Un doble error histórico

0
330

Pocas veces un error en ajedrez generó tal revuelo, pero es que el que lo cometió fue el infalible José Raúl Capablanca.

 

Hace ya casi 100 años, que en 1919, se cometía en una partida de ajedrez del máximo nivel, tan tremendo error por partida doble, que llegó a hacerse histórico. Y qué mejor escenario para inmortalizar un hecho, que el de un torneo ya clásico en la historia del ajedrez: El torneo de Hastings, que actualmente sigue organizándose en la ciudad del mismo nombre al sur de Inglaterra. Esta edición de 1919, fue denominada “El Torneo de la Victoria”, pues fue el primero celebrado en un país aliado después de la Primera Guerra Mundial. Lógicamente, la mayoría de los jugadores eran británicos, pero habían invitado a participar al portento cubano de 30 años, José Raúl Capablanca, que poco después, arrebataría el cetro de campeón del mundo al sempiterno Emanuel Lasker (campeón mundial durante 27 años).

 

Capablanca, que llevaba 5 años sin viajar a Europa, más que ganar el torneo, dio una extraordinaria exhibición, pues excepto un empate con el yugoslavo Borislav Kostic, ganó a todos sus rivales, incluido a nuestro coprotagonista de hoy, el talentoso y mejor jugador británico de la época, George Alan Thomas, del que ya hemos hablado en un par de ocasiones. La Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), le otorgó en 1950 el título de Maestro Internacional, y dos años después el de Árbitro Internacional. Se da el curioso caso que su madre fue una de las mejores jugadoras de su época, ganadora del primer torneo femenino inglés.

 

El torneo, aunque resultó un paseo triunfal para Capablanca, lo cierto es que durante gran parte del mismo, le pisó los talones el yugoslavo Borislav Kostic, y además de “incordiarle” al máximo, tuvo el honor de ser único que consiguió empatarle la partida. Pero fue en la cuarta ronda cuando se produjo un hecho tan poco frecuente en el ajedrez profesional que a pesar del tiempo transcurrido, es bien conocido por cualquier buen aficionado:

 

En la citada partida de Capablanca contra Thomas, llegados a la jugada 29, el casi infalible Capablanca (le apodaban “la máquina”), disponía de hasta tres jugadas favorables; una bastante buena, otra con la que consigue clarísima ventaja y la mejor que era absolutamente decisiva… pero ¡no acierta con ninguna de ellas!, y se decide por una que permite a su rival salir ileso. Bueno, pues ustedes podrían argumentar que eso le ha pasado, le pasa y le pasará a los que se dedican a la difícil práctica del ajedrez, por muy genios o maestros que sean, y es cierto, pero lo que ya no es tan usual, es que cuando Capablanca mete “la pata”, la respuesta de su experto rival fue… ¡¡”abandono”!!, tal era el efecto intimidatorio que transmitía el fabuloso cubano. Y si de extraordinario hay que calificar que el genio cubano no vea ninguna de las tres jugadas ganadoras ¿qué podemos decir de su experto rival que disponiendo de dos respuestas aceptables, decida rendirse?. Thomas dio todo el crédito a su temible rival (que ya hacía 3 años que no perdía una partida), y decidió rendirse sin más.

 

En el libro “La jugadas invisibles en ajedrez” de J. Afeck y E. Neiman, se puede leer el siguiente comentario:

 

“Thomas consideró que la exhibición -de Capablanca- ya era suficiente y abandonó”.

 

Se cuenta que al gran ajedrecista Joseph Blackburne, apodado “La Muerte Negra” contemplaba la partida y a pesar de sus 78 años, conservaba intacta su visión táctica y demostró cómo las blancas podían haber ganado, y para mayor desconcierto de Capablanca, indicó también la forma en que Thomas podía haberse salvado.

 

Vamos ahora a ver este sorprendente e histórico caso de ceguera contagiosa, protagonizado por toda una leyenda cubana y un magnífico jugador inglés:

 

 

 

Blancas: José Raúl Capablanca (1888-1942)

Negras: George Alan Thomas (1881-1972)

Evento: Torneo de la Victoria

Lugar y fecha: Hastings, 1919

 

 

 

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 [Apertura Española]

 

3…d6 [Defensa Steinitz] (Ver diagrama)

 

 

Apertura Española / Defensa Steinitz

 

 

4.Cc3 Cf6 5.d4 Ae7 6.0–0 Ad7 7.Te1 Cxd4 8.Cxd4 exd4 9.Dxd4 Axb5 10.Cxb5 a6

 

11.Cc3 0–0 12.Ag5 Cd7 13.Axe7 Dxe7 14.Cd5 Dd8 15.Te3 Ce5 [No crean que me he quedado mudo, es que la partida se desarrolla sin sobresaltos. Capablanca mantiene ligerísima ventaja gracias a su buen caballo, que en caso de ser desalojado con 15… c6, quedaría débil el peón «d6»]

 

16.Tg3 f6 17.f4 [Un pasito pa’ lante que diría la canción]

 

17…Cc6 18.Dc3 Tf7 (Ver diagrama)

 

 

Capablanca se decide a sumir algún riesgo

 

19.f5

 

[Jugada de doble filo: la intención es ubicar el caballo en la casilla «e6», pero al mismo tiempo, cede la buena casilla «e5» al caballo rival. Juego de maniobras, normalmente sin demasiado interés para el aficionado medio, que prefiere que haya “fiesta”]

 

19…Df8 [Extraña jugada que solo Thomas podría explicarla]

 

20.Db3 Rh8 [Valientemente, Thomas entrega el peón «b7» con lo que conseguiría activar su juego a través de la columna «b»]

 

21.Cf4 [Pero Capablanca va a lo seguro y sigue con su plan de llevar el caballo a «e6»]

 

21…Ce5 22.Dxb7 [Curiosamente, Capablanca cambia de opinión]

 

22…Tb8 23.Dxa6 Txb2 24.Tb3 [Con gran maestría y magnífico criterio, Capablanca devuelve el peón de ventaja a cambio de ser él quien consiga la máxima actividad]

 

24…Txc2 25.Tab1 [¡Ahí está! Súbitamente, el ejército blanco se muestra tremendamente activo en el  flanco de dama y ¡ojo! que el comandante se apellida Capablanca] (Ver diagrama)

 

 

¿Quién puede sostener una posición así contra un genio?

 

 

25…h6

 

[Gravísimo error, pues debilita peligrosamente la casilla «g6», pero la tragedia de Thomas es que su rey ha quedado encerrado en el rincón y en poco tiempo podría empezar a padecer amenazas de mate. Otras jugadas parecen menos comprometedoras, pero con seguridad, la maestría de Capablanca daría buena cuenta de su rival en pocas jugadas]

 

«El resto de esta partida es divertido, porque al final se produce un famoso farol táctico» (J. Watson)

 

26.Cg6+ [Horquilla al rey y a la dama]

 

26…Cxg6 27.fxg6 [Ahora, para desgracia de Thomas, la recién habilitada casilla de escape «h7» no sirve de nada, pues está custodiada por el peón blanco]

 

27…Te7 28.Tb8 [Jugada ganadora, pero atención porque la partida se acerca al histórico y tremendo doble error]

 

28…Te8 [Todas pierden. No sirve de nada 28… Tc1+ 29.Rf2 Tc2+ 30.Rf3. Ahora, Capablanca ganaba inmediatamente con 29.Db5] (Ver diagrama)

 

 

Histórico caso de ceguera de un genio totalmente confiado

 

 

29.Da8

 

[¡¡Tremendo error en una posición completamente ganada!!

 

 

Se ganaba inmediatamente con:

 

a):

 

29.Db5 (Doble ataque a la torre «e8») 29…Txb8 30.Dxb8 Rg8 31.Db3+ y cae la torre]

 

b):

29.Txe8 Dxe8 30.Da4 Tc1+ (30…Dxa4 31.Tb8+ y mate) 31.Rf2 y cae la dama o la torre]

 

Incluso 29.Da7, concedía ventaja al blanco

 

La posición ahora es de tablas, pero… ¡¡¡ Thomas se rinde !!! 1–0  (Ver diagrama)

 

 

En esta posición igualada, el conductor de las piezas negras ¡abandona!

Posición final:

  

 

 

La continuación que le garantizaba la igualdad era

 

 

29…Txa2

 

 

[¡Ahora parece evidente! Simplemente, la torre ataca la dama. La ventaja del blanco se habría esfumado. Algunos intentos infructuosos serían:]

 

30.Dxa2 30…Txb8 y la posición está igualada

 

30.Txe8 Txa8 31.Txf8+ Txf8; 30.Db7 Txb8 31.Dxb8 Ta8 con igualdad

 

 

 

En un boletín de ajedrez estadounidense de octubre-1919, se describió la partida como

 

 

«una de las más curiosas en los anales del ajedrez»

 

 

“Capablanca lanzó el golpe «decisivo» y su rival abandonó” (G. Kasparov) 

 

 

«No soy una de esas personas tontas que ponen excusas para todo; fue un completo descuido» (J.R. Capablanca) 

 

 

Error publicado en el

 Daily Telegraph, 15 de agosto de 1919

 

 

  

Luis Pérez Agustí

Juan Bohigues, coordinador del equipo, homenajes, obituarios y entrevistas.
Profesor del Master "Técnicas de Guionización" para la Universidad de Alcalá de Henares. Crítico de cine para "spaincinematogaphic". Autor de tres guiones para cine: "Hojas de la mañana", "La senda de los payasos" y "Pintando entre adoquines". Autor de un libro de viajes llamado "Muzungu". Trabaja en "365 international a project photo" junto a otros fotógrafos de otros países.   Luis Pérez. "Partidas que hicieron historia".
Profesor de Ajedrez Colegio Pi y Margall, Instituto Tirso de Molina, Colegio Rufino Blanco. Diploma Monitor Autonómico de Ajedrez. En 2014 juega la Previa de Madrid, quedando en primer lugar.   Mikel Menchero. "Ajedrez Social. La pedagogía aplicada al ajedrez".
Licenciado en administración y dirección de empresas.Tesorería para las sociedades Cepsa Perú. Elaboración de informes Dirección HBS Global y Cepsa Colombia.   René Mayer. "Problemas y entrenamiento". Es licenciado de la ESCP (Escuela Superior de Comercio de París) y en Filología inglesa (Complutense de Madrid).
Colaboró en la revista Jaque y se especializa en la publicación de libros en torno a la composición ajedrecística. Sobre finales artísticos: El cuadrado mágico (Jaque XXI, 1998). Problemas: Problemas para gente sin problemas (La Casa del Ajedrez, 2003), 222 problemas con solución para ajedrecistas sin solución (La Casa del ajedrez, 2008).   Jorge Castellanos. "¿Cómo mejorar tu juego?"
Licenciado en Psicología. Curso Internacional Psicogenética. Profesor Ajedrez Universidad Ciego de Ávila. Psicólogo Instituto nacional Deporte (INDER). Monitor de Ajedrez.   Salvador Palomino."Mejores jugadores de ajedrez". Licenciado en Educación. Actor, promotor y Gestor Cultural. Profesor de Ajedrez desde 1983. Periodismo cultural en radio y TV. Monitor de Ajedrez.