Volverás a Región (Juan Benet) y algunas consecuencias poco conocidas de la máquina de vapor

0
465

Yo creo que por aquel tiempo- había de añadir el doctor, y si no lo añadió lo pudo hacer- también se inventó el verano. No sé mucho de historia, pero no puedo menos que pensar que un gran número de cosas que hoy consideramos naturales y que, a primera vista, han existido siempre, son en realidad consecuencia de la máquina de vapor: el verano, la noche de bodas y –en gran medida- el horror

Se han estudiado de manera muy profunda algunos de los efectos de la aparición, de la invención o del perfeccionamiento de la máquina de vapor, a cargo del escocés Watt en la segunda mitad del siglo XVIII. El estudio de las consecuencias de la máquina de vapor ha dado lugar a algunos de los temas que menos han gustado a estudiantes de todas las épocas y disciplinas. Los estudiantes de Historia tienden a mirar hacia otro lado cuando se pretende una ligera aproximación técnica a la máquina de vapor y raros estudiantes de ingeniería se han preocupado en conocer a fondo los efectos de dicha máquina, ya sean estos económicos, sociales, demográficos o ambientales.

Pero aquí Juan Benet apunta tres consecuencias que parece colocar en un mismo plano: verano, noche de bodas y horror. Pudiera interpretarse también una concatenación entre estos tres términos, como si el verano llevase a la noche de bodas y esta al horror. En cualquier caso, cabe considerar achacable a la máquina de vapor los tres conceptos y labor del hombre sabio es intentar eludir aquel o aquellos que considere perniciosos para su bienestar.

Pienso yo que cuando Benet dice verano se refiere a las vacaciones de verano (¿o es un pionero activista contra el cambio climático?)  y que cuando dice noche de bodas quiere decir luna de miel, pues hasta donde yo sé las noches de bodas existen desde antes de la Revolución Industrial. Y sobre el horror no sé muy bien qué pensar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí