Vanguardia polaca, antes del desastre

0
227

Era una Polonia que desde nuestra lejanía geográfica e idiomática nos cuesta ver, a pesar de periscopios tan penetrantes como el de Witold Gombrowicz. Pero con un comisario tan minucioso como Juan Manuel Bonet, secundado por Paulina Kurc-Maj, la Polonia que acaba de recobrar la independencia se convierte en el Círculo de Bellas Artes de Madrid en un imán digno de un viaje. Entre 1918 y 1939 (el desenlace de la Segunda Guerra Mundial representó un nuevo hachazo para las aspiraciones nacionales), Polonia fue un semillero para las vanguardias, pero especialmente para el constructivismo. A través de cuadros, dibujos, esculturas, fotografías, fotomontajes, películas, maquetas de arquitectura, muebles, proyectos escenográficos, carteles, libros y revistas, se presenta, por vez primera en España, ese movimiento tan fecundo en la Polonia que logró respirar entre dos guerras, entre Oriente y Occidente, la insoslayable influencia soviética y los constantes contactos e intercambios con Berlín, París y la Italia futurista.

Cuándo: Hasta el 15 de mayo

Dónde: www.circulobellasartes.com