Velatorio de Hugo Chávez

0
214

 

 

 

Años 30-33 d.C. (C de Cristo)


«Escuchad: Salió el sembrador a sembrar. Y sucedió que, según iba sembrando, parte de la semilla cayó al borde del camino; y vinieron los pájaros y se la comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, donde había poca tierra; brotó en seguida, porque la tierra no tenía profundidad; pero, en cuanto salió el sol, se quemó; y como no había echado raíces, se secó. Otro poco cayó entre zarzas; y como las zarzas también crecieron, lo ahogaron sin que pudiera dar fruto. Y el resto cayó en tierra buena; fue creciendo y granando, hasta dar fruto que llegó: uno al treinta por uno, otro al setenta y otro al ciento». Y añadía: «El que tenga oídos para oír, que oiga»

                                                           Jesús de Nazaret según Marcos (4: 1-9)

 

 

                                               *

 

Año 1 d. Ch. (Ch de Chávez)


«Chávez no ha muerto, se sembró en el pueblo venezolano»

 

Declaraciones de un ciudadano venezolano el 6 de marzo de 2013 a los enviados del periódico El Mundo.

 

 

                                                 *

 

2012, ¿año 1 d.M. (M de Monsanto)?

 

A pesar de que en 2004 Hugo Chávez declaró que prohibiría en su país el cultivo de semillas modificadas genéticamente, la Asamblea Nacional de Venezuela anunció en octubre de 2012 que se está valorando presentar de una nueva ley de semillas -en sustitución de la ley de semillas de 2002-  que contemplaría la previsión de “semillas producidas en el país” para contrarrestar el oligopolio que mantienen algunas compañías internacionales como Monsanto.

 

Algunas organizaciones medioambientales han declarado que esa nueva ley favorecería precisamente la introducción en el país de semillas modificadas genéticamente producidas por compañías internacionales como Monsanto.

 

También en octubre de 2012, el periodista Alejandro Rebossio, informaba en su blog EcoAmericano, de El País: “En tres de los países donde más se ha extendido y predomina el uso de semillas transgénicas, Brasil, Argentina y Paraguay, se han desatado polémicas por las regalías que deben pagar los agricultores que los usan. Sin que hayan cesados las críticas de ecologistas y pequeños campesinos contra los cultivos genéticamente modificados por sus supuestos impactos en el medio ambiente y en el desplazamiento de la agricultura familiar por los grandes negocios de la exportación agrícola, ahora son los terratenientes los que se rebelan contra la exigencia de las multinacionales, como Monsanto, Syngenta, BASF o Dow, de que les paguen derechos de propiedad intelectual por el uso de semillas que ellas han desarrollado”.

 

 

                                                *

 

Siglo I d.C. (C de Confucio)

 

«Si haces planes a un año vista, siembra semillas de trigo; si los haces a diez años, planta árboles; si los haces a cien años, educa a tus hijos»

                                                                                   Confucio

                                                *

 

¿Siglo XXI, Venezuela?

 

Un agricultor venezolano que cultiva sandías –también llamadas patillas en Venezuela- descubre que un grupo de niños del pueblo (y algunos extranjeros) entran en su huerto de noche para darse un festín de sandías.

 

Piensa cómo puede hacer para evitar que le sigan robando parte de su cosecha y al final decide poner un cartel: “¡ATENCIÓN! ¡UNA DE ESTAS SANDÍAS CONTIENE CIANURO!”.

 

El agricultor monta guardia esa misma noche para vigilar su cosecha y sonríe satisfecho cuando ve que, pocos minutos después de entrar en el huerto, los niños se van sin haber robado ni siquiera una sandía.

 

A los pocos días, el agricultor regresa de nuevo al huerto y descubre que en el mismo cartel que él había puesto los críos han escrito: “¡AHORA SON DOS!”

 

                                                                                   Chiste