Un regalo sorprendente

0
236

Spassky regala, literalmente hablando, un caballo a uno de los mejores jugadores del mundo, en un lance que incluso se ha calificado de payasada.

 

Uno de los movimientos más sorprendentes e inesperados que ha habido en la historia del ajedrez, no estuvo basado en una profunda idea para conseguir algún beneficio evidente, ni tan siquiera fue producto de una maravillosa combinación que terminara en jaque mate; tampoco fue una jugada que iniciara un demoledor ataque al rey contrario ni tan siquiera una que consiguiera una inesperada salvación en posición perdida, pero si no fue nada de esto, entonces ¿qué clase de movimiento fue? ¿qué finalidad tenía? ¿quién fue el ejecutor? Lo cierto es que si no se conociera el autor de semejante movimiento y si no se hubiera realizado en uno de los torneos más fuertes de la época, probablemente nadie hubiera prestado atención a lo que se podría calificar de jugada absurda o simplemente ridícula.

 

 

Retrocedamos al año 1956, en el que se jugaba el XXIII campeonato de la URSS, entre cuyos participantes se encontraba un tal Boris Spassky, campeón mundial juvenil el año anterior. Spassky ganó este torneo que se desarrollaba en su ciudad natal, Leningrado, compartiendo el primer puesto precisamente con el coprotagonista de nuestra historia, Yuri Averbakh, además de Mark Taimanov. Este primer puesto, le dio acceso a jugar los matchs para el campeonato del mundo, lo que le convirtió automáticamente en Gran Maestro y en uno de los mejores jugadores mundiales a los 19 años.

 

 

Leído lo anterior queda demostrado que no estamos hablando de ningún aficionado y que incluso su rival, también estaba entre los mejores del mundo, por lo que cobra más relevancia su extraordinario movimiento, hasta el punto de que más de un aficionado e incluso algún profesional, califican esta jugada como el movimiento más sorprendente jamás jugado”. Al realizar esta jugada, el auditorio reclamó la corrección de la misma en el tablero mural donde exhibían la partida, dando por hecho que se trataba de un error del operador.

 

 

El propio Spassky, escribió acerca de su movimiento «Lo jugué porque no vi otros recursos prácticos y porque mi posición era muy pasiva»

 

 

Veamos esta histórica partida cuyo asombroso movimiento 16 de Spassky, fue comentado por todos los profesionales y aficionados del mundo y hoy día se mantiene el enigma de cómo es posible que después de una jugada así, su muy cualificado rival, no fuera capaz de ganar la partida.

 

 

Blancas: Yuri Averbakh (1922-) 

Negras: Boris Spassky  (1937-) 

Lugar y fecha: Leningrado, 1956

 

 

1.c4 [Apertura Inglesa]

 

1…Cf6 2.Cc3 g6 3.e4 d6 4.d4 [Por transposición, se ha llegado a la Defensa India de Rey]

 

4…Ag7 5.Ae2 0–0 6.Ag5 [Sistema Averbakh]

 

6…c5 7.d5 Da5 [Un movimiento poco practicado que amenaza el peón de rey]

 

8.Ad2 [Se podría censurar que el blanco pierda un tiempo volviendo a jugar el alfil, pero lo cierto es que la dama negra no queda bien ubicada en a5]

 

8…a6 9.a4 [Impide una posible expansión del negro en el flanco de dama]

 

9…e5 [Otra decisión dudosa de Spassky, pues más acorde con la posición era 9… e6 creando tensión en el centro con posibilidades de abrir líneas de ataque]

 

10.g4 [Aguda jugada con la que Averbakh anuncia su intención de crear amenazas contra el monarca de Spassky]

 

10…Ce8 11.h4 [Consecuente con la jugada anterior]

 

11…f5 [Spassky, viéndose con poco espacio para maniobrar, intenta una reacción que no tendrá el resultado deseado, pues las piezas de su rival están excelentemente colocadas]

 

12.h5 [Anunciando claramente la intención de abrir líneas contra el rey, dada la penosa situación de casi todas las piezas de Spassky]

 

12…f4 [Intentando cerrar filas, pero poco a poco, Spassky se está quedando sin jugadas válidas]

 

13.g5 Dd8 [Segundo movimiento de la dama para terminar donde comenzó]

 

14.Ag4 [¡Vean y aprendan! con gran sentido estratégico, Averbakh propone el cambio de la pieza más activa de Spassky. Sólo hay que comparar el alfil de casillas blancas con el que corre por las diagonales negras, para saber qué alfil de Spassky tiene más valor]

 

14…Cc7 15.Axc8 Dxc8 16.Cf3 [Bien, hasta aquí, esta partida podría ser una más entre miles, pues aunque no deja de ser instructiva la forma en que el blanco está tratando la posición, tampoco se puede considerar que lo ocurrido hasta ahora sea extraordinario, pero sin que nada haga presentirlo, en este preciso momento, en la mente de Spassky se está gestando una fantástica idea, favorecida por el ansia de liberarse de su constreñida posición]

 

Vean el siguiente diagrama

 

 

Juega el negro

16…Cc6


“Me quedé muy sorprendido que Averbakh pensara 55 minutos la captura del caballo» [Spassky]

 

«Yo preferiría abandonar la partida antes que hacer semejante movimiento”  [Taimanov]

 

[¡Se ve y no se cree! ¿Es ésta una jugada del campeón del mundo juvenil? ¡¡Regala un caballo a uno de los mejores jugadores del mundo!! «¡Una hazaña increíble de imaginación y valentía! Spassky regala un caballo con tal de liberar el resto de sus piezas» (Naroditsky)]

 

17.dxc6 [Cuesta imaginarse la expresión de Averbakh al ver la jugada de Spassky, pero después de mucho pensárselo, hace lo único que puede hacer, que es aceptar el presente ofrecido tan increíble como generosamente]

 

17…bxc6 18.Ch4 [«Consideré que después 18.h6! Ah8, las blancas prácticamente tendrían dos piezas de ventaja y podrían gestionar la victoria muy fácilmente» (Spassky) «La posición del blanco es totalmente ganadora, pero Averbakh no está de humor para hacer frente a la payasada de Spassky» (Naroditsky)

Así es, si Averbakh hubiera jugado 18.h6, el alfil negro quedaría encerrado en h8, pero la sorprendente jugada de Spassky, afectó el sistema nervioso de Averbakh y de aquí en adelante, veremos algunas decisiones extrañas del sorprendido Yuri]

 

18…De8 19.hxg6 hxg6 20.Dg4 Tb8 [«Spassky no da tregua a su oponente» (Naroditsky)]

 

21.Cd1 [No había necesidad de una jugada tan pasiva]

 

21…Ce6 22.Ta3 Cd4 23.Tah3 [Las intenciones del blanco son absolutamente claras: un ataque directo al rey enemigo, pero el alfil negro en g7 es un magnífico defensor]

 

23…Df7 24.Ac3 Tfe8 [Si 24… Dxc4, sigue 25.Cxg6 y los asuntos del negro, empeorarían definitivamente. ¡Triste labor el de la poderosa dama negra que debe encargarse de la defensa de un humilde peón!]

 

25.T3h2 [«Al no ver ningún camino directo a la victoria, Averbakh se tambalea. El loco sacrificio de caballo de Spassky, empieza a dar sus frutos y Averbakh insiste en su ataque y se olvida que es él el que tiene una pieza de ventaja» (Naroditsky)

Cierto lo que dice Naroditsky, pero tampoco se aprecia claramente  de qué forma puede continuar mejorando su posición]

 

25…Dxc4 [Tampoco parece que Spassky esté controlando sus nervios, pues ahora se decide por esta arriesgadísima jugada que en realidad es un grave error, en un momento en que parecía que su rival no tenía las ideas claras. Ahora, la posición da un giro inesperado y Averbakh, prácticamente, tiene ganada la partida]

 

26.Cxg6 [¡Por supuesto!]

 

26…Te6 27.Axd4 [Realmente está afectado Averbakh y no acierta con una sencilla combinación que vería cualquier aficionado y que acabaría con la partida de una vez]

 

[El blanco ganaba rápidamente con  27.Th8+ Axh8 28.Txh8+ Rg7 29.Txb8 Rxg6 30.Axd4 cxd4 31.Df5+]

 

27…Txg6 [Spassky aprovecha la oportunidad y captura el peligroso caballo]

 

28.Df5 De6 29.Dxe6+ Txe6 30.Ac3 [Spassky ha capeado el temporal, pero no hay que olvidar que continua jugando con una pieza de menos]

 

30…d5 [Su ímpetu juvenil, el poderosísimo centro de peones y el estado nervioso de su oponente, son la esperanza de Spassky de que se produzca un milagro]

 

31.f3 Tb3 [«¡Spassky juega esta fase de la partida con una energía tremenda!» (Naroditsky)]

 

32.Th3 c4 33.Rd2 Tg6 34.Tg1 d4 35.Aa5 [Increíblemente, la pieza de ventaja del blanco, apenas se deja notar]

 

35…Af8 36.Tg4 Td6 37.Rc2 Td7 38.g6 Tdb7 39.Ae1 c5 [Spassky, a pesar de la pieza de menos, tiene maniatado a Averbakh]

 

40.Tgh4 Ag7 [El encerrado alfil negro está convirtiéndose en el héroe de la partida, pues anula prácticamente a las dos torres y el amenazante peón del blanco ¡Un alfil contra dos torres y un peón! ¡Qué grande es el ajedrez!]

 

41.Aa5 [«Averbakh pierde totalmente el hilo de la partida» (Naroditsky)

Así es, realmente afectado por la insolencia y resistencia de Spassky, Averbakh comete un importante error]

 

41…c3 [Spassky no se hace de rogar]

 

42.bxc3 Ta3 [¡Ahora es Spassky el que amenaza ganar la partida! La amenaza es 43… Ta2+ y si 44.Rd3, sigue 44… Txa4 45.Ad8 c4+ 46.Rd2 Ta2+ 47.Re1 Tb1 48.Th2 Taa1, recuperando la pieza con ventaja decisiva]

 

43.cxd4 exd4 44.Txf4 Ta2+ 45.Rd3 Tb1 [La actividad de las torres negras, compensa sobradamente la pieza de desventaja]

 

46.Th1 Txa4 47.Rc2 Tb5 48.e5 [«Aturdido por el giro de los acontecimiento, Averbakh comete otro error» (Naroditsky)]

 

48…d3+ [Es comprensible que Spassky quiera capturar la torre, pero al hacerlo, libera la posición de Averbakh. Era  mejor capturar el alfil o incluso 48… Axe5 comiendo el peón y dejando bajo amenaza la torre y el alfil. Seguramente que ambos contendientes están bajo una fuerte presión nerviosa y es que ¡sólo somos humanos!]

 

49.Rxd3 Txf4 50.Ac3 Txf3+ [¡El milagro se ha producido! Ahora es Spassky el que tiene ventaja material y verdaderas posibilidades de ganar la partida]

 

51.Re4 Tg3 52.Rf4 Txg6 [Spassky estaría deseando desde hace mucho, comerse este molesto peón, pero era mejor 52… Td3 amenazando 53… Tb1]

 

53.Ce3 [¡Por fin el caballo vuelve a jugar después de 23 jugadas inerte!]

 

53…Tb8 54.Cf5 Tf8 55.Th5 Te8 56.Re4 Tg1 57.Th3 Af8 58.Rd5 Td1+ 59.Re4 Tc1 60.Rd5 Td1+ 61.Re4 Td7 62.Ch6+ [«Ahora, la fortaleza del blanco es impenetrable» (Naroditsky) O eso parece, pues Spassky no llegó a encontrar jugadas verdaderamente efectivas]

 

62…Axh6 63.Txh6 [La ventaja material no va a ser suficiente para que el negro gane esta increíble partida]

 

63…Th7 64.Tg6+ Rf7 65.Tf6+ Re7 66.Tc6 Rd7 67.Txc5 Th6 68.Rd5 Tb6 69.Aa5 Tb5 70.Txb5 axb5 71.e6+ Txe6 72.Rc5 Te5+ 73.Rb6 [Y en esta posición de tablas teóricas, firmaron el empate, pues si 73…Re6 74.Ab4 Rf5 75.Ac5, y cae el peón] ½–½ TABLAS

¡Otra partida para la posteridad!

 

Posición final

 

 

 

  

Luis Pérez Agustí

Juan Bohigues, coordinador del equipo, homenajes, obituarios y entrevistas.
Profesor del Master "Técnicas de Guionización" para la Universidad de Alcalá de Henares. Crítico de cine para "spaincinematogaphic". Autor de tres guiones para cine: "Hojas de la mañana", "La senda de los payasos" y "Pintando entre adoquines". Autor de un libro de viajes llamado "Muzungu". Trabaja en "365 international a project photo" junto a otros fotógrafos de otros países.   Luis Pérez. "Partidas que hicieron historia".
Profesor de Ajedrez Colegio Pi y Margall, Instituto Tirso de Molina, Colegio Rufino Blanco. Diploma Monitor Autonómico de Ajedrez. En 2014 juega la Previa de Madrid, quedando en primer lugar.   Mikel Menchero. "Ajedrez Social. La pedagogía aplicada al ajedrez".
Licenciado en administración y dirección de empresas.Tesorería para las sociedades Cepsa Perú. Elaboración de informes Dirección HBS Global y Cepsa Colombia.   René Mayer. "Problemas y entrenamiento". Es licenciado de la ESCP (Escuela Superior de Comercio de París) y en Filología inglesa (Complutense de Madrid).
Colaboró en la revista Jaque y se especializa en la publicación de libros en torno a la composición ajedrecística. Sobre finales artísticos: El cuadrado mágico (Jaque XXI, 1998). Problemas: Problemas para gente sin problemas (La Casa del Ajedrez, 2003), 222 problemas con solución para ajedrecistas sin solución (La Casa del ajedrez, 2008).   Jorge Castellanos. "¿Cómo mejorar tu juego?"
Licenciado en Psicología. Curso Internacional Psicogenética. Profesor Ajedrez Universidad Ciego de Ávila. Psicólogo Instituto nacional Deporte (INDER). Monitor de Ajedrez.   Salvador Palomino."Mejores jugadores de ajedrez". Licenciado en Educación. Actor, promotor y Gestor Cultural. Profesor de Ajedrez desde 1983. Periodismo cultural en radio y TV. Monitor de Ajedrez.