Una de Colaboracionistas

5
218

Esto de la Colaboración para ayudar al 4º mundo es lo que tiene, sus cosas.

De una parte tapa más nuestras conciencias y los agujeros que nos las hacen malas, que los agujeros de las necesidades que pretendemos ayudar. Así nuestras malas conciencias se vuelven buenas con unas perrillas que nos sobran, cuando nos sobran, y caritativamente las entregamos a los negritos y otros desarrapados en general. Y los negritos encantados, claro.

Sobre todo los que viven de este cuento tan bonito.

Porque en esto del colaboracionismo hay mucho listo y enterado que vive, muy bien, de estas historias de las ayudas internacionales.

Dejando aparte a todos los trabajadores ‘blancos’ o europeos que trabajan en este sector de actividad económica que se suelen ‘comer’ casi la mitad de la tarta, luego están todos los ‘cuadros’ que viven muy bien del dinero de la colaboración o cooperación, como queráis llamarla.

De tal manera que como seguro que habré contando mil veces, pero que mi memoria olvida otras tantas, la parte del león se queda en el camino. Y lo que le acaba llegando a la gente o a los proyectos que se desarrollan son sólo la punta del iceberg de todo el dinero que se ha quedado sumergido.

 

Por aquí hay Asociaciones locales las que quieras.

Creo que son más de 50.000, pero no me extraña si hay 34 partidos de la oposición.

Que el otro día organizaron un mitin-manifestación y se cubrieron de gloria, no debieron ni juntar 500 personas, el periódico decía que si al menos hubieran llevado 20 personas cada partido…, que seguro que los cargos en cada partido son más personas.

 

 

No son muchos los manifestantes de los partidos de la oposición, ni siquiera están bien avenidos

 

 

 

Así que hay asociaciones para todos los gustos y colores. Y si descontamos a las asociaciones de las aldeas que son más mayoritarias (Asociaciones de Padres de Alumnos y Asociaciones de Mujeres) y deducimos toda esa población campesina y esas pocas asociaciones y la población lumpen de las ciudades, nos saldría una media de 6-10 personas por asociación. Normalmente  las personas que componen las Juntas Directivas, Presidente, Vicepresidente 1º, Vicepresidente 2º, Tesorero 1º, Tesorero 2º, Tesorero 3ª (de estos suele haber más porque lo de la pasta es lo fundamental), Secretario… También es verdad que pueden tener más  porque hay gente que se apunta a varias, es como jugar a la lotería, más fácil que puedes llegar a pillar algo. Esto es una profesión como cualquier otra, lo del colaboracionismo. Y a mí lo del colaboracionismo siempre me sonó mal, pero peor si son los del propio país, claro.

 

 

Mi amigo, Naabá Liguidí, en casa, con una camiseta que le traje de cuando ganó España el Mundial, tan contento.

 

 

 

Hace 2 semanas vino a visitar mi biblioteca mi amigo Naabá Liguidí (Rey Dinero, en traducción literal del mooré). Es de esas pocas personas que en 2 años que nos conocemos jamás me han pedido un duro ni nada caro.

Una vez, que si le podía prestar un retroproyector, que no pude porque no tenía, y otra que si le podía conseguir algún libro, en francés, de algún destacado filósofo español.

Un tipo interesante, el Naabá, ya os digo.

 

Bueno, pues le encantó la biblioteca y al final se me descolgó con una petición de partenariat.

Yo, acojonado, porque me cuesta decir que no y más a un tipo que siempre ha sido amable conmigo.

Me viene a decir que podría dejarles un ‘espacio’, una oficina o algo así, para su Asociación, la de Jefes Tradicionales y Religiosos.

Ante la cara que puse y las disculpas que balbuceé de que vamos justos de espacio, me respondió que no pasaba nada, que tampoco se reunían todos los días, que muy de cuando en cuando y que no molestarían nada.

Pero que era fundamental que les dejara poner una placa en la fachada, tampoco enorme, en la que se indicara que allí estaba la sede de su Asociación para cuando vinieran sus partenaires de visita-inspección. Supongo que de esta manera podrán justificar a dónde han ido a parar los fondos que les transfieren.

 

 

La fachada de mi Biblioteca con Asséto, la directora. Es mi compañera espiritual, bueno y también de lo otro.

Aquí es donde quiere plantar el Naabá el cartel de su asociación (me refiero a la fachada del edificio, no en la fachada de mi novia)

 

 

 

Se lo conté a Jazz y me explicó que era lo menos que podía pasar.

Me contaba de una asociación de mi pueblo, dedicada a los minusválidos (hay montones), que cambiaba los carteles según las visitas de los partenaires financieros, los que ponen la pasta en el primer mundo. Y creo que se lo deben montar bien porque como es una asociación de minusválidos supongo que le será fácil conseguir partenaires

Los directivos de las asociaciones ganan buenos sueldos, tienen buenos coches a su disposición y hacen algún negocio que otro o directamente roban el dinero, aunque seguro que no todos.

 

 

Esta es una asociación pequeñita, de buena gente. El Presidente es Alí, un buen tipo y amigo

 

 

 

Hace poco más de un mes vino una persona de la Alcaldía, el típico intermediario, a ofrecerme un proyecto de escuela profesional. Con los terrenos me vendían el proyecto entero, planos de edificios, instalaciones, presupuestos de obras e inversión…, todo, sólo faltaba desarrollar el plan de estudios. Todos los papeles, proyectos, etc, estaban a nombre de ECLA (Être Comme Les Autres, una asociación de minusválidos), pero el intermediario me aclaró que el que me lo vendería era el Presidente de ECLA, a título personal.

He declinado la propuesta, sin llegar a discutir precios ni condiciones.

Supongo que será el típico proyecto que habrían desarrollado con el supuesto apoyo financiero de alguna ONG o institución y que con la crisis del primer mundo habrán cerrado el grifo. La crisis aquí también se nota, no creáis, y el pobre Presidente de ECLA habrá perdido lo suyo con todo esto (me refiero a dejar de ganar).

 

Hace poco le comentaba a Jazz que con todas las historias que están pasando en el país que más valía que volvieran a llamar al país ALTO VOLTA, que le hace más justicia que País de los Hombres Íntegros, como quería que hubiera sido el ingenuo Sankara, el anterior asesinado presidente.

 

 

GALERÍA DE RETRATOS DE JAVIER NAVAS

5 COMENTARIOS

  1. Que la pasta de las ONGs y
    Que la pasta de las ONGs y similares se queda en el camino, en las manos equivocadas, es más que un tópico

    • Bonjour Felix,
      Cierto es que

      Bonjour Felix,
      Cierto es que los que amamos este país, cada pequeña injusticia nos remueve el estomago, sin hablar de las terribles y enormes injusticias que todos en nuestro supuesto mundo civilizado, callamos.
      Siendo compañera de mi queridisima Arminda, revindico que no todas las ONG, ni todos los blancos, se aprovechan de los negritos. A veces es mas una excusa barata por no sentirse involucrado en una injusticia terrible. Que la pasta queda en camino, es cierto, que como desconozco y de verdad no me interesa lo que hagan los ladrones , hijos de …… , aprovechándose de la miseria de los demás, mi energía solamente la voy a gastar para denunciar a voz alta todo lo que me parece injusto. Y sobre todo en ayudar al que pueda, que sea negrito o no.
      Los que nos manipulan hablando con estadística, debería hablar menos y actuar mas. Que dejen de contar con numero, y empiece en darles nombres y cara. Yo quiero agradecerte de todo corazón , Felix, tendré espero el gusto de conocerte, y sobre todo no dejes de escribir, es como un soplo que nos viene de Burkina, y la verdad que presta muuuuuuuuuuuucho. Barka
      Amalia

      • Querida Amalia:
        De verdad que

        Querida Amalia:

        De verdad que lamento haber dado la impresión de que no valoro y respeto el trabajo de tanta gente por sus ‘hermanos’, que todos lo somos.

        Y es cierto eso que dices que acabaría siendo la justificación para que la gente no haga nada por los demás, pero hay cosas que me pueden y no consigo controlarme y tengo que contarlas. Y esto de la cooperación internacional es un regalo envenenado.

        Y no me refiero, con ello, a grupos de personas maravillosas, como vosotras, que dedicáis parte de vuestro tiempo a venir a ayudar desinteresadamente a quien más lo necesita. Me refiero a la perversión que implica el sistema de cooperación.

        Sankara, cuando fue Presidente, rechazaba la cooperación internacional. Sólo quería que la metrópoli dejara de esquilmara a su pueblo y se negaba a pagar la deuda internacional. Pero Sankara era demasiado bueno como para dejarle con vida.

        Y esa es la cuestión, dejar de robar a estos países, no permitir que sus gobernantes les roben con nuestra ayuda y trasladen sus fortunas al primer mundo, no venderles ni una metralleta más, que todo se lo gasten en sanidad y educación, etc. Conseguir que las riquezas de África sean para los africanos y ya está, no haría falta tanta cooperación. No haría falta ninguna cooperación material.

        Las cosas son sencillas, todo depende de que nosotros consigamos presionar lo suficiente a nuestros gobiernos… y estemos dispuestos a rebajar nuestro nivel de vida que es a costa de explotar al tercer mundo.

        Muchos besos y hasta pronto

  2. Tienes razón en lo que dices,
    Tienes razón en lo que dices, de la pobreza mucha mucha gente se enriquece. Es más, es un interés para la sociedad o para otras sociedades que exista la pobreza y que no desaparezca. Aunque me parece muy triste reconocerlo, opino que aunque las Naciones Unidas se planteen una serie de objetivos, los famosos Objetivos de Desarrollo del Milenio, para intentar erradicar la pobreza, el hambre, etc etc etc y es más, su consecución para el año 2015, que todo esto queda muy bonito escrito en un papel, la realidad es que de esto se beneficia mucha gente, o mejor dicho, se benefician más los más adinerados del planeta, los que manejan todo el cotarro, por lo que no interesa poner fin a esta enorme injustica.
    Sin embargo, por la parte que a mí me toca, tengo que decir que todos los que nos dedicamos a esto (asociaciones, ONGs, etc) no buscamos lucrarnos con las miserias de nadie, todo lo contrario, intentamos que este mundo en el que vivimos, en pleno sg XXI, sea más justo y equitativo para todos (aunque tb suene a tópico).
    Un besito
    Arminda

    • Quizás, como siempre, me he

      Quizás, como siempre, me he expresado mal o no he sabido transmitir bien el mensaje.

      Desde luego que la inmensa mayoría de la gente que colabora, y más si es desinteresadamente, con ONGs, etc son gente con un corazón de oro, que dan lo que pueden, y más, por ayudar a los demás.

      Pero, desgraciadamente, hay otras personas que no es que trabajen para una ONG, por una retribución, que también es algo normal y lógico que así funcione, sino que se lucran con esa actividad. Es por eso que no me entusiasman las ONGs, y cuanto más grandes menos. Porque entonces ya entran en juego criterios de ‘mercado’ o marketing para ganar cuota y seguir creciendo, etc. Y llega un momento que lo de menos, casi, es su objetivo. Los ejecutivos ganan como si trabajaran para una multinacional de productos de limpieza y me han llegado a justificar que volaran en primera clase porque si son excelentes profesionales que están consiguiendo muchos padrinos o mucha facturación lo lógico es que tengan las mismas condiciones que los otros profesionales similares.

      Pero no tiene nada que ver con lo que vosotros hacéis, ni muchísima otra gente, incluso trabajando profesionalmente para una ONG.

      Y,  lo peor, es la cantidad de gente burkinesa que se lo lleva crudo con las donaciones del primer mundo. Si vieras todas las reuniones que se hacen en hoteles de 4* aquí para debatir sobre los objetivos del Milenio y cómo se lo montan… Porque son gente que sabe lo que sus conciudadanos tiene que lidiar todos los días, pero les da igual que se mueran o no. Son mala gente, no son hombres íntegros te lo aseguro.

      Un beso

Comments are closed.