Velos

0
429

El otro día compartí vagón de metro con cuatro mujeres con velo, hijabs de colores; seguramente marroquíes, quizás tunecinas.

Una de ellas no llevaba mascarilla azul.

Hasta ese momento, nunca me había dado cuenta de.

Cómo describir la impresión de un rostro femenino sin velo, mirando desde lo alto de una ventana, en esta ciudad y en estas callejas. Pocas ventanas se abren sobre los callejones y no se ve a nadie asomado a ellas. Las casas son como murallas. Con las mujeres sucede algo similar; se mueven como bultos informes a lo largo de las callejas, apenas se las reconoce, tampoco se las intuye. Y cuando una mujer se asoma entonces a una ventana y parece que habla e inclina ligeramente la cabeza y no desaparece, es como si hubiese estado aquí esperándonos desde siempre.

Las voces de Marraquech, Elias Canetti

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí