Voces inconformistas desde Bulgaria: el movimiento “Nueva Poesía Social”

0
805

Resulta paradójico hablar de poesía social o comprometida en un mundo dominado por la cultura del yo. Sin embargo, existe un heterogéneo grupo de jóvenes – y no tan jóvenes – poetas profesores, artistas, diseñadores, traductores y trabajadores asalariados que expresan sus inquietudes, necesidades, aspiraciones, así como su cotidianidad, a través de un movimiento creado en 2016 en la ciudad de Sofía (Bulgaria).

Diseño de Vania Válkova

A finales de 2017 mi amigo Borís me invitó a un evento literario que se organizaba en un bar del centro de Sofía. Por entonces tenía ya escritos varios poemas sobre la capital búlgara, en la cual llevaba residiendo un año. Acepté la invitación ya que, a pesar de que llevaba cierto tiempo en la ciudad, apenas había asistido a eventos de ese tipo. Recuerdo que, al terminar la presentación de aquel número de la revista mi amigo Borís me dijo: “a una revista como esta creo que puedes mandar tu poema Tres maricas, seguro que no se asustan, se les ve gente sin prejuicios”. Como antes me había informado del movimiento, sabía que un hombre de mediana edad, bastante morenito de piel, estaría pululando por allí. Aquel hombre de origen cubano es redactor de la revista y se llama Vladimir Sabourín.

Fotografía de Vania Válkova

A pesar de que soy algo tímido, la curiosidad por el origen de este hombre me pudo y me acerqué a él. Le hablé en búlgaro, ya que me parecía violento hablarle en español así de repente, y él, sorprendido, me preguntó por mí y continuamos hablando en búlgaro. Esta fue una de las poquísimas veces que una persona búlgara que habla español desaprovechó la oportunidad de hablar español conmigo.

Esta es una cosa que siempre me ha ocurrido en Sofía: cuando de alguna u otra manera he acabado conociendo a una persona y ésta ve que soy hablante nativo de español, se lanza a practicar el idioma, aunque lo haya estudiado en el instituto hace quince años y haya olvidado gran parte: los búlgaros no desaprovechan la ocasión para poner en práctica sus conocimientos lingüísticos y con orgullo muestran tales habilidades. Es un pueblo acostumbrado a estudiar lenguas extranjeras y es por esto que muchas veces mis conversaciones con desconocidos se convertían en una mezcla de clases improvisadas de español y entrevista personal sobre el recurrente tema de qué hace un español en Bulgaria.

Tras varios minutos de conversación, Vladimir me propuso que le mandara mis poemas y cuando le dije que estaban en español se ofrecío a traducirlos al búlgaro. Por entonces no me atrevía a escribir en búlgaro, pero tenía una necesidad enorme de expresar todo lo que me provocaba la decadencia y la dejadez propias del paisaje urbano sofiota. Mis textos le agradaron a Vladimir y fueron saliendo progresivamente en los siguien tes números de la revista.

Diseño de cubierta de Vania Válkova

Durante los siguientes dos años mi relación con Nueva Poesía Social se ha ido estrechando, tanto con la propia revista (participando con mis textos, ya escritos en búlgaro, así como con traducciones del español) como con los miembros y redactores de la revista. Fruto de este acercamiento surgió la idea de traducir la antología de la revista al español y editarla en edición bilingüe búlgaro-español. Aprovechando, también, el confinamiento, me puse manos a la obra y con la ayuda de Vladimir Sabourín, María Vera Avellaneda y Vania Válkova esta antología nació y, como dicen en Bulgaria, vio blanco mundo (видя бял свят). Nueva Poesía Social. La Antología es, posiblemente, la antología de poesía búlgara más variada y completa hasta el momento: reúne poemas de 26 autores búlgaros que participan activamente en la revista, así como algunos míos que fueron escritos en búlgaro.

El intruso

¿Es normal que yo, español, forme parte de una antología poética que pretende representar y dar voz a las miserias e inquietudes de otro pueblo? Es una pregunta que me rondó en la cabeza mientras maquetaba el libro y veía mi nombre ahí, en medio entre tanto patronímico eslavo. ¿Por qué no? ¿Qué es lo que determina que una literatura sea tal o cual, que sea búlgara o española? ¿Las raíces de quien escribe? ¿La lengua en la que se expresa el autor? ¿El lugar que influye en su escritura?

No son pocos los autores búlgaros emigrados cuya lengua de creación es otra. Hay muchos otros que escriben en dos idiomas, en su lengua materna y el de su país adoptivo. Para todos está claro que tales autores forman parte de la literatura búlgara o que por lo menos son representativos de este panorama literario, pero, ¿tengo derecho yo, un chaval español, a pretender formar parte de ella? No lo sé. Lo único que sé con certeza es que cuando me he expresado en búlgaro ha sido por necesidad. Mi yo búlgaro va y viene, y aunque no pretendo dejar de escribir en español, sí que hay determinados temas y experiencias que necesito expresar y la única lengua en la que esto me sale es en búlgaro.

Fotografía de Vania Válkova
Fotografía de Vania Válkova

NUEVA POESÍA SOCIAL. LA ANTOLOGÍA

El movimiento literario búlgaro Нова социална поезия (Nueva Poesía Social) fue fundado en 2016 por el poeta búlgaro de origen cubano Vladimir Sabourín. El manifiesto fundacional del grupo hace hincapié en alejarse l postmodernismo academicista así como de la literatura lifestyle, es decir, aquel producto controlado por los mecanismos de la oferta y la demanda en los que el autor con mayor o menor grado de conciencia busca responder a necesidades creadas por una “cultura de uno mismo” orientada al consumidor”.

Desde su fundación, la revista Nueva Poesía Social cuenta con cinco publicaciones anuales y cuatro antologías en papel: una en búlgaro, una bilingüe búlgaro-inglés, otra bilingüe búlgaro-francés y una bilingüe búlgaro-español, llamada: “Nueva Poesía Social. La Antología” (2020).

A continuación, os presento una breve reseña que hizo mi amigo Eduardo Nabal sobre esta antología:

El movimiento Nueva Poesía Social nacido en año 2016 se aleja de muchos cánones entre ellos el del posmodernismo académico para adentrarse en la reivindicación de autores y autoras frente a una lucha por una sociedad mejor, mostrando con lirismo, pero sin concesiones sus fracturas, su dolor, su esperanza. Marco Vidal ha traducido de forma exquisita a una serie de poetas combativos en el libro Nueva Poesía Social. La Antología autoeditado por el propio movimiento y de distribución alternativa. De un retrato urbano de la clase obrera y su cotidianidad pasamos al intimismo, el homoerotismo y la búsqueda de la identidad en una sociedad desestructurada pero valiente como la poesía de los diferentes autores entre los que se incluye el propio Marco Vidal, sin desmerecer a los otros poetas ni sus intenciones de realismo mágico y permanentes intentos de huida de una realidad cruda. Destaca la desarmante sinceridad y los ataques al establishement tanto político como artístico buscando formas más depuradas de transmitir el sufrimiento y la autorealización de diversos personajes que transitan por diferentes parajes de Bulgaria. Del cemento a la luna el libro pone rostro a los sectores más desfavorecidos del sistema y también muestra el trabajo silenciado de las mujeres. Combinando lo grupal y lo íntimo, la lucha por la supervivencia y los encuentros fortuitos o las ilusiones perdidas Nueva Poesía Social nos muestra un grupo de autores airados y, a la vez, rebosantes de talento que nunca abandonan el escalpelo ni las instantáneas de paisajes urbanos y humanos de muy diferente índole. La nueva poesía social teje una arquitectura de lo urbano y de lo humano y atrapa al lector con su revolucionaria sinceridad y su vertiginosa carrera hacia el difícil sendero por desnudar las realidades sociales y humanas.

Eduardo Nabal Aragón

Eduardo Nabal Aragón (Burgos, 1970). Crítico de cine, bibliotecario, documentalista. Estudió Biblioteconomía y Documentación en la Universidad de Salamanca. Colaborador habitual en El Diario de Burgos y La Izquierda Diario. Ha colaborado en las revistas Zero y ha trabajado en el Aula de Cine de la Universidad de Burgos. Ha publicado el ensayo de cine “El Marica, la bruja y el armario” (Egalés, 2007), así como un capítulo sobre new queer cinema en la recopilación de ensayos “Teoría Queer” (Egalés, 2005).

Marco Vidal González (Sanlúcar de Barrameda, 1995) es un friki de las tortugas. Le gusta la dialectología y leer poesía, así como escribirla y traducirla. Es uno de los redactores de la revista búlgara Нова социална поезия (Nueva Poesía Social). No puede parar de escuchar Boards of Canada. Puedes seguirlo en La Tortuga Búlgara.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí