Wislawa

0
97

Desde esa noche,

de un insomnio terrible,

desde esa noche,

de infinita soledad

comenzó,

poco a poco, día a día,

la mudanza de lo literal a la metáfora.

Allá, si aún recuerdo algo,

será el futuro profundo.

Algo nuevo

algo como de aves

susurra.

Les deseo de veras que lo oigan.

Observo el cielo.

No deja de asombrarme cuántos puntos de vista hay ahí, dentro de las estrellas y los alrededores.

Y de pronto un precipicio, precipicio pero con puente,

puente pero frágil, frágil pero único,

porque no hay otro.

Szymborska

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí