Un hombre astuto (Robertson Davies) y los pares de nervios craneales

0
123

Traté de matar el tiempo recordando los trucos nemotécnicos que me ayudaron a pasar mis exámenes de medicina, pero, por más que lo intenté, las formas «limpias» dieron paso a las preferidas por aquellos jóvenes sanos que, lejos de refrenar sus naturales inclinaciones libidinosas, las alentaban.

Véase, por ejemplo, para los doce nervios craneales del tronco cerebral: On Old Olympus’ Towering Tops A Finn And German Viewed Some Hops,* o bien, Oh! Oh! Oh! To Touch And Feel A Girl’s Vagina And Hymen,** cuyas iniciales daban olfativo, óptico, oculomotor, troclear, trigémino, abducente, facial, acústico, glosofaríngeo, vago, accesorio e hipoglosal.

Los estudiantes de ciencias siempre han sido capaces de dar rodeos inverosímiles para estudiar. He visto hacer cosas rarísimas para estudiarse la tabla periódica. Las reglas nemotécnicas tienen una clara propensión a convertirse en picantonas. Es un crimen perfecto o una win win situation como se dice ahora, te aprendes los doce nervios craneales del tronco cerebral y haces reír a los compañeros. Porque aunque muchas de estas reglas son de autoría colectiva siempre suele haber alguien especialmente dotado para estas gracias. Como decía Gerardo Diego sobre sus hipotéticos y futuros alumnos al brindar sobre su plaza de profesor:

Y otro, seguramente el más listo,
me pondrá un alias definitivo.

Son cuestiones no valoradas por el currículo oficial  pero que dan mucho prestigio entre iguales, las reglas nemotécnicas guarras y acertar con el mote definitivo de un profesor. Quede aquí constancia de los doce pares de nervios craneales. Los estudiantes de ciencias duras como Física y Química desprecian este aprendizaje de memoria, como dijo el físico Enrico Fermi cuando las partículas subatómicas comenzaron a multiplicarse: “Si yo pudiera recordar el nombre de todas estas partículas habría sido botánico”

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí