Todos los rincones quieren ser ‘Nighthawks’

0
228

 

Son muchos los rincones de Nueva York que se han adjudicado el honor de ser el lugar que inspiró el mítico Nighthawks de Edward Hopper. Hablamos de esa cafetería aislada, enigmática, con seres solitarios que ni se hablan ni quieren hablarse, y esa luz interior característica del pintor estadounidense, una luz en la que parece que puede ocurrir cualquier cosa. Sin embargo, este verano ya le han encontrado localización: justo debajo del famoso edificio de planta triangular Flatiron, en el cruce entre la Quinta Avenida, la calle 23 y Broadway. Allí, en versión 3D, el Whitney Museum de Nueva York ha querido rendir homenaje a esta mítica pintura con una instalación para que todos podamos sentirnos parte de la escena que Hopper pintó en 1942. 

Cuándo: Hasta el 6 de octubre

Dónde:

Debajo del Flatiron, Nueva York