Una vida dedicada a la Defensa Animal

0
169
Imagen facilitada por María de las Victorias

María de las Victorias, un bonito nombre que siempre ha llevado orgullosamente como símbolo de la intensa y muchas veces dificultosa lucha y escasamente comprendida por los derechos de los animales, por los seres sintientes no humanos que están siendo explotados en muchos lugares ante numerosas fiestas y tradiciones, así como en la extinción abusiva de los otros seres vivos silvestres que mal viven en sus ecosistemas y que son una de las columnas esenciales de la vida en nuestro planeta.

Todos la conocen como Vickie, aunque yo siempre la llamo María. Es Doctora en Derecho, docente de Grado y Posgrado en Argentina y Universidades extranjeras. Docente a cargo de la materia de Derecho Animal en grado en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y en posgrado. Amicus Curae en el Caso de la orangutana Sandra. Directora de la Diplomatura de Derecho Animal en la Universidad del Museo Social Argentino (UMSA). Directora del Seminario de Investigación sobre Derecho Animal en el Instituto Ambrosio Lucas Gioja de la UBA. Miembro del Grupo de Investigación de Gida Animalista Mx Autoray. Escritora y coautora de libros y artículos de carácter científico. Directora del Manual de Derecho Animal [ed. Jusbaires]. Miembro y Representante  del Proyecto Gran Simio España en Argentina y de la Junta Directiva de dicha Asociación en España. Pertenece al Comité Internacional del Corredor Biológico Mundial y es abogada litigante.

Podríamos seguir remarcando su amplio currículum, pero pienso que con lo dicho y lo que conozcamos a lo largo de la entrevista, se podrá hacer una idea de esta gran científica que dedica toda su vida en la lucha por los más indefensos, por aquellos a los que la ley no les ampara, los más abandonados y que, sin embargo, son los que dan vida a la humanidad, los que nos han ayudado en nuestra evolución acompañándonos en nuestros avances tecnológicos, en la conquista del espacio, como fieles compañeros de los humanos. María es una persona abierta, sensible, preocupada por la crisis climática, que ve como sus coletazos azotan su país y por el trato que se les dispensa a los pueblos originarios de Argentina y de otros lugares del mundo.

Igualmente, su compromiso en la defensa de los grandes simios es muy importante hasta el punto que ha incorporado, como directora de diferentes eventos internacionales y de diplomatura internacional por los derechos de los animales, a los homínidos no humanos, aunque éstos estén enmarcados más dentro de los homínidos dada nuestra cercanía a ellos y su denominación científica.

Cuando le propuse ser representante del PGS de España en Argentina, sin dudarlo cogió el testigo y se ha involucrado hasta en la médula para conseguir que en Argentina no existan jaulas para los grandes simios y está realizando una gran labor igualmente, en la protección de todos los seres sintientes no humanos.

Tiene una calidad humana impresionante, una comprensión de las realidades actuales fuera de serie y es sin duda una gran amiga de todo aquel que levante la bandera de la injusticia animal.

Luchadoras como ella son las que cambiarán el rumbo de la historia de la humanidad y con su ejemplo, sembrarán para las generaciones futuras, la semilla de libertad, las jaulas vacías y las cadenas rotas de los seres sintientes no humanos que han sido siempre olvidados en nuestra evolución.

Conozcamos a esta gran mujer que figura en las páginas brillantes de los defensores de la vida.

Entrevista a María de las Victorias González Silvano

 1.-Yo te llamo María de las Victorias, aunque creo que muchas personas te conocen por Vickie. Es una lástima que en 2014 cuando estuve en Argentina no te conociera. Seguramente habríamos hablado de muchas cosas y sobre todo de esa vocación que tienes innata en ti de amar con tanta intensidad como lo haces a los seres vivos no humanos. ¿Desde cuándo sientes ese afecto por esos seres sintientes a los que poco a poco se les va reconociendo sus derechos?

Creo que me crié con ello, desde que recuerdo mi vida siempre estuve en compañía de animales de otra especie. Yo fui criada en un pueblo, Capilla del Monte, en  la provincia de Córdoba. En esa casa (la de mis abuelos, es muy grande) recuerdo a “Bonita“ (mi petisa, una yegua), conejos, gallinas, perros varios al mismo tiempo, Paulita la tortuga, Manuela la chiva. No recuerdo mi vida sin animales.

Recuerdo con angustia cuando mi hermano Sergio (quien fue veterinario y era 8 años mayor que yo) me hizo sostener una lagartija para “supuestamente ayudarla”. Tendría 6 años. Obvio la lagartija se arrancó la cola en el impulso para escaparse y lloré porque pensé que la había matado, hasta que mi abuelo (gallego de Orense), con su sabiduría, me explico que así se defendían ellas y que de esa forma podían vivir. Tardé varias horas para dejar de llorar. Hasta hoy recuerdo lo sucedido, y mi sensación de lastimar un animal no está en mi esencia.

Imagen facilitada por María de las Victorias

2.- En el terreno profesional te licenciaste por la Facultad de Derecho de Buenos Aires y te has dedicado en cuerpo y alma en extender tu trabajo profesional en la defensa de los derechos de los animales. ¿Ha sido muy difícil en Argentina todo el proceso que has seguido en este sentido? ¿Has encontrado por parte de compañeros de la Universidad algún tipo de desprecio por tu defensa animal?

Al comienzo empecé con el derecho penal. Después seguí con los derechos reales y recuerdo muy bien cuando dije “los animales deben ser reconocidos para sus derechos, ante una sucesión el heredero “mi cliente” me plantea que  las dos perras que le dejó su madre (eran animales de raza y jóvenes 6 y 2 años) él no los quería si mi hermano  “los dormía”, me generó bronca impotencia, allí pensé : ¿Por qué no podrán ellos heredar, la mujer las amaba?

Mi hermano era veterinario pero dedicado como bromatólogo, microbiólogo, no hacía clínica – igual no lo hubiera hecho, mi cuñado tampoco y yo no lo pedí.

Le pedí a mi cliente que me diera un tiempo para solucionar  “su problema”.  Una conocida adoptó a ambas perras y vivieron  felices.

Esto me movilizó a generar reuniones conversatorios con el centro de graduados de la Facultad de Derecho de la UBA, allí cambie el objeto de mi tesis doctoral , y si bien mi titular de Reales Claudio Kiper me dijo “se te van a reír “ yo le propuse la creación de la materia. Obvio hubo opiniones en contra, ya me habían dicho que iban a opinar en contra, pero  Dios estuvo de nuestro lado  y ese diciembre tan caluroso aprobamos los CPO (allí estaba Derecho Animal)  todos juntos. Los que me habían planteado oposición no hablaron. Se aprobó en 2014. Y en 2015 la hicimos interdepartamental.

Se burlaron, uy sí, recuerdo en febrero de 2015 con cursos de verano de reales yo pasaba por la sala de profesores y me veían y decían muuuuuu o miau  o guau guau. Pero les cerramos la boca, cada bimestre teníamos entre 39 y 53 estudiantes.

Les cerramos la boca hace 10 años y ahora NOS RESPETAN, aunque nos cuesta mucho que nos entiendan. Pero la lucha la seguimos hasta el fin de la explotación.

La Argentina tiene 600 animales declarados sujetos de derecho, sin embargo cuesta mucho que los operadores de la justicia lo entiendan.

Desprecio no he encontrado, sí sorpresa por los logros y mucha consideración de que es un tema menor.

Pero hoy hay 5 materias con temática animal, una Diplomatura en la UMSA y un Seminario de Investigaciones dependiente del Instituto Ambrosio L. Gioja de la UBA.

No hay duda de que hemos crecido.

Además de la Materia en la Universidad de Córdoba y en la Universidad del Sur (allí no tenemos nada que ver pero son logros).

3.- Cuando conociste el Proyecto Gran Simio (PGS) no dudaste en aceptar ser la representante del PGS en España en Argentina, término que tuvimos que poner por la polémica de la anterior representante del PGS en ese país por conflictos con la Organización al no cumplir con los objetivos de la misma. ¿Fue difícil tu decisión? ¿Estás a gusto con tu representación en Argentina?

Para mí fue un honor y es un honor la propuesta, y espero siempre estar a la altura de las circunstancias.

4.- Según te iba conociendo y en muy poco tiempo, no dude en que formaras también parte de la Junta Directiva del PGS en España. ¿Qué te parece el PGS de España?

Genial, obvio ser parte es un honor para mí. Poder tener un voto de decisión es importante para ustedes, confíen en mí. Espero estar a la altura de la Comisión Directiva

5.- Contigo a la cabeza y en representación del PGS, has realizado diversos procesos judiciales, amparos, en relación a varios chimpancés que aún continúan cautivos en sendos zoos. ¿Puedes explicarnos cada caso y cómo están en estos momentos dichos procesos judiciales?

Hemos actuado en varios casos, algunos judiciales y otros administrativos.

En Bioparque la Plata, los chimpas fueron a PGS Curitiba, hemos ingresado en el expediente de Sandra ofreciendo Sorocaba, así también amicus curae  con “COCO”, carayá minusválido; si bien no somos parte, hemos ofrecido Sorocaba para “TOTI”. Tuvimos contactos con el Bioparque de CABA, pero ellos decidieron  irse a Inglaterra.

Y obvio somos querellantes con “Johnny”, el chimpancé que está en el Zoo de Lujan.

Y como si fuera poco hemos defendido a Nala /Reina, una perra pitbul,l como querellantes sacándola del maltrato.

 6.- También estuviste en el caso de la famosa orangutana Sandra a la que se le concedió por sentencia el calificativo de “persona no humana”. ¿Cómo fue esa intervención?

Una  sorpresa, recién estaba vigente la Materia y me invitaron como amicus curae (amigo del tribunal), allí planteamos muchas cosas, como mientras se decide vivirá así, y los profesionales tomaron la posta y comenzó el enriquecimiento ambiental, es más cuando la querían enviar a España fue PGS (Pozas Terrados)

PGS España nunca me dejó sin material, sin información, sin apoyo. ¡Qué decir! Solo agradecer.

7.- Como ya sabes, tras las sentencias de Sandra y la chimpancé Cecilia, han existido sentencias muy parecidas a otros seres vivos como Coco, un carayá que se encontraba minusválido y otras especies de animales. ¿Crees que han sido fundamentales las sentencias de Cecilia y Sandra para beneficio de otros seres diferentes a los grandes simios?

Sin duda, “Sandra” es un antes y un después en el mundo, un cambio de paradigma.

Cecilia es consecuencia de Sandra, una sentencia muy bien fundada y entre ambas está “POLI”, un perro en situación de calle de un pueblo en Mendoza que fue declarado sujeto de derecho gracias a Sandra (ante un acto de crueldad llevado por un vecino) y de allí 600 animales sujetos de derecho (orangután, chimpancé, perros, caballos, 4 elefantes, 1 puma, un carayá minusválido y Laiza, una carayá. Además en Colombia con el poco tiempo de “Chucho”, o los hipopótamos de Pablo Escobar en la Corte de Ohio, Kivu, un león en Costa Rica, Kavaan en Pakistán, Spike y Rambo en Brasil, Suiza (postmortem) Estrellita (mono Chorongo ) .

Sí, Sandra fue el cambio, y Cecilia completa una idea de dignidad.

8.- Para mí, la visita que realicé a Argentina dando conferencias en Universidades y otros lugares en Buenos Aires, La Plata, Córdoba, Mendoza, La Cumbre, Santiago de Estero…, fue esencial a la hora de la presentación de los Habeas Corpus a Cecilia y Sandra, ya que en todas mis intervenciones animaba a que se presentaran Habeas Corpus por considerar a los grandes simios como “personas no humanas”. ¿Tú cómo lo has visto?

El trabajo realizado en conferencias ha ayudado mucho, pero la práctica nos ha enseñado que en Argentina el Habeas Corpus es solo para los humanos y que otro instituto, «el Amparo”, sirve para los animales no humanos privados de libertad.

La idea de que los grandes Simios son Personas no humanas fue objeto de mi Tesis Doctoral, pero advertimos que no siempre los operadores de la justicia lo ven así, allí tenemos el ejemplo de “Toti” en Bubalco Rio Negro, que fue considerado bien ambiental, eso no es lo que queremos, pero con tal de liberarlo no nos importan cómo los consideren.

Queremos un Derecho para los animales, pero usaremos todas las normas que tengamos para lograr el fin de su explotación

 9.- Hiciste tu Doctorado sacando muy buena nota sobre precisamente el caso de la orangutana Sandra. ¿Cómo fue ese proceso? ¿Dejaste al jurado con la boca abierta? ¿Les convenciste?

Bueno creo que 10 es una buena nota, jajajá… ¿Si los convencí? Yo tuve suerte, mi jurado fue de excelencia: el Dr. Pedro David (uno de los tres jueces de casación del fallo Sandra, el Dr. Gil Domínguez, Abogado de la Causa y Defensor  en el amparo, y el Dr. Ginés García.

Creo que ellos ya estaban convencidos, el desafío es cómo presentaba un tema disruptivo y que ellos lo aprobaran, porque justamente no eran personas que no supieran, había que convencerlos de que podía existir una tesis de esa temática. Y sí, lo logré.

10.- Sabes que otro de los objetivos del PGS España es la protección de los Pueblos Indígenas. Si estamos protegiendo a Homínidos no humanos como los grandes simios, sería una incongruencia que no estuviéramos también en la lucha por la defensa de los pueblos originarios. ¿Qué te parece?

Coherente. Todos los que nos dedicamos a la Defensa de los Derechos de los Animales, defendemos los Derechos de los Humanos, porque su esencia es ser animales.

11.- Ya son dos años en los que participo como docente en la Diplomatura Internacional por los Derechos de los Animales organizada por la Universidad de Museo Nacional Argentino (UMSA) y por ti como Directora del curso. Es un orgullo y un honor. Al no ser yo ni docente ni catedrático, sino un naturalista más en defensa de los grandes simios ¿has tenido algún problema en que sea incluido en la relación de docentes donde todos son doctores en diversas ramas o catedráticos? Sé que allí en Argentina no es normal o eso me parece a mí, que alguien como yo sin ser Doctor en alguna de las ramas de la ciencia, de conferencias en muchos lugares.

Pedro, seguirás dictando clase, si bien es cierto esos requisitos, también es cierto que cuando uno acredita la experticia, la Academia lo acepta.

Sos el único sin título académico, pero acaso Jane Goodall no tenía  título de Grado y se la dejo cursar el posgrado. Hay  personas que pesan por sí mismas y  tú eres una.

12.- Me consta que desde el primer momento, tú y yo hemos tenido una muy buena conexión, no sólo ya como representante del PGS España en Argentina, sino también como amistad. ¿Has tenido algún ataque directo verbal con respecto a tu cargo en el PGS en Argentina?

Sí, pero era lógico, muchos quieren estar en mi lugar y los entiendo, es un gran honor.

Y la pregunta es porque ella y no yo.

Pero mira, hace poco la misma Alejandra Juárez me ha enviado un mensaje diciendo que represente a PGS Argentina y que ella no se opondrá. Yo creo que hay lugar para ambas cada uno en lo suyo.

Creo que, guste o no, me gane el respeto, porque podrán decir lo que quieran  de mí, pero siempre trabajo por y para los animales con una mirada  antiespecista.

Imagen facilitada por María de las Victorias

13.- Quedando tan pocos chimpancés ya cautivos en Argentina, sería ideal que se fuera preparando una Ley de grandes simios como estamos queriendo que se haga en España y en Colombia ahora. ¿Qué te parece? ¿Lo ves difícil? ¿Tenéis políticos afines a la defensa de los seres vivos no humanos?

Difícil sí, pero no imposible, solo demora más tiempo.

Los políticos en mi país, creo que como en todos, van donde la gente pida, hay que ganar las calles para lograr las cosas, y en eso podemos trabajar .

Tenemos presentados un proyecto de modificación  al Código  Civil donde se los des cosifique  y obvio la ampliación de penas y tipos en la 14346  y porque no podrían plantear una ley así, vale. En marzo comienzan las sesiones ordinarias y de allí nuestro camino

14.- Tras más de dos décadas luchando de forma altruista en la defensa de los grandes simios y el resto de las especies, así como el hábitat o los pueblos indígenas, sólo he recibido un reconocimiento por la Universidad Nacional de Córdoba en Argentina, otorgándome la medalla y el diploma como “visitante distinguido” el 10 de septiembre de 2014 y por parte de la  Universidad de Buenos Aires (UBA) y de la Universidad  del Museo Social Argentino (UMSA),  el reconocimiento como Docente. Te lo comento porque también ha sido Argentina el único país que ha reconocido derechos básicos como personas no humanas a los homínidos no humanos. Sin embargo, en el ámbito de los pueblos originarios, parece que las violaciones de sus derechos no son importantes, pero se da mucho auge a la defensa animal. Es algo que aprecio desde el exterior. Puedo estar equivocado. ¿Qué opinión tienes al respecto?

Con respecto a los pueblos originarios, Argentina ha modificado legislaciones, constituciones, el tema es que no se cumplen, no que no se reconozcan los pueblos originarios.

Es un tema político que toca muchos intereses, tales como tierras y sobre todo la propiedad privada en provincias casi feudalistas. Creo que los pueblos originarios deben unificar su reclamo.

15.- Para mí, eres una persona admirable, luchadora, defensora de la vida. Estás presente en muchos eventos nacionales e internacionales. Eres incansable y te quieren mucho. ¿Cómo lo consigues?

Gracias, pero solo soy una persona que todos los días lucha con sí misma para ser coherente. Soy una persona común, con defectos y alguna virtud, pero amo lo que hago y estudio, leo mucho y sobre todo aprendo de quienes saben más.

16.- Quisiera me dieras tu opinión sobre lo que hemos propuesto a la ONU y a la UNESCO sobre primeramente una Declaración de los Derechos Básicos de los Homínidos no Humanos o también llamados grandes simios y por otro lado que los Homínidos no Humanos sean declarados Patrimonio Vivos de la Humanidad. ¿Qué te parece?

En principio estoy de acuerdo, pero reconozco que yo quiero más, quiero se reconozca a todos los animales

17.- Terminando ya, me gustaría que expusieras cualquier otro tema, apunte o comentario, sobre algo que no hayamos tratado en esta entrevista o quieras resaltar.

Creo que hemos hablado de todo, pero tomemos conciencia de “los otros animales” que son personas, son “el otro” y debemos respetar sus intereses  de acuerdo a sus necesidades (hay tantas necesidades como dignidades de los animales) y, sobre  todo, “NO COSIFICARLOS”. El cosificar les quita su entidad, ser sujeto, ser persona, si los descosificamos, los derechos vienen por añadidura.

18.- Por último te invito a que mandes un mensaje a los jóvenes, a la sociedad en general, a las generaciones futuras, de lo que tú creas conveniente y salga de tu gran corazón.

La  lucha por ampliar derechos siempre es positiva. Los otros animales merecen que les reconozcamos los derechos que tienen. No existen animales para/de, no están para servirnos. Somos su compañía y ellos la nuestra o en algunos casos  “los silvestres solo necesitan que respetemos su hábitat e intervenir si es positivamente» y  no olvidemos a los invertebrados. Por Dios, no a los criaderos de pulpos.

Los humanos debemos aprender a respetar al otro.

A veces me preguntan si no me gusta la carne o tal o cual. Sí, obvio que sí, pero yo no como ni exploto “al otro” como no quiero que lo hagan con mi persona. Respeto y descosificación, dos valores universales a respetar

Nunca olvidemos el caso de Mary Ellen Wilson, ella es salvada del maltrato y obtuvo reducción en la servidumbre (en la época de la secesión norteamericana), no por ser Humana sino por ser «animal“. Una organización que defendía a los animales interviene ante los tribunales y expone que, como animal, Marie Ellen estaba  sometida a actos crueles y eso estaba prohibido. Su animalidad la salvó y es lo que nos salvará a todos.

Hay  una frase  del  Lic. Pedro Baranda Mexicano que hice mía

“La  lucha por ampliar derechos, se pierde cuando se abandona, esa no voy a ser yo, pero tampoco deberían abandonarlas las personas de bien.”

Pedro Pozas Terrados es escritor, naturalista, dibujante, poeta, investigador, crítico, aventurero, animalista, ecologista y amante de la vida en todas sus formas. Director Ejecutivo del Proyecto Gran Simio en España y miembro del Comité Español de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ambos cargos desempeñados de forma altruista. Ha escrito once libros, coautor de seis más. Posee doce cuadernos de campo (dibujos en lápiz) además de 400 láminas de dibujo y 50 en acuarela. Sostiene que la Tierra tiene que ser un ente jurídico con derechos propios recogidos en todas las constituciones de los gobiernos. Que los grandes simios deben ser considerados personas no humanas con sus derechos básicos y que todos los seres vivos tienen que ser respetados y tratados como seres sintientes.