una enciclopedia por entregas: disco a disco, tema a tema. Puedes acceder a la introducción, que contiene además el índice completo, pinchando aquí.]

Flexi-disc. Lyntone LYN 492 (mono)
6 de diciembre de 1963

La idea fue de Tony Barrow, el agente de prensa de The Beatles: el club de fans oficial del grupo crecía tan rápido y sus demandas de respuestas individualizadas eran tan difíciles de atender que se le ocurrió que un regalo navideño colectivo sería una buena solución. ¿Y qué mejor regalo que una grabación exclusiva de los Fab Four?

La ocurrencia acabó convirtiéndose en costumbre y la banda registró y envió mensajes sonoros a los miembros de su club de fans todas las navidades desde 1963 hasta 1969. Las grabaciones fueron siendo progresivamente más elaboradas y a partir de 1966 incluyeron composiciones inéditas creadas para la ocasión. Los tres primeros discos, más simples, incluían mensajes hablados de agradecimiento y felicitación y breves pasajes musicales en los que el grupo revisaba antiguos villancicos y composiciones propias.


Cara A:
THE BEATLES’ CHRISTMAS RECORD


Reedición:

  1. 15 de diciembre de 2017. Lyntone LYN 492 (mono). Incluido en The Christmas records (7 singles, Apple 0602557914856)

Grabación

The Beatles grabaron este mensaje navideño el 17 de octubre de 1963 en los estudios de EMI sitos en Abbey Road, justo antes de intentar rehacer You really got a hold on me y de registrar las caras A y B de su último single del año, I want to hold your hand. Trabajaron con el equipo técnico habitual, George Martin como productor y Norman Smith como ingeniero de sonido, aunque la grabación no estaba destinada a una publicación oficial de Parlophone.

Arte gráfico

La portada del disco estaba conformada por una disposición más bien pobre de los rostros fotografiados de los cuatro miembros del grupo, acomodados alrededor de un mensaje navideño. La cubierta estaba impresa en blanco y negro sobre un fondo amarillo. La funda era desplegable y el disco quedaba inserto en el lado derecho. En el interior se reproducía el segundo boletín de noticias del club de fans y en la contraportada aparecían dos fotografías de The Beatles. En la primera, los miembros del grupo posaban junto al reducido staff del club y en la segunda aparecían saludando a la Reina Madre tras la actuación en el “Royal variety performance”.

Distribución

Para facilitar el despacho por correo, los discos navideños de The Beatles se publicaban en formato de flexi-disc, un disco de vinilo flexible y muy ligero, barato de producir y mejor preparado que un disco normal para un envío postal. Los cinco primeros flexi-discs de The Beatles estaban impresos en una sola cara del disco y todos ellos excepto el segundo giraban a 33⅓ r.p.m. a pesar de ser del tamaño de un single, y ello para que cupieran sin problemas cinco o seis minutos de grabación. La pérdida de fidelidad no era un gran problema porque el contenido no era estrictamente musical.

De alguna manera, la noticia de que The Beatles iban a regalar un disco exclusivo a los miembros de su club de fans se filtró al gran público y las suscripciones, obviamente, crecieron como la espuma. Resultó imposible hacer llegar una copia del disco a todos los nuevos socios. Los más recientes tuvieron que esperar hasta febrero para recibir su ejemplar, que llegó sin funda y con una carta de disculpa. La tirada inicial era de 25.000 copias. En total se distribuyeron cerca de 30.000 ejemplares de este flexi-disc. El club llegó a los 80.000 miembros en 1965. Cerró en marzo de 1972, dos años después de la disolución del grupo.

Los discos navideños de The Beatles no formaban parte de su acuerdo contractual con EMI. Su producción se dirigía desde NEMS, la empresa de Brian Epstein con la que el grupo tenía firmado un contrato de management, y los fabricaba Lyntone Recordings, una compañía manufacturera que no distribuía comercialmente.

En 1963 no existía club de fans de The Beatles en los Estados Unidos (ni en ningún otro país salvo el Reino Unido, aunque llegaría a haber 50 delegaciones internacionales) y solo los aficionados británicos recibieron su copia del disco.

Un regalo muy exclusivo

Ninguno de los discos navideños de The Beatles estuvo a la venta para el gran público, al menos en su versión original, hasta el 15 de diciembre de 2017, lo que convirtió durante décadas a estos flexi-discs y al álbum que los recopiló en 1970 en auténticas joyas para coleccionistas. Obviamente, el mercado pirata los había compilado en incontables ocasiones.

El 4 de diciembre de 1995 aparecieron el single y el CD single Free as a bird (Parlophone R 6422/CDR 6422). En la cara B de la versión de vinilo y también como cuarto corte del CD single se incluía la pieza Christmas time (Is here again), una versión acortada del disco navideño de 1967 en la que se incluyeron además unas felicitaciones navideñas grabadas para la radio en 1966. En los últimos segundos del álbum Love (Parlophone/Apple 379 8081//0946 3 79808 2 8, 20 de noviembre de 2006) se escuchan extractos de los diálogos contenidos en los discos de 1965 y 1966. Por último, la versión acortada del disco de 1963 que apareció originalmente en los Estados Unidos en 1964 ha sido distribuida de dos maneras diferentes: como contenido extra en el vídeo-juego The Beatles: Rock band, publicado el 9 de septiembre de 2009, y como descarga gratuita en iTunes, disponible entre el 23 de diciembre de 2010 y el 9 de enero de 2011.

El 15 de diciembre de 2017 apareció por fin en el mercado una edición de los siete discos navideños de The Beatles, aunque de esta manera se rompía con la promesa expresa de exclusividad para el club de fans que había quedado plasmada, 54 años atrás, en el primer párrafo del boletín de noticias publicado en The Beatles’ Christmas record. La caja, titulada The Christmas records, reeditaba los flexi-discs en formato de singles de vinilo coloreados. Se presentaba como una edición limitada pero no numerada. Las pistas sonoras habían sido remasterizadas aunque hubo que recuperar el sonido de los flexi-discs originales.

Repercusión social

Los discos navideños de The Beatles eran un regalo exclusivo para los miembros del club de fans oficial del grupo y, aun así, despertaban gran expectación. Las revistas musicales publicaban críticas de los mismos y las estaciones de radio hacían lo posible por conseguir copias de los flexi-discs para poder emitirlos.

Cara A

The Beatles’ Christmas record 5’03”

  • Versión 1 de 2 de The Beatles’ Christmas record
    • Variación 1 de 2: primera edición del disco
    • Variación 2 de 2: reedición 1

Grabación: 17 de octubre de 1963 (EMI Studios)
Productor: George Martin
Ingeniero de sonido: Norman Smith

GEORGE HARRISON: Voz principal, segunda voz y voz
JOHN LENNON: Voz principal, segunda voz, voz y silbo
PAUL McCARTNEY: Segunda voz, voz y silbo
RINGO STARR: Palmas, voz principal, segunda voz y voz

GEORGE MARTIN: Celesta

THE BEATLES’ CHRISTMAS RECORD

JL: (Ho!) Good King Wenceslas looked out
on the Feast of Stephen (ho!),
as the slow ray round about
deep and crisp and crispy.
Brightly show the boot last night
on the mosty cruel.
Henry Hall and David Lloyd,
Betty Grable too.
Hello, this is John speaking with his voice.

PM: Huh!

JL: We’re all very happy to be able to talk to you like this on this little bit of plastic. This record reaches you at the end of a really gear year for us and it’s all due to you. When we made our first record on Parlophone towards the end of 1962, we hoped everybody would like what had already been our type of music for several years already! But we had no idea of all the gear things in store for us. It all happened really when Please please me became a number one hit and after that, well, cor’ the blimeys, heave the mo’. Our biggest thrill of the year, well, I suppose it must have been topping the bill at the London Palladium and then, only a couple of days later, being invited to take part in the “Royal variety show”. This time last year we were all dead chuffed because Love me do got into the Top Twenty and we can’t believe really that so many things have happened in between already. Just before I pass you over to Paul…

PM: Arf! Arf! Arf! Arf!

JL: … I’d like to say thank you to all the beatle people who have written to me during the year and everyone who sent me gifts and cards for my birthday, which I’m trying to forget, in October.

PM: Huh!

JL: I’d like to reply personally to everyone but I just haven’t enough pens. In the meantime…
Garry Crimble to you,
garry mimble to you,
Getty Bable, dear Christmas,
happy birthday me too.

PM: This is Paul here. Everything that John said goes for me too, especially the bit ’bout birthday cards and the parcels, ’cause all our homes and offices got stacks of mail last June…

JL: Ow!

PM: Ha! Ha!… when it was my birthday. Anyway, we’re all dead pleased by the way you treated us in 1963 and we try to do everything we can to please you with the type of songs we’ll write and record next year. Oh yeah, somebody asked us if we still like Jelly Babies. Well… we used to like them, in fact we loved them and we said so in one of the papers, you see. Ever since then been getting them in boxes, packets and crates. Anyway, we’ve gone right off Jelly Babies, you see, but we still like peppermint creams, chocolate drops and dolly mixtures and all that sort of things.

JL: Yes! Yes! Oh, yes!

PM: Well, lots of people asked us what we enjoy best, you see, concerts and television or recording? We like doing stage shows ’cause, you know, it’s great to hear an audience enjoying themselves. But the thing we like best, I think so anyway, is going into the recording studio…

JL: Yes, we enjoy that very kindly.

GH: Not bad.

PM: … to make new records, which is what we’ve been doing all day before we started on this special message. Well, what we like to hear most is one of our songs, you know, taking shape in a recording studio, ah, one of the ones John and I have written and then listening to the tapes afterwards to hear how it all worked out, you see. Well, I’m running out of time and people are telling me to stop, and Ringo…

JL: Stop! Stop!

GH: Stop!

JL: Stop shouting those animoles!

PM: So… I’ll finish off now with it wishing everyone happy Crimble and a merry New Year and especially all the ones who paid the subscription.

JL: Ja, das wird uns danke schon
und denn gruss von even.
Ja, denn gruss von even schon,
ja, das wird wunderschön, boy.
Danke schon!
Ja, Ringo!

RS: Hello, Ringo here. As you know I was the last member to join The Beatles. I started to play drums in the group 1962, ha ha ha! Have been in a couple of other groups…

PM: Oh, just wish the people a merry, happy… go on, for Christmas, Christmas.

RS: Merry, happy New Year, and folks, happy Christmas and may, may everything you wish be granted.

PM: Sing, sing us Wenceslas, King Wenceslas.

RS: King Wenceslas…
Well, good King Wenceslas looked out (oh ho!)
on the Feast of Stephen (hey!)
when the snow was on the ground (yeah!)
deep and crisp and even (oh yeah!).
(Hooray!)
_Hooray!

GH: Thank you, Ringo! Thank you, Ringo! We’ll phone you!

RS: Later…

PM: Ha ha ha!

GH: I’m George Harrison. Nobody else has said anything yet about our fan club secretaries, Anne Collingham and Bettina Rose…

JL & PM: Ha ha ha ha ha!

GH: … not to mention Freda Kelly in Liverpool.

JL & PM: Good ol’ Freda!

GH: So on behalf of us all, I’d just like to say a great, big thank you to Anne, Bettina and Freda for all the hard work they’ve done and we just hope you can go on pleasing you for a long time…

JL: It’s screaming.

GH: … ’cause it’s gonna, ’cause it to your reactions are to our records that really matters, and I just like to say…
Brightly was the schon at night
though the winter cruel,
when a pork pie came inside
gathering winter cruel.

JL: Rudolph, the red nosed reindeer (ho!)
had a very shiny nose (a shiny nose!).
When everybody picked him…
(Ha ha ha ha!)
(Oh, yeah! Oh!)
Rudolph, the red nosed Ringo (Rudolph!)
had a very shiny nose…

ALL: Merry Christmas everybody!

EL DISCO NAVIDEÑO DE THE BEATLES

JL: (¡Jou!) El buen rey Wenceslao se asomó
en la festividad de San Esteban (¡jou!),
cuando el lento rayo merodeaba
espeso y crespo y crujiente.
Brillante se mostró la bota anoche
sobre lo más duro.
Henry Hall y David Lloyd,
también Betty Grable.
Hola, aquí está John hablando con su voz.

PM: ¡Uh!

JL: Estamos todos muy felices de poder hablar con vosotros en este trocito de plástico. Este disco os llega al final de un año verdaderamente estupendo para nosotros y todo se debe a vosotros. Cuando hicimos nuestro primer disco para Parlophone hacia finales de 1962, deseábamos que a todo el mundo le gustara lo que había venido siendo nuestro estilo de música ¡desde hacía varios años! Pero no teníamos ni idea de todas las cosas estupendas que nos estaban reservadas. Todo sucedió en realidad cuando Please please me se convirtió en un éxito número 1 y después de aquello, bueno, qué pasada, madre mía. Nuestra mayor emoción a lo largo del año, bueno, supongo que debe haber sido encabezar el cartel en el London Palladium y luego, solo un par de días después, ser invitados a participar en el “Royal variety show”. El año pasado por esta época estábamos todos encantados porque Love me do llegó a los veinte principales y de verdad que no nos podemos creer que hayan sucedido tantas cosas desde entonces. Ahora, antes de que os pase con Paul…

PM: ¡Arf! ¡Arf! ¡Arf! ¡Arf!

JL: … me gustaría dar las gracias a toda la gente beatle que me ha escrito a lo largo del año y a todos los que me enviaron regalos y tarjetas por mi cumpleaños, que estoy tratando de olvidar, en octubre.

PM: ¡Uh!

JL: Me gustaría responder personalmente a todo el mundo pero no tengo suficientes bolígrafos. Mientras tanto…
Feliz Navidad para ti,
felices fiestas para ti,
Getty Bable, querida Navidad,
feliz cumpleaños para mí también.

PM: Aquí está Paul. Todo lo que ha dicho John vale para mí también, especialmente al asunto sobre las tarjetas de cumpleaños y los paquetes, porque todas nuestras casas y oficinas recibieron montones de correo el junio pasado…

JL: ¡Oh!

PM: ¡Ja! ¡Ja!… cuando fue mi cumpleaños. En todo caso, estamos llenos de satisfacción por el modo en que nos habéis tratado en 1963 e intentaremos hacer todo lo que podamos para agradaros con el tipo de canciones que escribiremos y grabaremos el próximo año. Oh, sí, alguien nos ha preguntado si nos siguen gustando los Jelly Babies. Bueno… nos gustaban, de hecho nos encantaban y lo contamos en algún periódico, ya sabéis. Desde entonces hemos estado recibiéndolos en cajas, paquetes y cajones. En todo caso, nos hemos hartado de los Jelly Babies, ya sabéis, pero nos siguen gustando las pastillas de menta, los bombones, las gominolas y todo ese tipo de cosas.

JL: ¡Sí! ¡Sí! ¡Oh, sí!

PM: Bueno, un montón de gente nos ha preguntado qué disfrutamos más, ya sabéis, ¿los conciertos y la televisión o grabar? Nos gusta hacer espectáculos sobre el escenario porque, ya sabéis, es estupendo escuchar a la audiencia disfrutando. Pero lo que más nos gusta, eso pienso yo en todo caso, es entrar al estudio de grabación…

JL: Sí, lo disfrutamos muy tiernamente.

GH: No está mal.

PM: … para hacer discos nuevos, que es lo que hemos estado haciendo durante todo el día antes de empezar con este mensaje especial. Bueno, lo que más nos gusta es escuchar una de nuestras canciones, ya sabéis, tomando cuerpo en un estudio de grabación, eh, una de las que hemos escrito John y yo, y después escuchar las cintas para ver qué tal ha funcionado, ya sabéis. Bueno, se me está acabando el tiempo y la gente que me está diciendo que pare, y Ringo…

JL: ¡Para! ¡Para!

GH: ¡Para!

JL: ¡Deja de gritar a esos animoles!

PM: Así que… Lo daré por terminado deseándole a todo el mundo feliz Navidad y un alegre Año Nuevo, especialmente a todos aquellos que han pagado la suscripción.

JL: Ja, das wird uns danke schon [Sí, te damos gracias porque ya está]
und denn gruss von even [y debido a saludar incluso].
Ja, denn gruss von even schon [Sí, debido a saludar incluso],
ja, das wird wunderschön [sí, esto es hermoso], chico.
Danke schon! [¡Gracias!]
¡Ja [Sí], Ringo!

RS: Hola, soy Ringo. Como sabéis, fui el último miembro que se unió a The Beatles. Empecé a tocar la batería con el grupo en 1962, ¡ja ja ja! Había estado en otro par de grupos…

PM: Oh, limítate a desear a la gente una alegre, feliz… sigue, por Navidad, Navidad.

RS: Alegre, feliz Año Nuevo, y chicos, feliz Navidad y ojalá, ojalá que todos vuestros deseos se cumplan.

PM: Canta, cántanos Wenceslao, El rey Wenceslao.

RS: El rey Wenceslao…
Bueno, el buen rey Wenceslao se asomó (¡oh jo!)
en la festividad de San Esteban (¡ey!)
cuando la nieve hubo caído en el suelo (¡sí!)
espesa y crespa y uniforme (¡oh, sí!).
(¡Hurra!)
_¡Hurra!

GH: ¡Gracias, Ringo! ¡Gracias, Ringo! ¡Nosotros te llamaremos!

RS: Más tarde…

PM: ¡Ja ja ja!

GH: Soy George Harrison. Nadie ha dicho nada sobre las secretarias de nuestro club de fans, Anne Collingham y Bettina Rose…

JL & PM: ¡Ja ja ja ja ja!

GH: … por no mencionar a Freda Kelly en Liverpool.

JL & PM: ¡La buena de Freda!

GH: Así que, en nuestro nombre, me gustaría mandar un gran agradecimiento a Anne, Bettina y Freda por todo el duro trabajo que han realizado y solo deseamos que os sigan contentando durante mucho tiempo…

JL: Está gritando.

GH: … porque va a… porque es vuestra reacción ante nuestros discos lo que de verdad importa, y solo quiero decir…
Brillante fue el schon [ya] por la noche
aunque el invierno duro,
cuando entró un pastel de carne de cerdo
recolectando invierno cruel.

JL: Rodolfo, el reno de la nariz roja (¡jo!)
tenía una nariz muy brillante (¡una nariz brillante!).
Cuando todo el mundo le hurgaba…
(¡Ja ja ja ja!)
(¡Oh, sí! ¡Oh!)
Rodolfo, el Ringo de la nariz roja (¡Rodolfo!)
tenía una nariz muy brillante…

TODOS: ¡Feliz Navidad a todos!

Sin ningún interés musical, The Beatles’ Christmas record demuestra lo divertidos que eran los cuatro músicos de Liverpool, John en particular.

Contenido

Tony Barrow escribió un guion simpático pero previsible con la intención de que los músicos de la banda agradecieran la lealtad de los miembros del club de fans, felicitaran las fiestas y desvelaran algunas confidencias inocentes. The Beatles utilizaron el texto de Barrow a su manera, bromeando, jugando con las palabras (una especialidad de Lennon) y, como era de esperar, cantando. John y George retorcieron hasta lo indecible el villancico tradicional Good King Wenceslas, cuya letra fue escrita en 1853 por el inglés John Mason Neale en colaboración con su editor musical Thomas Helmore y que aprovechaba la música de una composición religiosa finlandesa del siglo XVI. Lennon, que en 1969 confesó que este era su villancico favorito, se atrevió incluso a interpretar una versión del mismo en alemán macarrónico. Ringo también cantó un pasaje del tema navideño, respetando de forma aproximada la letra original pero convirtiéndolo en una pieza de jazz. Paul fue el único que no asumió la labor de voz principal en ningún momento. Al final de la grabación, Lennon lideró una alegre versión de Rudolph, the red-nosed reindeer (Marks) en la que se burlaba afectuosamente de Starr y su narizota.

El reno más famoso del mundo

Rudolph, the red-nosed reindeer fue escrita en 1949 por Johnny Marks, un productor de radio y compositor estadounidense que se especializó en temas navideños a pesar de ser judío. Rudolph era un personaje literario que había creado diez años atrás el propio cuñado de Marks, Robert L. May. La canción fue un éxito instantáneo y llegó al número 1 el 7 de enero de 1950 en la versión de Gene Autry and the Pinafores with Orchestral Acc. (Columbia 38610, 7 de noviembre de 1949). El disco vendió dos millones y medio de ejemplares en aquella primera edición y llegó a sumar 25 millones de copias con el paso de los años.

Los cuatro exbeatles han publicado temas navideños en sus carreras en solitario y dos de ellos, Paul y Ringo, han grabado su propia versión de esta canción. El remake de McCartney, titulado Rudolph the red-nosed reggae, es una versión instrumental de estilo jamaicano que apareció como cara B de su sencillo Wonderful Christmastime (Parlophone R 6029, 16 de noviembre de 1979). El de Starr es uno de los cortes de su CD navideño I wanna be Santa Claus (Mercury 546 668-2, 19 de octubre de 1999), un disco de villancicos en el que también se incluye una versión de Christmas time is here again. El propio Ringo vuelve a identificarse personalmente con Rudolph al final de su remake.

Los Fab Four volvieron a utilizar un breve pasaje de Rudolph, the red-nosed reindeer en su medley navideño Chrimble mudley, grabado el 17 y emitido el 21 de diciembre de 1963 en el programa radiofónico de la BBC Saturday club.

John, el miembro del grupo más participativo en este disco, también entona la famosa melodía de Happy birthday to you, añadiéndole una indescifrable letra navideña.

Garry Chrimble

The Beatles volvieron a interpretar el arreglo navideño de Lennon cantando la melodía de Happy birthday to you, así como el villancico Rudolph, the red-nosed reindeer, en una breve entrevista concedida por el grupo para el noticiero de ITV. Fue grabada el 20 de diciembre de 1963 durante los ensayos de “The Beatles Christmas show” y fue emitida el día de Navidad.

Algunos pasajes de la grabación requieren aclaración. Paul, por ejemplo, hace mención a los Jelly Babies, unas gominolas muy populares en el Reino Unido que George había identificado como sus dulces favoritos en una entrevista… con imprevistas consecuencias: cientos de fans comenzaron a enviar bolsas de Jelly Babies a los miembros del grupo, e incluso se los lanzaban en los conciertos.

Harrison cita en el disco los nombres de las tres secretarias del club de fans del grupo despertando la hilaridad del resto… porque solo una era real. Anne Collingham y Bettina Rose eran invenciones literarias de Tony Barrow, aunque sus nombres ¡y hasta sus fotografías! aparecían en la contraportada del flexi-disc. Las retratadas eran Valerie Sumpter y Maureen Payne, parte del staff del club.

«La idea de un disco flexible para distribuir entre los miembros de los clubes de fans fue única. Alguien en alguna parte del mundo me dirá que la idea fue suya pero, por lo que yo sé, en aquel tiempo fue única. El número de miembros del club de fans de The Beatles aumentó muchísimo y hubo que contratar a toda una plantilla. Sobre el papel, el nombre de la secretaria era Anne Collingham, pero en realidad ella no existía. Anne Collingham era una plantilla de administrativos que trabajaba a jornada completa encargándose de responder el correo de los fans. Entonces yo era muy consciente del carácter impersonal de esto, y de que los fans no podían acercarse demasiado a The Beatles. Se me presentó la oportunidad de emplear una estrategia de relaciones públicas y hacer algo un poco especial para Navidad, y que no se hubiera hecho hasta entonces. Di con la idea de grabar un disco flexible. Reader’s Digest y muchos otros la utilizaron más tarde, a una escala mucho mayor. Pero entonces era completamente nuevo, y las distintas copias de esos discos ahora se pueden vender por un montón de dinero.
»El disco se convirtió en una costumbre anual, por supuesto, y recuerdo que The Beatles me pidieron que les escribiera un guion durante el primer par de años. Era algo así como un amuleto, un talismán. Ellos eran mucho mejores improvisando, y sacaron un gran partido usando fragmentos del guion pero solo para explotarlos humorísticamente. En el fondo, las digresiones del guion eran más divertidas que el hecho de ceñirse a él.
»El sistema de edición de entonces era muy primitivo. Para la primera grabación de Navidad me senté con un tipo llamado Paul Lyntone, el propietario de Lyntone Records, que produjo nuestros discos. Paul y yo repasamos una cinta de unos treinta o cuarenta minutos de conversación de The Beatles con un par de tijeras y cortamos trozos considerables de las grabaciones de The Beatles hechas en el estudio. La redujimos a seis o siete minutos y tiramos el resto a una gran papelera. Uno de los motivos por los que había que editar era la necesidad de eliminar la gran cantidad de palabrotas y chistes de mal gusto que había en la grabación» (Tony Barrow).

La buena de Freda

The Beatles eran capaces de convertir en materia de estudio y atención cualquier objeto o persona que se acercara a su área de influencia. Lo sabe bien Freda Kelly, una fan liverpuliense de los tiempos de The Cavern que se convirtió en la secretaria de su club de fans entre 1963 y 1972: es la protagonista absoluta del documental Good ol’ Freda, estrenado en 2013 en el South By Southwest Film Festival de Austin (Texas, EE.UU.). Dirigido por Ryan White, el título del documental reproduce una frase pronunciada a dúo por Lennon y McCartney en este disco navideño de 1963.

En el inicio de la grabación, John cita los nombres de dos actores estadounidenses, Henry Hall y Betty Grable, y uno británico, David Lloyd Meredith. Betty Grable, la famosa pin-up de las “piernas de un millón de dólares”, volvió a ser recordada en la letra del tema Stop and take the time to smell the roses (Starkey/Nilsson), publicado por Ringo Starr en un álbum de título similar, Stop and smell the roses (RCALP 6022, 20 de noviembre de 1981).

John introdujo de rondón una frase proveniente de uno de los poemas que aparecerían pronto en su libro In his own write: se trata de la línea “stop shouting those animoles” (sic), extraída de “On safairi with Whide Hunter”. Es el único poema del libro firmado al alimón con Paul.

Arreglos instrumentales y vocales

Aunque ninguno de los cuatro músicos interpreta ningún instrumento en el disco, de hecho se escuchan dos: una celesta que introduce la grabación remedando la melodía de From me to you (y que probablemente fue tocada por George Martin, aunque no está documentado) y unos cascabeles que acompañan las voces de los cuatro beatles de principio a fin. Es muy posible que este efecto sonoro saliera del archivo de EMI y que se añadiera con posterioridad. También puede ser que los cascabeles los tocara Ringo, el percusionista del grupo, pero es improbable: Starr acompaña su interpretación vocal de Good King Wenceslas con las palmas mientras las campanillas siguen sonando.

Todos los miembros de la banda excepto Paul asumen en algún momento la labor de cantante principal, todos actúan como coristas y todos toman la palabra. John, acompañado inmediatamente por Paul, también silba: entona unos breves compases de God save the Queen tras citar la aparición de The Beatles en el “Royal variety performance” ante la Reina Madre y la Princesa Margarita. Dicha actuación no había tenido lugar todavía cuando The Beatles grabaron el disco.

Versiones, variaciones y reediciones

Versiones

  1. La grabación original, aparecida por primera vez en el flexi-disc The Beatles’ Christmas record (Lyntone LYN 492, 6 de diciembre de 1963).
  2. Una versión expurgada, utilizada en las navidades de 1964 como primer regalo navideño para los miembros estadounidenses del club de fans de The Beatles. La grabación recibió el título alternativo de Season’s greetings from The Beatles y fue distribuida el 18 de diciembre de 1964 (The Official Beatles Fan Club, sin referencia) en forma de “soundcard”, una especie de postal reproducible en tocadiscos. Esta versión estuvo universalmente disponible como descarga gratuita en iTunes (Apple, sin referencia) entre el 23 de diciembre de 2010 y el 9 de enero de 2011, esta vez con el título original, o casi: 1963 The Beatles Christmas record. Había sido incluida meses atrás en el vídeo-juego The Beatles: Rock Band, publicado el 9 de septiembre de 2009, como elemento susceptible de ser desbloqueado al lograr altas puntuaciones.

Variaciones y reediciones de la versión 1

  1. La mezcla original, publicada en el flexi-disc de 1963 y, de nuevo, en un álbum recopilatorio: a finales de 1970 The Beatles ya no existían como grupo pero su club de fans seguía activo. No había posibilidad de preparar una nueva felicitación navideña, así que el club compiló las siete grabaciones existentes y las reunió en un álbum. Fue el último regalo que recibieron los fans de parte de los ya extintos Beatles.
  • The Beatles’ Christmas record, flexi-disc, Lyntone LYN 492, 6 de diciembre de 1963 (primera edición)
  • From then to you, LP, Apple LYN 2154, 18 de diciembre de 1970
  1. La remasterización preparada en 2017.
  • The Beatles’ Christmas record, flexi-disc (reedición 1)

[Las dos siguientes entradas, All my loving (EP) y Cry for a shadow (single), son sobre dos discos que no contienen material inédito. Se publicarán «fuera de programa» el 24 de junio y el 1 de julio. El día 8 de julio, siguiendo el ritmo habitual, aparecerá Can’t buy me love (single).]

Carlos Prieto Dávila, Putxe para muchos, está felizmente casado y tiene dos hijas y un hijo, y también buenas amigas y amigos. Dicho lo importante, el resto: estudió la carrera de Derecho y luego dos postgrados, uno en Migraciones Internacionales y otro en Políticas Públicas, Desarrollo y Pobreza. Actualmente es director de Comillas Solidaria en la Universidad Pontificia Comillas. Su experiencia profesional incluye asimismo el ejercicio de la abogacía en ámbitos de exclusión social (Derecho Penal, Laboral, de Extranjería) y la gestión y evaluación de impacto de proyectos de cooperación internacional. Algo sabe de temas relacionados con su desempeño profesional, pero solo se considera experto en una cosa: The Beatles. Cantó Imagine junto a su amigo Leo en el escenario del mítico Cavern Club de Liverpool. Los dos lo hicieron fatal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí