Vi la puerta de un teatro abierta… I

0
549

(He de confesarlo, una pelirroja que había por allí ha dicho que yo era el más cotillo del teatro madrileño. Yo. Un simple perro. Ya ves tú... Yo no lo creo así, me gusta enterarme de todo, pero si de verdad fuera el más cotillo, contaría aquí unas cosas... Porque de eso se trata lo de cotillear, ¿no? De contar lo que uno sabe... Pero no, de lo que pasó esta mañana no voy a contar más que "lo oficial", y algún otro pequeño detalle. Y realmente he oído y he vivido mucho esta mañana...)

 

Pasaba por el Teatro Fernán Gómez, vi la puerta abierta, y entré. Eso de un teatro abierto por la mañana, me tienta… Dentro me encontré unas sillas en línea ante un fondo blanco con un cartel, y otras sillas enfrentadas… Era la presentación a prensa de un estreno, claro… «Pues qué bien que he caído aquí», pensé, «porque se puede cotillear a gusto…» (He de confesarlo, una pelirroja que había por allí ha dicho que yo era el más cotillo del teatro madrileño. Yo. Un simple perro. Ya ves tú… Yo no lo creo así, me gusta enterarme de todo, pero si de verdad fuera el más cotillo, contaría aquí unas cosas… Porque de eso se trata lo de cotillear, ¿no? De contar lo que uno sabe… Pero no, de lo que pasó esta mañana no voy a contar más que «lo oficial», y algún otro pequeño detalle. Y realmente he oído y he vivido mucho esta mañana…)

 

 Animales nocturnos

 

Bien, esta gente de la foto es la responsable de Animales nocturnos, de Juan Mayorga, por la compañía El Aedo Teatro, dirigida por Carlos Tuñón, que se estrena mañana 4 de mayo. Está protagonizada por Jesús Torres, Irene Serrano, Viveka Rytzner y el actor de moda, Pablo Gómez-Pando, que, tras su fantástica interpretación de Hamlet el mes pasado en la sala grande del mismo teatro, ha cambiado sus cosas de camerino, porque se queda en el teatro, pero esta vez un mes en la sala pequeña.

 

Faltaba otra persona responsable de la función, llamada Zoe Martín Lago, según han dicho, pero no estaba por allí. Ella ha realizado su tesis sobre Juan Mayorga, y el montaje de Animales nocturnos, estrenado en Estrasburgo, fue la parte práctica de dicha tesis. También se ha encargado de que todos entiendan en profundidad el mundo Mayorga para que estuviera presente en el montaje de la mejor manera posible.

 

El origen del texto, que trata sobre la violencia, se remonta al 2002, en una pieza breve que Mayorga escribe para el Royal Court de Londres sobre la política de su país, y en la que elige hablar sobre la ley de extranjería. Posteriormente, el texto breve es convertido en un espectáculo, a partir del trabajo de Mayorga con Juan Pastor y un grupo de actores, y se estrena en noviembre de 2003 en el Teatro Guindalera. Desde entonces el autor ha calculado unos 18 montajes profesionales de Animales nocturnos, en distintas lenguas y distintos países.

 

Y nos han contado muchas más cositas. Por ejemplo, nos han dicho que en la obra, un ser humano cualquiera, con papeles, se vale del poder que sobre otro ser humano sin papeles le ofrece esa ley de extranjería. «El espectador siente un deseo de identificarse con la víctima porque percibe el lugar de la víctima como un lugar de inocencia, y todos queremos ser inocentes, todos queremos ser buenos…», ha continuado el autor, quien también ha confesado que una amiga indicó que esta obra trataba sobre la amistad, algo que a él mismo le sorprendió pero acabó aceptando. «La amistad está plagada de asimetrías, en toda amistad uno pide más que otro, y uno necesita más que otro», ha puntualizado el autor. «En una situación de amistad subyacen un montón de dependencias; el Hombre Bajo aprovecha la ley, pero no elige a cualquiera, sino a alguien que tiene la sensibilidad que él no tiene.» Habrá que ir a ver la obra para saber quién es este Hombre Bajo…

 

Pero bueno, he de racionar los cotilleos, así que dejaré la parte más sustanciosa para contarla mañana…  

 

Continuará…

 

@nico_guau

El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.