The Beatles: With The Beatles (LP) [parte 3]

0
288

[Este artículo forma parte de la obra The Beatles: It’s all too much – Una enciclopedia por entregas: disco a disco, tema a tema. Puedes acceder a la introducción, que contiene además el índice completo, pinchando aquí.]

[Continuación de la parte 1 y la parte 2 de With The Beatles (LP)]


Cara A:
IT WON’T BE LONG (Lennon-McCartney)
ALL I’VE GOT TO DO (Lennon-McCartney)
ALL MY LOVING (Lennon-McCartney)
DON’T BOTHER ME (Harrison)
LITTLE CHILD (Lennon-McCartney)
TILL THERE WAS YOU (Willson)
PLEASE MISTER POSTMAN (Holland)

Cara B:
ROLL OVER BEETHOVEN (Berry)
HOLD ME TIGHT (Lennon-McCartney)
YOU REALLY GOT A HOLD ON ME (Robinson)
I WANNA BE YOUR MAN (Lennon-McCartney)
DEVIL IN HER HEART (Drapkin)
NOT A SECOND TIME (Lennon-McCartney)
MONEY (Bradford-Gordy)


Cara B

Roll over Beethoven (Berry) 2’46”

  • Versión 1 de 9 de Roll over Beethoven
    • Variación 1 de 12: primera edición del disco en LP mono y cinta abierta y reedición 5
    • Variación 2 de 12: primera edición del disco en LP estéreo y reediciones 1-4 y 6
    • Variación 6 de 12: reediciones 7-13
    • Variación 9 de 12: reediciones 14-15 y 17-19
    • Variación 10 de 12: reedición 16
    • Variación 11 de 12: reediciones 20-21 y 24
    • Variación 12 de 12: reediciones 22-23

Grabación: 30 de julio de 1963 (EMI Studios)
Productor: George Martin
Ingeniero de sonido: Norman Smith

GEORGE HARRISON: Guitarra solista, palmas y voz principal
JOHN LENNON: Guitarra rítmica y palmas
PAUL McCARTNEY: Bajo, palmas y coros
RINGO STARR: Batería y palmas

ROLL OVER BEETHOVEN (Berry)

Well, gonna write a little letter, gonna mail it to my local D.J.
It’s a rockin’ little record I want my jockey to play.
Roll over Beethoven, gotta hear it again today.
You know, my temper’ture’s rising and the juke-box’s blowed a fuse.
My heart’s beatin’ rhythm and my soul keeps a-singing the blues.
Roll over Beethoven and tell Tchaikovsky the news.
I’ve got a rocking pneumonia. I need a shot of rhythm & blues. (Oo.)
I think I got it off the writer sittin’ down by the rhythm review.
Roll over Beethoven, rocking in two by two.
Well, if you feel it ’n’ like it
go get your lover and reel and rock it.
Roll it over and move on up, just
try for further and reel and rock it.
Roll it over.
Roll over Beethoven, rocking in two by two. (Oo-ho.)
Well, early in the morning I’m a-giving you the warning, don’t you step on my blue suede shoes.
Hey, diddle, diddle, I’m a-playin’ my fiddle, ain’t got nothing to lose.
Roll over Beethoven and tell Tchaikovsky the news.
You know, she winks like a glowworm, dances like a spinning top.
She’s got a crazy partner, ought a-see ’em reel [rhythm] and rock.
As long as she got a dime the music will never stop.
Roll over Beethoven.
Roll over Beethoven.
Roll over Beethoven.
Roll over Beethoven.
Roll over Beethoven.
Dig to these rhythm ’n’ blues.

HAZTE A UN LADO, BEETHOVEN (Berry)

Bien, voy a escribir una cartita, voy a enviársela a mi pinchadiscos local.
Hay un disquito marchoso que quiero que ponga mi pincha.
Hazte a un lado, Beethoven, que tengo que oírlo hoy otra vez.
¿Sabes?, mi temperatura está subiendo y a la gramola se le ha fundido un fusible.
Mi corazón está latiendo a ritmo y mi alma sigue cantando el blues.
Hazte a un lado, Beethoven, y cuéntale a Chaikovski las nuevas.
Tengo una neumonía estremecedora. Necesito una inyección de rhythm & blues. Oh.
Creo que me la pegó el escritor que asistía al espectáculo.
Hazte a un lado, Beethoven, a bailar de dos en dos.
Bueno, si te apetece y te gusta
ve, tráete a tu amante y tambalea y sacúdete.
Da una vuelta y avanza nada más
que otro poquito, y tambalea y sacúdete.
Da una vuelta.
Hazte a un lado, Beethoven, a bailar de dos en dos.
A ver, te estoy avisando de buena mañana: no pises mis zapatos de gamuza azul.
Ey, tilín, tilín, yo toco mi violín, no tengo nada que perder.
Hazte a un lado, Beethoven, y cuéntale a Chaikovski las nuevas.
¿Sabes?, ella parpadea como una luciérnaga, baila como un trompo.
Tiene una pareja zumbada, deberías verles tambalear y sacudirse.
Mientras ella tenga una moneda de diez centavos la música nunca se detendrá.
Hazte a un lado, Beethoven.
Hazte a un lado, Beethoven.
Hazte a un lado, Beethoven.
Hazte a un lado, Beethoven.
Hazte a un lado, Beethoven.
Disfruta de estos rhythm & blues.

¿La instrumentación más básica posible? Sí. ¿El beatle que meses atrás pensaba que no cantaba bien asumiendo el papel vocal protagonista? Sí, y por partida doble porque registró su interpretación en dos pistas. ¿Una composición original? Ni siquiera, una versión. ¿Un fracaso? ¡De ninguna manera! The Beatles se sabían de memoria esta canción del gran Chuck Berry y supieron hacerle auténtica justicia en el remake incluido en With The Beatles. Puro R’n’R.

Versión original

Elvis Presley fue la primera gran sensación en el mundo del rock ’n’ roll, pero si a alguien admiraban por encima de todo los fans que se habían zambullido a fondo en el mar de la música popular de los años ’50 era a Chuck Berry. Las posibilidades de triunfo a gran escala de un músico negro como él en unos Estados Unidos que aún mantenían leyes segregacionistas eran mucho menores que las de los artistas blancos, pero Berry supo combinar mejor que nadie el espíritu del blues con los nuevos ritmos del R’n’R y hacer de su guitarra un elemento tan esencial en sus canciones como la voz, algo insólito hasta entonces. Los grupos británicos de principios de los ’60 pretendían emular a Chuck Berry, no a Elvis Presley. The Beatles en particular eran unos fervorosos admiradores, y no estaban solos: The Rolling Stones, The Kinks, The Animals, The Yardbirds y muchos otros homenajearon con sus versiones al magnífico rocker negro estadounidense, desaparecido el 18 de marzo de 2017 a los 90 años de edad.

Un auténtico referente

The Beatles fueron probablemente los más rendidos fans británicos de Chuck Berry, más incluso que los mismísimos Stones. En la discografía de estudio del grupo de Liverpool pueden encontrarse tres canciones escritas por el músico negro, dos de ellas publicadas por EMI: Roll over Beethoven (With The Beatles, Parlophone PMC 1206/PCS 3045/TA-PMC 1206, 22 de noviembre de 1963), Rock and roll music (Beatles for sale, Parlophone PMC 1240/PCS 3062/TA-PMC 1240, 4 de diciembre de 1964) y la versión de Memphis, Tennessee que la banda interpretó en la audición con Decca el 1 de enero de 1962, publicada legalmente por primera vez en el doble CD I saw her standing there… (Rock Melon RMMCD101, 15 de abril de 2013). Pero esto es solo una pequeña muestra de la devoción que The Beatles sentían por Berry: en sus días de The Cavern el grupo había incluido en su repertorio muchas otras canciones del guitarrista, canciones que luego siguieron interpretando en diversos programas de radio. Consecuentemente, en Live at the BBC (Apple PCSP 726/TCPCSP 726/CDPCSP 726, 30 de noviembre de 1994) se escuchan nada menos que ocho remakes de canciones de Chuck Berry: Too much monkey business; Carol; Johnny B Goode; Memphis, Tennessee; Sweet little sixteen; I got to find my baby y sendas recreaciones de Roll over Beethoven y Rock and roll music. El álbum On air – Live at the BBC volume 2 (Apple 0602537505067/3749169/sin referencia, 11 de noviembre de 2013) rescató un noveno tema de Berry interpretado por The Beatles, I’m talking about you, e incluyó también otras dos nuevas versiones de Roll over Beethoven y Memphis, Tennessee. En The Beatles bootleg recordings 1963 (Apple, sin referencia, 17 de diciembre de 2013) vuelven a aparecer grabaciones de temas de Chuck Berry registrados para la BBC (Too much monkey business, I got to find my baby, tres remakes de Roll over Beethoven), pero ninguno inédito. También en el citado doble CD I saw her standing there… se escucha la versión de Memphis, Tennessee que los de Liverpool grabaron en su primera aparición en la radio pública británica.

The Beatles habían incluido muchas otras canciones del guitarrista en su repertorio escénico: Almost grown, publicada por Berry en 1959, había formado parte del directo del grupo entre 1960 y 1962, probablemente cantada por John, y fue recordada durante las sesiones de Get back. Little Queenie, cuya versión original había aparecido en 1959, fue incluida desde el año siguiente y hasta 1963 en el número escénico de The Beatles, cantada por Paul. Aparece en las grabaciones del Star-Club (en el Reino Unido se publicó por primera vez en el doble LP The Beatles live! At the Star-Club in Hamburg, Germany; 1962, Lingasong LNL 1/LNK 1, 2 de mayo de 1977) y también fue retomada durante las sesiones de Get back. Maybellene, publicada allá por 1955, era cantada por John en directo en 1959, 1960 y 1961 y fue recordada en las sesiones de Get back. Reelin’ and rockin’, de 1958, formó parte del número escénico de The Beatles entre 1960 y 1961, aunque se desconoce quién era su intérprete vocal. School day (Ring ring goes the bell), de 1957, fue la pieza con la que Chuck Berry debutó en las listas británicas y The Beatles la incorporaron a su directo al menos durante 1961, quizá cantada por John, y la interpretaron de nuevo durante las sesiones de Get back. Thirty days, de 1955 (a veces interpretada como Forty days siguiendo la variación publicada por Ronnie Hawkins en 1959), era cantada por John en 1960 y 1961 y fue retomada durante las sesiones de Get back. Vacation time, una pieza de Berry publicada en 1958, fue incluida en el directo de The Beatles en 1960 y 1961, aunque se desconoce quién la cantaba, y también fue recuperada cuando se preparaba el disco Get back. En las mismas sesiones The Beatles interpretaron tres canciones de Berry que nunca habían utilizado en sus espectáculos en directo: Brown eyed handsome man y You can’t catch me, de 1956, y Around and around, de 1958. Todas las composiciones llevan la firma de Chuck Berry en solitario, aunque Maybellene fue registrada en 1955 con la rúbrica de otros dos coautores por presiones de la industria.

John Lennon incluyó nuevas versiones de Sweet little sixteen y You can’t catch me en su LP Rock ’n’ roll (Apple PCS 7169, 21 de febrero de 1975), y durante las sesiones de grabación del álbum registró asimismo un remake de Thirty days que permanece inédito. También Paul hizo su particular homenaje a Chuck Berry versionando Brown eyed handsome man e incluyéndola en su LP Run devil run (Parlophone 522 3511, 4 de octubre de 1999). Paul, es cierto, reconoció que en su caso su influencia más directa era la versión posterior de Buddy Holly y en el clip de la canción bailó como un auténtico sureño. La versión monoaural del CD single No other baby (Parlophone 72438 87739 2 8, 24 de octubre de 1999) acreditó esta canción como cara A alternativa.

Habida cuenta de la cantidad de canciones enumeradas, Chuck Berry pudo presumir, sin empacho, de haber sido el artista más admirado por el mejor grupo del mundo.

La opinión personal de Paul McCartney sobre Berry es concluyente:

«Si escuchas música como la de Chuck Berry ves que es un genio en su trabajo: la forma en que arrastra la lengua hasta que suena como una conversación normal. Es muy americano, es muy cosa del Sur, es lo negro» (Paul McCartney, 1992).

John se reservaba el protagonismo vocal en la mayoría de las canciones de Berry e incluso asumía muchas veces el papel de guitarra solista en sus temas, imponiendo su condición de líder natural de The Beatles. Lennon admiraba con locura al músico que había convertido la guitarra en el indiscutible instrumento protagonista del R’n’R. Así, cuando John actuó como presentador temporal del programa de televisión estadounidense The Mike Douglas show entre el 14 y el 18 de febrero de 1972, invitó el día 16 a Berry, a quien presentó como “mi héroe”, e interpretó junto a él Johnny B Goode y Memphis, Tennessee. En 1963, en una época en la que ya había comenzado a escuchar con devoción a Dylan, Lennon había declarado lo siguiente:

«Dicen que Bob Dylan es el futuro del rock, pero yo prefiero a Chuck Berry cualquier día.»

John llegó incluso a afirmar que

 «si pretendieras darle otro nombre al rock ’n’ roll, podrías llamarlo “Chuck Berry”».

Y también…

«En los ’50, cuando la gente estaba cantando virtualmente sobre nada, Chuck Berry estaba escribiendo canciones con contenido social, con una métrica increíble en la letra. Cuando oigo rock, rock del bueno, del calibre del de Chuck Berry, me descompongo y pierdo interés por cualquier otra cosa en la vida. Por mí, el mundo podría acabarse si está sonando rock ’n’ roll. Es una enfermedad que tengo» (John Lennon, 1972).

«Chuck Berry es uno de los grandes poetas de todos los tiempos, un poeta del rock, podría decirse. Se adelantó mucho a su época en lo que a las letras se refiere. Todos le debemos mucho, incluido Dylan. Me ha gustado todo lo que ha hecho, siempre. No se le puede comparar con otros intérpretes. Seguía la tradición de los grandes artistas del blues, pero él escribía sus letras; sé que [Little] Richard lo hacía, pero Berry escribía letras de verdad. Eran fantásticas, aunque la mitad de las veces no sabíamos lo que estaba diciendo» (John Lennon, 1970).

Un reconocimiento de ida y vuelta

Berry, correspondiendo a la deuda que tenía con los músicos británicos que le habían reivindicado, homenajeó la música beat con su álbum St. Louis to Liverpool (Chess LP/LPS-1488, noviembre de 1964), número 124 en las listas estadounidenses el 9 de enero de 1965.

El rocker estadounidense lamentó sinceramente la pérdida de John cuando fue asesinado:

«Desde los tiempos en que obtuvieron uno de sus primeros éxitos con Roll over Beethoven siempre me he sentido muy cercano a The Beatles. Sentí como si hubiera perdido una pequeña parte de mí mismo cuando John murió» (Chuck Berry).

Julian Lennon, el hijo mayor de John, también era un fan de Chuck Berry y tuvo ocasión de demostrarlo en el concierto conmemorativo del 60º aniversario del nacimiento del músico estadounidense, celebrado en San Luis el 16 de octubre de 1986 y recogido con posterioridad en el filme documental Hail! Hail! Rock ’n’ roll, de Taylor Hackford. Julian interpretó Roll over Beethoven en aquel concierto junto a Eric Clapton, Etta James, Keith Richards, Linda Rondstadt y el mismísimo Chuck Berry.

La versión original de Roll over Beethoven fue publicada como sencillo en los Estados Unidos el 14 de mayo de 1956 (Chess 1626). La canción estaba probablemente inspirada en el tema Swing Mr. Mendelssohn, compuesto por Gus Kahn (letra) y Bronislaw Kaper y Walter Jurmann (música) e interpretado por Judy Garland en la película de 1938 Everybody sing. El tema de Berry era toda una declaración de principios, un inequívoco alegato a favor del nuevo ritmo conocido como rock ’n’ roll (aunque la canción lo citaba todavía como “rhythm & blues”) y, a la vez, un homenaje a otros rockers y bluesmen estadounidenses como Louis Jordan (Early in the mornin’) y Carl Perkins (Blue suede shoes). Bo Diddley, que además de guitarrista era un experto violinista, era citado de forma indirecta en la letra a través del verso “hey, diddle, diddle, I’m a-playin’ my fiddle”, una variación del pasaje inicial de la tonada popular Hey diddle diddle, también conocida como The cat in the fiddle. Siguiendo la dirección contraria, la expresión “rocking pneumonia” inspiró la composición del tema Rocking pneumonia and the boogie woogie flu (Smith/Vincent), publicado por Huey Smith and the Clowns en 1957, y “a shot of rhythm & blues” sirvió de título para una canción escrita por Arthur Alexander que él mismo grabó en 1961. En el apartado de los agravios, el alemán Ludwig van Beethoven (1770-1827) y el ruso Piotr Ilich Chaikovski (1840-1893) eran los que se llevaban las bofetadas, por trasnochados. El Chuck Berry adolescente había mantenido durante años un contencioso con su hermana mayor, Lucy, que acaparaba el piano familiar para tocar música clásica sin permitir que el joven Chuck lo usara para interpretar los éxitos contemporáneos que a él le gustaban:

«Escribí Roll over Beethoven basándome en los sentimientos que se me despertaban cuando mi hermana monopolizaba el piano en casa durante nuestros años escolares de juventud. De hecho, la mayoría de los versos estaban dirigidos a Lucy en vez de al maestro Ludwig van Beethoven. Thelma también tomaba lecciones de música clásica en el piano pero Lucy fue la condenada que postergó veinte años la música de rock ’n’ roll» (Chuck Berry).

Tiempos nuevos, tiempos salvajes

La explosión del rock ’n’ roll en los Estados Unidos en los años ’50 había supuesto un revulsivo para la sociedad, que vio cómo el protagonismo del que habían gozado unos adultos que acababan de salir de una Guerra Mundial se diluía ante la irrupción como fuerza social relevante de una juventud para la que los referentes paternos no significaban nada y que gozaba de unas facilidades económicas desconocidas hasta la fecha. Los antiguos mitos caían y otros, como James Dean o Elvis Presley, eran rápidamente ensalzados. Chuck Berry resumió todo este sentimiento en el título de su canción, en el que invitaba a Beethoven a “roll over” —una expresión que, hábilmente, utilizaba una de las palabras que componen el término “rock ’n’ roll” y que se puede traducir de múltiples formas: “retuércete” (en tu tumba, se entiende), “hazte a un lado”, “date la vuelta” o incluso “ríndete” o “date por vencido”—. El mayor mito musical de la Historia era apartado a un lado por una generación que despreciaba a los antiguos héroes y creaba los suyos propios. Beethoven no significaba nada para aquellos jóvenes. El propio Ringo lo dejó claro en la primera rueda de prensa estadounidense del grupo, ofrecida el 7 de febrero de 1964 a su llegada al aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York. Preguntado por su opinión sobre el compositor clásico, Starr contestó con sorna:

«Le adoro, especialmente sus poemas.»

Era una broma recurrente de Starr: se le había escuchado hablar por primera vez de los poemas de Beethoven en una entrevista concedida por el grupo a una radio británica el 29 de noviembre de 1963. En la rueda de prensa ofrecida por el grupo el 5 de febrero de 1964 a su vuelta de París, Ringo volvió a bromear sobre el asunto, afirmando que ofrecería un recital de poemas de Beethoven en el City of London Festival. Al parecer, se trataba de un chiste interno del grupo que hacía mofa de un desconocido cantante pop: el incauto había afirmado en una entrevista que estaba leyendo un libro de poemas de Beethoven.

Paul, 27 años más tarde, más maduro e inmerso él mismo en la composición clásica con su Paul McCartney’s Liverpool oratorio, hizo, en la introducción escrita a dicho disco, una afirmación algo menos escandalosa, aunque alguno debió rasgarse también las vestiduras con sus palabras. Su particular lista de artistas que, según su criterio, tenían en común producir “buena música” rezaba así: “Beatles, Beethoven, Beach Boys, Bach, Hendrix, Händel, Chaikovsky, The Who”.

Chuck Berry, que era un letrista extraordinario, fue el primer músico que reivindicó de forma reiterada las virtudes del nuevo estilo musical en los textos de sus canciones. Décadas después, el hip hop heredó esta tradición.

A pesar de que hoy es considerada un clásico, la grabación original de Berry solo alcanzó el puesto 29 en la lista estadounidense de éxitos (aunque escaló hasta el número 7 en la lista especializada de R&B). Ocurrió el 30 de junio de 1956. En el Reino Unido el single no fue publicado hasta finales de mayo de 1957 y ni siquiera entró en listas.

El tiempo, sin embargo, puso las cosas en su sitio: el 21 de febrero de 1990 la canción recibió el Grammy Hall of Fame, que se concede a grabaciones históricas o de especial significado de más de 25 años de antigüedad, y el número 963 de la revista estadounidense Rolling Stone, publicado el 9 de diciembre de 2004, la incluyó en la lista de las mejores 500 canciones de todos los tiempos otorgándole el puesto 97. También forma parte desde 2003 del Registro Nacional de Grabaciones de los Estados Unidos, que incorpora 50 canciones nuevas cada año. Fue incluida en este registro a propuesta de la Biblioteca del Congreso. George Harrison, el beatle que asumió la voz cantante en la versión de los Fab Four, citó Roll over Beethoven en la lista de sus diez canciones favoritas de todos los tiempos.

Mi Top 10 particular

Harrison confesó sus gustos musicales en una entrevista concedida en marzo de 1997 a la revista Guitar World. La lista de sus diez canciones preferidas era la siguiente: If you gotta make a fool of somebody, de James Ray; Blue suede shoes, de Carl Perkins; Roll over Beethoven, de Chuck Berry; The bells of Rhymney, de The Byrds (la canción que inspiró su riff de If I needed someone); Call of the valley, una pieza del folklore indio interpretada por Brij Bushan Kabra; Badge, de Cream (compuesta por él mismo y Eric Clapton, aunque lo que la hacía especial para George era el solo de guitarra de su amigo); Back on the Chain Gang, de Pretenders (elegida quizá porque Harrison estaba convencido de que la composición fue construida sobre un acorde de I want to tell you); Brothers in arms, de Dire Straits; Cold day in hell, de Gary Moore; y Remedy, de The Black Crowes (una concesión a la música de los ’90 en homenaje a su hijo Dhani, fan del grupo y “culpable” de la afición de su padre).

George ya había demostrado varios años atrás su aprecio por Roll over Beethoven: su composición Thanks for the pepperoni, que era en realidad la última de las improvisaciones contenidas en el tercer disco del triple álbum All things must pass (Apple STCH 639, 30 de noviembre de 1970), era una variación instrumental de la composición de Berry, al menos en sus primeros compases.

Arreglos instrumentales y vocales

George Harrison era el auténtico protagonista en esta grabación, en la que asumía la voz principal a la vez que remedaba los elaborados punteos de guitarra de la versión original de Chuck Berry. Por primera vez en la carrera discográfica de The Beatles, la canción comenzaba con un pasaje instrumental de guitarra y, aunque Harrison no consiguió emular por completo la magistral introducción de la grabación original de Berry, hizo un trabajo más que aceptable. Su interpretación vocal es, además, de las mejores que se le recuerdan en esta primera época. George cantó solo, sin más apoyo vocal que el de su propia voz doblada (excepto por un par de grititos agudos que Paul coló por su cuenta), y lo hizo con tan buen resultado como cuando esa misma técnica de estudio era usada por Lennon o McCartney. Los cuatro Beatles acrecentaron el carácter rítmico de la grabación con sus palmas.

La versión de The Beatles reproduce punto por punto la estructura de la canción original, aunque los británicos ejecutaron Roll over Beethoven en una clave más baja y a un ritmo algo más pausado, copiando el tipo de arreglos que el propio Berry utilizó en grabaciones posteriores de otros temas propios.

Grabación

Roll over Beethoven fue grabada en la sesión vespertina del 30 de julio de 1963. La pista básica, que incluía toda la instrumentación y un primer registro de la voz de George, necesitó de cinco tomas. Sobre la última de ellas, seleccionada como la mejor, se abordaron dos tomas más —de las que se utilizó la segunda— en las que se añadieron los elementos pendientes (el solo de guitarra y la segunda pista de voz de Harrison, además de las palmas) y, después, todavía una más para perfeccionar el acorde final, con todo el grupo tocando al unísono.

La versión original de Chuck Berry incluía muchos modismos estadounidenses difíciles de comprender para un oído británico, así que el remake que interpretó George Harrison, y que quedó plasmado en disco, contiene varios errores. El bueno de George convirtió “just a trifle further” en “just try for further” (que puede traducirse de forma semejante) e hizo parpadear a la metafórica luciérnaga (“winks”) en vez de culebrear (“wriggles”). El error más grueso lo cometió en un verso completo: cantó “I think I got it off the writer sitting down by the rhythm revue” (“creo que me la pegó [la neumonía estremecedora] el escritor que asistía al espectáculo”) en vez de “I got the rollin’ arthritis sitting down at the rhythm revue” (“me pillé una artritis bamboleante mientras estaba sentado contemplando el espectáculo”). Los “rhythm revues” de la letra eran los antiguos espectáculos en los que varios músicos de R&B actuaban conjuntamente con el apoyo de una big band.

También hay otros cambios menores en la letra y versos cambiados de lugar. Es muy probable que George hubiera consolidado estas variaciones en su mente a lo largo de los años, porque sus dos tomas de voz reproducen la misma interpretación sin ningún titubeo. Solo en la última estrofa se detecta un pequeño error: en una de las pistas vocales Harrison cantó “reel” y en la otra, equivocándose, “rhythm”.

Existe una grabación de Roll over Beethoven registrada en vivo de forma amateur en el Cavern Club de Liverpool a mediados de 1962. La cinta que la incluye recoge un concierto completo o casi completo con Pete Best todavía como batería de The Beatles. Se vendió en Sotheby’s el 29 de agosto de 1985 por 2.310 libras. Su comprador fue Paul McCartney.

Versiones, variaciones y reediciones

Versiones

  1. La grabación original de estudio, aparecida por primera vez en With The Beatles (Parlophone PMC 1206/PCS 3045/TA-PMC 1206, 22 de noviembre de 1963).
  2. La grabación registrada en vivo en el Star-Club de Hamburgo en diciembre de 1962, publicada por primera vez, sin autorización de The Beatles, en la edición alemana del doble álbum The Beatles live! At the Star-Club in Hamburg, Germany; 1962 (Bellaphon BLS 5560/BMC 100, 8 de abril de 1977) y poco después en la edición británica (Lingasong LNL 1/LNK 1, 2 de mayo de 1977).
  3. La grabación en vivo registrada en el concierto del 23 de agosto de 1964 en el Hollywood Bowl de Los Ángeles, publicada por primera vez en The Beatles at the Hollywood Bowl (Parlophone EMTV 4/TC-EMTV 4/8X-EMTV 4, 6 de mayo de 1977).
  4. La versión emitida en el programa radiofónico From us to you el 30 de marzo de 1964, publicada en Live at the BBC (Apple PCSP 726/TCPCSP 726/CDPCSP 726, 30 de noviembre de 1994).
  5. La versión emitida en el programa de la radio sueca Pop ’63 – The Beatles, popgrupp från Liverpool på besök i Stockholm el 11 de noviembre de 1963, publicada en Anthology 1 (Apple PCSP 727/TCPCSP 727/CDPCSP 727, 2 de noviembre de 1995). Aunque la versión de estudio de los de Liverpool, ya grabada, todavía no había sido publicada, The Beatles habían pulido los arreglos de la canción y John y Paul se unían a George en las voces en la estrofa final para hacer más explosivo el cierre. Ian MacDonald opina que esta versión es mejor que la de la grabación de estudio, aunque lo cierto es que la ejecución instrumental de George es mucho menos precisa.
  6. La versión emitida en el programa radiofónico Pop go The Beatles el 3 de septiembre de 1963, publicada en On air – Live at the BBC volume 2 (Apple 0602537505067/3749169/sin referencia, 11 de noviembre de 2013).
  7. La versión emitida en el programa radiofónico Saturday club el 29 de junio de 1963, publicada en The Beatles bootleg recordings 1963 (Apple, sin referencia, 17 de diciembre de 2013) con el título Roll over Beethoven (Live at the BBC for “Saturday club” 29th June, 1963).
  8. La versión emitida en el programa radiofónico Saturday club el 21 de diciembre de 1963, publicada en The Beatles bootleg recordings 1963 (Apple, sin referencia, 17 de diciembre de 2013) con el título Roll over Beethoven (Live at the BBC for “Saturday club” 21st December, 1963).
  9. La versión emitida en el programa radiofónico From us to you el 26 de diciembre de 1963, publicada en The Beatles bootleg recordings 1963 (Apple, sin referencia, 17 de diciembre de 2013) con el título Roll over Beethoven (Live at the BBC for “From us to you” 26th December, 1963).

Variaciones y reediciones de la versión 1

  1. La mezcla monoaural original.
  • With The Beatles, LP/cinta abierta, Parlophone PMC 1206/TA-PMC 1206, 22 de noviembre de 1963 (primera edición en LP mono y cinta abierta y reedición 5)
  1. La mezcla estereofónica original.
  • With The Beatles, LP, Parlophone PCS 3045, 22 de noviembre de 1963 (primera edición en LP estéreo y reediciones 1-4 y 6)
  • Rock ’n’ roll music, 2 LPs/cassette/cartucho, Parlophone PCSP 719/TC2- PCSP 719/8X2-PCSP 719, 11 de junio de 1976
  1. La nueva mezcla mono de Capitol hecha a partir de la variación 2, incluida en The Beatles’ second album (mono, Capitol T 2020, 10 de abril de 1964)…
  2. … Y la estéreo, también hecha a partir de la variación 2 y publicada en The Beatles’ second album (estéreo, Capitol ST 2020, 10 de abril de 1964). Ninguna de estas dos variaciones ha aparecido en el Reino Unido.
  3. Una mezcla estereofónica, mejor balanceada que la original, encargada por Capitol a George Martin en 1976 para la edición estadounidense de Rock ’n’ roll music (Capitol SKBO 11537, 11 de junio de 1976). EMI no la aprovechó en el Reino Unido hasta la reedición del doble álbum en dos discos individuales.
  • Rock ’n’ roll music vol 1, LP/cassette, Music For Pleasure MFP 50506/TC MFP 50506, 24 de octubre de 1980
  • The Beatles box, 8 LPs/8 cassettes, Parlophone/World Records SM 701-708/C70, 3 de noviembre de 1980 (primera edición y reedición 1)
  1. La remasterización de 1987, monoaural y basada en la variación 1.
  • With The Beatles, LP (reediciones 7-13)
  1. La remasterización de la variación 4, estéreo, para la edición de The Beatles’ second album en CD…
  • The Beatles’ second album, CD, Capitol 07243 875397 2 3, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. … Y la de la variación 3, mono, para lo mismo.
  • The Beatles’ second album, CD, Capitol 07243 875397 2 3, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. La edición estándar a partir de 2009, una remasterización digital en estéreo basada en la variación 2.
  • With The Beatles, LP (reediciones 14-15 y 17-19)
  • The Beatles’ second album (USA version), CD, Apple B0019698-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La remasterización digital de la mezcla monoaural, hecha también en 2009 y basada en la variación 1.
  • With The Beatles, LP (reedición 16)
  • The Beatles’ second album (USA version), CD, Apple B0019698-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La mezcla digital definitiva para vinilo, en esencia igual que la variación 9 pero tratada con ecualización propia para adaptarse al formato. Aparecida en 2012.
  • With The Beatles, LP (reediciones 20-21 y 24)
  1. Una nueva mezcla mono analógica, preparada en 2014 para la reedición de la discografía del grupo en vinilo en versión monoaural.
  • With The Beatles, LP (reediciones 22-23)

Ventas y éxito en listas

  • Estados Unidos:
    • Entrada única:
      • Debut: 21 de marzo de 1964
      • Puesto más alto: 68 (4 de abril de 1964, una semana; número 1: Can’t buy me love, The Beatles)
      • Semanas en listas: 4

La versión de Roll over Beethoven firmada por The Beatles tenía todas las papeletas para triunfar en los Estados Unidos, el país donde nació el R’n’R. Y de qué manera ocurrió. Casi a la vez que las copias importadas del single canadiense All my loving inundaban el mercado estadounidense, las ventas del sencillo Roll over Beethoven, también publicado en Canadá (Capitol 72133, 9 de diciembre de 1963), aupaban su canción estrella hasta el puesto 68 del Hot 100 de Billboard el 4 de abril de 1964. El disco había debutado en la lista el 21 de marzo anterior en el número 79 y se mantuvo en ella cuatro semanas. Por si fuera poco, el remake de Roll over Beethoven de The Beatles alcanzó el puesto 30 en la lista de Cashbox y el 35 en la de Record World.

Las posibilidades de éxito masivo de la canción eran tan evidentes que la rama estadounidense de Capitol se preparó para editar su propia versión del sencillo en los Estados Unidos, pero los planes se truncaron: desde Gran Bretaña llegaron instrucciones precisas de Brian Epstein para centrar los esfuerzos publicitarios en el inminente nuevo single de The Beatles, Can’t buy me love (que, previsiblemente, alcanzó el número 1). Capitol se plegó a las exigencias del manager de la banda pero, consciente del tirón popular de esta pieza, incluyó una nota en el anuncio publicado en Billboard el 14 de marzo de 1964, concebido para publicitar la inmediata aparición del siguiente sencillo de The Beatles: para tranquilidad de los fans, se informaba de la próxima disponibilidad de Roll over Beethoven en el subsiguiente álbum de The Beatles, ya en preparación. Efectivamente, cuando el 10 de abril apareció The Beatles’ second album esta canción era la encargada de abrir el disco y su título aparecía particularmente destacado en la portada junto al de She loves you.

Con todo, Capitol no renunció por completo a sacarle jugo a Roll over Beethoven. Así, en cuanto tuvo oportunidad publicó un EP titulado Four by The Beatles (Capitol EAP 2121, 11 de mayo de 1964) en el que Roll over Beethoven era la canción estrella, acompañada de All my loving —la otra pieza que se les había escapado debido a las importaciones desde Canadá— junto a This boy y Please Mister postman. A pesar del formato, extraño en un país acostumbrado a los singles, el EP se coló en las listas de éxitos durante tres semanas, alcanzando el puesto 92 del Hot 100 el 27 de junio de 1964. Había hecho su primera aparición el día 13 del mismo mes en el número 97. Y la historia continúa, porque el 11 de octubre de 1965 Capitol publicó simultáneamente seis singles que incluían viejas canciones del grupo. Roll over Beethoven recibió por fin su esperada cara A, con Misery en la vuelta (Capitol Starline 6065). Este disco tardío no consiguió entrar en las listas de éxitos.

¿Es Chuck Berry? ¿Es un avión? ¡Son The Beatles!

En la película Superman III (1983), del director Richard Lester (viejo conocido de The Beatles tras haber sido el realizador de sus filmes A hard day’s night y Help!), se escucha Roll over Beethoven como música de ambiente en una fiesta en Smallville… en la versión de The Beatles y no en la de Chuck Berry, su compositor e intérprete original, amén de estadounidense.

La versión de The Beatles de Roll over Beethoven fue número 1 en Australia. El 5 de marzo de 1964 apareció en el mercado un single titulado Roll over, Beethoven (sic) (Parlophone A8107). Alcanzó la cumbre el 4 de abril de 1964, sustituyendo a Love me, do/I saw her standing there, y la conservó durante dos semanas. Fue descabalgado de la misma por All my loving, un disco también firmado por The Beatles.

Súbete al carro, Beethoven

En 1973 la Electric Light Orchestra de Jeff Lynne —futuro compañero de Harrison en el grupo Traveling Wilburys y productor de The Beatles en su reunión de los ’90— consiguió de nuevo un éxito con Roll over Beethoven: tras ser publicada como canción estrella del segundo single de la banda (Harvest HAR 5063, 12 de enero de 1973), la pieza logró un sexto puesto en las listas británicas el 17 de febrero de aquel año y un puesto 42 en las estadounidenses el 28 de julio siguiente. La versión de la banda (que dura 4’30” en el sencillo, 7’03” en la edición británica del subsiguiente álbum ELO 2 y 8’10” en la versión estadounidense del LP) mezcla con ingenio la canción de Chuck Berry con pasajes orquestales del primer movimiento de la Quinta sinfonía de Beethoven.

No había otra formación musical más adecuada para proponer una versión como esta: la también conocida como ELO había nacido en 1970 con la intención de combinar la música rock con arreglos de cuerdas y metales y pretendía recorrer caminos hasta entonces inexplorados en la música popular moderna. Su punto de partida, decían, era el tema de The Beatles I am the walrus.

En el Reino Unido, la recreación de la Electric Light Orchestra de Roll over Beethoven ha sido la única versión del tema que ha entrado en las listas de éxitos. En los Estados Unidos, sin embargo, la composición ha sido recurrente en el Hot 100: a las versiones del propio Chuck Berry, de The Beatles y de la ELO hay que sumar la del grupo estadounidense The Velaires, que alcanzó el puesto 51 el 18 de septiembre de 1961. Otros dos remakes han entrado en la lista especializada de C&W: la de los hermanos Jerry Lee Lewis & Linda Gail Lewis (un puesto 71 el 17 de enero de 1970) y la del cantante Narvel Felts (un puesto 64 el 7 de agosto de 1982).

Interpretaciones en directo

Roll over Beethoven formaba parte desde 1957 del repertorio escénico de The Beatles. Hasta mediados de 1961 había sido territorio de la voz de Lennon. George asumió a partir de ese año las responsabilidades vocales en la pieza.

«Era una canción que me gustaba. Tenía el disco de Chuck Berry y solía cantarla en los clubes» (George Harrison, 2000).

Roll over Beethoven siguió formando parte indiscutible del repertorio de The Beatles de forma casi ininterrumpida durante años, aunque a mediados de 1963 fue transitoriamente retirada del número escénico. Volvió a él tras ser registrada en el estudio de grabación. Así, se convirtió en la canción con la que The Beatles abrían sus actuaciones en los conciertos veraniegos de 1963, aunque prescindieron de ella en la breve gira sueca de octubre. Reapareció como parte del número escénico en la gira británica e irlandesa del otoño de aquel mismo año. En los conciertos navideños en Londres volvió a ser el número introductorio.

Un aperitivo para el público estadounidense

En septiembre de 1963, durante unas breves vacaciones, George Harrison y su hermano Peter visitaron los Estados Unidos para encontrarse con la hermana mayor de ambos, Louise, que después de casarse se había instalado en Benton, Illinois. La noche del 28 de septiembre los Harrison acudieron como público a un concierto de una banda local, The Four Vests, en Eldorado. George subió a escena con ellos y cantó cinco canciones, incluyendo Roll over Beethoven, ante no más de 100 afortunados asistentes. Era la primera visita de un beatle a los Estados Unidos y, obviamente, la primera actuación en directo en aquel país de un miembro de la banda inglesa.

En 1964 varios países fueron testigos de la interpretación de la canción: Francia en enero y febrero; los Estados Unidos en febrero (país en el que Roll over Beethoven volvió a ser la canción de apertura de los conciertos); el Reino Unido durante la primavera; Dinamarca, los Países Bajos, Hong Kong, Australia y Nueva Zelanda en junio; y Canadá y de nuevo los Estados Unidos a lo largo de agosto y septiembre. La posterior gira otoñal por el Reino Unido e Irlanda fue la última en la que se interpretó Roll over Beethoven. Tras cantarla por penúltima vez el 10 de noviembre de 1964 en Bristol, el grupo la sustituyó por Everybody’s trying to be my baby, otro clásico del R’n’R interpretado por Harrison e incluido en Beatles for sale.

Aunque habían retirado la canción de su repertorio en 1964, The Beatles interpretaron Roll over Beethoven por última vez en una ocasión especial. Ocurrió el 26 de junio de 1966 en Hamburgo. The Beatles ya eran por aquel entonces la mayor sensación mundial pero no habían olvidado sus estancias en la ciudad alemana en los tiempos previos a la fama internacional, e incluyeron esta pieza en su repertorio de aquel día como homenaje a Horts Fascher, un “gorila” del club Kaiserkeller del que The Beatles habían llegado a ser grandes amigos. Fascher, al que le encantaba la canción, no pudo acudir al concierto, pero sí estuvieron presentes Astrid Kirchherr —la antigua novia del fallecido Stuart Sutcliffe—, Bettina “Betty” Derlien —camarera en el Star-Club— y Bert Kaempfert —el músico que produjo las grabaciones de la banda con Tony Sheridan—.

Emisiones radiofónicas

  • Steppin’ out (BBC), grabado el 21 de mayo y emitido el 3 de junio de 1963. Previo a la grabación de estudio de la pieza.
  • Saturday club (BBC), grabado el 24 y emitido el 29 de junio de 1963. Previo a la grabación de estudio de la pieza. Tres de las seis canciones emitidas en este programa fueron composiciones originales de Chuck Berry.
  • Pop go The Beatles, duodécimo programa (BBC), grabado el 1 de agosto y emitido el 3 de septiembre de 1963.
  • Pop ’63 – The Beatles, popgrupp från Liverpool på besök i Stockholm (Sveriges Radio, Suecia), grabado el 24 de octubre y emitido el 11 de noviembre de 1963.
  • Saturday club (BBC), grabado el 17 y emitido el 21 de diciembre de 1963.
  • From us to you, primer programa (BBC), grabado el 18 y emitido el 26 de diciembre de 1963.
  • Saturday club (BBC), grabado el 7 de enero y emitido el 15 de febrero de 1964.
  • From us to you, segundo programa (BBC), grabado el 28 de febrero y emitido el 30 de marzo de 1964.
  • Beatles show (5DN Radio, Australia), grabado en un concierto en Adelaide el 12 de junio de 1964 y emitido el día 13 del mismo mes.
  • On the town, (CKNW, Canadá), concierto en Vancouver emitido en directo el 22 de agosto de 1964.
  • (WIBG, Estados Unidos), concierto en Filadelfia emitido en directo el 2 de septiembre de 1964.
  • (WIFE, Estados Unidos), concierto en Indianapolis emitido en directo el 3 de septiembre de 1964.

Apariciones audiovisuales

Televisión

  • It’s The Beatles! (BBC), grabado en un concierto en el Empire Theatre de Liverpool el 7 de diciembre de 1963 y emitido el mismo día.
  • Around The Beatles (Rediffusion), grabado el día 28 de abril y emitido el 6 de mayo de 1964. The Beatles aparecían en el programa haciendo playback sobre nuevas grabaciones de las canciones registradas el 19 de abril de 1964. La versión de Roll over Beethoven utilizada para este programa era sensiblemente más corta que la de estudio. Las interpretaciones del grupo aparecieron en VHS en 1985 con el título The Beatles live.
  • The Beatles in Nederland (VARA-tv, Países Bajos), grabado el 5 y emitido el 8 de junio de 1964. Ringo estaba hospitalizado y era sustituido temporalmente por Jimmie Nicol. El programa incluía, en principio, actuaciones en playback, pero The Beatles añadieron nuevas voces al ser dejados abiertos los micrófonos. En este número George cantó el verso equivocado antes del solo instrumental.
  • The Beatles sing for Shell (Channel 9, Australia), grabado en un concierto en Melbourne el 17 de junio de 1964 y emitido el 1 de julio siguiente.

Cine

Roll over Beethoven fue incluida en el filme The Beatles: Direct from the first American concert in Washington, D.C., proyectado por circuito cerrado en salas estadounidenses y canadienses los días 14 y 15 de marzo de 1964. El material del grupo utilizado en la película procedía del concierto ofrecido en Washington el 11 de febrero anterior.

Carreras en solitario

George Harrison

  • En vivo: Gira “Rock legends”, George Harrison with Eric Clapton and his Band, Japón, 1991.
  • En disco: Live in Japan, George Harrison with Eric Clapton and Band, 2 LPs/2 CDs, Dark Horse 7599 26964-1/7599-26964-2, 13 de julio de 1992.

George Harrison y Roll over Beethoven

The Beatles habían dejado de interpretar la canción en directo en 1964, pero Harrison siguió guardando una gran devoción por la pieza. Así, en los conciertos que ofreció en Japón en diciembre de 1991 junto a la banda de Eric Clapton, Roll over Beethoven concluía la actuación. El exbeatle también cerró con ella el doble LP que fue grabado en vivo a lo largo de la gira. El disco se tituló, obviamente, Live in Japan. La versión que aparecía en el álbum fue grabada el 15 de diciembre en Tokio. La banda que acompañaba a George en su reaparición en directo tras 17 años de práctica inactividad escénica incluía, además de al mítico Eric Clapton, a músicos de la talla de Nathan East, Andy Fairweather-Low, Ray Cooper o Steve Ferrone. El álbum fue acreditado a “George Harrison with Eric Clapton and Band”.

George Harrison y Ringo Starr

  • En vivo: Concierto “The Natural Law Party presents George Harrison & Friends”, George Harrison & the Hi Jack Band, Londres (Reino Unido), 6 de abril de 1992.

George Harrison, Ringo Starr y Roll over Beethoven

George Harrison interpretó de nuevo la canción de Chuck Berry en un concierto celebrado en el Royal Albert Hall de Londres el 6 de abril de 1992. Fue su última aparición en directo y contó con la presencia de su amigo Ringo Starr. El evento se organizó en apoyo del Natural Law Party (el Partido de la Ley Natural), una formación política transnacional que se inspira en las enseñanzas del antiguo mentor de The Beatles, el Maharishi Mahesh Yogi. Roll over Beethoven fue el último número de la noche. Se interpretó dos veces, y la segunda y definitiva versión contó con varias colaboraciones especiales: Gary Moore, Joe Walsh y Dhani Harrison, el hijo de George, todos tocando la guitarra. Ringo Starr tocó la batería en las dos versiones.

John Lennon

  • En radio: The lost Lennon tapes – 88-31, Westwood One (Estados Unidos), 25 de julio de 1988.

John Lennon y Roll over Beethoven

Lennon grabó una nueva versión de Roll over Beethoven junto a Elephant’s Memory Band durante las sesiones que dieron origen al doble LP Some time in New York City, celebradas entre el 1 y el 20 de marzo de 1972, aunque dicho remake nunca llegó a publicarse. Meses después, John ensayó la canción de Berry con el mismo grupo para los dos conciertos benéficos que ofreció el 30 de agosto en Nueva York pero, una vez más, no llegó a incluirla en el repertorio final. La versión de estudio acabó siendo escuchada en la serie radiofónica The lost Lennon tapes.

Ringo Starr

  • En disco: Mean old man, Jerry Lee Lewis, LP/CD, Verve Forecast LP 5369/2747091, 7 de septiembre de 2010 [como Roll over Beethoven (With Ringo Starr, John Mayer & Jon Brion)].

Ringo Starr y Roll over Beethoven

Starr colaboró como batería en un remake de la pieza que el legendario rocker Jerry Lee Lewis incluyó en su segundo disco de duetos de los 2000, Mean old man. También tocaban los dos músicos estadounidenses John Mayer y Jon Brion. Ringo ya había acompañado a Lewis en el álbum precedente, Last man standing, cantando junto al rocker otra versión de un tema de Chuck Berry: Sweet little sixteen.

Hold me tight (Lennon-McCartney) 2’32”

  • Versión 1 de 5 de Hold me tight
    • Variación 1 de 11: primera edición del disco en LP mono y cinta abierta y reedición 5
    • Variación 2 de 11: primera edición del disco en LP estéreo y reediciones 1-4 y 6
    • Variación 5 de 11: reediciones 7-13
    • Variación 8 de 11: reediciones 14-15 y 17-19
    • Variación 9 de 11: reedición 16
    • Variación 10 de 11: reediciones 20-21 y 24
    • Variación 11 de 11: reediciones 22-23

Grabación: [11 de febrero y] 12 de septiembre de 1963 (EMI Studios)
Productor: George Martin
Ingeniero de sonido: Norman Smith

GEORGE HARRISON: Guitarra solista, palmas, segundas voces y coros
JOHN LENNON: Guitarra rítmica, palmas, segundas voces y coros
PAUL McCARTNEY: Bajo, palmas y voz principal
RINGO STARR: Batería y palmas

HOLD ME TIGHT (Lennon/McCartney)

It feels so right. Now [so],
hold me tight,
tell me I’m the only one,
and then I might
never be the lonely one.
So hold (hold) me tight (me tight). Tonight (tonight), tonight (tonight),
it’s you.
You, you, you oo-oo oo-oo.
Hold me tight,
let me go on loving you
tonight, tonight,
making love to only you.
So hold (hold) me tight (me tight). Tonight (tonight), tonight (tonight),
it’s you.
You, you, you oo-oo oo-oo
don’t know what it means to hold you tight.
Being here alone tonight with you
it feels so right. Now [so],
hold me tight,
tell me I’m the only one,
and then I might
never be the lonely one.
So hold (hold) me tight (me tight). Tonight (tonight), tonight (tonight),
it’s you.
You, you, you oo-oo oo-oo
don’t know what it means to hold you tight.
Being here alone tonight with you
it feels so right. Now [so],
hold me tight,
let me go on loving you
tonight, tonight,
making love to only you.
So hold (hold) me tight (me tight). Tonight (tonight), tonight (tonight),
it’s you.
You, you, you oo-oo oo-oo oo-oo.
You oo-oo.

ABRÁZAME FUERTE (Lennon/McCartney)

Hace sentirse muy bien. Vamos [así que],
abrázame fuerte,
dime que soy el único,
y entonces podré
no ser nunca más un solitario.
Así que abrázame, abrázame, fuerte, fuerte. Esta noche, esta noche, esta noche, esta noche,
eres tú.
Tú, tú, tú.
Abrázame fuerte,
déjame seguir amándote
esta noche, esta noche,
haciéndote el amor nada más que a ti.
Así que abrázame, abrázame, fuerte, fuerte. Esta noche, esta noche, esta noche, esta noche,
eres tú.
Tú, tú, tú
no sabes lo que significa abrazarte fuerte.
Estar aquí solo esta noche contigo
hace sentirse muy bien. Vamos [así que],
abrázame fuerte,
dime que soy el único,
y entonces podré
no ser nunca más un solitario.
Así que abrázame, abrázame, fuerte, fuerte. Esta noche, esta noche, esta noche, esta noche,
eres tú.
Tú, tú, tú
no sabes lo que significa abrazarte fuerte.
Estar aquí solo esta noche contigo
hace sentirse muy bien. Vamos [así que],
abrázame fuerte,
déjame seguir amándote
esta noche, esta noche,
haciéndote el amor nada más que a ti.
Así que abrázame, abrázame, fuerte, fuerte. Esta noche, esta noche, esta noche, esta noche,
eres tú.
Tú, tú, tú.
Tú.

No hay forma de ser condescendiente a la hora de valorar esta canción: Hold me tight es puro relleno, una de las composiciones más flojas y prescindibles de la discografía de The Beatles.

Composición

La inclusión de Hold me tight en el segundo LP del grupo no se debió a su mérito musical sino a la necesidad de completar el catálogo de ocho canciones originales que, junto a los seis remakes que contenía el álbum, sumaban los catorce temas que se esperaban en un LP en la Gran Bretaña de 1963. Su propio compositor, Paul, dijo de la pieza:

«No consigo recordar gran cosa sobre esta. Ciertas canciones eran solo canciones “de trabajo”, no recuerdas demasiado sobre ellas. Esta es una de esas. (…) Recuerdo el nombre de la pieza. Algunas de ellas… no las llamaría rellenos pero eran canciones “de trabajo”. Simplemente sabías que tenías una canción que funcionaría, una buena melodía. Hold me tight nunca me produjo demasiado efecto. Era un poco Shirelles» (Paul McCartney, 1988).

«Cuando empezamos, al principio, todo eran singles y siempre estábamos intentando componer singles. Por eso hay tantas canciones de dos minutos y treinta segundos; todas salían de la misma longitud. Hold me tight fue un intento fallido de single que se convirtió después en un relleno aceptable de álbum» (Paul McCartney, 1997).

John, a pesar de que admitió que pudo haber echado una mano en la composición, tampoco tenía una gran opinión de Hold me tight:

«Esa era de Paul. Puede que yo aportara algunos elementos, no lo recuerdo. Era una canción bastante pobre y nunca estuve realmente interesado en ella, fuera como fuera» (John Lennon, 1980).

La pieza había sido escrita muy probablemente en 1962 en la casa familiar de los McCartney (aunque Walter Everett la fecha alternativamente como un tema escrito a finales de 1961). The Beatles ya habían grabado Love me do y John y Paul intentaban componer un nuevo single, un tema que fuera del agrado de George Martin. Como reconoce el propio Paul, fracasaron.

La influencia más evidente en Hold me tight es la de las canciones que solían interpretar los grupos vocales femeninos estadounidenses; el propio McCartney cita a The Shirelles como fuente de inspiración, sin duda refiriéndose a los juegos vocales de llamada y respuesta que adornan la pieza, similares a los de Will you love me tomorrow (King/Goffin). Dave Rybaczewski (Beatles music history! The in-depth story behind the songs of The Beatles!) también cree percibir la influencia de Carl Perkins y, en concreto, la de su canción de 1957 Sure to fall (In love with you) (Claunch/Perkins/Cantrell), que los propios Beatles tocaban y que se puede escuchar en Live at the BBC (Apple PCSP 726/TCPCSP 726/CDPCSP 726, 30 de noviembre de 1994). Rybaczewski señala que la pieza de Perkins incluye los versos “so hold me tight,/let tonight be the night”, que pudieron servir de modelo para la letra de la composición de The Beatles.

Paul y John probaron en Hold me tight varios trucos que habían funcionado en otras canciones: un inicio explosivo, elaborados juegos de voces, un cambio en las escalas (en modo mayor en las estrofas y menor en el puente)… Incluso incluyeron un experimento realmente interesante, ligando el verso final de las estrofas con el inicio del puente y luego el final del mismo con el retorno a la estrofa. Todo muy sugerente sobre el papel… pero sin magia. El puente es el único pasaje verdaderamente inspirado desde el punto de vista musical, pero su último verso rompe la armonía lograda en los compases anteriores al reengancharse al ritmo de la estrofa. Ese mismo verso, suelto, es el que introduce la canción. No logra generar el efecto deseado (es evidente que la banda buscaba sorprender, como en It won’t be long pero contando esta vez con introducción instrumental), aunque hay que reconocer el mérito que encierra el hecho de atreverse a sondear las posibilidades de alternativas innovadoras.

La letra de la pieza, tediosamente repetitiva y carente casi por completo de auténticas rimas (repite “you” al final de cada verso y solo consona “tight” con “might” y “tonight”), volvía a la simplicidad y a los lugares comunes utilizados en Love me do. También aparecía de nuevo una explícita invitación sexual, como en Please please me, aunque esta vez no había disimulo ni doble sentido oculto.

¿Existe el autoplagio?

El LP de Paul McCartney & Wings Red rose speedway (Apple PCTC 251, 4 de mayo de 1973) contiene otra pieza titulada Hold me tight. Se trata del primer corte de un largo medley de más de once minutos. Esta nueva composición, firmada por Paul junto a su esposa Linda, es tan prescindible como la original.

Arreglos instrumentales y vocales

En alguna ocasión posterior (particularmente cuando grabaron What you’re doing), The Beatles consiguieron superar el hándicap de estar trabajando sobre una composición mediocre y supieron crear al menos un acompañamiento innovador. Pero eso no ocurrió esta vez. George es el único que brilla un tanto en Hold me tight, desarrollando un acompañamiento competente con su guitarra y luciéndose en el tramo final de la grabación, cuando la canción ralentiza su ritmo para concluir. Este fragmento se añadió después, aunque solo se utilizó en la mezcla estéreo. Con todo, suena muy similar en la mono, así que el resultado es consecuencia de la habilidad interpretativa de Harrison y no de la maestría de Norman Smith y George Martin en el ensamblaje de las dos tomas.

La guitarra de John solo se escucha con cierta nitidez en el puente, y lamentablemente se aprecia cómo al músico se le escapan algunos acordes. Ringo cumple y poco más, haciéndose notar únicamente con sus redobles al final de las estrofas y con su cambio de tambor (de la caja al tomtom) en el puente. El bajo de Paul, aunque se acopla bien a los dibujos sonoros de la guitarra de George, resulta esta vez más inaudible que nunca. Las palmas, que en otras grabaciones contemporáneas de la banda funcionaban extraordinariamente bien, esta vez se limitaban a aportar una cierta solidez al conjunto.

McCartney no acertó ni siquiera con su propia interpretación vocal, ligeramente desafinada. Lo cierto es que la línea melódica de la canción era bastante imprecisa, lo que aumentaba el riesgo de desentonar. Por otra parte, los errores vocales de Lennon y Harrison (por tres veces cantan “so” mientras McCartney canta “now”, y Lennon entra tarde al menos en dos ocasiones), resultan irritantes por repetitivos y demuestran que los miembros del grupo menospreciaban esta composición. O, si lo hicieron adrede, que experimentaron… y fallaron.

Grabación

Hold me tight era ya una vieja conocida cuando fue grabada el 12 de septiembre de 1963 para ser incluida en With The Beatles: la canción había sido registrada el 11 de febrero anterior en la única sesión de grabación dedicada explícitamente al álbum Please please me. En aquella primera ocasión se grabaron trece tomas (dos completas, cinco comienzos fallidos, una toma interrumpida a mitad, cuatro para añadir retoques y una indocumentada), aunque al final se descartó todo el trabajo. Desgraciadamente, la grabación de aquel día nunca podrá recuperarse dado que la cinta fue destruida. La idea original era ensamblar la toma 9 (una de las completas) con la 13 (una de las tomas de mejora).

Cuando se retomó la pieza el 12 de septiembre siguiente, el grupo necesitó diez tomas más, que se numeraron a partir de la 20. Esta vez la canción se abordó por partes y la mezcla final se hizo combinando pasajes de la toma 24 (la pista básica, que incluía los instrumentos, la voz principal y también los coros, que se escuchan en la segunda mitad de las estrofas), la 26 (las palmas y las segundas voces, utilizadas en la primera mitad de las estrofas) y, solo en la mezcla estéreo, la 29 (el fragmento final de la canción, en el que también se escuchan las palmas, por lo que hay que deducir que se procedió primero a ensamblar las tomas 24 y 29 y se añadió después la sobregrabación de la toma 26).

The Beatles grabaron Hold me tight en clave de mi mayor pero, por primera vez, George Martin jugó con la velocidad de reproducción y aceleró la pieza hasta dejarla en fa mayor, buscando un sonido más enérgico. Muy pocos años después el grupo se pasaría la vida jugueteando con sus grabaciones, acelerándolas o ralentizándolas para dotarlas de nuevas texturas.

Versiones, variaciones y reediciones

Versiones

  1. La grabación original de estudio, una combinación de las tomas 24 y 26 (y 29 en la mezcla estéreo), aparecida por primera vez en With The Beatles (Parlophone PMC 1206/PCS 3045/TA-PMC 1206, 22 de noviembre de 1963).
  2. La toma 21 de estudio, publicada en The Beatles bootleg recordings 1963 (Apple, sin referencia, 17 de diciembre de 2013) con el título Hold me tight (Studio outtake / Take 21).
  3. La toma 22 de estudio, abortada antes del final, publicada por primera vez, sin autorización de The Beatles, en Work in progress – Outtakes 1963 (Rock Melon RMMCD110, 24 de noviembre de 2014) con el título Hold me tight – Take 22.
  4. La toma 24 de estudio, la pista básica utilizada en la mezcla original de la canción, publicada en Work in progress – Outtakes 1963 (Rock Melon RMMCD110, 24 de noviembre de 2014) con el título Hold me tight – Take 24.
  5. La toma 28 de estudio, una sobregrabación de palmas y segundas voces sobre la toma 24, abortada antes del final, publicada en Work in progress – Outtakes 1963 (Rock Melon RMMCD110, 24 de noviembre de 2014) con el título Hold me tight – Track 2 take 28.

Variaciones y reediciones de la versión 1

  1. La mezcla monoaural original.
  • With The Beatles, LP/cinta abierta, Parlophone PMC 1206/TA-PMC 1206, 22 de noviembre de 1963 (primera edición en LP mono y cinta abierta y reedición 5)
  1. La mezcla estereofónica original, que incluye unas segundas voces en el penúltimo verso ausentes en la monoaural como consecuencia de la utilización de la toma 29 en este pasaje. También hay un súbito cambio de volumen en el canal derecho a partir de 2’21”.
  • With The Beatles, LP, Parlophone PCS 3045, 22 de noviembre de 1963 (primera edición en LP estéreo y reediciones 1-4 y 6)
  1. La nueva mezcla mono de Capitol hecha a partir de la variación 2, incluida en Meet The Beatles! (mono, Capitol T 2047, 20 de enero de 1964)…
  2. … Y la estéreo, también hecha a partir de la variación 2 y publicada en Meet The Beatles! (estéreo, Capitol ST 2047, 20 de enero de 1964). Ninguna de estas dos variaciones ha aparecido en el Reino Unido.
  3. La remasterización de 1987, monoaural y basada en la variación 1.
  • With The Beatles, LP (reediciones 7-13)
  1. La remasterización de la variación 4, estéreo, para la edición de Meet The Beatles! en CD…
  • Meet The Beatles!, CD, Capitol 07243 875384 2 9, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. … Y la de la variación 3, mono, para lo mismo.
  • Meet The Beatles!, CD, Capitol 07243 875384 2 9, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. La edición estándar a partir de 2009, una remasterización digital en estéreo basada en la variación 2.
  • With The Beatles, LP (reediciones 14-15 y 17-19)
  • Meet The Beatles! (USA version), CD, Apple B0019696-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La remasterización digital de la mezcla monoaural, hecha también en 2009 y basada en la variación 1.
  • With The Beatles, LP (reedición 16)
  • Meet The Beatles! (USA version), CD, Apple B0019696-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La mezcla digital definitiva para vinilo, en esencia igual que la variación 8 pero tratada con ecualización propia para adaptarse al formato. Aparecida en 2012.
  • With The Beatles, LP (reediciones 20-21 y 24)
  1. Una nueva mezcla mono analógica, preparada en 2014 para la reedición de la discografía del grupo en vinilo en versión monoaural.
  • With The Beatles, LP (reediciones 22-23)

Interpretaciones en directo

Hold me tight fue un número esporádicamente utilizado por The Beatles en sus conciertos entre finales de 1962 y principios de 1963. Es posible que la pieza funcionara mejor en vivo que en el estudio: su dinamismo y su vigoroso juego de voces eran buenas bazas para el directo, lo que en parte explicaría que la banda mantuviera la canción en su repertorio durante unos cuantos meses. A pesar de todo, The Beatles nunca incluyeron la pieza en ninguna de sus apariciones radiofónicas o televisivas.

You really got a hold on me (Robinson) 3’01”

  • Versión 1 de 5 de You really got a hold on me
    • Variación 1 de 11: primera edición del disco en LP mono y cinta abierta y reedición 5
    • Variación 2 de 11: primera edición del disco en LP estéreo y reediciones 1-4
    • Variación 5 de 11: reediciones 6-12
    • Variación 8 de 11: reediciones 13-14 y 16-18
    • Variación 9 de 11: reedición 15
    • Variación 10 de 11: reediciones 19-20 y 23
    • Variación 11 de 11: reediciones 21-22

Grabación: 18 de julio [y 17 de octubre] de 1963 (EMI Studios) [y 26 de enero de 1969 (Apple Studio)]
Productor: George Martin
Ingeniero de sonido: Norman Smith

GEORGE HARRISON: Guitarra solista, segunda voz y coros
JOHN LENNON: Guitarra rítmica y voz principal
PAUL McCARTNEY: Bajo y coros
RINGO STARR: Batería

GEORGE MARTIN: Piano eléctrico

YOU REALLY GOT A HOLD ON ME (Robinson)

I don’t like you but I love you.
Seems that I’m always thinking of you.
Oh ho ho.
You treat me badly.
I love you madly.
You’ve really got a hold on me
_(you really got a hold on me).
__You really got a hold on me
___(you really got a hold on me).
____Baby.
I don’t want you but I need you.
Don’t wanna kiss you but I need to.
Oh ho ho.
You do me wrong now.
My love is strong now.
You’ve really got a hold on me
_(you really got a hold on me).
__You really got a hold on me
___(you really got a hold on me).
____Baby.
I love you and all I want you to do is just
hold me, hold me, hold me, hold me.
Tighter.
Tighter.
I wanna leave you. Don’t wanna stay here.
Don’t wanna spend another day here.
Oh ho ho.
I wanna split now.
I just can’t quit now.
You’ve really got a hold on me
_(you really got a hold on me).
__You really got a hold on me
___(you really got a hold on me).
____Baby.
I love you and all I want you to do is just
hold me, please, hold me, squeeze, hold me, hold me.
You really got a hold on me
_(you really got a hold on me).
__You really got a hold on me
___(you really got a hold on me).

REALMENTE TE APODERASTE DE MÍ (Robinson)

No me gustas pero te amo.
Al parecer, siempre estoy pensando en ti.
Oh, oh, oh.
Tú me tratas fatal.
Yo te amo locamente.
Realmente te has apoderado de mí,
realmente te apoderaste de mí.
Realmente te apoderaste de mí,
realmente te apoderaste de mí.
Nena.
No te quiero pero te necesito.
No quiero besarte pero necesito hacerlo.
Oh, oh, oh.
Tú me eres desleal ahora.
Mi amor es fuerte ahora.
Realmente te has apoderado de mí,
realmente te apoderaste de mí.
Realmente te apoderaste de mí,
realmente te apoderaste de mí.
Nena.
Te amo y lo todo lo que quiero que hagas es
abrazarme, abrazarme, abrazarme, abrazarme.
Más fuerte.
Más fuerte.
Quiero dejarte. No quiero quedarme aquí.
No quiero pasar otro día aquí.
Oh, oh, oh.
Quiero romper ahora.
No consigo irme ahora.
Realmente te has apoderado de mí,
realmente te apoderaste de mí.
Realmente te apoderaste de mí,
realmente te apoderaste de mí.
Nena.
Te amo y lo todo lo que quiero que hagas es
abrazarme, por favor, abrazarme, estrujarme, abrazarme, abrazarme.
Realmente te apoderaste de mí,
realmente te apoderaste de mí.
Realmente te apoderaste de mí,
realmente te apoderaste de mí.

Hoy no es particularmente recordado por este aspecto, pero John Lennon era un consumado intérprete vocal de canciones de R&B. Solía elegir piezas intensas y emotivas y las despachaba con un ímpetu que pocos sabían emular. Las composiciones de Smokey Robinson, uno de sus héroes confesos, eran un vehículo perfecto para él. En esta ocasión, la soberbia labor vocal e instrumental del resto de la banda puso el broche de oro.

Versión original

El compositor original de esta canción era William “Smokey” Robinson, líder indiscutible del grupo que la interpretó por primera vez: los estadounidenses The Miracles, que pronto empezarían a firmar sus discos como Smokey Robinson and the Miracles. Su título original era You’ve really got a hold on me y el cambio de denominación en la versión de The Beatles probablemente se debió a un error (error doble en los primeros prensajes de With The Beatles, en los que la canción apareció como You really gotta hold on me). El single que contenía la pieza apareció el 9 de noviembre de 1962 (Tamla 54073) con Happy landing (Robinson/White) como cara A, aunque los locutores radiofónicos optaron inmediatamente por pinchar y promocionar alternativamente la potentísima cara B del disco. Tras el inesperado “descubrimiento” radiofónico, la canción comenzó a escalar en el Hot 100 de Billboard y el 9 de febrero de 1963 llegó al número 8 de la lista, en la que permaneció 16 semanas. También se alzó con el número 1 de la lista especializada de R&B. El sencillo vendió más de un millón de copias, un logro que no era nuevo para The Miracles porque ya habían logrado un disco de oro en una ocasión anterior con el sencillo Shop around.

Hay que valer para freír una camisa y para planchar un huevo

Si algún grupo de entre todos los artistas de Motown Records podía presumir de ser el verdadero exponente del conocido como sonido Tamla-Motown, ese era The Miracles: Berry Gordy, Jr., el fundador de Motown, estableció en 1960 su sello más famoso, Tamla, para editar las canciones de la banda de su buen amigo Smokey, que a partir de 1961 ejerció también como vicepresidente de la compañía madre. Robinson acabó siéndolo todo en Motown: a su puesto institucional y a su papel como intérprete terminó sumando su rol como uno de los compositores y productores más prolíficos y exitosos de la casa.

You’ve really got a hold on me es un dramático número de R&B en el que el cantante —el propio Robinson en la versión original, acompañado en la segunda voz por su compañero de grupo Bobby Rogers— expone con crudeza el irremediable amor que siente hacia su interlocutora, que lo trata con absoluto desprecio. El ritmo acompasado de la pieza refleja el fatalismo con el que el protagonista asume su suerte. Los cambios de cadencia y de intensidad de la interpretación vocal se producen únicamente en los pasajes en los que el cantante, rendido aunque perfectamente lúcido, suplica a su pesar y casi a gritos los abrazos de su despiadada amante, jugando con un significado alternativo de la palabra “hold”. En conjunto se trata de una pieza irresistible e intemporal, que fue incluida en 1995 en el catálogo de “las 500 canciones que dieron forma al rock and roll” (cuya exhibición permanente puede visitarse en el museo del Rock and Roll Hall of Fame en Cleveland, Ohio) y que en 1998 recibió el Grammy Hall of Fame.

A disposición de quien la quiera

You’ve really got a hold on me se convirtió rápidamente en una canción muy versionada. Después de la aparición de la pieza original de The Miracles y una vez que The Beatles publicaron su remake, otras dos grandes formaciones de la factoría Motown, The Supremes y The Temptations, pusieron en el mercado sus propias recreaciones. The Supremes incluyeron su versión en el álbum A bit of Liverpool (Motown 623, 16 de octubre de 1964), un disco en el que el trío femenino revisaba canciones popularizadas por distintos grupos británicos y que incluía tanto composiciones originales llegadas desde las Islas como versiones de canciones estadounidenses. The Temptations rehicieron la pieza, con producción del propio Robinson, en su álbum The Temptations sing Smokey (Gordy G/GS 912, 22 de marzo de 1965). Las dos formaciones recibieron apoyo instrumental de The Funk Brothers, el combo de músicos de estudio de Motown que ya había acompañado a The Miracles en la versión original.

La primera vez que la composición de Robinson volvió a las listas estadounidenses fue el 22 de enero de 1972 de la mano de Gayle McCormick quien, con el título incorrecto que le habían atribuido The Beatles, aupó el tema hasta el número 98 del Hot 100 (Dunhill D-4298, diciembre de 1971). El versátil músico estadounidense Eddie Money consiguió años después un nuevo éxito con You’ve really got a hold on me: la llevó al puesto 72 de las listas de su país el 6 de enero de 1979 (Columbia 3-10842, octubre de 1978). El artista country Mickey Gilley publicó en diciembre de 1983 un original remake que, el 31 de marzo de aquel año, llegó al número 2 de la lista especializada en música country compilada por Billboard (Epic 34-04269).

Smokey… ¿quién?

The Miracles, y con ellos buena parte de los músicos negros norteamericanos que interpretaban soul o R&B, eran prácticamente desconocidos para el público británico al inicio de la década de los ’60. You’ve really got a hold on me, publicada en el Reino Unido en enero de 1963 por el sello Oriole (Oriole 45-CBA 1795), fue completamente ignorada excepto por The Beatles y otro puñado de fans del sonido Motown. En realidad The Miracles no consiguieron colarse en las listas británicas hasta febrero de 1966, cuando triunfaron por fin con Going to a go-go. Pero The Beatles eran de Liverpool, el importante puerto inglés en el que se oía más soul y R&B que en cualquier otro lugar de Gran Bretaña y que en muchos parajes de los mismísimos Estados Unidos. Gracias a The Beatles y a otros grupos norteños como The Animals, la música negra conoció, a través de intérpretes blancos, un éxito que hasta entonces le había sido negado.

Smokey Robinson también buscaba ocasionalmente la inspiración en el trabajo de otros músicos. Él mismo reconoció que You’ve really got a hold on me nació de la audición de otro grandísimo tema contemporáneo: Bring it on home to me, compuesto y cantado por el inigualable Sam Cooke:

«Estaba en Nueva York, con otro editor, ocupándome de algún asunto de negocios de Berry para la compañía. Y quería escribir algo como Bring it on home to me. Estaba en mi habitación de hotel sin nada que hacer así que eso es lo que hice, You’ve really got a hold on me» (Smokey Robinson).

Múltiples conexiones

Sam Cooke, su autor e intérprete, había publicado Bring it on home to me el 8 de mayo de 1962 como cara B del single Having a party (RCA Victor 47-8036). Ambos lados del sencillo gozaron de un éxito notable, pero fue el supuesto relleno del single el que se lo llevó de calle, alcanzando el número 13 del Hot 100 estadounidense el 25 de agosto de aquel año y logrando también un número 2 en la lista especializada de R&B.

The Beatles nunca versionaron a Sam Cooke como grupo, pero tanto Lennon como McCartney recuperaron este tema en particular, inspirador de You’ve really got a hold on me, en sus respectivas carreras en solitario. El primero que lo hizo fue John, que en su álbum Rock ’n’ roll (Apple PCS 7169, 21 de febrero de 1975) incluyó un medley de Bring it on home to me y Send me some lovin’ (Marascalco/Price), una canción grabada originalmente por Little Richard pero versionada también por Cooke. En la caja de 4 CDs de Lennon titulada Anthology (Capitol 830 6142, 2 de noviembre de 1998) aparece una toma alternativa de este medley.

Paul publicó su particular remake de la pieza en un álbum que también revisaba clásicos del R’n’R: Снова в СССР (Μелодия А60 00415 006), publicado originalmente en la Unión Soviética el 31 de octubre de 1988. Años más tarde, McCartney colaboró en el remake de la canción incluido en el álbum de George Benson & Al Jarreau Givin’ it up, publicado por primera vez en los Estados Unidos el 24 de octubre de 2006 (Concord Records CCD-2316-2).

Dos de los miembros de la banda de Liverpool, John Lennon y George Harrison, eran auténticos fanáticos de la música de Smokey Robinson, un compositor, intérprete y productor que también ha cautivado a figuras como Bob Dylan… quien ha llegado a calificar a Robinson como “el mayor poeta americano vivo”. A finales de 1963 The Beatles no solo grababan canciones compuestas por el músico estadounidense, sino que se inspiraban en sus creaciones a la hora de escribir nueva música. Tres composiciones contemporáneas de Lennon, All I’ve got to do, Not a second time y This boy, pretendían manifiestamente remedar el estilo de Robinson.

Puro Smokey

John siguió admirando a Smokey Robinson hasta el final de sus días. Cuando grababa Woman para el álbum Double fantasy (1980), una pieza que él mismo calificaba como “la canción beatle” del disco, Yoko le hizo notar que estaba entonando como lo hacía en los tiempos en que aún grababa con su antiguo grupo. John le aclaró el motivo: “En realidad se supone que ahora mismo soy Smokey Robinson, querida, porque The Beatles siempre hacían como si fueran Smokey Robinson”. Fue Lennon quien descubrió a The Miracles y quien los introdujo en el repertorio de The Beatles y en el corazón de Harrison y McCartney. El tema que le enamoró en primera instancia fue Who’s lovin’ you (Robinson), cara B del primer single de The Miracles publicado en el Reino Unido, Shop around, lanzado en las Islas en febrero de 1961. Después del R’n’R, un nuevo género había atrapado a Lennon: el R&B.

George fue más allá: homenajeó expresamente a su ídolo y lo hizo firmando no una sino dos composiciones dedicadas a él, aparecidas en sendos álbumes de su carrera en solitario: Ooh baby (You know that I love you) en Extra texture – Read all about it (Apple PAS 10009, 3 de octubre de 1975) y Pure Smokey en Thirty-three & ⅓ (Dark Horse K 56319, 19 de noviembre de 1976). El título de esta última pieza era también el del segundo LP de Robinson en solitario. George afirmaba en ella que “he really got a hold on me” refiriéndose, claro, a Smokey.

«Pure Smokey brotó a partir de unas hermosas progresiones de acordes. Siempre me ha gustado Smokey Robinson, probablemente uno de los mejores compositores de canciones que existen. Escribe letras hermosas y bellísimas melodías y, además, ir a verlo en directo es fantástico, porque uno tiende a olvidar cuántas buenas melodías ha compuesto. Sacó un álbum llamado Pure Smokey. Tuve la suerte de coincidir con él en una o dos ocasiones.
»(…) Mi intención es dejar bien clara una cosa: si alguien me gusta, quiero hacérselo saber: “Me gustas”. No quiero que esa persona se muera y de pronto pensar: “Oh, me olvidé de decirle que me gustaba”» (George Harrison, 1980).

«(…) George estuvo viviendo en Los Ángeles durante un tiempo y tuve el placer de compartir su compañía en ocasiones. Y (…) fue un halago maravilloso por su parte [dedicarme Ooh baby (You know that I love you)]. Tener esos sentimientos y escribir sobre ellos para que el mundo se enterara de lo que sentía… Fue algo por lo que me sentí muy halagado» (Smokey Robinson).

El 2 de noviembre de 1987 George Harrison publicó su primer LP en cinco años, Cloud nine (Dark Horse WX 123), un disco con el que volvía a sus orígenes y que fue uno de los gérmenes del nacimiento del penúltimo supergrupo, Traveling Wilburys. En él aparecía un corte que posteriormente, con todo merecimiento, sería lanzado como single (Dark Horse W 8131, 25 de enero de 1988). La canción se titulaba When we was fab y Harrison la utilizó para limpiar definitivamente de su pasado el fantasma de The Beatles. Entre los colaboradores musicales de la canción se contaban Jeff Lynne (que además era su coautor), Elton John y el mismísimo Ringo Starr, y todos ellos aparecieron en el vídeo-clip promocional de la pieza. Musicalmente la composición fue clasificada como una especie de segunda parte de I am the walrus. Curiosamente, la única canción del repertorio de The Beatles que se citaba expresamente en la letra de When we was fab era You really got a hold on me. George también mencionaba Strangers in the night (Kaempfert/Singleton/Snyder), de Frank Sinatra, e It’s all over now, baby blue, un tema compuesto e interpretado por su amigo Bob Dylan.

Aunque Paul McCartney no ha sido tan explícito a lo largo de los años a la hora de manifestar su admiración por Robinson, en la entrega de los premios Grammy celebrada el 8 de febrero de 2009 dejó cristalinamente claro que él también era un auténtico fan. Aquel día el músico estadounidense subió al escenario para entregar una distinción a otros mitos de Motown, Four Tops, y Paul, que estaba entre el público, se lanzó literalmente a los pies de Smokey y le ofreció una sentida y pública ovación.

«Para nosotros, Smokey Robinson era un dios» (Paul McCartney, 2000).

La admiración de los Fab Four era correspondida: no solo The Beatles grabaron canciones de The Miracles, también estos versionaron de vuelta a los de Liverpool rehaciendo años después Hey Jude y And I love her. Smokey Robinson grabó más tarde en solitario una versión de Something, haciendo feliz a George Harrison, el compositor de la canción; y en 2014 participó en el álbum de homenaje a Paul The art of McCartney versionando So bad, de la carrera en solitario del bajista.

«Yo conocí a The Beatles antes de que fueran… ya sabes… The Beatles, antes de que triunfaran en América. Estaban tocando en un club en Liverpool cuando The Miracles y yo estábamos aquí en el Reino Unido, haciendo unos pocos bolos y algo de promoción. Ya entonces tocaban una versión de mi canción y John no paraba de preguntarme sobre esta canción de The Miracles y aquella canción de The Miracles. Me halagó mucho que supiera tanto sobre mi música. Todos ellos eran adorables y todos se convirtieron en amigos míos» (Smokey Robinson, 2014).

Robinson fue otro de los músicos que lamentó públicamente la muerte de Lennon:

«Cuarenta es una edad temprana para tener que dejar este planeta, pero, como intérprete, la forma en que Lennon fue asesinado resulta muy atemorizante y trágica para mí. Él era sin duda uno de los mayores innovadores musicales del mundo y estoy seguro de que será extrañado y llorado por muchos, especialmente aquellos de nosotros que somos sus colegas.»

Durante las sesiones dedicadas al inédito LP Get back, celebradas en enero de 1969, The Beatles rememoraron el tema de The Miracles de 1961 I’ve been good to you (Robinson), del que Lennon había robado ideas para sus temas This boy (1963) y Sexy Sadie (1968). También atacaron The tracks of my tears (Robinson/Tarplin/Moore), un tema de The Miracles de 1965.

El que The Beatles versionaran una canción tan reciente era relativamente excepcional. Solo dos de las composiciones ajenas que revisaron en el estudio habían sido publicadas después del inicio de su propia carrera discográfica: You really got a hold on me y Act naturally, incluida dos años después en el álbum Help!

Arreglos instrumentales y vocales

Si la versión de You really got a hold on me de The Beatles suena tan sólida y atractiva es porque todos los elementos, vocales e instrumentales, trabajan al unísono y al servicio del conjunto. De hecho, la banda demostró un gran aplomo interpretativo con una canción que suponía un auténtico reto para cualquiera. Aparte de John, cuyo protagonismo vocal es obvio y se comentará enseguida, el joven George merece un doble reconocimiento. Por un lado, recreó con su guitarra las secciones reservadas al saxofón en la versión original, y lo hizo de forma excepcional. Por otro, convertido por una vez en el acompañante vocal de Lennon, dobló la interpretación de su compañero con una segunda voz eficacísima que muchos consideran de hecho tan importante como la de John. Por si fuera poco, al final de las estrofas dejaba solo a Lennon para unirse a McCartney en los coros. Tres papeles simultáneos resueltos de forma impecable… y todo ello grabando en vivo, conviene recordar.

La interpretación vocal de John era fantástica. Una vez más consiguió sonar como un verdadero cantante negro y transmitir de forma creíble toda la intensidad y la desazón por las que hacen navegar al oyente los versos de la canción.

La ejecución instrumental también merece su cuota de reconocimiento. Se escucha antes que a nadie a George Martin, que reproduce nota por nota el arreglo introductorio de la versión de The Miracles con su piano eléctrico. Su instrumento solo adquiere después protagonismo en los pasajes necesarios, repitiendo las mismas notas que en la sección inicial y siempre de la mano de la guitarra del otro George, cuyos méritos ya han sido mencionados. Ringo ataca la canción con la batería de forma convencional en los primeros compases, utilizando sobre todo el charles, pero después brilla como nunca, y ello tanto en las pausas como en los redobles. Discretamente, sin llamar la atención sobre su propio instrumento, Starr creó y ejecutó en esta ocasión un acompañamiento de percusión enormemente efectivo, mucho mejor en todo caso que el de la versión original. Tristemente, poco puede decirse del bajo de Paul: como en casi todos los cortes de With The Beatles, el instrumento resulta casi inaudible por la forma en la que EMI confeccionaba las mezclas en estos tiempos. Esta vez la ausencia casi total de bajo es particularmente lamentable porque las notas graves habrían añadido una indudable solidez a esta pieza de soul. En todo caso, habrían sido el adorno final de una grabación por lo demás irreprochable: es posible que The Beatles no fueran capaces de componer como negros, pero sí sabían interpretar una pieza de R&B como nadie. El propio Robinson no tenía ningún pero que ponerle a la versión de The Beatles, sino todo lo contrario:

 «Me encantó el hecho de que grabaran mi canción, tío. Cuando la gente graba una canción mía, nunca la critico; solo disfruto el que lo hayan hecho. Verás, cada vez que alguien graba una canción mía, es un sueño hecho realidad para mí.
»Por eso las escribo. No las escribo simplemente para mí o quien las vaya a grabar, las escribo para que sean canciones, para que la gente pueda grabarlas. El que [The Beatles] grabaran esa fue una de las cosas más aduladoras que me haya sucedido nunca. Me encantaba que la hubieran grabado y la escuchaba una y otra vez, no para criticarla sino para disfrutarla» (Smokey Robinson, 1968).

Grabación

You really got a hold on me fue la primera canción registrada por los Fab Four para su inclusión en su segundo álbum, With The Beatles. Era una pieza de estructura compleja y de difícil interpretación tanto vocal como instrumental, pero The Beatles cumplieron con nota. Llevaban casi un año utilizando la canción en su directo (aunque en varias de sus giras de 1963 hubieron de prescindir de ella al tener que concentrarse en la promoción de sus números más exitosos) y parecían conocerla de memoria. Además, hacía solo dos días que habían grabado por segunda vez la pieza para que se radiara en un programa de la BBC, así que venían preparados.

El registro de la pista básica necesitó de cinco tomas, cuatro de las cuales fueron completas. Sobre la toma 5, la mejor, George Martin añadió su piano en dos intentonas (tomas 6 y 7), de las que se eligió la segunda. Después se grabaron otras tres tomas más (8 a 10) para añadir la interpretación vocal de los tres versos en los que John canta “baby”, particularmente difíciles, y otra más para recrear los últimos diez segundos de coda instrumental (toma 11), un arreglo creado por The Beatles del que carecía la versión original de The Miracles, que moría con un fundido. Tras editar las tomas 7 (pista básica proveniente de la toma 5 y piano añadido), 10 (voz añadida de Lennon) y 11 (la coda instrumental), el trabajo se dio transitoriamente por terminado, aunque el 17 de octubre, en la sesión en la que se grabaron las dos caras del single I want to hold your hand, se intentó sin éxito mejorar la grabación del 18 de julio: probablemente tentado por la posibilidad de trabajar con la mesa de cuatro pistas que se estrenaba aquel día en los estudios de EMI, Lennon sugirió rehacer la canción desde el principio. Al final no se fue más allá del registro de una toma adicional. Después, ante la insistencia de un George Martin que consideraba perfectamente válido el trabajo ya terminado, se decidió zanjar el asunto y dar por buena la grabación hecha tres meses atrás.

«Quizá, en su inexperiencia, [John] pensaba que el mero hecho de grabarla en cuatro pistas en vez de en dos la haría sonar mejor de alguna manera, pero tras un intento la idea se abandonó» (Geoff Emerick, 2006).

En algún momento durante las sesiones de grabación del malogrado álbum Get back o, más probablemente, durante el proceso de selección y mezcla de canciones que daría como resultado el LP Let it be, se barajó más o menos en serio la posibilidad de publicar otros dos álbumes confeccionados con el material registrado en aquellos días: uno con versiones nuevas de antiguos éxitos del grupo y otro compuesto únicamente por viejas piezas de R’n’R y R&B. Fuera o no con este propósito, pero en todo caso a iniciativa de George (que acababa de comprarse un buen puñado de discos de Smokey Robinson and the Miracles para enriquecer su discoteca particular), el 26 de enero de 1969 The Beatles grabaron dos tomas de You really got a hold on me con Billy Preston a los teclados. Una secuencia de la película Let it be recoge este momento. Aquel mismo día se interpretó también otra canción de The Miracles, The tracks of my tears (Robinson/Tarplin/Moore), un número 16 en las listas de éxitos estadounidenses el 4 de septiembre de 1965 y un número 9 en el Reino Unido cuatro años después, el 14 de junio de 1969. Ambas grabaciones permanecen inéditas en formato de disco, aunque la nueva versión de You really got a hold on me fue mezclada en marzo de 1969 como posible candidata para el nonato álbum Get back… o quizá para el mencionado proyecto paralelo.

Versiones, variaciones y reediciones

Versiones

  1. La grabación original de estudio, aparecida por primera vez en With The Beatles (Parlophone PMC 1206/PCS 3045/TA-PMC 1206, 22 de noviembre de 1963).
  2. La versión emitida en el programa radiofónico Saturday club el 24 de agosto de 1963, publicada en Live at the BBC (Apple PCSP 726/TCPCSP 726/CDPCSP 726, 30 de noviembre de 1994).
  3. La versión emitida en el programa de la radio sueca Pop ’63 – The Beatles, popgrupp från Liverpool på besök i Stockholm el 11 de noviembre de 1963, publicada en Anthology 1 (Apple PCSP 727/TCPCSP 727/CDPCSP 727, 2 de noviembre de 1995).
  4. La versión emitida en el programa radiofónico Pop go The Beatles el 4 de junio de 1963, publicada en The Beatles bootleg recordings 1963 (Apple, sin referencia, 17 de diciembre de 2013) con el título You really got a hold on me (Live at the BBC for “Pop go The Beatles” 4th June, 1963).
  5. La versión emitida en el programa radiofónico Pop go The Beatles el 17 de septiembre de 1963, publicada en The Beatles bootleg recordings 1963 (Apple, sin referencia, 17 de diciembre de 2013) con el título You really got a hold on me (Live at the BBC for “Pop go The Beatles” 17th September, 1963).

Variaciones y reediciones de la versión 1

  1. La mezcla monoaural original. Como en el resto de las variaciones basadas en esta mezcla, los instrumentos se escuchan a un volumen relativamente bajo en la introducción y hasta el final del segundo verso.
  • With The Beatles, LP/cinta abierta, Parlophone PMC 1206/TA-PMC 1206, 22 de noviembre de 1963 (primera edición en LP mono y cinta abierta y reedición 5)
  1. La mezcla estereofónica original.
  • With The Beatles, LP, Parlophone PCS 3045, 22 de noviembre de 1963 (primera edición en LP estéreo y reediciones 1-4 y 6)
  1. La nueva mezcla mono de Capitol hecha a partir de la variación 2, incluida en The Beatles’ second album (mono, Capitol T 2020, 10 de abril de 1964)…
  2. … Y la estéreo, también hecha a partir de la variación 2 y publicada en The Beatles’ second album (estéreo, Capitol ST 2020, 10 de abril de 1964). Ninguna de estas dos variaciones ha aparecido en el Reino Unido.
  3. La remasterización de 1987, monoaural y basada en la variación 1.
  • With The Beatles, LP (reediciones 7-13)
  1. La remasterización de la variación 4, estéreo, para la edición de The Beatles’ second album en CD…
  • The Beatles’ second album, CD, Capitol 07243 875397 2 3, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. … Y la de la variación 3, mono, para lo mismo.
  • The Beatles’ second album, CD, Capitol 07243 875397 2 3, en The Capitol albums vol. 1, 4 CDs, Capitol 07243 875400 2 6, 15 de noviembre de 2004
  1. La edición estándar a partir de 2009, una remasterización digital en estéreo basada en la variación 2.
  • With The Beatles, LP (reediciones 14-15 y 17-19)
  • The Beatles’ second album (USA version), CD, Apple B0019698-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La remasterización digital de la mezcla monoaural, hecha también en 2009 y basada en la variación 1.
  • With The Beatles, LP (reedición 16)
  • The Beatles’ second album (USA version), CD, Apple B0019698-02, 20 de enero de 2014 (edición individual y edición simultánea como parte de The U.S. albums, 13 CDs/álbum digital, Apple B0019645-02/sin referencia)
  1. La mezcla digital definitiva para vinilo, en esencia igual que la variación 8 pero tratada con ecualización propia para adaptarse al formato. Aparecida en 2012.
  • With The Beatles, LP (reediciones 20-21 y 24)
  1. Una nueva mezcla mono analógica, preparada en 2014 para la reedición de la discografía del grupo en vinilo en versión monoaural.
  • With The Beatles, LP (reediciones 22-23)

Interpretaciones en directo

Como en el caso de Please Mister postman, la interpretación en directo de You really got a hold on me habría sido un fracaso seguro en los multitudinarios e incontrolados conciertos del grupo una vez alcanzada la fama masiva, y ese fue probablemente el motivo de que la pieza fuera suprimida del número escénico tras haber sido incluida como tema fijo en la gira británica e irlandesa de otoño de 1963. Anteriormente, asegura Mark Lewisohn, The Beatles se habían atrevido con ella en 1962 (lo que demuestra, como afirman varias fuentes, que los de Liverpool habían escuchado alguna copia importada del single, inédito en el Reino Unido hasta enero de 1963) y la habían usado esporádicamente en la primavera del año siguiente. La primera interpretación documentada de la canción en un concierto de The Beatles se produjo el 15 de mayo de 1963 en Chester y la última el 12 de diciembre del mismo año en Nottingham.

Emisiones radiofónicas

  • Pop go The Beatles, primer programa (BBC), grabado el 24 de mayo y emitido el 4 de junio de 1963. Previo a la grabación de estudio de la pieza.
  • Pop go The Beatles, noveno programa (BBC), grabado el 16 de julio y emitido el 3 de agosto de 1963. Previo a la grabación de estudio de la pieza.
  • Saturday club (BBC), grabado el 30 de julio y emitido el 24 de agosto de 1963.
  • Pop go The Beatles, decimocuarto programa (BBC), grabado el 3 y emitido el 17 de septiembre de 1963.
  • Pop ’63 – The Beatles, popgrupp från Liverpool på besök i Stockholm (Sveriges Radio, Suecia), grabado el 24 de octubre y emitido el 11 de noviembre de 1963.

Apariciones audiovisuales

Cine

Como ya se ha mencionado, una secuencia de la película Let it be recoge la primera de las dos grabaciones de You really got a hold on me que The Beatles, con Billy Preston a los teclados, realizaron en el Apple Studio el 26 de enero de 1969.

[Continúa en la parte 4 de With The Beatles (LP)]

Carlos Prieto Dávila, Putxe para muchos, está felizmente casado y tiene dos hijas y un hijo, y también buenas amigas y amigos. Dicho lo importante, el resto: estudió la carrera de Derecho y luego dos postgrados, uno en Migraciones Internacionales y otro en Políticas Públicas, Desarrollo y Pobreza. Actualmente es director de Comillas Solidaria en la Universidad Pontificia Comillas. Su experiencia profesional incluye asimismo el ejercicio de la abogacía en ámbitos de exclusión social (Derecho Penal, Laboral, de Extranjería) y la gestión y evaluación de impacto de proyectos de cooperación internacional. Algo sabe de temas relacionados con su desempeño profesional, pero solo se considera experto en una cosa: The Beatles. Cantó Imagine junto a su amigo Leo en el escenario del mítico Cavern Club de Liverpool. Los dos lo hicieron fatal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí