Una canción para el bosón de Higgs

0
314

 

 

Según la Wikipedia, “el bosón de Higgs es una hipotética partícula elemental masiva cuya existencia es predicha por el modelo estándar de la física de partículas”. Hombre, si se lee despacio, se puede llegar a entender. Pero entrar en profundidades ya es otro cantar. Llevamos dos semanas dale que te pego al bosón, pero no hay quién sepa explicar qué narices es ni qué ocurrirá ahora que lo han encontrado. Viene a ser como comprender el guión de “El sueño eterno”, de Howard Hawks. Habré visto esta película unas seis veces, tres de ellas prestando especial atención, pero hay un momento de la historia en el que todo se lía y ya no hay manera de recuperar el hilo.

 

¿Ayudaría la música a comprender mejor, conceptos tan abstractos como el bosón de Higgs?

 

Edward Cowie, físico y músico inglés, dice que “la música está modelada por la física de las partículas”. Brian Foster, profesor de física en la Universidad de Oxford y afiliado al CERN, y el joven violinista Jack Liebeck deben estar de acuerdo porque los tres juntos se han embarcado en la composición de “Particle Partitas”, una obra con la que pretenden demostrar la similitud entre la música y las partículas mientras repasan los momentos más importantes en la historia de la física de partículas.

 

El compositor John Boswell piensa que la música ayuda a difundir el conocimiento científico y filosófico. Con ese fin se ha inventado “Symphony of science”, un proyecto en el que él pone la banda sonora y Carl Sagan, Richard Feynman, Stephen Hawking o Richard Dawkins ponen la voz.

 

En 2002, el cuarteto estadounidense “Kronos Quartet”, pidió asesoramiento a la Nasa para la producción de “Sun rings”, una composición multimedia compuesta por sonidos e imágenes espaciales.

Y

 parece que el matrimonio entre ciencia y música marcha bien. Así lo demuestra el veterano grupo Aviador Dro, que ha pasado de aquel “Nuclear sí, por supuesto” a “La voz de la ciencia”, una iniciativa en la que el grupo mezcla arte y divulgación científica. “Igual que un músico puede plantearse musicar poemas y estructuras narrativas de origen literario, o vehículos visuales como el vídeo, el cine o los espectáculos teatrales, Aviador Dro se plantea musicar una obra de divulgación científica centrada en las últimas investigaciones y fronteras de la ciencia de nuestro tiempo”.

 

La sorprendente cantante Björk ha creado “Biophilia”, una exploración musical multimedia del Universo y sus procesos a través de una galaxia tridimensional por la que puedes navegar tocando estrellas para escuchar canciones al bajarte una app para el iPhone o el iPad.

 

No sé si la música ayudará a entender los misterios de la ciencia y el Universo, pero será una agradable compañera para intentarlo. Y así de tecnológicos y científicos entramos en 2012. Un año de cambios y de incertidumbres. Un año de expectativas en el que todo puede ocurrir. Puede que incluso encuentren el bosón de Higgs en algún rincón del acelerador de partículas y entonces descifremos el enigma del origen de todas las cosas. Así es el año en el que nos vamos a meter, pero hagámoslo con música.

 

@Estivigon

 

 

Nacido en Madrid en septiembre de 1962. A mí y a mi entorno, cada vez nos cuesta más definir a qué me dedico. Periodista de carrera durante quince años en la editorial GyJ, guionista de cine y teatro, productor de contenidos audiovisuales para museos y centros de interpretación, community manager en BMG Rights España, gestionando la identidad digital de un puñado de artistas, y músico. Aunque esto último me queda un poco grande; me considero un aficionado, pero, para bien y para mal, llevo veinte años metido de lleno en esta vorágine en donde me conocen más como Estivi. Discos grabados, conciertos, giras, noches… y muchos amigos.