Versiones (7)

0
164

Sector 1

 

KEITH MOON

 

Cuando Kali, la protagonista del post anterior, y otros dioses coetáneos y contemporáneos estaban creando y decidiendo la forma de el mundo, (no sabían si hacerlo redondo o plano, y en caso de que fuera plano, no se ponían de acuerdo en si había que poner una separación montañosa que dividiera la tierra en dos, concretamente en lo que hoy en día son las montañas de Jorasán), mientras estaban enfrascados en sus intentos de crear lo que se convertiría en nuestro glorioso mundo, se les colaron dos personajes que mas tarde desarrollarían su personalidad en el mundo del rock, Robert Fripp y Keith Moon.

 

Por cierto, lo que no dice la historia es que al final decidieron hacer el mundo plano. No les salió demasiado bien
Keith Moon es el batería de Rock & Roll por excelencia. Energético, potente, lleno de personalidad, carismático, capaz de llevar el tempo y al mismo tiempo de hacer ritmos inconcebibles mientras destrozaba la batería. Visualmente perfecto, y musicalmente capaz de la perfección y del desastre mas completo, que a su vez se convertía en música espectacular.
Se cuentan miles de anécdotas sobre Keith Moon, la mayoría verdaderas por increíble que parezcan. Keith se unió a los Who (alabados y loados sean) cuando en un concierto del grupo, que aún se llamaban los “Detours” y al que asistían Keith y varios amigos suyos, en un descanso uno de sus amigos subió al escenario y le dijo a Pete Townshend  que su amigo Keith era  mucho mejor batería que el tipo que en eso momento estaba tocando con ellos. Pete le dijo, a ver si es verdad, Keith, vestido con un impermeable color naranja y con el pelo teñido del mismo color, subió al escenario, tocó con ellos, rompió la bateria, y fue contratado inmediatamente y sin demasiadas formalidades, simplemente le dijeron, mañana a las siete.

 

Keith Moon fue el alma de los Who, así como Pete Townshend era el cerebro, Keith representaba esa energía  juvenil, sin conformismo ninguno, llena de ganas de vivir, de probar y experimentar, de esos momentos en que parece que todo se puede lograr, esa fuerza musical inigualable que casi nunca se consigue, Keith no tuvo nunca una batería en su casa, nunca practicaba ni estudiaba, en los ensayos con el grupo casi tenía que aprender a tocar de nuevo, pero aun así es prácticamente imposible mejorar sus interpretaciones en los álbumes “Who’s Next”, “Live at Leeds” o en singles como “Pictures of Lily”, “I’m a Boy” “Happy Jack” o “I Can See For Miles”, por no hablar de sus interpretaciones en directo de “My Generation” o “See Me Feel Me”.

 

Keith Moon hizo cosas como dejar en la bañera de un hotel llena de agua ¡pirañas!; volar, por equivocación, los lavabos de otro hotel (menos mal que no fue el mismo), tirar a la piscina un coche Lincoln para celebrar su cumpleaños, hacer explotar su batería en el show de televisión de los Smother Brothers (le puso demasiada pólvora y la explosión hizo que Bette Davis, que también participaba en el programa se desmayara), poner unas piernas ortopédicas llenas de sangre en la habitación de su compañero Roger Daltrey y llamar a la policía, que casi le detiene por sospechoso de asesinato, y tocar como no ha tocado nadie. Si tuviera una banda de Rock me gustaría que el batería fuera Keith Moon.

 

Sector 2

 

BEATLES, BEATLES, BEATLES. Todas sus canciones.

 

9 ANNA (GO TO HIM): Grabada el 11 de febrero de 1963 en la misma sesión que el resto de canciones que dieron lugar a su lp Please Please Me. Anna es una canción que había sido grabada un año antes (con un cierto éxito en las listas de rhythm&blues) por su autor, Arthur Alexander, el único compositor, si exceptuamos a Chuck Berry, versionado por los Beatles, los Rolling Stones, Elvis Presley y  Bob Dylan. El plan de George Martin consistía en registrar varias canciones del repertorio habitual de los Beatles para acompañar los ocho originales que, en lo que para entonces era una autentica rareza en un primer álbum, ya se habían grabado.

 

Anna nos muestra esa falta de experiencia y madurez en el estudio y al mismo tiempo la tremenda intuición ganadora que tenían los Beatles. La versión de Anna, cantada tres tonos mas arriba que la original pierde el peso vocal que le había dado Arthur Alexander, pero gana en expresión y sencillez. La interpretación de John Lennon en el momento en que canta “All of my life” es (pese a algunos  problemas de afinación que hay en la canción) simplemente perfecta. Era una de las canciones favoritas de Lennon, cuya voz, curiosamente, se parece mucho aquí a la de George Harrison. En 1963 Anna, acompañada de Ask Me Why se distribuyó como single promocional para los disc jockeys estadounidenses, dicho single se ha convertido en uno de los coleccionables Beatles más buscados y valiosos.

 

10 BOYS: Grabada el 11 de febrero de 1963. Las interpretes originales (las Shirelles) era otro de los grupos favoritos de Lennon. Boys era el tema que en concierto cantaba el batería de los Beatles (ringo la heredó de Pete Best) y es precisamente la influencia de Ringo Starr la que hace que esta canción se convierta en una fiesta. Parece grabada en un momento divertido y sin preocuparse del resultado, que por otra parte es excelente. Es como si se por un momento hubieran olvidado que estaban en un estudio de grabación y la hubieran hecho simplemente por diversión, como si estuvieran relajados en un local de ensayo. Ringo la canta con una convicción inimitable. La canción se hizo en una sola toma.

 

Sector 3

 

LAS PEORES PORTADAS DEL MUNDO

 

Polyakov y Chipurnov en plena berrea.

 


José Valle interpreta a Rafael Hernández, aunque aquí parece que se lo va a comer.

 


Freddie Gage que cuando está inspirado se va al cementerio.

Print Friendly, PDF & Email