The Greatest

0
111

 

Cat Power: The Greatest (The Greatest, Matador 2006)

I. Cuando las estrellas se convierten en polvo…

Suenan unas notas breves al piano y, enseguida, surge una melodía que nos traslada inmediatamente al escaparate de Tiffany’s. Así es el principio de The Greatest, una canción (y un álbum homónimo) que significa el tránsito de Cat Power desde el lado más bestia de la vida a un paisaje aparentemente sereno, maduro y renovado. Este envoltorio de soul sofisticado, arropado por el calor protector de veteranos músicos de Memphis, no impide en absoluto que salga a flote y a la luz el alma oscura, árida y sensual de Cat Power, autora e intérprete de un buen puñado de canciones desesperadamente tristes.

Que una mujer como Cat Power se sirva de unos arreglos de cuerda que evocan automáticamente a otra mujer como Audrey Hepburn es un síntoma de que algo grande, lo más grande, se está gestando. The Greatest contiene un estremecedor homenaje a una de las más bellas canciones de todos los tiempos, Moon River,  del maestro Henry Mancini, melodía eternamente asociada al Desayuno con Diamantes de Billy Wilder.

Pero, ¿quién es Cat Power? Según las enciclopedias, físicas o virtuales, es el nombre artístico de Charly Marie “Chan” Marshall, nacida en Georgia en 1971 y formada y forjada en Nueva York con artistas tan robustos como Two Dollars Guitar, Sonic Youth o Liz Phair. Su carrera es larga, su primer disco se remonta al 1995 y ya va por el octavo si no contamos numerosas rarezas y experimentos. Su estilo va del country alternativo al soul, y su esencia es austera y minimalista. 

Todo esto es cierto y, sin embargo, Cat Power es mucho más. Poseedora de una biografía convulsa, una personalidad compleja y una belleza enigmática, Cat Power se revela como una artista esencial para el escenario intrasecular, no sólo por expresar y comunicar su torrencial talento a través de su voz de seda rasgada o de su inconfundible estilo, sino, sobre todo, por su empeño innegociable en la  búsqueda de recursos y por su valentía a la hora de afrontar cambios y retos.

II. …en la noche de los arándanos.

The Greatest supuso la puesta de largo en el mainstream de Cat Power. Tal efecto se vio potenciado cuando la melodía de esta canción apareció subrayando algunos pasajes de la última película del gran Wong Kar Wai, My Blueberry Nights, en la que la propia Chan Marshall tiene un pequeño papel (su intervención es algo más que un cameo).

Pero volvamos al tesón y la osadía de la poderosa gata: y vayamos a un espacio donde esas virtudes se revelan especialmente, acerquémonos a su particular relación con los covers. Su ambiciosa propuesta, reflejada en dos discos completos dedicados a las versiones: The Covers Record  (2000) y Jukebox (2007), está muy lejos de reproducir con fidelidad los temas ajenos que afronta: muy al contrario, se arroja, entregada y expuesta, a una interpretación extraordinaria de la que nace muchas veces, prácticamente, una canción nueva. Sus directos están trufados de estas bellísimas batallas. En muchas ocasiones, más que una versión, Cat Power realiza una deconstrucción del tema que enfrenta: en el clásico stoniano (I can’t Get No) Satisfacción elimina directamente el estribillo, con lo que lo hace casi irreconocible. En New York, New York desaparecen los arreglos de viento con los que habitualmente se identifica de inmediato esta canción. Su abanico de referencias es tan amplio que abarca desde Nick Cave a los Gnarls Barkleys, pasando por una revisión desprejuiciada de los Angelitos Negros de Machín. Y cuando, muy a menudo, acude a los clásicos (Bob Dylan, Joni Mitchel, Billie Holiday, James Brown…), suele evitar sus canciones más conocidas.

Pero, a veces, Chan se topa con una canción tan sublime que no admite matices ni inventos. Entonces asume humildemente los límites de su intervención, y se dedica a vampirizarla, arropándola con su voz subterránea y envolvente. 

Buena prueba de ello es este tema con el que concluimos esta entrada, anunciamos la siguiente y cerramos el bucle cinematográfico: Wild Is the Wind.


Otros vídeos:

Una majestuosa interpretación en directo de The Greatest, en el programa de Joos Holland. Personalmente, me incomodan sus saltitos y mohínes, pero son pecata minuta ante la fuerza apabullante de la canción. La traducción, por cierto, es un tanto discutible. 

 

 

Y otro tema desgarrador: Where Is My Love? Dirigido por Josh & Xander.

(Hay un clip alternativo, dirigido por Anne-Laure Kiev).

 

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorPaul Auster en la hoguera
Artículo siguienteLa Fiesta Nacional, me quedo en la cama igual…
Gabriel Núñez Hervás
Córdoba, 1967. Director de Boronía, revista de creación contemporánea. Licenciado en Sociología por la UCM, y Master de Periodismo El País . Ha colaborado en la Cadena SER, La Sexta, El País de las Tentaciones, El País Madrid, El Europeo, Ajoblanco, Diario Córdoba, El Gran Musical, Mondo Sonoro, Eureka Discos, Cosmopoética, Eutopía, Zum Creativos, etc. Fue director de la discográfica y promotora de conciertos Producciones El Hombre Tranquilo. Escribe una sección sobre música en la revista cultural Kiliedro. Ocasionalmente lee poemas y pincha discos.