The Beatles: With The Beatles (LP) [parte 1]

0
942

[Este artículo forma parte de la obra The Beatles: It’s all too much – Una enciclopedia por entregas: disco a disco, tema a tema. Puedes acceder a la introducción, que contiene además el índice completo, pinchando aquí.]

LP. Parlophone PMC 1206 (mono)/LP. Parlophone PCS 3045 (estéreo)/Cinta abierta. Parlophone TA-PMC 1206 (mono)
22 de noviembre de 1963

El segundo álbum de The Beatles confirmó definitivamente al grupo como fenómeno musical perdurable, aunque la magnitud de la trascendencia cultural y social que los de Liverpool llegarían a adquirir era aún inimaginable.

La banda resolvió con solvencia la composición y grabación del siempre difícil segundo LP reproduciendo en buena medida el esquema de Please please me. Esta nueva entrega no produjo éxitos en forma de single; esa misión le fue encomendada a I want to hold your hand, grabada durante las sesiones que dieron origen a este álbum y publicada inmediatamente como cara A de un sencillo que contó con la extraordinaria This boy en el reverso. A pesar de la ausencia de un single promocional, y de que la noticia de la aparición del LP en el mercado fue eclipsada por la del asesinato de John F. Kennedy, acaecido el mismo día, las ventas no se resintieron. Más bien todo lo contrario: With The Beatles fue el primer álbum grabado por artistas autóctonos que despachó un millón de ejemplares en el Reino Unido. Su equivalente estadounidense, Meet The Beatles!, fue otro bombazo. La estrella seguía brillando.


Cara A:
IT WON’T BE LONG (Lennon-McCartney)
ALL I’VE GOT TO DO (Lennon-McCartney)
ALL MY LOVING (Lennon-McCartney)
DON’T BOTHER ME (Harrison)
LITTLE CHILD (Lennon-McCartney)
TILL THERE WAS YOU (Willson)
PLEASE MISTER POSTMAN (Holland)

Cara B:
ROLL OVER BEETHOVEN (Berry)
HOLD ME TIGHT (Lennon-McCartney)
YOU REALLY GOT A HOLD ON ME (Robinson)
I WANNA BE YOUR MAN (Lennon-McCartney)
DEVIL IN HER HEART (Drapkin)
NOT A SECOND TIME (Lennon-McCartney)
MONEY (Bradford-Gordy)


Reediciones:

  1. Parlophone TD-PCS 3045 (estéreo). Cinta abierta
  2. Octubre de 1970. Parlophone TC-PCS 3045 (estéreo). Cassette
  3. Octubre de 1970. Parlophone 8X-PCS 3045 (estéreo). Cartucho
  4. 10 de noviembre de 1978. Parlophone PCS 3045 (estéreo). Incluido en The Beatles collection (14 LPs, EMI BC 13)
  5. 3 de octubre de 1982. Parlophone PMC 1206 (mono). Incluido en The Beatles mono collection (11 LPs, EMI BMC 10)
  6. 3 de octubre de 1982. Parlophone TC-PCS 3045 (estéreo). Incluido en The Beatles collection (13 cassettes, Parlophone TCBC 13)
  7. 26 de febrero de 1987. Parlophone CDP 7 46436 2 (mono). CD
  8. 26 de febrero de 1987. Parlophone CDP 7 46436 2 (mono). Incluido en The Beatles on compact disc (4 CDs, Parlophone BEACD 25)
  9. 19 de noviembre de 1987. Parlophone TCPMC 1206 (mono). Cassette
  10. 31 de octubre de 1988. Parlophone PMC 1206 (mono). Incluido en The Beatles (A boxed set collection) (16 LPs, Parlophone BBX 1)
  11. 31 de octubre de 1988. Parlophone TCPMC 1206 (mono). Incluido en The Beatles (A boxed set collection) (16 cassettes, Parlophone TC-BBX 1)
  12. 31 de octubre de 1988. Parlophone CDP 7 46436 2 (mono). Incluido en The Beatles (A boxed set collection) (16 CDs, Parlophone CDS 7 91302 2)
  13. 31 de octubre de 1988. Parlophone CDP 7 46436 2 (mono). Incluido en The Beatles complete compact disc collection (16 CDs, Parlophone BEA CDBOX1)
  14. 9 de septiembre de 2009. Apple/Parlophone 0946 3 82420 2 4 (estéreo). CD
  15. 9 de septiembre de 2009. Apple/Parlophone 0946 3 82420 2 4 (estéreo). Incluido en The Beatles (16 CDs, Apple 5099969944901)
  16. 9 de septiembre de 2009. Parlophone 5099969945328 (mono). Incluido en The Beatles in mono (13 CDs, Apple 5099969945120)
  17. 7 de diciembre de 2009. Apple, sin referencia (estéreo). Álbum digital. Incluido en The Beatles stereo USB (memoria USB, Apple 5099969944963)
  18. 16 de noviembre de 2010. Apple, sin referencia (estéreo). Álbum digital
  19. 16 de noviembre de 2010. Apple, sin referencia (estéreo). Álbum digital. Incluido en The Beatles box set (álbum digital, Apple, sin referencia)
  20. 12 de noviembre de 2012. Apple/Parlophone 094638242017 (estéreo)
  21. 12 de noviembre de 2012. Apple/Parlophone 094638242017 (estéreo). Incluido en The Beatles (16 LPs, Apple/Parlophone 5099963380910)
  22. 8 de septiembre de 2014. Parlophone PMC 1206/5099963379914 (mono)
  23. 8 de septiembre de 2014. Parlophone PMC 1206/5099963379914 (mono). Incluido en The Beatles in mono (14 LPs, Apple 5099963379716)
  24. 2 de agosto de 2017. Parlophone PCS 3045/0094638242017 (estéreo)
LP estéreo y reedición 4

Grabación

A pesar de las similitudes entre los dos discos de larga duración, la grabación de este segundo álbum fue muy diferente a la de Please please me, cuyo cuerpo principal se había registrado en una única jornada. Esta vez, el trabajo comenzó el 18 de julio y terminó el 23 de octubre de 1963. A lo largo de este intervalo de tiempo The Beatles aparecieron en siete ocasiones por el estudio. Las cuatro primeras jornadas de trabajo dejaron cerrado el catálogo de canciones que habían de ser incluidas en el LP y en las tres siguientes visitas a Abbey Road la faena se concentró en perfeccionar en lo necesario las canciones ya grabadas. De entre estas últimas sesiones, la del 17 de octubre no aportó nada al resultado final del álbum ya que la nueva grabación de You really got a hold on me que se acometió aquel día fue rápidamente descartada. Pero no fue una sesión perdida: el resto del tiempo fue empleado en registrar las dos canciones que conformarían el siguiente single de la banda, I want to hold your hand.

Singles por un lado, LPs por otro

El motivo por el que The Beatles grabaron I want to hold your hand y This boy estando inmersos en la producción de su segundo álbum fue el mismo que les había llevado a registrar From me to you y Thank you girl tan solo días después de dejar plasmadas en cinta las canciones que compondrían el álbum Please please me: querían evitar la expoliación del disco de larga duración en forma de sencillos. La mejor manera de conseguirlo era darle a EMI nuevo material, independiente del ya grabado para el álbum. Lo que hoy por hoy sería impensable sucedía en 1963: aparecía en el mercado un LP del que no se extraerían singles, ni antes ni después de su publicación, acompañado de un sencillo absolutamente independiente de aquel. The Beatles repitieron la fórmula siempre que estuvo en sus manos. Por cierto: a pesar de que las canciones del single She loves you no estaban incluidas en el álbum, el sencillo volvió al número 1 gracias a la promoción indirecta que supuso la publicación de With The Beatles. Tras dos semanas de reinado adicional, She loves you fue desbancado definitivamente de la cima de las listas por I want to hold your hand.

A la grabación de With The Beatles se le acabaron dedicando 34 horas y media de trabajo en el estudio, una cifra muy superior a las menos de 10 que se necesitaron para completar Please please me en un solo día. La distribución del trabajo a lo largo de varias jornadas dio la oportunidad de repensar los arreglos de algunas canciones e incluso de componer nuevo material no disponible al comienzo de las sesiones. Esta forma de trabajo suponía ciertamente un cambio, aunque aún estaban muy lejos los días en los que la grabación de un LP consumiría cientos de horas de trabajo y meses de dedicación casi exclusiva. En 1963 el estudio era tan solo un lugar de grabación donde no había lugar, como ocurriría más tarde, para improvisar, experimentar ni, prácticamente, ensayar.

Entre la publicación de Please please me y la aparición de With The Beatles transcurrieron ocho meses exactos. Hoy puede parecer un lapso de tiempo brevísimo pero no lo era a principios de los años ’60. En circunstancias normales, y habida cuenta del éxito de la banda, no habría sido extraño que se acelerara aún más la publicación de un segundo LP. El motivo principal de la demora en la grabación y lanzamiento de With The Beatles fue la buena marcha en ventas del primer álbum del grupo, Please please me. Cualquiera en la industria discográfica sabe que cuando se publica un nuevo disco de un artista su obra anterior reduce drásticamente sus ventas, así que EMI no tenía prisa. A pesar de todo, cuando por fin apareció With The Beatles en el mercado, el álbum Please please me seguía siendo el LP más demandado en el Reino Unido. Pero llegaban las navidades, la época de mayores ventas de discos, y no se podía esperar más.

En 1963 el ritmo de trabajo de los cuatro músicos fue frenético y así, el primer día que The Beatles entraron en el estudio para grabar nuevas canciones para el álbum, el 18 de julio, no llevaban preparada ninguna composición propia y comenzaron registrando cuatro versiones de piezas ajenas. Para la segunda sesión, celebrada 12 días después, solo estaban disponibles It won’t be long y All my loving, de manera que durante el resto de la jornada The Beatles grabaron las otras dos composiciones no originales que aparecieron finalmente en el disco. Ante la falta de tiempo para escribir canciones, los Fab Four recurrieron a un antiguo número descartado en la sesión de grabación de Please please me: Hold me tight. A finales de 1964 The Beatles revivirían la situación, grabando a toda prisa Beatles for sale. Otro tanto sucedería durante el otoño de 1965: Rubber soul, de hecho, fue redondeado una vez más con una canción descartada meses atrás.

«Varias de las canciones apenas estaban terminadas antes de que fuéramos al estudio. En algunos casos solo teníamos la idea general para una pieza. Por ejemplo, podía faltarnos el puente. Nuestro manager de grabación [George Martin] salía para tomarse un trago o lo que fuera y mientras tanto la terminábamos. Para cuando volvía habíamos añadido la letra y un trocito más de melodía, y así» (George Harrison, 1963).

El éxito es para el que se lo trabaja

No todo en la vida de The Beatles eran éxitos. El ritmo de trabajo al que les sometía Brian Epstein empezaba a hacerles sentir el peso de la fama. Además de haber contratado varias giras, el manager había firmado un acuerdo con la radio pública, la BBC, para que The Beatles aparecieran en diferentes programas radiofónicos interpretando cortes grabados especialmente para la emisora, en algunos casos recreaciones de sus éxitos y en otras ocasiones temas inéditos, en general versiones de canciones ajenas. Desde su primera aparición en las ondas el 8 de marzo de 1962 y hasta el final de la grabación de With The Beatles, el grupo había actuado en ¡40! programas radiofónicos, de los cuales todos excepto el primero se grabaron después de la firma del contrato con EMI. The Beatles interpretaron un total de 68 canciones diferentes en sus apariciones radiofónicas, muchas de ellas en varias ocasiones… y aún restaban 13 programas y varias canciones más por grabar. Casi todos los temas inéditos registrados en estas sesiones, junto con algunos remakes de piezas publicadas en disco por The Beatles, fueron incluidos décadas después en los álbumes Live at the BBC (Apple PCSP 726/TCPCSP 726/CDPCSP 726, 30 de noviembre de 1994), On air – Live at the BBC volume 2 (Apple 0602537505067/3749169/sin referencia, 11 de noviembre de 2013) y The Beatles bootleg recordings 1963 (Apple, sin referencia, 17 de diciembre de 2013). El EP Baby it’s you (Apple R 6406/TCR 6406/CDR 6406, 20 de marzo de 1995) y el álbum Anthology 1 (Apple PCSP 727/TCPCSP 727/CDPCSP 727, 2 de noviembre de 1995) también contienen cortes grabados para la BBC. Además, el doble CD no autorizado por The Beatles I saw her standing there… (Rock Melon RMMCD101, 15 de abril de 2013) recoge grabaciones de las seis primeras canciones interpretadas por el grupo para la radio pública.

Cinta abierta mono

Formas musicales y novedades estilísticas

Musicalmente, With The Beatles es un auténtico hermano gemelo de Please please me. Tony Barrow, el agente de prensa del grupo, no tuvo ningún reparo en reconocerlo expresamente en la contraportada del disco:

«The Beatles han repetido la exitosa fórmula que convirtió a su primer LP, Please please me, en el álbum que más rápidamente ha vendido a lo largo de 1963. De nuevo han hecho ocho de sus propias composiciones originales junto a una batería de piezas “personalmente elegidas”, seleccionadas de los repertorios grabados por los artistas americanos de R&B más admirados por ellos.»

Efectivamente: With The Beatles repetía el concepto y el esquema del primer LP. Había incluso un cierto paralelismo entre las versiones que contenían uno y otro disco: Till there was you ocupaba el puesto reservado a las baladas que originalmente correspondió a A taste of honey; Money (That’s what I want), el de número contundente de cierre previamente reservado a Twist and shout; Please Mister postman y Devil in her heart son, como Chains y Baby it’s you, piezas del repertorio de grupos femeninos estadounidenses; Roll over Beethoven es un número rockero, como Boys; y You really got a hold on me, un corte de R&B, al igual que Anna (Go to him). La influencia de la música negra estadounidense, y en particular de la publicada por el sello Motown, seguía siendo indiscutible.

«Las versiones que grabamos para With The Beatles fueron escogidas por aquel a quien le gustaban. Resulta interesante: cuando me uní a The Beatles no nos conocíamos los unos a los otros (los otros tres sí que se conocían, por supuesto), pero si le echabas un vistazo a cada una de nuestras colecciones discográficas, los cuatro teníamos prácticamente los mismos discos. Todos teníamos a The Miracles, todos teníamos a Barrett Strong y ese tipo de gente. Supongo que eso ayudó a unirnos como músicos y como grupo» (Ringo Starr, 2000).

«Todos estábamos interesados en la música americana mucho más que en la británica» (Paul McCartney, 2000).

Por suerte The Beatles también eran autores, y en las composiciones originales de Lennon y McCartney (e incluso en la primera pieza firmada por Harrison, Don’t bother me) sí que se apreciaba una incipiente evolución musical. No se escuchaba todavía el característico “sonido beatle”, que cuajaría definitivamente en A hard day’s night, ni hacía su aparición la relativa intimización de las letras que comenzaría a apreciarse en Beatles for sale. El álbum tampoco destacaba en el apartado de la innovación musical, que se manifestaría de forma acusada a partir de Help! Y con todo, las piezas estaban más elaboradas, se empezó a abrir la posibilidad de incluir instrumentos nuevos y, además, algunas de las composiciones, como All my loving, mostraban una madurez musical mayor.

Aunque todavía de forma tímida y muy contenida, el grupo comenzó a experimentar en estas sesiones con las posibilidades que brindaba el estudio. The Beatles demostraron particular interés por el “double tracking”, una técnica de grabación mediante la cual el cantante principal se acompañaba a sí mismo, registrando una segunda interpretación vocal en una pista adicional. Hicieron también su aparición instrumentos inéditos o poco explorados hasta la fecha: pandereta, caja china, doumbek, bongós y maracas en la percusión; piano, piano eléctrico y órgano Hammond en los teclados; una guitarra española como instrumento solista… Los límites los marcaban la inexperiencia de los músicos y las propias carencias técnicas de las instalaciones de Abbey Road: hasta el 17 de octubre de 1963, casi concluido el trabajo de grabación de este LP, EMI no puso a disposición de sus artistas la posibilidad de trabajar con cuatro pistas.

En Please please me el truco de grabar dos veces la voz del cantante principal había sido utilizado en una sola pieza, A taste of honey, pero en With The Beatles fue incorporado en multitud de cortes. Resultaba sintomático que un grupo que se había curtido en el directo durante seis largos años empezara tan pronto a bucear en las posibilidades que ofrecía el estudio. Solo tres años después, The Beatles renunciarían completamente a los conciertos para centrarse únicamente en la manufactura de discos.

En 1970 John reconoció que el recurso de la doble grabación de la voz fue utilizado hasta la náusea en esta época, pero en 1963 era él quien insistía en usarlo una y otra vez, probablemente porque servía para alterar el sonido original de su voz.

«Cuando lo descubrí, doblaba todo. No permití [a George Martin] que hubiera nada grabado una sola vez desde entonces. Me decía “por favor, solo esta”, y yo le decía “no”» (John Lennon).

Curiosamente, Lennon continuaba presumiendo de seguir reproduciendo en disco el sonido que la banda ofrecía en directo (aunque pronto las cosas cambiarían de arriba abajo):

«Siempre las grabamos exactamente igual que las podríamos tocar. Incluso aunque les añadamos cosas, lo básico de los discos es lo que hacemos en vivo. Tocamos y cantamos a la vez en el disco, así que si no lo podemos hacer ahí, no lo hacemos» (John Lennon, 1964).

Como decíamos, The Beatles seguían fieles a la música estadounidense, que había sido su original fuente de inspiración. Sus inclinaciones seguían arrastrándoles hacia los artistas negros y el R&B, un estilo representado en este disco por tres canciones publicadas originalmente por la discográfica Motown o por un sello precursor de la misma: Please Mister postman, You really got a hold on me y Money (That’s what I want), las tres cantadas por Lennon. También los grupos femeninos seguían siendo, como en el primer LP, una referencia obligada: Please Mister postman era un número de The Marvelettes y Devil in her heart (titulada, en su versión original, Devil in his heart) era un tema de las casi desconocidas The Donays. Pero un género hasta entonces inédito en la discografía de los de Liverpool, el R’n’R de los ’50, hizo su aparición en este álbum en la forma del Roll over Beethoven de Chuck Berry, para muchos el mejor músico de rock ’n’ roll de todos los tiempos.

Las influencias norteamericanas también se colaron en las composiciones propias (algunos ejemplos son el solo de guitarra C&W de George en All my loving y el estilo de R&B que preside los temas Little child y I wanna be your man), pero John y Paul dejaron poco a poco de intentar imitar a los artistas a los que admiraban para empezar a desarrollar su propio estilo.

El álbum With The Beatles supuso entre otras cosas el debut de George Harrison como compositor. Hasta aquel momento solo dos temas del repertorio de la banda habían contado con su firma, y uno de ellos, In spite of all the danger (McCartney/Harrison), tardaría décadas en ser publicado. El otro era el corte instrumental Cry for a shadow (Harrison/Lennon), registrado en Hamburgo durante las sesiones de grabación con Tony Sheridan y disponible hoy día, junto a In spite of all the danger, en un álbum oficial de la banda, el triple LP Anthology 1 (Apple PCSP 727/TCPCSP 727/CDPCSP 727, 2 de noviembre de 1995). Don’t bother me, la primera canción propiamente dicha escrita por George, parecía en principio poco más que un pequeño experimento: la firma de Harrison no volvió a aparecer en ninguna composición hasta la aparición del quinto LP del grupo, Help! El joven George tenía tan solo veinte años en 1963 y pesaba sobre él la sombra de dos compositores tan extraordinarios como John y Paul. Sin embargo, su protagonismo iría in crescendo a partir de 1965. Don’t bother me supuso una temprana llamada de atención.

Quien también aumentaba disco tras disco su participación en las grabaciones era el productor, George Martin. Además de ejercer ejemplarmente su oficio, aportaba su formación musical en cada oportunidad que se le presentaba. Si en el anterior LP había tocado los teclados en dos canciones, en este álbum lo hizo en cuatro: You really got a hold on me (piano eléctrico), I wanna be your man (órgano Hammond) y Not a second time y Money (That’s what I want) (piano en ambas). Consiguió además contagiar el gusto por estos nuevos arreglos a sus discípulos y así, en Little child Paul McCartney asumió por primera vez en una grabación del grupo el papel de pianista. El órgano Hammond que se atribuyó a John Lennon en las notas de la contraportada fue en realidad interpretado por el productor, aunque con el tiempo John también se sentaría ante las teclas en varias ocasiones.

Comienza la competición

George Martin había estado a punto de reservar para Paul el papel de cantante principal y líder de facto de la banda, pero John no tardó en hacerse con el papel protagonista, en parte gracias a su mayor productividad compositora de aquellos días. Ya en With The Beatles los dos primeros números del disco eran composiciones suyas. En A hard day’s night, el tercer álbum de The Beatles, el desequilibrio entre las canciones escritas por John y las firmadas por Paul llegaría a ser más que notorio. John ejercía de alguna manera el papel de líder interno de la banda e imponía su carismática personalidad; algo que había sucedido desde el principio, cuando el grupo se llamó transitoriamente Johnny & the Moondogs o, más tarde, según dicen muchos aunque Lennon lo niega, Long John & the Silver Beetles. Lennon empezó a copar progresivamente más y mejores puestos en los álbumes y se adjudicó la mayoría de las caras A de los sencillos, manteniendo su papel estelar durante toda la primera etapa de la banda. Poco a poco, Paul fue recuperando posiciones hasta que en 1966, con Revolver, se hizo con la primacía gracias a sus extraordinarias composiciones, a su olfato musical y a la desidia compositora de un John inmerso en el consumo de sustancias estupefacientes. En todo caso, ninguno de los dos dejó nunca de escribir grandes temas. El público, por otra parte, no era muy consciente de la competición interna porque todas las canciones seguían apareciendo con la firma Lennon/McCartney.

Reedición 2

Título

Varios álbumes de The Beatles heredaron su nombre de alguna de las canciones que contenían, pero otros cuantos recibieron un título genérico. Este fue el caso de With The Beatles (“Con The Beatles”), transformado en Meet The Beatles! (“¡Conoce a The Beatles!”) en el mercado estadounidense.

Reedición 3

Arte gráfico

La portada de With The Beatles pretendía presentar una nueva imagen del grupo. Una imagen casi intelectual, muy alejada de la simpática espontaneidad que destilaban los músicos en la cubierta del primer LP. En esta ocasión la ilustración era una fotografía en blanco y negro que reproducía los bustos de los cuatro jóvenes y que jugaba con las sombras. The Beatles aparecían con negros jerséis de cuello alto, imitando el estilo en el vestir de sus viejos amigos de Hamburgo Jürgen Vollmer, Klaus Voormann y Astrid Kirchherr. El retrato fue tomado por el fotógrafo y diseñador artístico Robert Freeman, que no hizo sino seguir las indicaciones precisas que le dieron los miembros de la banda una vez que él hubo planteado su propuesta, la de retratar al grupo en blanco y negro. Aunque los mandamases de EMI se opusieron en un principio, y aunque tampoco les gustaba la idea de que The Beatles no aparecieran sonriendo, Brian Epstein y George Martin lo consideraron una buena idea y apoyaron la propuesta de Freeman. De hecho, había sido idea de Epstein contratar al fotógrafo, impresionado como estaba con sus recientes retratos de John Coltrane realizados, precisamente en blanco y negro, en el London Jazz Festival de 1961. Freeman cobró 75 libras por su trabajo, el triple de la tarifa habitual de EMI.

«Fue en un hotel, teníamos una hora para que nos sacara la fotografía. Sacó cuatro sillas y nos colocó en un pasillo del hotel; se parecía muy poco a un estudio. El pasillo era bastante oscuro y había una ventana al fondo y, usando esta potente fuente de luz natural que llegaba desde la derecha, tomó esa foto. Consiguió ese retrato tan melancólico, que la gente cree que debió preparar durante tiempo y tiempo con gran detalle técnico. Pero fue en una hora. Se sentó, tomó un par de rollos y eso fue todo. Me encantaba su trabajo fotográfico. Creo que tomó algunas de las mejores fotos de The Beatles con esa técnica» (Paul McCartney, 1997).

La fotografía se tomó en el comedor del Palace Court Hotel de Bournemouth (y no en el pasillo, como creía recordar McCartney) el 22 de agosto de 1963. The Beatles estaban actuando en el Gaumont Cinema de la ciudad, donde ofrecieron conciertos entre los días 19 y 24 de aquel mes.

«Tenían que encajar en el formato cuadrado de la cubierta, así que en vez de ponerlos a todos en fila puse a Ringo en la esquina inferior derecha, porque era el último que se había unido al grupo. También era el más bajo» (Robert Freeman, 1990).

«Las fotografías de sus primeros álbumes eran completamente diferentes a cualquier cosa que hubiera aparecido anteriormente en las portadas de los álbumes» (Bill Harry).

La propuesta original de la portada eliminaba por completo el título y el nombre de The Beatles. EMI no transigió en esto: se impuso la idea de que la banda no era tan popular como para presentar un disco sin siquiera mencionar a sus intérpretes. Muy pronto, el 16 de abril de 1964, The Rolling Stones lanzarían al mercado su primer y homónimo álbum y fueron los primeros en atreverse a hacerlo. El primer álbum de The Beatles en el que se prescindió del nombre del grupo en la portada fue Rubber soul (1965) y el único en el que la cubierta consistió exclusivamente en una fotografía de la banda fue Abbey Road (1969).

Tú eres el profesional, pero nuestra amiga alemana…

La técnica utilizada para el retrato de la portada de With The Beatles, el claroscuro, no era nueva ni esta era la primera fotografía del grupo en la que era utilizada. Remontémonos a 1960: Astrid Kirchherr era novia de Klaus Voormann cuando ambos conocieron a The Beatles durante el primer viaje del grupo a Hamburgo. Por aquel entonces Stuart Sutcliffe, amigo de John Lennon y compañero suyo de estudios en el Liverpool Art College, era el bajista de The Beatles. Durante la segunda estancia de la banda en la ciudad alemana, en 1961, Stu abandonó definitivamente la formación musical para estudiar en la Escuela de Arte de Hamburgo. Allí se quedó a vivir con Astrid, su novia desde la primera visita del grupo a la ciudad, hasta que murió el 10 de abril de 1962 de una hemorragia cerebral. No llegó a cumplir los 22 años de edad.

Astrid, que se preciaba de ser una estupenda fotógrafa, fue la primera que retrató a los miembros del grupo con la técnica usada en la portada de este disco. Ensayó primero con Sutcliffe, en el estudio de pintura que el inglés instaló en la casa de su novia, y acabó inmortalizando a Lennon y a Harrison en el mismo lugar y con la misma técnica. Lo hizo tras enterrar a Stu y a petición de un conmovido John. Paul siempre lamentó no haber acudido aquel día a consolar a Astrid. El retrato de Lennon apareció en la contraportada del doble LP Imagine: John Lennon (Parlophone PCSP 722, 10 de octubre de 1988).

La fuente de inspiración de Kirchherr había sido el arte del fotógrafo estadounidense Richard Avedon, un profesional que de hecho acabó retratando a The Beatles en 1967, aunque Astrid había aprendido la técnica gracias a su patrón, Reinhart Wolf. Fueron los miembros del grupo los que pidieron a Robert Freeman que les fotografiara imitando esa técnica.

Una relación de largo recorrido… con final no tan feliz

Freeman siguió colaborando con The Beatles durante años. Suyas son también las portadas de los LPs A hard day’s night, Beatles for sale, Help! y Rubber soul, y de varios EPs de la banda. Diseñó además las cubiertas de los dos libros de John Lennon, In his own write y A Spaniard in the works, compuso las secuencias de los créditos finales de los filmes A hard day’s night y Help! y aportó material gráfico para la promoción de ambas películas y, por último, preparó una excelente propuesta para la portada de Revolver que acabó siendo desechada. Publicó también dos libros con fotografías del grupo: Yesterday (Weidenfeld & Nicolson, Londres, 1982) y The Beatles – A private view (Octopus, Londres, 1990). En este último, Freeman utilizó precisamente la fotografía de la portada de With The Beatles como presentación de cubierta. El libro contiene un estupendo catálogo de fotografías de los de Liverpool tomadas entre 1963 y 1966. Paul McCartney describió en 1983 el trabajo de Freeman como “artístico sin ser pretencioso”, y añadió:

«Tengo la impresión de que las fotos de Robert Freeman estaban entre las mejores jamás tomadas a The Beatles.»

El polémico autor Philip Norman afirmó en una biografía de Lennon aparecida en 2008 (John Lennon: The life, Ecco, Nueva York) que el beatle y la esposa de Robert Freeman, la modelo alemana Sonny Drane, mantuvieron una relación secreta durante un año y que su develamiento fue la causa de que el fotógrafo rompiera relaciones profesionales con la banda. Según Norman, Drane se consideraba a sí misma —sin pruebas— la inspiración de la canción Norwegian wood (This bird has flown). Freeman nunca hizo ningún comentario público sobre el tema. Murió en Londres el 6 de noviembre de 2019 a causa de una neumonía.

Como venía siendo habitual, Tony Barrow fue el encargado de escribir las notas impresas en la contraportada que diseccionaban el contenido del disco. Esta vez su trabajo fue más preciso. Se dedicó a analizar una por una las canciones que componían el LP y continuó brindando incesantes elogios al grupo que pagaba su sueldo, al que denominó “the fabulous foursome”, un preludio de la expresión “Fab Four” que adoptó la prensa para referirse a ellos. Barrow hacía referencia en su texto al Cavern Club de Liverpool, lo que demuestra hasta qué punto era conocida la vida y carrera de The Beatles tan solo un año después de su debut discográfico.

Reedición 6

Ventas y éxito en listas

  • Reino Unido:
    • Primera entrada:
      • Debut: 30 de noviembre de 1963
      • Puesto más alto: 1 (7 de diciembre de 1963, veintiuna semanas)
      • Semanas en listas: 49
    • Segunda entrada:
      • Debut: 21 de noviembre de 1964
      • Puesto más alto: 19 (21 de noviembre de 1964, una semana; número 1: A hard day’s night, The Beatles)
      • Semanas en listas: 1
    • Tercera entrada:
      • Debut: 7 de marzo de 1987
      • Puesto más alto: 40 (7 de marzo de 1987, una semana; número 1: The Phantom of the Opera, The Original London Cast)
      • Semanas en listas: 2
    • Cuarta entrada:
      • Debut: 15 de marzo de 1997
      • Puesto más alto: 72 (22 de marzo de 1997, una semana; número 1: Spice, Spice Girls)
      • Semanas en listas: 3
    • Quinta entrada:
      • Debut: 19 de septiembre de 2009
      • Puesto más alto: 51 (19 de septiembre de 2009, una semana; número 1: We’ll meet again – The very best of Vera Lynn, Vera Lynn)
      • Semanas en listas: 2
  • Estados Unidos:
    • Entrada única:
      • Debut: 4 de diciembre de 2010
      • Puesto más alto: 179 (4 de diciembre de 2010, una semana; número 1: The gift, Susan Boyle)
      • Semanas en listas: 1

El primer álbum del grupo, Please please me, recibió público reconocimiento el 18 de noviembre de 1963 tras haber alcanzado la cifra de 250.000 ejemplares vendidos. Ese mismo día se conoció el número de pedidos anticipados de su segundo LP: nada menos que 270.000, lo que convertía a With The Beatles en disco de plata cuatro días antes de su publicación oficial. El álbum, obviamente, tardó poco en llegar al número 1 de las listas. The Beatles habían conseguido batir un récord del Rey: hasta la publicación de With The Beatles, el LP con más pedidos anticipados en las Islas había sido Blue Hawaii, de Elvis Presley —200.000 en 1961—, un disco que en el Reino Unido se mantuvo en el número 1 durante 18 semanas. Tan solo siete días después de su publicación, With The Beatles había vendido medio millón de ejemplares, lo que constituía un nuevo récord. El álbum se mantuvo en las listas británicas durante 50 semanas, todas menos la última consecutivas.

A mediados de enero de 1964 las ventas del disco sumaban 885.000 ejemplares, a finales de aquel año eran ya 930.000 y, por fin, en septiembre de 1965, With The Beatles se convirtió en el segundo álbum que despachaba su copia número un millón en el Reino Unido. El único LP que lo había logrado con anterioridad era el de la banda sonora de la película estadounidense South Pacific, publicado en 1958, que cruzó la barrera del millón en noviembre de 1963.

No hay que tomar estas cifras a la ligera: siguiendo los patrones de la industria discográfica, el álbum contaba con un buen número de motivos para resultar un fracaso comercial. En primer lugar, por supuesto, su formato de LP era ya un hándicap: los discos que auténticamente vendían eran los singles. El segundo escollo, que le ponía aún más difícil el éxito, era que el LP se publicaba sin single previo que incitara al comprador medio a adquirirlo: ninguna de las catorce canciones del álbum apareció nunca en formato de disco sencillo.

Una semana después de su entrada en la lista de álbumes de Record Retailer, en la que debutó en el número 2 el 30 de noviembre de 1963, With The Beatles alcanzaba el número 1 desplazando a Please please me, que se retiró al segundo puesto. With The Beatles aguantó 21 semanas en la cumbre. Así, The Beatles fueron el grupo que más LPs vendía en el Reino Unido durante 51 semanas consecutivas, desde el 11 de mayo de 1963 hasta el 24 de abril de 1964, un logro jamás igualado por nadie hasta el día de hoy. El 1 de mayo de 1964, el homónimo primer álbum de The Rolling Stones sustituyó en el número 1 a With The Beatles. El disco de la banda rival se mantuvo en el primer puesto durante 12 semanas, hasta que A hard day’s night, de nuevo de The Beatles, lo desplazó de la cumbre el 24 de julio. With The Beatles también alcanzó el número 1 en la República Federal de Alemania. Stay with The Hollies, el álbum de debut del soberbio grupo de Manchester, se atascó en el número 2 británico por detrás de With The Beatles.

El segundo álbum de los Fab Four debutó en el número 1 en las listas de álbumes de Melody Maker y New Musical Express el 30 de noviembre de 1963, desplazando en ambos casos a Please please me. Permaneció en la cumbre de las dos listas durante 22 y 21 semanas respectivamente, cediendo en ambos casos su puesto ante The Rolling Stones.

Tras aparecer en compact disc el 26 de febrero de 1987, With The Beatles entró de nuevo en las listas de ventas británicas, alcanzando el puesto 40 el 7 de marzo siguiente. En los créditos, el título de la canción Money (That’s what I want) quedó reducido a Money como ya había sucedido en la edición en vinilo y en otras posteriores, un fallo que solo se corrigió en la versión definitiva en CD, de 2009. Algo similar ocurriría en 1964 con Kansas City/Hey-Hey-Hey-Hey!, con el agravante de que en este caso estaban involucrados derechos de autor.

El 15 de marzo de 1997 With The Beatles reentró durante tres semanas en la lista de álbumes más vendidos del Reino Unido, alcanzando el puesto 72. Finalmente, y coincidiendo con la aparición de la remasterización definitiva del disco, el álbum volvió durante dos semanas a las listas: el 19 de septiembre de 2009 alcanzó el puesto 51 y una semana después ocupó el 64. El álbum consiguió un disco de oro de parte de la industria británica el 22 de julio de 2013, distinción que reconocía las más de 100.000 copias vendidas desde su reedición de 2009.

Invadiéndolo todo

Aunque Melody Maker publicaba una lista de LPs desde el 8 de noviembre de 1958 y habían ido floreciendo otras, las listas de álbumes eran todavía novedad en el Reino Unido. Así, With The Beatles se coló en la lista de ventas publicada por New Musical Express invadiendo unos puestos habitualmente reservados a singles. Ocupó la primera semana el puesto 15 y siete días más tarde, el 7 de diciembre, ascendió hasta el 11 —el más alto alcanzado por un álbum antes o después de aquel suceso—. En realidad, varias de las listas de sencillos que se publicaban en el Reino Unido en aquellos días no eran tales: incluían todos los formatos existentes aunque, debido a que los EPs y los LPs vendían muchas menos copias, raramente conseguían acceder a ellas. Las de discos de duración extendida y de álbumes eran listas especializadas que diferenciaban formatos que en aquel entonces eran minoritarios.

With The Beatles también se colocó en el puesto número 11 de las listas de singles de Disc y Pick of the pops y alcanzó el puesto 22 en la de Pop Weekly.

El fin de una era, el principio de otra

Cuando salieron a la venta los periódicos el 23 de noviembre de 1963, la noticia de portada no era que With The Beatles había aparecido en el mercado el día anterior sino el asesinato en Dallas del presidente de los Estados Unidos de América, John F. Kennedy. El líder demócrata era una figura icónica cuya llegada a la presidencia había generado una ilusión colectiva inédita hasta entonces, por lo que su muerte supuso un mazazo social de proporciones similares. Hay quien dice que el éxito de The Beatles en los Estados Unidos tuvo bastante que ver con la necesidad social de encontrar una válvula de escape simbólica que aliviara la carga de la desmoralización colectiva de todo un país.

Con With The Beatles y, sobre todo, con el single I want to hold your hand, como se comentará en su momento, la filial de EMI en los Estados Unidos, Capitol, dejó de encontrar argumentos para negarse a publicar lo que era un evidente filón. Por fin, el 20 de enero de 1964, habiendo lanzado un mes antes el single I want to hold your hand, Capitol editaba un LP del grupo titulado Meet The Beatles! (Capitol T 2047/ST 2047), con la misma fotografía que With The Beatles en su portada —aunque torpemente retocada— y con una nota en la que se leía: “The first album by England’s phenomenal pop combo” (“el primer álbum del fenomenal conjunto pop inglés”). No era verdad que este fuera el primer LP del grupo que aparecía en los Estados Unidos: Vee-Jay Records había publicado diez días antes el álbum Introducing… The Beatles (Vee-Jay VJLP 1062/SR 1062), un disco que recogía doce de las catorce canciones del LP británico Please please me.

El vecino del norte nos trata mejor

La rama canadiense de Capitol, aunque también dubitativa, ya había publicado algunos discos de The Beatles en su propio territorio, empezando por el primer single del grupo, Love me do. Más rápida que su matriz estadounidense, supo ver lo que se venía a finales de 1963 y adquirió sin demora los derechos de este álbum, publicándolo casi a la vez que en el Reino Unido (Capitol T 6051, 2 de diciembre de 1963, solo en versión monoaural). Al contrario de lo que sucedió en los Estados Unidos, el LP apareció en Canadá con el repertorio inalterado. El título, sin embargo, sufrió un pequeño cambio: el álbum canadiense se llamaba Beatlemania! With The Beatles.

Los dos siguientes álbumes de The Beatles publicados en Canadá, Twist and shout y The Beatles’ Long tall Sally, fueron ediciones exclusivas concebidas para ese mercado, pero a partir de la aparición de la banda sonora de A hard day’s night los álbumes canadienses fueron iguales que los estadounidenses. En 1968 se decidió unificar discografías y los tres LPs canadienses de The Beatles, aunque no fueron descatalogados, fueron sustituidos de facto por Meet The Beatles!, The Beatles’ second album y The early Beatles. Ese mismo año, curiosamente, había aparecido en el mercado la versión estereofónica de Beatlemania! With The Beatles (Capitol ST 6051). Los otros dos álbumes canadienses no fueron publicados en estéreo hasta la década siguiente.

Recorta y ganarás

Con la publicación de Meet The Beatles! comenzó una práctica que habría de prolongarse hasta 1966: los LPs estadounidenses de The Beatles fueron siempre más cortos y contaron con una relación de canciones diferente a la de los británicos, lo que ocurrió incluso en las ocasiones en las que el disco mantuvo el título original. En este primer LP estadounidense la lista de canciones fue: I want to hold your hand, I saw her standing there, This boy, It won’t be long, All I’ve got to do, All my loving, Don’t bother me, Little child, Till there was you, Hold me tight, I wanna be your man y Not a second time. Tan sólo duraba 27’18” y daba evidente primacía a las composiciones propias del grupo, porque Capitol pensaba que las versiones de temas estadounidenses firmadas por un grupo británico no tenían potencial comercial. El resto de las canciones de With The Beatles fueron incluidas en un segundo LP, titulado precisamente The Beatles’ second album (Capitol T 2020/ST 2020, 10 de abril de 1964), en el que además aparecían Thank you girl, You can’t do that, Long tall Sally, I call your name, I’ll get you y She loves you. Esta vez el disco duraba todavía menos e incluía únicamente once canciones.

Dos álbumes estadounidenses compilados a partir del material incluido en With The Beatles consiguieron alcanzar el número 1 en las listas estadounidenses de discos de larga duración. Meet The Beatles!, que daba prioridad absoluta a las composiciones originales del grupo, debutó en la lista de Billboard el 1 de febrero de 1964 y se mantuvo en ella 71 semanas (25 en el Top 30, 62 en el Top 100). Alcanzó el primer puesto el 15 de febrero y lo conservó durante once semanas en total. Su éxito había sido fulminante: el 3 de febrero recibió la mención de disco de oro por haber generado más de un millón de dólares con sus ventas. Se habían distribuido 750.000 ejemplares solo en la primera semana y el 5 de marzo el recuento acreditaba, según la revista Billboard, 3.650.000 copias despachadas. A finales de año había vendido más de cuatro millones de ejemplares y a mediados de los ’80 ya acumulaba 5.600.000, aunque hasta el 26 de diciembre de 1991 no se le concedieron los cinco discos de platino que lo acreditaban. También fue número 1 en la lista de Cashbox.

The Beatles’ second album, por su parte, entró en listas el 25 de abril y permaneció en ellas durante 55 semanas (23 en el Top 30, 53 en el Top 100). El 2 de mayo sustituyó a Meet The Beatles! en el número 1 y conservó el primer puesto durante cinco semanas. (Meet The Beatles! era aquella semana número 2 e Introducing… The Beatles número 4.) Las copias previamente encargadas fueron 250.000 y el total acumulado de ventas superó los 1.600.000 ejemplares a finales de año y llegó casi a los tres millones antes de que el disco fuera descatalogado en los ’80. Tres días después de ser publicado, el 13 de abril de 1964, The Beatles’ second album recibió la mención de disco de oro y con el tiempo fue reconocido como doble platino. Era la primera vez en la historia de las listas estadounidenses de álbumes que un artista se sustituía a sí mismo en el número 1. Exactamente lo mismo que acababa de ocurrir en las listas británicas. El álbum también alcanzó la cumbre en las listas de Cashbox y Record World.

Meet The Beatles! recibió en 2001 el Grammy Hall of Fame, que se concede a grabaciones históricas o de especial significado de más de 25 años de antigüedad.

En los Estados Unidos, With The Beatles solo consiguió aparecer en las listas durante una semana en 2010, gracias al lanzamiento de los álbumes originales de The Beatles en iTunes. Alcanzó el puesto 179 el 4 de diciembre de aquel año.

Eco… eco…

Aunque Capitol se había rendido por fin a The Beatles, los ingenieros y los directivos de Capitol seguían opinando que su música no sonaba del todo “americana”. Por este motivo, buena parte de las canciones que se recibían desde el Reino Unido pasaban por un nuevo proceso de mezcla. Capitol fue particularmente obsesiva con la remezcla de las canciones contenidas en The Beatles’ second album, a las que se les añadió gran cantidad de eco y reverberación para conseguir un sonido más “vivo”.

Esas listas son nuestras

La beatlemanía, que ya había estallado previamente en el Reino Unido dando lugar a escenas increíbles de fans enloquecidas, había alcanzado a los Estados Unidos de América y la reacción del nuevo público fue aún más desmesurada que la de los británicos. The Beatles coparon las listas de singles y vendieron millones de copias de sus plásticos en cuestión de semanas. Discos ya publicados, que hasta entonces habían sido ignorados, escalaron hasta los primeros puestos de manera fulminante y dándose codazos unos a otros. Solo Elvis Presley había generado una reacción similar en 1956, cuando en país entero supo de su existencia gracias a su nuevo contrato con RCA. De los singles, y de la forma en que se preparó el desembarco y el éxito de The Beatles en los Estados Unidos, se da cuenta en la entrada de I want to hold your hand, ya que fue la canción estrella de este sencillo la verdadera punta de lanza del triunfo del grupo en aquel país.

Pero si sorprendente fue el éxito de los singles de The Beatles en los Estados Unidos, el de los LPs no fue menor. Como ya se ha comentado, Introducing… The Beatles alcanzó el segundo puesto en las listas por detrás de Meet The Beatles! Enseguida empezaron a aparecer discos de larga duración en los que, con una u otra excusa, el nombre de The Beatles era descaradamente explotado. Así, por ejemplo, un LP de Vee-Jay Records titulado Jolly what! The Beatles and Frank Ifield on stage (Vee-Jay VJLP 1085, 26 de febrero de 1964), que en lo que se refiere al grupo tan solo incluía las cuatro canciones de los singles Please please me y From me to you —y además en su versión de estudio, a pesar de lo que pudiera dar a entender el engañoso título—, se colocó en el puesto 104 de las listas el 18 de abril de 1964.

Vee-Jay siguió intentando explotar el catálogo de canciones de The Beatles sobre el que tenía control con un doble LP titulado The Beatles vs. The Four Seasons (Vee-Jay VJDX 30, 1 de octubre de 1964). Uno de los dos discos del álbum contenía las mismas canciones que la segunda edición de Introducing… The Beatles mientras que el otro incluía las piezas del LP Golden hits of The 4 Seasons del exitoso grupo estadounidense. El doble LP alcanzó el puesto 142 en la lista de Billboard el 13 de octubre de 1964.

Vee-Jay volvió a lanzar al mercado el álbum Introducing… The Beatles disfrazado bajo el nuevo título de Songs, pictures and stories of the fabulous Beatles (Vee-Jay VJLP 1092, 12 de octubre de 1964). A pesar de que era una burda trampa, la disquera logró colocar el disco en el puesto 63 de las listas el 2 de diciembre de 1964.

MGM Records, por su parte, decidió recoger cuatro de las grabaciones de Hamburgo en las que The Beatles acompañaban a Tony Sheridan como grupo de apoyo (aquellas de las que había adquirido los derechos) en un álbum titulado The Beatles – With Tony Sheridan and guests (MGM SE-4215, 3 de febrero de 1964) que alcanzó el puesto 68 el 18 de abril de 1964. Hasta un LP en el que únicamente se incluían declaraciones de fans y de los miembros del grupo, además de una entrevista telefónica a George Harrison, un álbum titulado The American tour with Ed Rudy (Radio Pulsebeat News Documentary No. 2, 9 de junio de 1964), alcanzó el vigésimo puesto en las listas el 25 de julio de 1964. Algo muy grande se empezaba a mover en los Estados Unidos, una nación que hasta entonces había conseguido exportar al mundo sus pasiones y que a partir de aquel momento se intentó apropiar de The Beatles como si fueran algo suyo.

Reediciones 9 y 11

Repercusión social

El ejemplar de noviembre de 2003 de la revista Rolling Stone publicó una lista que seleccionaba los 500 mejores álbumes de todos los tiempos. With The Beatles, un disco extraño para el público de la revista norteamericana, consiguió colocarse a pesar de todo en el puesto 420. En la misma lista aparece Meet The Beatles!, su versión estadounidense, en un puesto comprensiblemente más alto: el 59. En la versión revisada de la lista que apareció el 31 de mayo de 2012 la versión estadounidense del álbum subió aún más alto, hasta el puesto 53, pero el disco británico desapareció del ranking. En la actualización de la lista publicada el 22 de septiembre de 2020 Meet The Beatles! ocupaba el puesto 197.

Cara A

It won’t be long (Lennon-McCartney) 2’13”

  • Versión única de It won’t be long
    • Variación 1 de 11: primera edición del disco en LP mono y cinta abierta y reedición 5
    • Variación 2 de 11: primera edición del disco en LP estéreo y reediciones 1-4 y 6
    • Variación 5 de 11: reediciones 7-13
    • Variación 8 de 11: reediciones 14-15 y 17-19
    • Variación 9 de 11: reedición 16
    • Variación 10 de 11: reediciones 20-21 y 24
    • Variación 11 de 11: reediciones 22-23

Grabación: 30 de julio de 1963 (EMI Studios)
Productor: George Martin
Ingeniero de sonido: Norman Smith

GEORGE HARRISON: Guitarra solista y coros
JOHN LENNON: Guitarra rítmica y voz principal
PAUL McCARTNEY: Bajo y coros
RINGO STARR: Batería

IT WON’T BE LONG (Lennon/McCartney)
It won’t be long, yeh (yeh), yeh (yeh), yeh (yeh),
it won’t be long, yeh (yeh), yeh (yeh), yeh (yeh),
it won’t be long, yeh (yeh),
till I belong to you
_(aaah).
Ev’ry night, when ev’rybody has fun,
here am I, sitting all on my own.
It won’t be long, yeh (yeh), yeh (yeh), yeh (yeh),
it won’t be long, yeh (yeh), yeh (yeh), yeh (yeh),
it won’t be long, yeh (yeh),
till I belong to you
_(aaah).
Since you left me I’m so alone
_(you left me here on my own).
__Now you’re coming, you’re coming on home
___(yes, you’re coming on home).
____I’ll be good like I know I should.
You’re coming home, you’re coming home
_(oo).
Ev’ry night the tears come down from my eyes.
Ev’ry day I’ve done nothing but cry.
It won’t be long, yeh (yeh), yeh (yeh), yeh (yeh),
it won’t be long, yeh (yeh), yeh (yeh), yeh (yeh),
it won’t be long, yeh (yeh),
till I belong to you
_(aaah).
Since you left me I’m so alone
_(you left me here on my own).
__Now you’re coming, you’re coming on home
___(yes, you’re coming on home).
____I’ll be good like I know I should.
You’re coming home, you’re coming home, so
_(oo)
ev’ry day we’ll be happy, I know.
Now I know that you won’t leave me no more.
It won’t be long, yeh (yeh), yeh (yeh), yeh (yeh),
it won’t be long (yeh), yeh (yeh), yeh (yeh),
_it won’t be long, yeh (yeh),
till I belong to you.
NO PASARÁ MUCHO TIEMPO (Lennon/McCartney)
No pasará mucho tiempo, sí, sí, sí, sí, sí, sí,
no pasará mucho tiempo, sí, sí, sí, sí, sí, sí,
no pasará mucho tiempo, sí, sí,
hasta que yo te pertenezca.
Cada noche, cuando todo el mundo se divierte,
aquí estoy yo, sentado y completamente solo.
No pasará mucho tiempo, sí, sí, sí, sí, sí, sí,
no pasará mucho tiempo, sí, sí, sí, sí, sí, sí,
no pasará mucho tiempo, sí, sí,
hasta que yo te pertenezca.
Desde que me dejaste estoy muy solo.
Me dejaste aquí completamente solo.
Ahora estás viniendo, estás viniendo a casa.
Sí, estás viniendo a casa.
Seré bueno, como sé que debo ser.
Estás viniendo a casa, estás viniendo a casa.
Cada noche caen lágrimas de mis ojos.
Cada día no hago otra cosa que llorar.
No pasará mucho tiempo, sí, sí, sí, sí, sí, sí,
no pasará mucho tiempo, sí, sí, sí, sí, sí, sí,
no pasará mucho tiempo, sí, sí,
hasta que yo te pertenezca.
Desde que me dejaste estoy muy solo.
Me dejaste aquí completamente solo.
Ahora estás viniendo, estás viniendo a casa.
Sí, estás viniendo a casa.
Seré bueno, como sé que debo ser.
Estás viniendo a casa, estás viniendo a casa, así que
cada día seremos felices, lo sé.
Ahora sé que no me dejarás nunca más.
No pasará mucho tiempo, sí, sí, sí, sí, sí, sí,
no pasará mucho tiempo, sí, sí, sí, sí, sí,
no pasará mucho tiempo, sí, sí,
hasta que yo te pertenezca.

La primera pieza de With The Beatles era una potente canción de Lennon, aparentemente sencilla pero de estructura interna francamente compleja. Los de Liverpool imitaban la estrategia aplicada en Please please me con I saw her standing there: abrir el álbum de la forma más contundente posible. En los tres siguientes LPs la intención sería la misma y la forma de sorprender sería siempre diferente.

Reediciones 14-15

Composición

El autor principal de la canción que abre With The Beatles era John Lennon, quien escribió por su cuenta el estribillo sin la colaboración de su compañero. Paul asegura que John buscó más tarde su concurso y que el resto de la canción se compuso de forma colaborativa. Es seguro que McCartney ayudó a terminar la letra y que al menos echó una mano con los arreglos. Los acordes descendentes del puente parecen llevar su firma.

It won’t be long se aparece como un compendio de casi todos los ganchos habituales en las composiciones más exitosas de Lennon y McCartney de la época, incluyendo dos utilizados recientemente en She loves you: el uso obsesivo de la expresión “yeh” (que esta vez sí aparece —y con resultados brillantes— en forma de llamada y respuesta, otro truco frecuente en estos días) y un acorde final sorprendente, en esta ocasión una séptima aumentada precedida de una dramática pausa instrumental. Siendo una canción que se apoya esencialmente en una briosa interpretación vocal, los excelentes riffs de guitarra de Harrison resultan igualmente destacables.

Esta composición ha sido frecuentemente alabada por su estructura interna, por su imaginativa combinación de acordes y por los hábiles cambios de ritmo que contiene. Cada sección de la pieza casa perfectamente con la anterior pero aporta una perspectiva distinta, y su combinación (estribillo, estrofa, estribillo, puente, estrofa, estribillo, puente, estrofa, estribillo) es altamente inusual. Algunos versos de la canción, además, contienen un compás de menos (siete frente a los ocho esperables), un truco compositivo que Lennon desarrollaría muy hábilmente en canciones posteriores y que aparece aquí por primera vez. Para Mark Lewisohn, It won’t be long es una pieza técnicamente superior a She loves you. Aunque ello es cierto desde el punto de vista estructural, el resultado, siendo notable, no empata en comercialidad con el de la canción que presidía el anterior single del grupo. En todo caso, Lennon recordaría años más tarde (aunque quizá confundiéndola con Not a second time) que esta composición en particular sirvió para que el grupo se abriera paso entre públicos distintos al adolescente gracias a la atención que la crítica musical “seria” prestó a la canción.

La letra parece adelantarse en un año a su momento. Como ocurriría en varios de los cortes incluidos en Beatles for sale, el texto muestra a un Lennon que admite la posibilidad de darse por vencido, aunque tenga que ser en el consabido terreno amoroso, y que transparenta su propia fragilidad emocional. Quizá por eso, los versos se agazapan disimuladamente detrás de un ritmo beat tan poderoso, que no deja atisbar en la interpretación lo que la letra expresa de una forma tan nítida. Este estilo literario, en el que se empieza a entrever a un Lennon que teme la soledad aunque necesite ofrecer una imagen diferente de cara a la galería, comenzaría a ser común en las composiciones de John de finales de 1964 y, sobre todo —tras conocer personalmente a Bob Dylan, intimar con él y profundizar en sus letras—, en varios de los cortes del álbum Help!, incluyendo la canción que daría título al disco y a la película. It won’t be long trazaba la pista que habría de seguir Lennon más adelante con piezas como I’m a loser o, más todavía, I don’t want to spoil the party, en la que incluso se reproduciría el ambiente externo en el que “todo el mundo se lo pasa bien” mientras el protagonista de la historia sufre en silencio.

Steve Turner, autor del libro A hard day’s write (Carlton Books, Londres, 1994), pone en relación este tipo de textos de John con su experiencia vital de abandono paterno (su progenitor desapareció de su vida cuando Lennon tenía apenas cinco años) y materno (su madre le dejó viviendo con su tía Mimi mientras reconstruía su vida con otro hombre y después murió cuando Lennon tenía 17 años y había retomado su relación con ella) y la inseguridad que le produjeron ambos hechos. Cita en apoyo de su teoría las palabras de Thelma McGough (Pickles de soltera), una chica con la que John salía poco después de la muerte de su madre:

«Su experiencia vital era el rechazo, y la traición. Cuando le conocí, la primera conversación auténtica que tuvimos giró en torno a todas estas cosas porque mi padre había hecho exactamente lo mismo, motivo por el que pensábamos que teníamos algo en común. Fue eso lo que nos unió. Además, tienes que recordar que a su madre la atropelló un coche y, aunque daba la impresión de controlarlo mucho, se podía ver que estaba herido por dentro. Ambos nos sentíamos muy hundidos y abandonados. Había una gran diferencia entre Paul y John, aunque ambos perdieron a su madre siendo adolescentes. Paul tenía una familia muy unida que incluía una red de primos y tías. Su padre era absolutamente maravilloso. La vida de John era muy solitaria. Vivía con Mimi (la hermana de su madre), que le cuidaba extremadamente bien, pero no había cercanía. No había contacto físico en su relación» (Thelma McGough).

Tanto John como Paul demostraron cierta afición por las aliteraciones. En el caso de Lennon, el recurso literario iba normalmente ligado a un juego idiomático (“please, please me”) mientras que McCartney, hasta el día de hoy, tiende más a dejarse llevar por el poderío fonético de la frase lograda (“she goes downstairs to the kitchen clutching her handkerchief”, en She’s leaving home) o a crear imágenes poéticas sugeridas por la semejanza de sonidos (“this one” y “the swan” en This one, una pieza de su carrera en solitario de 1989). En It won’t be long la paronomasia aparece al poner en relación “be long” y “belong”. Paul no está seguro de quién tuvo la idea y se la atribuye con dudas a John, pero más parece obra suya.

«Yo estudiaba literatura en el colegio, así que me interesaban los juegos de palabras y la onomatopeya. John no cursaba literatura pero era bastante leído, así que estaba interesado en ese tipo de cosas. Como el doble significado de “please” en un verso como “please, lend a little ear to my pleas”, que usamos en Please please me. Reparábamos en el doble sentido. Supongo que todo el mundo lo hacía, ¡no solo nosotros, los “genios”! En “it won’t be long till I belong to you” era lo mismo. A los dos nos gustaba intentar conseguir introducir un doble sentido, así que aquel fue el punto álgido al escribir aquella canción en particular. La cantaba John principalmente, así que doy por supuesto que fue su idea original, pero ambos nos sentamos y la escribimos juntos» (Paul McCartney, 1997).

Lennon aclaró años después que It won’t be long nació con la intención de convertirse en la cara A del siguiente sencillo del grupo (lo que sitúa su composición en julio de 1963, entre la grabación de She loves you el día 1 de aquel mes y la grabación de la pieza el día 30), aunque la memoria le hizo cometer algún error:

«It won’t be long es mía. Fue mi intento de escribir otro single. Nunca llegó a serlo. Esa fue aquella sobre la que el tipo de The Times de Londres escribió mencionando las “cadencias eólicas de los acordes”, lo que comenzó todo el asunto intelectual sobre The Beatles» (John Lennon, 1980).

«The Beatles eran más intelectuales, así que llamaban la atención también a ese nivel. Pero el principal atractivo de The Beatles no era su inteligencia. Era su música. Solo después de que algún tipo en The Times de Londres dijera que había cadencias eólicas en It won’t be long, las clases medias empezaron a escucharla; porque alguien le había puesto una etiqueta» (John Lennon, 1972).

Aunque es obvio que Lennon había fijado este recuerdo en su memoria, su atribución es errónea: John confundió en este punto It won’t be long con Not a second time, la penúltima canción de With The Beatles, que fue la composición en la que William Mann identificó la presencia de “cadencias eólicas”.

El 5 de mayo de 1997 apareció en el mercado el álbum de Paul McCartney Flaming pie (Parlophone PCSD 171), cuyo último corte era la canción Great day (McCartney), que Paul había compuesto a principios de los años ’70. Su estribillo repite machaconamente la expresión “it won’t be long”.

«Se ha señalado el hecho de que la letra se parece mucho a la de la canción de The Beatles It won’t be long, pero recuerdo que una vez hablaba con John de algo que estábamos escribiendo y hubo una situación similar. No recuerdo cuál era la frase, pero digamos que era de un tema de Dylan, y prácticamente la había robado para mi canción. John dijo: “Bueno, no, no es un robo. Es una cita”. Y eso me hizo sentirme mejor» (Paul McCartney, 2021).

Reedición 16

Arreglos instrumentales y vocales

It won’t be long prescindía de cualquier tipo de introducción instrumental. El estribillo que abría la canción —una costumbre que había impuesto George Martin— brotaba sin aviso previo y con la voz doblemente grabada de John estallando con toda su fuerza, anunciando desde el principio del álbum With The Beatles un clima que pocas veces decaería a lo largo de todo el LP. Era la primera vez que The Beatles abrían así un disco de larga duración, pero no sería la última: Beatles for sale, su cuarto álbum, contaría con un comienzo muy parecido a este.

It won’t be long es una de las canciones del grupo que con más justicia puede llevar la etiqueta de música beat. La batería “swingeante” de Ringo se hace notar de principio a fin de la pieza sin dar respiro al oyente: Starr creó un acompañamiento percusivo muy original, en el que tenían el mismo protagonismo los tambores y los platillos. El tema cuenta además con una afilada guitarra rítmica cuya ejecución corrió a cargo de John, mientras que la guitarra solista de George dibujaba un interesante riff de claras influencias “ckuckberrianas”. El bajo es el instrumento que menos destaca en la pieza, aunque es posible que McCartney decidiera limitarse a interpretar las notas más predecibles para no desviar la atención del resto de los elementos sonoros.

La línea vocal principal se la reservó Lennon. John dobló artificialmente su nasal interpretación y logró un resultado poderoso y rotundo. Los coros de McCartney y Harrison servían de eficaz contrapunto.

Reediciones 17-19

Grabación

It won’t be long fue la primera composición original del grupo grabada para With The Beatles. Se registró en dos sesiones celebradas el 30 de julio de 1963, la primera entre las 10 de la mañana y la una y media de la tarde y la segunda entre las 5 de la tarde y las 11 de la noche. Entre ambas sesiones, The Beatles se desplazaron al Playhouse Theatre de Londres para grabar seis canciones y una entrevista para el programa radiofónico de la BBC Saturday club.

En la sesión matutina se atacaron hasta diez tomas, dos de las cuales se dedicaron únicamente al explosivo final. La toma 7 fue seleccionada como pista base y los añadidos quedaron pendientes hasta la tarde.

En la tanda vespertina de grabaciones se abordaron siete nuevas tomas para doblar la voz de Lennon (tomas 11 a 17), resultando la séptima de ellas la mejor. Después se dieron los últimos retoques, retomando el intento de mejorar el final de la canción y, en particular, los riffs de guitarra de George que adornan esta sección. Fueron necesarias seis tomas más (18 a 23) de las cuales se utilizó la cuarta, aunque solo en la mezcla monoaural: la estereofónica quedó inalterada. Lejos estaban, si no en el tiempo sí en los métodos, los días de Please please me, aunque las jornadas de trabajo de The Beatles siguieran siendo maratonianas y a pesar de que la banda trabajó en otras cinco canciones en los estudios de Abbey Road aquel mismo día.

Reediciones 22-23

Variaciones y reediciones

  1. La mezcla monoaural original.
  • With The Beatles, LP/cinta abierta, Parlophone PMC 1206/PCS 3045/TA-PMC 1206, 22 de noviembre de 1963 (primera edición en LP mono y cinta abierta y reedición 5)
  1. La mezcla estereofónica original. No incluye la edición del final alternativo procedente de la toma 21, que comienza en la mezcla monoaural en 1’59”.
  • With The Beatles, LP, Parlophone PCS 3045, 22 de noviembre de 1963 (primera edición en LP estéreo y reediciones 1-4 y 6)
  • The Beatles box, 8 LPs/8 cassettes, Parlophone/World Records SM 701-708/C70, 3 de noviembre de 1980 (primera edición y reedición 1)
  1. La nueva mezcla mono de Capitol hecha a partir de la variación 2, incluida en Meet The Beatles! (mono, Capitol T 2047, 20 de enero de 1964)…
  2. … Y la estéreo, también hecha a partir de la variación 2 y publicada en Meet The Beatles! (estéreo, Capitol ST 2047, 20 de enero de 1964). Ninguna de estas dos variaciones ha aparecido en el Reino Unido.
  3. La remasterización de 1987, monoaural y basada en la variación 1.
  • With The Beatles, LP (reediciones 7-13)
  1. La remasterización de la variación 4, estéreo, para la edición de Meet The Beatles! en CD…
  • Meet The Beatles!, CD, Capitol 07243 875384 2 9, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. … Y la de la variación 3, mono, para lo mismo.
  • Meet The Beatles!, CD, Capitol 07243 875384 2 9, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. La edición estándar a partir de 2009, una remasterización digital en estéreo basada en la variación 2.
  • With The Beatles, LP (reediciones 14-15 y 17-19)
  • Meet The Beatles! (USA version), CD, Apple B0019696-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  • The Beatles – Got to get you into my life, EP digital, UMG Recordings (sin referencia), 27 de noviembre de 2020
  • The Beatles – We can work it out, EP digital, UMG Recordings (sin referencia), 8 de enero de 2021
  1. La remasterización digital de la mezcla monoaural, hecha también en 2009 y basada en la variación 1.
  • With The Beatles, LP (reedición 16)
  • Meet The Beatles! (USA version), CD, Apple B0019696-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La mezcla digital definitiva para vinilo, en esencia igual que la variación 8 pero tratada con ecualización propia para adaptarse al formato. Aparecida en 2012.
  • With The Beatles, LP (reediciones 20-21 y 24)
  1. Una nueva mezcla mono analógica, preparada en 2014 para la reedición de la discografía del grupo en vinilo en versión monoaural.
  • With The Beatles, LP (reediciones 22-23)
Reedición 24

Apariciones audiovisuales

The Beatles nunca incluyeron It won’t be long en su espectáculo escénico y tampoco grabaron nuevas versiones de la pieza para la radio o la televisión. El 20 de marzo de 1964, en una aparición en vivo en el programa televisivo Ready, steady, go! de Associated-Rediffusion (una cadena que emitía en Londres y sus alrededores), el grupo hizo playback sobre las grabaciones de estudio de esta canción y de las dos caras de su flamante single, You can’t do that y Can’t buy me love.

Versiones relevantes

La primera vez que Neil Young cantó ante el público, en 1964, el por entonces jovencísimo músico canadiense abrió su concierto con una versión de It won’t be long. Actuaba en la cafetería de su instituto, Kelvin High School, en Winnipeg (Canadá), con una banda llamada The Squires. También interpretó Money (That’s what I want), un tema que había conocido gracias a los propios Beatles en el mismo álbum.

Julian Lennon, el primer hijo de John, remedió el hecho de que The Beatles no hubieran interpretado en directo la canción incluyéndola él mismo en el número escénico de la gira que ofreció tras publicar su tercer LP, Mr. Jordan, en 1989:

«Un montón de críticos han dicho: “Pero bueno, ¿por qué invocar el fantasma de The Beatles?, bla, bla, bla…” Ocurre que si no lo hiciera yo, lo haría otro» (Julian Lennon, 1989).

All I’ve got to do (Lennon-McCartney) 2’03”

  • Versión única de All I’ve got to do
    • Variación 1 de 11: primera edición del disco en LP mono y cinta abierta y reedición 5
    • Variación 2 de 11: primera edición del disco en LP estéreo y reediciones 1-4 y 6
    • Variación 5 de 11: reediciones 7-13
    • Variación 8 de 11: reediciones 14-15 y 17-19
    • Variación 9 de 11: reedición 16
    • Variación 10 de 11: reediciones 20-21 y 24
    • Variación 11 de 11: reediciones 22-23

Grabación: 11 de septiembre de 1963 (EMI Studios)
Productor: George Martin
Ingeniero de sonido: Norman Smith

GEORGE HARRISON: Guitarra solista y coros
JOHN LENNON: Guitarra rítmica y voz principal
PAUL McCARTNEY: Bajo, segunda voz y coros
RINGO STARR: Batería

ALL I’VE GOT TO DO (Lennon/McCartney)
Whenever I want you around, yeah,
all I gotta do
is call you on the phone
and you’ll come running home.
Yeah, that’s all I gotta do.
And when I, I wanna kiss you, yeah,
all I gotta do
is whisper in your ear the words you long to hear
and I’ll be kissing you.
And the same goes for me whenever you want me at all
_(aaah).
I’ll be here, yes I will, whenever you call
_(aaah).
You just gotta call on me, yeah
_(aaah),
you just gotta call on me.
And when I, I wanna kiss you, yeah,
all I gotta do
is call you on the phone
and you’ll come running home.
Yeah, that’s all I gotta do.
And the same goes for me whenever you want me at all
_(aaah).
I’ll be here, yes I will, whenever you call
_(aaah).
You just gotta call on me, yeah
_(aaah),
you just gotta call on me.
Oh, you just gotta call on me.
Mm mm mm mm mm mm mm mm mm mm mm mm mm mm.
Mm mm mm mm mm mm mm mm mm mm.
TODO LO QUE TENGO QUE HACER (Lennon/McCartney)
Siempre que te quiero en derredor, sí,
todo lo que tengo que hacer
es llamarte por teléfono
y tú te vienes corriendo a casa.
Sí, eso es todo lo que tengo que hacer.
Y cuando yo, yo quiero besarte, sí,
todo lo que tengo que hacer
es susurrar en tu oído las palabras que anhelas oír
y estaré besándote.
Y lo mismo vale para mí siempre que me quieras.
Estaré ahí, sí, estaré, en el momento en que me llames.
Solo tienes que llamarme, sí,
solo tienes que llamarme.
Y cuando yo, yo quiero besarte, sí,
todo lo que tengo que hacer
es llamarte por teléfono
y tú te vienes corriendo a casa.
Sí, eso es todo lo que tengo que hacer.
Y lo mismo vale para mí siempre que me quieras.
Estaré ahí, sí, estaré, en el momento en que me llames.
Solo tienes que llamarme, sí,
solo tienes que llamarme.
Oh, solo tienes que llamarme.
Mm mm mm mm mm mm mm mm mm mm mm mm mm mm.
Mm mm mm mm mm mm mm mm mm mm.

Como It won’t be long, la pieza que la precede en With The Beatles, All I’ve got to do es una canción de Lennon, escrita esta vez sin ninguna ayuda de McCartney; como en aquel caso se trata una magnífica composición en cuya interpretación John consiguió dar la impresión de ser un avezado cantante de R&B… y una vez más estamos ante una pieza de las llamadas “de LP”: All I’ve got to do no tuvo vida propia aparte de With The Beatles y nunca ha sido publicada en ningún otro formato en un disco concebido en el Reino Unido, excepción hecha de la compilación de ocho álbumes The Beatles box.

Composición

Compuesta por Lennon en solitario —Steve Turner afirma que en 1961, aunque nunca fue interpretada en directo por The Beatles antes o después de su grabación en el estudio y no hay forma de saberlo—, All I’ve got to do supuso un nuevo intento de John de remedar el sonido de sus admirados The Miracles:

«Ese era yo tratando de hacer de Smokey Robinson otra vez» (John Lennon, 1980).

¿De dónde te has sacado esa canción, John?

A falta de pista expresa por parte de Lennon o McCartney (o de cualquier otro miembro del grupo), la única referencia escrita que existe sobre la fecha de composición de All I’ve got to do aparece en el libro A hard day’s write, de Steve Turner (Carlton Books, Londres, 1994). Afirma Turner, sin citar fuente ni argumento que apoye su aseveración, que John escribió la canción en solitario en 1961 y, ante la ausencia de un dato más preciso, varias fuentes dan por buena su afirmación. De hecho no es imposible que John escribiera esta canción en fecha tan temprana y no la presentara al resto de la banda hasta 1963, ya fuera porque pensara que era difícil incorporarla al directo (de hecho la banda no la tocó en vivo ni siquiera después de grabarla), ya porque no la tuviera en muy alta estima. Otras débiles pistas, como el insistente uso de la palabra “yeah”, situarían su composición en 1963.

Tanto el acorde de guitarra que abre la canción como la temática de la letra recuerdan vivamente a You can depend on me, compuesta por Berry Gordy, Jr. y Smokey Robinson y publicada en septiembre de 1959 por The Miracles como cara B del sencillo The feeling is so fine (Tamla 54028) y a partir de febrero de 1960 en la vuelta de Way over there (Tamla T-54028), el single que sustituyó al primero tras su rápida descatalogación y en el que apareció como Depend on me. A pesar de ser una mera cara B, You can depend on me alcanzó cierta popularidad, ha sido repetidamente incluida en distintas recopilaciones de The Miracles y fue objeto de varias versiones. Con seguridad casi absoluta, John tomó prestado el inicio de la canción del grupo estadounidense para su propia composición, pero a partir de ahí creó una melodía completamente nueva. También parece evidente que se inspiró en la letra de You can depend on me, llevándola a su terreno aunque sin perder el espíritu de la pieza original. Lennon, efectivamente, trataba de imitar a Smokey Robinson… y lo consiguió. Varios autores han detectado también influencias de otros músicos negros, incluyendo trazas de los estilos interpretativos de Arthur Alexander, The Shirelles y The Drifters, artistas todos ellos a los que los de Liverpool escuchaban con devoción.

Aunque con el tiempo Lennon renegaría de las canciones impersonales cuyas letras narraban una historia de ficción, en sus primeras composiciones demostró ser perfectamente capaz de incluir elementos ajenos a su propia experiencia vital. Él mismo reconoció que en esta canción y en No reply (y también en otra pieza con letra muy similar a la de All I’ve got to do, Any time at all, aunque olvidó citarla) recurrió a un artificio: mencionar las llamadas telefónicas entre jóvenes amantes, algo que confesó no haber experimentado él mismo jamás, como hijo que era de una Gran Bretaña todavía empobrecida después de la II Guerra Mundial. Lo hizo, dijo, pensando en el público estadounidense.

La letra de All I’ve got to do recurre demasiado a lugares comunes y abusa, esta vez sin demasiado acierto ni justificación, del “yeah” de otras grabaciones contemporáneas.

Arreglos instrumentales y vocales

Usemos You can depend on me como modelo de comparación: los primeros compases de la canción de The Beatles son muy parecidos a los de la composición de Gordy y Robinson, pero All I’ve got to do se separa casi inmediatamente del tono melódico que preside la pieza de The Miracles. Efectivamente, Ringo marca un tiempo medio al principio de las estrofas, concentrándose en el charles, pero se desmelena al final de las mismas y de nuevo, y más aún, durante el estribillo. El elemento dramático lo aportan los silencios que el grupo incluyó entre las estrofas y al final del estribillo.

El acompañamiento vocal, responsabilidad de McCartney, también es más dinámico que en la canción de The Miracles aunque, como en aquel tema, Paul navega con maestría entre la ejecución de armonías y de segundas voces (en este caso acompañado por George) de influencia claramente soul. El trabajo vocal del bajista merece doble alabanza porque, como se dirá enseguida, acababa de conocer la pieza cuando dejó registrado su aporte en el estudio.

John, como sus acompañantes, suena como un auténtico cantante de R&B, quizá más que nunca en una composición propia. Por suerte, Lennon no cayó en la tentación de grabar una segunda pista de su voz en esta ocasión, como en tantas otras piezas incluidas en With The Beatles.

Grabación

El 11 de septiembre de 1963 el grupo estuvo casi siete horas trabajando en el estudio concentrado en cinco nuevas canciones, dos de las cuales quedaron terminadas aquel mismo día. Una de ellas fue All I’ve got to do, a la que el grupo se enfrentó en la sesión celebrada por la tarde (de dos y media a seis) tras haber dejado para mejor ocasión dos piezas aparentemente complicadas, I wanna be your man y Little child. Tampoco la grabación de All I’ve got to do resultó un camino de rosas: se necesitaron catorce tomas, ocho de las cuales tuvieron que ser abortadas durante los primeros compases. La última, por fin, funcionó. Se añadió entonces una sobregrabación que exigió el uso de una pista más y el trabajo se dio por concluido. Hay quien presupone que esa sobregrabación se pudo utilizar para grabar las segundas voces y los coros, aunque el autor Dave Rybaczewski conjetura que pudo servir para registrar el acorde de guitarra inicial de George. Un acorde, por cierto, muy similar al que se utilizaría muchos años después para abrir Oh! Darling.

No es de extrañar que la canción diera algún que otro problema: fuera una composición antigua de Lennon o hubiera sido escrita recientemente, el hecho es que el resto del grupo no estaba familiarizado con ella porque, lisa y llanamente, no la conocía. Paul McCartney le dijo a Barry Miles, amigo suyo y autor de Many years from now (Secker and Warburg, Londres, 1997), que John le mostró la canción por primera vez justo antes de empezar a grabarla. Aunque esto sucedería con cierta asiduidad en el futuro, era la primera vez que la banda —incluyendo en este caso a uno de sus supuestos coautores— tenía que aprenderse la canción e improvisar los arreglos en el estudio.

Variaciones y reediciones

  1. La mezcla monoaural original.
  • With The Beatles, LP/cinta abierta, Parlophone PMC 1206/PCS 3045/TA-PMC 1206, 22 de noviembre de 1963 (primera edición en LP mono y cinta abierta y reedición 5)
  1. La mezcla estereofónica original.
  • With The Beatles, LP, Parlophone PCS 3045, 22 de noviembre de 1963 (primera edición en LP estéreo y reediciones 1-4 y 6)
  • The Beatles box, 8 LPs/8 cassettes, Parlophone/World Records SM 701-708/C70, 3 de noviembre de 1980 (primera edición y reedición 1)
  1. La nueva mezcla mono de Capitol hecha a partir de la variación 2, incluida en Meet The Beatles! (mono, Capitol T 2047, 20 de enero de 1964)…
  2. … Y la estéreo, también hecha a partir de la variación 2 y publicada en Meet The Beatles! (estéreo, Capitol ST 2047, 20 de enero de 1964). Ninguna de estas dos variaciones ha aparecido en el Reino Unido.
  3. La remasterización de 1987, monoaural y basada en la variación 1.
  • With The Beatles, LP (reediciones 7-13)
  1. La remasterización de la variación 4, estéreo, para la edición de Meet The Beatles! en CD…
  • Meet The Beatles!, CD, Capitol 07243 875384 2 9, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. … Y la de la variación 3, mono, para lo mismo.
  • Meet The Beatles!, CD, Capitol 07243 875384 2 9, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. La edición estándar a partir de 2009, una remasterización digital en estéreo basada en la variación 2.
  • With The Beatles, LP (reediciones 14-15 y 17-19)
  • Meet The Beatles! (USA version), CD, Apple B0019696-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La remasterización digital de la mezcla monoaural, hecha también en 2009 y basada en la variación 1.
  • With The Beatles, LP (reedición 16)
  • Meet The Beatles! (USA version), CD, Apple B0019696-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La mezcla digital definitiva para vinilo, en esencia igual que la variación 8 pero tratada con ecualización propia para adaptarse al formato. Aparecida en 2012.
  • With The Beatles, LP (reediciones 20-21 y 24)
  1. Una nueva mezcla mono analógica, preparada en 2014 para la reedición de la discografía del grupo en vinilo en versión monoaural.
  • With The Beatles, LP (reediciones 22-23)

All my loving (Lennon-McCartney) 2’08”

  • Versión 1 de 5 de All my loving
    • Variación 1 de 14: primera edición del disco en LP mono y cinta abierta y reedición 5
    • Variación 2 de 14: primera edición del disco en LP estéreo y reediciones 1-4 y 6
    • Variación 7 de 14: reediciones 7-13
    • Variación 11 de 14: reediciones 14-15 y 17-19
    • Variación 12 de 14: reedición 16
    • Variación 13 de 14: reediciones 20-21 y 24
    • Variación 14 de 14: reediciones 22-23

Grabación: 30 de julio de 1963 (EMI Studios)
Productor: George Martin
Ingeniero de sonido: Norman Smith

GEORGE HARRISON: Guitarra solista y coros
JOHN LENNON: Guitarra rítmica y coros
PAUL McCARTNEY: Bajo, voz principal y segunda voz
RINGO STARR: Batería

ALL MY LOVING (Lennon/McCartney)
Close your eyes and I’ll kiss you.
Tomorrow I’ll miss you.
Remember I’ll always be true.
And then while I’m away
I’ll write home ev’ry day
and I’ll send all my loving to you.
I’ll pretend that I’m kissing
the lips I am missing
and hope that my dreams will come true.
And then while I’m away
I’ll write home ev’ry day
and I’ll send all my loving to you.
All my loving I will send to you
_(oo).
All my loving. Darling, I’ll be true
_(oo).
Close your eyes and I’ll kiss you.
Tomorrow I’ll miss you.
Remember I’ll always be true.
And then while I’m away
I’ll write home ev’ry day
and I’ll send all my loving to you.
All my loving I will send to you
_(oo).
All my loving. Darling, I’ll be true
_(oo).
All my loving
_(oo).
__All my loving.
__Oo, all my loving I will send to you
___(oo).
TODO MI AMOR (Lennon/McCartney)
Cierra tus ojos y te besaré.
Mañana te extrañaré.
Recuerda que siempre seré fiel.
Y entonces, mientras esté fuera,
escribiré a casa cada día
y te enviaré todo mi amor.
Haré como que estoy besando
los labios que estaré extrañando
y desearé que mis sueños se hagan realidad.
Y entonces, mientras esté fuera,
escribiré a casa cada día
y te enviaré todo mi amor.
Todo mi amor te enviaré.
Todo mi amor. Cariño, seré fiel.
Cierra tus ojos y te besaré.
Mañana te extrañaré.
Recuerda que siempre seré fiel.
Y entonces, mientras esté fuera,
escribiré a casa cada día
y te enviaré todo mi amor.
Todo mi amor te enviaré.
Todo mi amor. Cariño, seré fiel.
Todo mi amor.
Todo mi amor.
Oh, todo mi amor te enviaré.

Sin mucha discusión posible, All my loving es la mejor canción del álbum With The Beatles. Los Fab Four no pensaron en ella como potencial sencillo pero su calidad se impuso por sí sola: la profusión de emisiones radiofónicas la convirtieron en protagonista de un exitoso EP británico, la rama canadiense de Capitol le concedió la cara A de un single que llegó al número 1 en aquel país y hasta consiguió colarse en las listas estadounidenses gracias a la demanda de sencillos importados. McCartney, su autor en solitario, ganó kilos de confianza en su habilidad compositora gracias a All my loving.

Composición

All my loving fue la primera aportación de Paul al inmenso catálogo de estándares generado por The Beatles. Quizá fue también la primera canción que pudo considerar como verdaderamente propia, una canción en la que combinaba todas sus influencias consiguiendo que solo destacara su estilo genuino en el producto final. Mark Lewisohn afirma que All my loving “tipifica la madurez aparentemente instantánea del grupo”. Y, sin embargo, el propio McCartney le confesó a Lewisohn en la entrevista incluida en el libro The complete Beatles recording sessions (Hamlyn, Londres, 1988) su incapacidad original para reconocer la canción como un potencial éxito:

«Ya sabes, estaba en el álbum, y la primera persona a la que oí destacarla fue al disc-jockey David Jacobs, que estaba muy en la onda. Todavía lo está, en realidad; sabe de música pop. Siempre fue bastante experto para ser de una generación mayor. Le recuerdo destacándola en su show de radio y creo que desde aquel momento se convirtió en una gran favorita para la gente. Y la oí de manera diferente. Hasta entonces yo la había oído como una canción de álbum. Pero cuando la tocó en su show de radio, y llegó a quién sabe cuántos millones de personas a través de la cadena BBC, fue como: “¡Guau! Esa es buena”» (Paul McCartney, 1988).

Probablemente fue esta difusión radiofónica la que dio pie a la publicación en el Reino Unido de un EP con el título All my loving. Ocurrió el 7 de febrero de 1964.

Un clásico, y otro, y otro…

Si en algo destacó clarísimamente Paul McCartney sobre su compañero y rival compositor John Lennon fue en su capacidad para escribir melodías inmortales y universales al alcance de cualquier intérprete. All you need is love, que es una pieza de John, ha entrado sin duda en la Historia de la música y se ha convertido, como muchas otras composiciones de Lennon, en uno de los más célebres himnos nacidos en aquella época de revolución cultural que fueron los años ’60. Pero Let it be, de Paul, seguirá siendo interpretada eternamente por todo tipo de músicos. The Beatles son el grupo más versionado de la Historia, y de entre todas las canciones originales de la banda las piezas de Paul destacan con una fuerza sorprendente: según un recuento hecho por Nicholas Schaffner en 1976 con base en el número de remakes disponibles en el mercado estadounidense, de las diez composiciones más recreadas del repertorio de The Beatles solo una es de George (Something, aunque, eso sí, en el segundo puesto) y otra más es el resultado de una auténtica colaboración entre Lennon y McCartney (With a little help from my friends). Todo el resto son creaciones de Paul, el auténtico campeón de los estándares.

La maestría compositora de McCartney está fuera de toda duda: es el autor más versionado de todos los tiempos. Además, las canciones preferidas por otros intérpretes no incluyen tan solo las baladas que le han hecho archifamoso sino también piezas tan dispares como Get back, Ob-la-di, ob-la-da, Lady Madonna, Can’t buy me love, She came in through the bathroom window o Got to get you into my life. Aunque, por supuesto, aparecen igualmente en la lista números lentos y melódicos: Blackbird, Here, there and everywhere, Hey Jude, Let it be, Michelle, Eleanor Rigby… En abril de 1968 All my loving era la sexta canción más versionada del grupo, con 43 remakes publicados. En 1976, según Nicholas Schaffner, todavía se podían adquirir en el mercado estadounidense hasta 7 versiones distintas de la canción.

All my loving había sido compuesta por Paul durante la tercera gira británica de The Beatles, aquella en la que compartían cartel con Roy Orbison y Gerry and the Pacemakers y que tuvo lugar entre el 18 de mayo y el 9 de junio de 1963. Según le contó McCartney a Mark Lewisohn y a Barry Miles en distintas ocasiones, la letra fue escrita antes que la música. Paul borroneó los versos en el autobús que trasladaba al grupo de una ciudad a otra y añadió la música horas más tarde, sentado al piano en el backstage del escenario. Probablemente fue la primera pieza que Paul compuso frente a los teclados en esta etapa de la carrera del grupo, aunque había precedentes: antes incluso de tener una guitarra, allá por 1957, McCartney tocaba de oído el piano de su padre y había garabateado dos melodías que acabarían convertidas en Suicide y When I’m sixty-four.

«[All my loving] siempre me gustó. Creo que fue la primera canción en la que escribí la letra sin la melodía. Escribí la letra en el autobús de la gira durante nuestro tour con Roy Orbison. Escribíamos un montón por aquel entonces. Luego, cuando llegamos al lugar del concierto, encontré un piano y compuse la música. De hecho, esa fue la primera vez que escribí de esa manera» (Paul McCartney, 1988).

«Fue la primera canción para la que escribí primero la letra. Nunca escribía la letra primero, siempre era una especie de acompañamiento. Apenas lo he vuelto a hacer desde entonces tampoco. Estábamos de viaje en un autobús de camino hacia un concierto, así que empecé con la letra. Tenía en mente una cancioncilla country and western. Tocábamos un montón en el circuito del Moss Empire y siempre había estas agradables zonas tras el escenario, grandes y vacías. Todos estos lugares se han convertido ahora en salas de bingo. Llegamos al concierto y recuerdo estar en una de estas grandes zonas tras el escenario y había un piano allí, así que tenía mi instrumento. No tenía mi guitarra, probablemente la tenía nuestro manager de carretera, y recuerdo haber trabajado la melodía en el piano» (Paul McCartney, 1997).

Lennon siempre habló bien de la canción, sin el más mínimo atisbo de crítica o ironía por su parte:

«All my loving es Paul, lamento decir. Ja, ja, ja. Porque es una obra condenadamente buena. [Cantando] “All my loving…”. Pero yo toco una guitarra fantástica en el acompañamiento» (John Lennon, 1980).

«Esta fue una de sus primeras grandezas» (John Lennon, 1972).

Hasta siempre, John, con todo mi amor

El productor de televisión Alan Weiss, que estaba presente en el momento en el que John Lennon fue declarado oficialmente muerto en el Roosevelt Hospital de Nueva York el 8 de diciembre de 1980, asegura que el hilo musical de la sala de urgencias emitía All my loving en aquel preciso instante.

La letra de la canción se enmarca una vez más en el género epistolar que Paul había ensayado en P.S. I love you y que volvería a utilizar en el futuro. Esta vez McCartney no redactó los versos en forma de carta, solo anunciaba su futura recepción: el protagonista se despide de su amante, asegura que la echará de menos y promete escribir todos los días, enviando con cada carta todo su amor. Muchas canciones de esta época, tanto de John como de Paul, tratan de amores ausentes, lo que es lógico dado su apretado calendario de giras. Pero mientras las piezas de Lennon reflejan angustia y duda, las de McCartney muestran a un protagonista confiado y optimista. Es cierto que Paul hace referencia en este texto a la nostalgia que prevé sentir cuando esté separado de su amante, pero el tono de los versos es positivo. El tema literario de la añoranza presagiada volvería a ser desarrollado por McCartney en Things we said today.

«Aunque ya nos conocíamos en ese momento, no sé si estaba pensando específicamente en Jane Asher cuando escribí esta canción, aunque sí estábamos quedando. Probablemente es más una reflexión sobre cómo eran nuestras vidas entonces: dejar atrás a la familia y los amigos para irnos de gira y experimentar todas esas nuevas aventuras» (Paul McCartney, 2021).

Aunque McCartney reflejaba de alguna manera sus propias vivencias personales en la letra de esta canción, e incluso la concibió como un poema antes de musicarla, los versos recurrían a tópicos bien conocidos. De hecho, la letra de All my loving es muy similar a la de Sealed with a kiss (Udell/Geld), un tema que había estrenado el grupo The Four Voices en 1960 y que había popularizado el neoyorkino Brian Hyland en 1962.

Te enviaré todo mi amor… Jane

Es muy posible que Paul escribiera esta letra pensando en Jane Asher, su novia formal desde hacía solo unas semanas. Se habían conocido el 18 de abril de 1963. La joven pero exitosa y popular Jane —que con 17 años era una conocida actriz y un rostro popular en televisión— habría de inspirar varias canciones escritas por McCartney. Las primeras reflejaban el amor romántico típico de los primeros estadios de una relación sentimental pero otras piezas posteriores (What you’re doing, Another girl, We can work it out, You won’t see me, I’m looking through you) dejaban entrever la existencia de serios conflictos entre un Paul de origen provinciano y criado en un entorno machista y una Jane urbanita, independiente, muy cultivada y orgullosa de su triunfante carrera de actriz de teatro. La relación, ejemplar de cara a la galería pero muy tormentosa en la intimidad, acabó en 1968.

Arreglos instrumentales y vocales

All my loving arranca a todo gas y es la voz de Paul lo primero que se escucha. La interpretación vocal de McCartney, que aparece doblemente grabada excepto en el estribillo, es excelente, e incluso canta en armonía consigo mismo en la tercera estrofa. Paul también hizo un trabajo muy competente con el bajo con un arreglo de “walking bass”, lo que era de esperar en una composición propia que había tenido tiempo de preparar, pero su instrumento quedó enterrado en la mezcla final; un pecado de producción que se repite en todas las canciones del álbum With The Beatles. Sorprendentemente, hay un error muy evidente y muy poco habitual en McCartney: una nota de bajo completamente equivocada en 1’19”, en la palabra “miss”.

Paul había concebido la pieza como un número de country & western (lo que no resulta extraño habiendo escrito la música frente a un piano) y George Harrison conservó el espíritu original de la composición incluyendo un impecable solo de guitarra tocado al estilo de Nashville, tal como hacía notar Tony Barrow en las notas de la contraportada. El guitarrista imitó con acierto los punteos que solía ejecutar Carl Perkins, del que Harrison era un gran fan. Es el primer solo de guitarra de la carrera discográfica del grupo que no reproduce las notas de un fragmento vocal de la canción (se trata, por tanto, de un puente, aunque instrumental), y es muy posible que fuera concebido por McCartney como parte sustancial de la composición.

John también estuvo más que acertado con su arreglo de guitarra rítmica: acompañaba las estrofas con unos tresillos inspirados en el arreglo de Da doo ron ron (When he walked me home) (Spector/Greenwich/Barry), un Top 5 reciente de The Crystals a ambos lados del Atlántico. Lennon seguía sintiéndose orgulloso de su acompañamiento 17 años después, y tenía motivos, porque es su arreglo el que aporta buena parte de personalidad propia a la canción.

«Lo que me sorprende de la grabación de All my loving es la parte de guitarra que toca John; toca los acordes en tresillo. Esta fue una idea de última hora y lo cambia todo, aportándole potencia. El tema, obviamente, trata sobre alguien que se va de viaje, y ese ritmo de conducción de John recuerda a la sensación de viajar y de movimiento. Suena como las ruedas de un coche en una autopista que, aunque no te lo creas, no fueron una realidad en el Reino Unido hasta finales de los ’50. Pero muchas veces era así cuando grabábamos: uno de nosotros daba con ese pedacito de magia que hacía que la canción se convirtiese en lo que tenía que ser» (Paul McCartney, 2021).

La batería de Ringo pasa algo inadvertida tras las florituras guitarrísticas de John y solo destaca algo en el estribillo, en el que cambia completamente el ritmo. Durante toda la canción el percusionista utiliza principalmente la caja, lo que resulta un acierto… y una elección obvia en una pieza que nació como número de C&W aunque el mismo Starr quizá no lo supiera.

En el estribillo y en la variación del mismo que cierra la pieza, John y George contribuyeron con unas sencillas pero efectivas segundas voces.

Grabación

La canción se grabó al final de la maratoniana jornada celebrada el 30 de julio de 1963, que acabó a las 11 de la noche. La pista básica necesitó de diez tomas, numeradas del 1 al 11: por error no hubo toma 5. Se seleccionó la última de ellas y se acometieron después tres tomas adicionales de sobregrabaciones para registrar la segunda pista de la voz principal de Paul, de las cuales se seleccionó una vez más la última para la mezcla definitiva. Al menos una de las tomas de sobregrabaciones se empleó para añadir percusión adicional (un refuerzo de la batería, exclusivamente en el charles). Solo se utilizó en una mezcla aparecida en mercados extranjeros, y únicamente como introducción de la canción.

Versiones, variaciones y reediciones

Versiones

  1. La versión original de estudio, aparecida por primera vez en With The Beatles (Parlophone PMC 1206/PCS 3045/TA-PMC 1206, 22 de noviembre de 1963).
  2. La grabación en vivo registrada en el concierto del 23 de agosto de 1964 en el Hollywood Bowl de Los Ángeles, publicada por primera vez en The Beatles at the Hollywood Bowl (Parlophone EMTV 4/TC-EMTV 4/8X-EMTV 4, 6 de mayo de 1977).
  3. La versión emitida en el programa radiofónico From us to you el 30 de marzo de 1964, publicada en Live at the BBC (Apple PCSP 726/TCPCSP 726/CDPCSP 726, 30 de noviembre de 1994).
  4. La interpretación en vivo televisada por la cadena estadounidense CBS el 9 de febrero de 1964 en el programa The Ed Sullivan show, con la que The Beatles abrieron su aparición en el programa, incluida en Anthology 1 (Apple PCSP 727/TCPCSP 727/CDPCSP 727, 2 de noviembre de 1995).
  5. La versión emitida en el programa radiofónico From us to you el 26 de diciembre de 1963, publicada en The Beatles bootleg recordings 1963 (Apple, sin referencia, 17 de diciembre de 2013) con el título All my loving (Live at the BBC for “From us to you” 26th December, 1963).

Variaciones y reediciones de la versión 1

  1. La mezcla monoaural original.
  • With The Beatles, LP/cinta abierta, Parlophone PMC 1206/TA-PMC 1206, 22 de noviembre de 1963 (primera edición en LP mono y cinta abierta y reedición 5)
  • All my loving, EP, Parlophone GEP 8891, 7 de febrero de 1964 (primera edición y reedición 1)
  1. La mezcla estereofónica original.
  • With The Beatles, LP, Parlophone PCS 3045, 22 de noviembre de 1963 (primera edición en LP estéreo y reediciones 1-4 y 6)
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs/cassette/cartucho, Apple PCSP 717/TC2-PCSP 717/8X2-PCSP 717, 19 de abril de 1973 (primera edición y reedición 1)
  • The Beatles ballads, LP/cassette, Parlophone PCS 7214/TC-PCS 7214, 13 de octubre de 1980
  • Only The Beatles…, cassette, Parlophone SMMC 151, 30 de junio de 1986
  1. Una mezcla estereofónica que, por error, conservó la introducción de la batería de Ringo (cinco batidas en el charles, en el canal izquierdo) y en la que también se escucha un resuello (en el canal derecho). Esta introdución era en realidad parte de una pista añadida de percusión en el charles que se grabó para la pieza entera, pero que no llegó a utilizarse. Publicada originalmente en la República Federal de Alemania el 11 de diciembre de 1963 en la versión estéreo local de With The Beatles (Odeon STO 83 568) y más tarde en la recopilación también alemana The Beatles’ greatest (Odeon SMO 83 991, 18 de junio de 1965) y en una compilación neerlandesa de título similar, Beatles’ greatest (Parlophone Odeon OHMS 3001, agosto de 1967), la fama de esta mezcla alternativa acabó haciendo obligada su publicación en el Reino Unido muchos años después.
  • The Beatles box, 8 LPs/8 cassettes, Parlophone/World Records SM 701-708/C70, 3 de noviembre de 1980 (primera edición y reedición 1)
  1. Una mezcla monoaural hecha a partir de la variación 3 y que contiene, por tanto, la misma introducción. Apareció en las versiones mono alemanas de With The Beatles (Odeon O 83 568, 11 de diciembre de 1963) y de The Beatles’ greatest (Odeon O 83 991, 18 de junio de 1965), así como en un single publicado en el mismo país con I wanna be your man en la cara B (Odeon O 22681, 20 de febrero de 1964). Esta variación nunca ha aparecido en el Reino Unido.
  2. La nueva mezcla mono de Capitol hecha a partir de la variación 2, incluida en Meet The Beatles! (mono, Capitol T 2047, 20 de enero de 1964)…
  3. … Y la estéreo, también hecha a partir de la variación 2 y publicada en Meet The Beatles! (estéreo, Capitol ST 2047, 20 de enero de 1964). Ninguna de estas dos variaciones ha aparecido en el Reino Unido.
  4. La remasterización de 1987, monoaural y basada en la variación 1.
  • With The Beatles, LP (reediciones 7-13)
  • All my loving, EP (reedición 2)
  1. Una nueva remasterización estéreo hecha en 1993 por Mike Jarratt y basada en la variación 2. Esta nueva variación traslada la pista vocal al centro y deja vacío el canal derecho.
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs (reediciones 2-5)
  1. La remasterización de la variación 6, estéreo, para la edición de Meet The Beatles! en CD…
  • Meet The Beatles!, CD, Capitol 07243 875384 2 9, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. … Y la de la variación 5, mono, para lo mismo.
  • Meet The Beatles!, CD, Capitol 07243 875384 2 9, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. La edición estándar a partir de 2009, una remasterización digital en estéreo basada en la variación 2.
  • With The Beatles, LP (reediciones 14-15 y 17-19)
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs (reediciones 6-7)
  • The Beatles/1962-1966 / The Beatles/1967-1970, 4 CDs, Apple 5099990991127, 18 de octubre de 2010
  • Meet The Beatles! (USA version), CD, Apple B0019696-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La remasterización digital de la mezcla monoaural, hecha también en 2009 y basada en la variación 1.
  • With The Beatles, LP (reedición 16)
  • Meet The Beatles! (USA version), CD, Apple B0019696-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La mezcla digital definitiva para vinilo, en esencia igual que la variación 11 pero tratada con ecualización propia para adaptarse al formato. Aparecida en 2012.
  • With The Beatles, LP (reediciones 20-21 y 24)
  • The Beatles/1962-1966, 2 LPs (reediciones 8-9)
  1. Una nueva mezcla mono analógica, preparada en 2014 para la reedición de la discografía del grupo en vinilo en versión monoaural.
  • With The Beatles, LP (reediciones 22-23)

Ventas y éxito en listas

  • Estados Unidos:
    • Entrada única:
      • Debut: 28 de marzo de 1964
      • Puesto más alto: 45 (25 de abril de 1964, una semana; número 1: Can’t buy me love, The Beatles)
      • Semanas en listas: 6

All my loving no apareció en formato de single en el Reino Unido, pero la pieza era tan popular que dio título a un EP que llegó al número 1 en la lista especializada en discos de duración extendida. Siendo esto notable, lo verdaderamente sorprendente fue el éxito de la canción en los Estados Unidos, donde alcanzó el puesto 45 de las listas el 25 de abril de 1964… ¡sin que ningún single hubiera sido publicado en aquel país! La canción había aparecido el 17 de febrero anterior en la cara A de un sencillo canadiense (Capitol 72144) con This boy como complemento, y hubo tal demanda de copias importadas del disco en el mercado estadounidense que su canción estrella entró en listas el 28 de marzo en el puesto 71 y se mantuvo en ellas nada menos que 6 semanas. Un triunfo sin precedentes en un mercado que, a primera vista, parecía saturado de discos de The Beatles pero que, precisamente la semana en que All my loving llegaba a su puesto más alto, otorgaba catorce de los cien primeros puestos de las listas a canciones de un único grupo: obviamente, The Beatles. All my loving, por cierto, fue número 1 en Canadá.

También lo fue en Australia y en Suecia. El 9 de abril de 1964 apareció en el mercado australiano un EP titulado All my loving (Parlophone GEPO 8891). Alcanzó la cumbre el 18 de abril de 1964, sustituyendo a Roll over, Beethoven, y la conservó durante tres semanas. Fue descabalgado de la misma por Can’t buy me love/You can’t do that, un disco también firmado por The Beatles.

El caso de Suecia es particular: la lista oficial del país, Tio i Topp, era elaborada por la cadena de radio pública Sveriges Radio y se conformaba con votos populares semanales. De hecho, admitía canciones no publicadas en single. All my loving alcanzó el número 1 el 15 de febrero de 1964 y solo tres días después aparecía en el mercado el single que la presidía (Parlophone SD 5958), con I saw her standing there en la cara B. Ese mismo mes también se publicó en Suecia un EP titulado All my loving (Parlophone GEP 8891).

Repercusión social

All my loving es una de las piezas del repertorio de The Beatles preferidas por el gran público, que ha manifestado reiteradamente su aprecio por la canción. Según recuerda Nicholas Schaffner en su libro The Beatles forever (McGraw-Hill, Nueva York, 1978), The Beatles Monthly Book convocó una encuesta en 1965 para averiguar cuáles eran las canciones preferidas por los seguidores del grupo y All my loving se alzó en aquel sondeo con el segundo puesto, tan solo por detrás de Help! En 1976 un fanzine estadounidense llamado Survey realizó la misma encuesta, más fiable dado que el catálogo de canciones ya estaba cerrado, y All my loving ocupó el sexto puesto en el cómputo total. Los gustos del público británico de 1981, en una encuesta realizada por Radio Luxembourg, la situaron en el noveno lugar. Queda claro que los fans no se olvidaban de la pieza con el paso de los años.

La pieza quedo segunda en los Ivor Novello Awards británicos de 1964 en el apartado de canción destacada del año. El galardón fue para If I ruled the world (Bricusse/Ornadel), interpretada por Harry Secombe with Wally Stott and his Orchestra and Chorus.

Un fan de lujo

Brian Epstein, el manager del grupo, era uno de los admiradores confesos de All my loving, o al menos de su melodía. El 30 de noviembre de 1964 Epstein apareció en el programa radiofónico de la BBC Desert island discs, en el que el invitado debía seleccionar ocho grabaciones discográficas como equipaje para el hipotético caso de que quedase abandonado en una isla desierta. La primera elección de Brian Epstein, cuya selección estaba claramente dominada por la música clásica, fue All my loving; aunque, eso sí, interpretada por la orquesta de George Martin.

Interpretaciones en directo

All my loving fue un número esencial en las actuaciones en directo del grupo incluso antes de su publicación: su primera inclusión en el repertorio escénico ocurrió en la gira británica e irlandesa que comenzó el 1 de noviembre de 1963 en Cheltenham. The Beatles la siguieron tocando asiduamente en sus conciertos hasta el 10 de noviembre de 1964. Solo fue excluida del repertorio escénico en los conciertos de París de principios de aquel año.

«Era una buena canción de espectáculo, funcionaba bien en vivo» (Paul McCartney, 1997).

En las interpretaciones en directo George Harrison asumía la voz principal en la tercera estrofa, aquella en la que Paul había cantado en armonía consigo mismo en la grabación de estudio. Nadie alcanzaba esos tonos agudos como McCartney, así que tenía que interpretarlos él y ceder transitoriamente la línea melódica principal a otro.

Emisiones radiofónicas

  • Saturday club (BBC), grabado el 17 y emitido el 21 de diciembre de 1963.
  • From us to you, primer programa (BBC), grabado el 18 y emitido el 26 de diciembre de 1963.
  • Saturday club (BBC), grabado el 7 de enero y emitido el 15 de febrero de 1964.
  • From us to you, segundo programa (BBC), grabado el 28 de febrero y emitido el 30 de marzo de 1964.
  • Beatles show (5DN Radio, Australia), grabado en un concierto en Adelaide el 12 de junio de 1964 y emitido el día 13 del mismo mes.
  • On the town, (CKNW, Canadá), concierto en Vancouver emitido en directo el 22 de agosto de 1964.
  • (WIBG, Estados Unidos), concierto en Filadelfia emitido en directo el 2 de septiembre de 1964.
  • (WIFE, Estados Unidos), concierto en Indianapolis emitido en directo el 3 de septiembre de 1964.

Apariciones audiovisuales

Televisión

  • Two of a kind (ATV), grabado el 2 de diciembre de 1963 y emitido el 18 de abril de 1964.
  • It’s The Beatles! (BBC), grabado en un concierto en el Empire Theatre de Liverpool el 7 de diciembre de 1963 y emitido el mismo día.
  • Val Parnell’s Sunday night at the London Palladium (ATV), emitido en directo el 12 de enero de 1964.
  • The Ed Sullivan show (CBS, Estados Unidos), emitido en directo el 9 de febrero de 1964. Parte del programa, incluyendo la interpretación de All my loving, fue incluida en el vídeo The Beatles: The first U.S. visit (MPI Home Video, 1991), y el show completo fue reproducido en el DVD Ed Sullivan presents The Beatles (Universal Music, 2003).
  • The Ed Sullivan show (CBS, Estados Unidos), emitido en directo el 16 de febrero de 1964. El show completo fue reproducido en el DVD Ed Sullivan presents The Beatles (Universal Music, 2003).
  • The Beatles in Nederland (VARA-tv, Países Bajos), grabado el 5 y emitido el 8 de junio de 1964. Ringo estaba hospitalizado y era sustituido temporalmente por Jimmie Nicol. El programa incluía, en principio, actuaciones en playback, pero The Beatles añadieron nuevas voces al ser dejados abiertos los micrófonos.
  • The Beatles sing for Shell (Channel 9, Australia), grabado en un concierto en Melbourne el 17 de junio de 1964 y emitido el 1 de julio siguiente.
  • Get back – Part 1: Days 1-7 (Disney+), estrenado el 25 de noviembre de 2021. Se utilizó un breve extracto de la canción en la introducción del capítulo, que narra la historia del grupo anterior a enero de 1969.

Cine

El concierto ofrecido por The Beatles el 11 de febrero de 1964 en Washington fue filmado y se incluyó casi íntegro en una película de cine que se difundió por circuito cerrado el 14 y el 15 de marzo de aquel año en diferentes salas de los Estados Unidos y Canadá, dos veces cada día. El filme se titulaba The Beatles: Direct from the first American concert in Washington, D.C. e incluía la interpretación de All my loving.

En la película A hard day’s night (1964) la canción se escucha como música de ambiente mientras los chicos se divierten en un club nocturno. Asimismo, en el mediometraje Magical Mystery Tour (1967) All my loving aparece en una versión orquestada que acompaña una escena de amor entre la ficticia tía de Ringo, Gin, y el enigmático Mr. Bloodvessel. Esta escena, censurada por la BBC en el estreno televisivo de la película el 26 de diciembre de 1967 (¡por ser considerada de mal gusto al mostrar una relación romántica entre dos personas de la tercera edad!), fue recuperada a partir de la aparición del filme en formato de cinta de vídeo en 1990.

Colaborando con Chaikovsky

En ningún lugar está formalmente acreditado, pero los intérpretes de la versión instrumental de All my loving que se escucha en la película Magical Mystery Tour son Arthur Wilkinson and his Orchestra. La grabación había sido publicada en noviembre de 1965 en el EP Beatle cracker suite (His Master’s Voice 7EG 8919), en el que siete composiciones de Lennon/McCartney eran tratadas como movimientos de una suite, Chaikovsky aparecía como tercer coautor (por las transiciones tomadas de El cascanueces) y el propio Wilkinson, un compositor orquestal británico, se atribuía labores de arreglista. En la cara A se incluían From me to you, Can’t buy me love, She loves you y Help! y en la B se escuchaban It’s for you, Ticket to ride y All my loving.

En la película documental de 2016 The Beatles: Eight days a week – The touring years apareció parte de la interpretación de All my loving en la primera aparición de The Beatles en The Ed Sullivan show, el 9 de febrero de 1964.

Carreras en solitario

Paul McCartney

  • En vivo: Gira “The new world tour”; Reino Unido, Italia, Alemania, Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Canadá, Austria, Suecia, Noruega, Países Bajos, Francia, Bélgica, España, Japón, México, Brasil, Argentina y Chile, 1993. Algunos conciertos fueron televisados.
  • Concierto colectivo “Earth Day concert”, Paul McCartney & his Band, Los Ángeles (Estados Unidos), 16 de abril de 1993.
  • En disco: Paul is live, 2 LPs/cassette/CD, Parlophone PCSD 147/TCPCSD 147/CDPCSD 147, 15 de noviembre de 1993.
  • En vídeo: Paul is live in concert on the new world tour, 21 de marzo de 1994.
  • En vivo: Concierto colectivo “Here, there and everywhere: A concert for Linda”, Londres (Reino Unido), 10 de abril de 1999. Radiado y televisado.
  • En vivo: Gira “Driving USA tour”; Estados Unidos y Canadá, 2002.
  • En vivo: Gira “Back in the US tour”, Estados Unidos, 2002.
  • En vivo: Conciertos “Driving Mexico”, México D.F. (México), 2, 3 y 5 de noviembre de 2002.
  • En vivo: Gira “Driving Japan”, Japón, 2002.
  • En disco: Back in the U.S. – Live 2002, 2 CDs, Estados Unidos, Capitol CDP 7243 5 42318 2 7, 26 de noviembre de 2002; Back in the world – Live, 2 CDs, Parlophone 07243 582835 2 5, 17 de marzo de 2003.
  • En DVD: Back in the U.S., diciembre de 2002.
  • En vivo: Gira “Back in the world 2003”; Francia, España, Bélgica, Reino Unido, Países Bajos, Alemania, Dinamarca, Suecia, Italia, Austria, Hungría, Rusia e Irlanda, 2003.
  • En vivo: Gira “’04 summer tour”; España, Portugal, Suiza, Alemania, Chequia, Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia, Rusia, Francia y Reino Unido, 2004.
  • En vivo: Concierto con Tony Bennett “Adopt-A-Minefield”, Los Ángeles (Estados Unidos), 15 de noviembre de 2005.
  • En vivo: Concierto de la gira “The US tour”, Denver (Estados Unidos), 1 de noviembre de 2005. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto de la gira “The US tour”, Los Ángeles (Estados Unidos), 29 de noviembre de 2005. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto “Independence concert”, Kiev (Ucrania), 14 de junio de 2008.
  • En vivo: Concierto “400e anniversaire de Québec”, Quebec (Canadá), 20 de julio de 2008.
  • En vivo: Concierto “Friendship first concert”, Tel Aviv (Israel), 25 de septiembre de 2008. Interpretada también durante la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto de la gira “Summer live ’09 tour”, Halifax (Canadá), 11 de julio de 2009.
  • En vivo: Concierto de la gira “Good evening Europe tour”, Hamburgo (Alemania), 2 de diciembre de 2009. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto de la gira “Good evening Europe tour”, Dublín (Irlanda), 20 de diciembre de 2009. Interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Gira “Up and coming”; Estados Unidos, Puerto Rico, México, Irlanda, Reino Unido, Canadá, Brasil, Argentina, Perú y Chile, 2010-2011.
  • En vivo: Concierto “The Old Vic 192”, Londres (Reino Unido), 1 de julio de 2010.
  • En vivo: Concierto “Harlem Apollo”, Nueva York (Estados Unidos), 13 de diciembre de 2010. Radiado.
  • En vivo: Concierto “100 Club”, Londres (Reino Unido), 17 de diciembre de 2010.
  • En vivo: Concierto “Live at the Apollo”, Londres (Reino Unido), 18 de diciembre de 2010.
  • En vivo: Concierto “Live at the Academy”, Liverpool (Reino Unido), 20 de diciembre de 2010.
  • En vivo: Concierto “HP Discover private show”, Las Vegas (Estados Unidos), 9 de junio de 2011.
  • En vivo: Gira “On the run tour”; Estados Unidos, Canadá, Emiratos Árabes Unidos, Italia, Francia, Alemania, Reino Unido, Suecia, Finlandia, Rusia, Países Bajos, Suiza, Bélgica, Uruguay, Paraguay, Colombia, Brasil y México, 2011-2012. En los conciertos de Nueva York (Estados Unidos, 15 de julio de 2011), Chicago (Estados Unidos, 31 de julio de 2011) y San Luis (Estados Unidos, 11 de noviembre de 2012) All my loving fue interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto colectivo “The Queen’s diamond jubilee concert”, Londres (Reino Unido), 4 de junio de 2012.
  • En vivo: Gira “Out there! tour”; Brasil, Estados Unidos, Polonia, Italia, Austria, Canadá, Japón, Uruguay, Chile, Perú, Ecuador, Costa Rica, Países Bajos y Noruega, 2013-2015. En algunos conciertos de la gira All my loving fue sustituida por Magical Mystery Tour. En los conciertos de Belo Horizonte (Brasil, 4 de mayo de 2013), Ámsterdam (Países Bajos, 7 de junio de 2015), Charlottesville (Estados Unidos, 23 de junio de 2015) y Oslo (Noruega, 7 de julio de 2015) fue interpretada en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto “Special Valentine’s Day concert”, Nueva York (Estados Unidos), 14 de febrero de 2015.
  • En vivo: Concierto “Robin Hood benefit”, Nueva York (Estados Unidos), 12 de mayo de 2015.
  • En vivo: Festival “Firefly Music Festival”, Dover (Estados Unidos), 19 de junio de 2015.
  • En vivo: Festival “Roskilde Festival”, Roskilde (Dinamarca), 4 de julio de 2015.
  • En vivo: Festival “Lollapalooza”, Chicago (Estados Unidos), 31 de julio de 2015.
  • En vivo: Gira “One on one tour”; Canadá, Estados Unidos, Japón, Brasil, Australia y Nueva Zelanda, 2016-2017. All my loving solo se interpretó ocasionalmente en algunos conciertos de la gira, alternando con Temporary secretary y Drive my car. Interpretada en ocasiones en la prueba de sonido.
  • En vivo: Concierto “Paul McCartney at The Cavern”, Liverpool (Reino Unido), 26 de julio de 2018.
  • En vivo: Festival “Austin City Limits Music Festival”, Austin (Estados Unidos), 12 de octubre de 2018.
  • En vivo: Concierto privado, Foxborough (Estados Unidos), 9 de octubre de 2018.
  • En vivo: Gira “Freshen up”; Japón, Francia, Dinamarca, Austria, Reino Unido, Argentina, Brasil, Estados Unidos y Canadá, 2018-2019. All my loving solo se interpretó ocasionalmente en algunos conciertos de la gira, alternando con Can’t buy me love. En los conciertos de Quebec (Canadá, 17 de septiembre de 2018), Montreal (Canadá, 20 de septiembre de 2018), Winnipeg (Canadá, 28 de septiembre de 2018) y Londres (Reino Unido, 16 de diciembre de 2018) All my loving fue interpretada en la prueba de sonido.
  • En televisión: Paul McCartney live at The Cavern Club, BBC One (Reino Unido), 25 de diciembre de 2020.

Paul McCartney y All my loving

Paul tardó 30 años en recuperar All my loving para su directo, pero desde entonces no la olvida. La retomó en “The new world tour” de 1993, cantando la antigua pieza con un curioso arreglo acústico, y así apareció en el doble LP Paul is live y en la cinta de vídeo Paul is live in concert on the new world tour. La gira de 2002 brindó al público una nueva versión en disco y en DVD. El 16 de abril de 1993, interrumpiendo momentáneamente el tour, McCartney encabezó un concierto benéfico a favor de Concerts for the Environment. Fue en el Hollywood Bowl de Los Ángeles, donde no tocaba desde su época con The Beatles, en un cartel compartido con 10,000 Maniacs, Don Henley, P.M. Dawn, k.d. lang, Bruce Cockburn, Kenny Loggins y The Steve Miller Band. Ringo, que no actuaba pero acudió al concierto, se unió a Paul y al resto de artistas para acompañar en los coros del número de cierre, Hey Jude.

El 10 de abril de 1999 Paul interpretó All my loving al final de la gala “Here, there and everywhere – A concert for Linda”, celebrada en memoria de su difunta esposa, en la que participaron además Elvis Costello, Des’ree, Marianne Faithfull, Neil Finn, Lynden David Hall, Tom Jones, Ladysmith Black Mambazo, Johnny Marr, George Michael, Sinéad O’Connor, Pretenders y Heather Small. Parte del concierto, incluyendo la interpretación de All my loving, fue radiado por la BBC Radio Two el 17 de abril. Al día siguiente fue emitido en la cadena televisiva BBC1.

En realidad McCartney no para de tocar la canción, e incluso la seleccionó como uno de los cinco números que utilizó para cerrar el concierto que celebraba los 60 años de Isabel II como reina. Mediada la gira “One on one tour”, de 2016 y 2017, empezó a interpretar la pieza en las pruebas de sonido y, a partir de 2017, la recuperó en varias ocasiones para el cuerpo principal del concierto. En la gira “Freshen up”, de 2018 y 2019, All my loving era una alternativa frecuente a Can’t buy me love.

Ringo Starr

  • En vivo: Concierto de la gira “Tour 2003”, Ringo Starr & his All-Starr Band, Westbury (Estados Unidos), 5 de agosto de 2003.

Ringo Starr y All my loving

En la gira estadounidense de 2003 de Ringo Starr and his All Starr Band, una de las estrellas participantes era Paul Carrack. En uno de los conciertos, el celebrado el 5 de agosto en Westbury, Nueva York, Carrack interpretó en solitario una versión de All my loving. Ringo no participó en la ejecución de esta pieza, pero se consigna aquí porque formaba parte del espectáculo de la banda capitaneada por él.

Versiones relevantes

De entre las múltiples versiones que ha recibido la canción destaca la publicada por los británicos The Dowlands accompanied by the Soundtracks en diciembre de 1963 (Oriole CB 1897): el día 25 del enero siguiente el remake alcanzó el puesto 33 en las listas del Reino Unido a rebufo del éxito de la versión original. Más o menos por la misma época, en enero de 1964, un grupo de Liverpool, The Trends, iniciaba su breve y nada exitosa carrera con otra versión de All my loving (Piccadilly 7N 35171), sin resultados en listas. En los Estados Unidos fue una versión orquestal firmada por The Hollyridge Strings (Capitol 5207, 22 de junio de 1964) la que se aupó en las listas, alcanzando el puesto 93 el 4 de julio de 1964.

En España, en la primavera y el verano de 1991, hizo furor una versión grabada por Los Manolos a ritmo de rumba catalana. Incluida en su álbum Pasión condal [BMG Ariola PL 74991 (5C)], la recreación de la pieza fue públicamente alabada por el mismísimo McCartney, quien aseguró haber adquirido una copia del disco durante una visita a Barcelona de aquel año.

Suzy Bogguss & Chet Atkins fueron candidatos en 1995 a un Grammy en el apartado de mejor colaboración vocal country por su remake conjunto de la canción. La pieza, incluida en el LP de homenaje Come together – America salutes The Beatles (Liberty 8 31712 2, 25 de abril de 1995), un disco que contaba con una preciosa portada que reproducía un dibujo de Lennon, perdió frente a Somewhere in the vicinity of the heart, de Shenandoah with Alison Krauss.

[Continúa en la parte 2, en la parte 3 y en la parte 4 de With The Beatles (LP)]

Carlos Prieto Dávila, Putxe para muchos, está felizmente casado y tiene dos hijas y un hijo, y también buenas amigas y amigos. Dicho lo importante, el resto: estudió la carrera de Derecho y luego dos postgrados, uno en Migraciones Internacionales y otro en Políticas Públicas, Desarrollo y Pobreza. Actualmente es director de Comillas Solidaria en la Universidad Pontificia Comillas. Su experiencia profesional incluye asimismo el ejercicio de la abogacía en ámbitos de exclusión social (Derecho Penal, Laboral, de Extranjería) y la gestión y evaluación de impacto de proyectos de cooperación internacional. Algo sabe de temas relacionados con su desempeño profesional, pero solo se considera experto en una cosa: The Beatles. Cantó Imagine junto a su amigo Leo en el escenario del mítico Cavern Club de Liverpool. Los dos lo hicieron fatal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí