Viajeros al tren

Donde el autor se presenta con una historia muy tonta y unas metáforas ramplonas

0
342

Esto no estaba preparado. Es un viaje sin objeto, ni destino, ni propósito. Pueden encontrar, incluso, una fotografía un tanto petulante o idiota del guía a su destino, además de su biografía no especialmente lúcida siguiendo la flecha =========================================================>

¿Han vuelto ya de esa saetilla gramatical? ¿Siguen investigando al autor? ¿No ven que es muy aburrido? Si ya han acabado, cotillas, entonces este les dará unas cuántas instrucciones para leer esta bitácora. Imaginen, así, que cogen un tren y este no es especialmente cómodo. A veces será aburrido; en otras querrán asesinar al revisor. Las mejores serán un bufón indeciso que viene a divertir/fastidiar a su vagón. En ningún momento se quedarán sin turrón, ya sea este bueno, duro o malo. El ladrillo de “nougat”, en todo caso, no superará las 500 palabras. Todos esos pasajes serán más bien borradores, ideas para texto largo, que no merecen más extensión: pre-textos.

Los juegos de manos de este bufón que escribe, sus opiniones, muchas veces serán tontos, pero es posible que sonrían. En cualquier momento no se corten: láncenle un comentario / tartazo si resulta molesto.

 

El autor de la bitácora, ya sea conductor, confitero o bufón, no se enfadará.

Quizá esa sea su principal virtud.

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí