Viaje a un final

0
164

Desde este restaurante de Benzú veo Gibraltar, Algeciras, Tarifa, montañas, molinos de viento, nubes, barcos, y escribo.

Benzú está al final de Ceuta y junto a la valla. Es probablemente el único pueblo* de España sin iglesia y con mezquita.

Un final.

El almuédano llama al rezo por los altavoces de un alminar iluminado. Escucho el maghreb a las 20.09 y el icha a las 21.30.

Las gaviotas vuelan contra el viento.

Muchas olas.

El color blanco y el azul oscuro.

Hay un breve islote, lo veo desde aquí, cualquier gaviota llegaría en un minuto, el agua del mar rompe con más fuerza.

Espero a que se haga de noche para ver las luces al otro lado, y este.

De camino a la parada del bus recorro la calle principal de Benzú, sopla el viento y varias bolsas de plástico cruzan.

Recuerdo las películas del Oeste, el caballero solitario llega a Red Rock (última pedanía de Oklahoma City), nadie sabe qué ha venido a buscar, qué quiere.

Viene de lejos, parece.

Acaricia al caballo y baja.

*Benzú no es un pueblo (administración, política, alcaldía, etc.), sino un barrio o barriada de Ceuta. Aunque por allí dicen pueblo a Benzú, quizás por estar aislado y lejos del resto, o porque su nombre aparece y desaparece al entrar y salir del lugar ceutí

Solo me falta la gorrita para el sol

y los pies descalzos de la virgen de la Soledad

besar

mientras espero al bus, al cinco

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí